Euphorbia obesa

Euphorbia obesa.

La Euphorbia obesa, es una especie suculenta subtropical, del género Euphorbia.

Los nombre comunes que tiene, son muy evidentes. Se le llama, Balón de balonceso, Balón de béisbol, Erizo de mar, Planta de baloncesto, Planta de béisbol, etc.

Euphorbia obesa

Origen y Hábitat

Originaria de Sudáfrica, especialmente de la provincia del Cabo.

La planta es dioica, lo que significa que un sujeto solo tiene flores masculinas o femeninas, necesitando de los dos progenitores. No son hermafroditas.

En la naturaleza, está en peligro debido a la recolección excesiva y la recolección furtiva, debido a su lento crecimiento y al hecho de que la vaina contiene solo de 2 a 3 semillas.

Hoy está protegido por la legislación, Conservación de la Naturaleza e internacional (CITES).

Las plantas se encuentran en la vegetación de karoo, meseta semidesértica estéril o seca, entre el sur de Sudáfrica y el sur de Namibia, entre los fragmentos de esquisto de Beaufort (transformación de la arcilla sometida a grandes presiones).

Ahí crecen a pleno sol o en la sombra parcial proporcionada por los arbustos de karoo enanos.

Están muy bien camuflados y son difíciles de ver.

Euphorbia obesa

El hábitat es muy pedregoso y montañoso con precipitaciones de verano, que caen principalmente en forma de chubascos.

Los veranos en esas áreas, son muy calurosos. El promedio diario máximo es de aproximadamente unos 26ºC y el mínimo es de aproximadamente unos 11ºC.

Las heladas ligeras ocurren durante los meses de invierno. Sin embargo, se cultiva ampliamente en jardines botánicos.

Como es la Euphorbia obesa.

La descripción de la Euphorbia obesa, nos presenta una planta suculenta enana peculiar, casi en forma de bola, que se asemeja a una pelota o piedra.

Puede crecer hasta unos 20 cm de altura, con un diámetro de 9 cm.

Es una planta de tallo simple, sin ramificar, de cuerpo firme.

El tallo generalmente tiene 8 ángulos y estrías, de forma globosa, casi esférica, alargándose y volviéndose a forma cilíndrica, a medida que envejece.

Las plantas más jóvenes tienen una forma redondeada, como de erizo de mar.

El tallo, es moteado de color verde grisáceo con bandas transversales moradas opacas.

Tiene una raíz afilada. Las hojas son muy rudimentarias y pronto se caen.

Todas las euforbias, tienen un arreglo floral complejo que se denomina cyathium (es una inflorescencia en forma de copa o taza) y esta es la unidad de la inflorescencia.

Un cyathium contiene muchas flores masculinas muy reducidas o una sola flor femenina.

El fruto es una cápsula, de hasta 7 mm de diámetro que libera explosivamente pequeñas semillas grises moteadas redondeadas de unos 2 mm de diámetro cuando madura.

Los pedúnculos no persisten y se caen después de que la semilla se ha dispersado.

Euphorbia obesa

Como cultivar la Euphorbia obesa.

La Euphorbia obesa, es una planta de crecimiento lento y larga vida.

La Euphorbia obesa cultivada en exterior, preferirá condiciones de sol y luz brillantes, a sombra parcial, en zonas donde las heladas no son demasiado severas.

Le gusta el sol de la mañana. Puede tolerar temperaturas de hasta -5 ° C a -10 ° C, si las raíces se mantienen secas.

El sustrato debe ser mineral, pero es tolerante con una amplia gama de tipos de suelo. El buen drenaje del suelo es esencial.

Retire la mitad del sustrato y reemplácelo con arena, mezclándolo bien.

Es una planta de crecimiento lento y larga vida y una vez bien arraigada, aguantará así durante años.

Iluminación

Puede tolerar una sombra moderada y una planta que ha estado creciendo a la sombra, debe endurecerse lentamente antes de colocarla a pleno sol, ya que la planta se quemará severamente si se mueve demasiado repentinamente de la sombra al sol.

Deben evitarse movimientos bruscos, de la sombra a la luz solar, para evitar quemaduras, que podrían ser fatales.

Por tanto, la Euphorbia obesa necesita luz solar directa o semisombra,  durante todo el año.

En verano, las plantas pueden moverse al aire libre para beneficiarse del aumento de las temperaturas y la mayor exposición a la luz del día.

Si tenemos las plantas cerca de una ventana, suele ser suficiente para proporcionar la luz necesaria.

Euphorbia obesa
Euphorbia obesa. Hijuelos o brotes

Temperatura ambiente

La Euphorbia obesa crece mejor cuando las temperaturas son muy cálidas, esto es, superiores a 27 a 35 ° C, pero también prosperará en temperaturas ambiente normales, durante el período de crecimiento activo o sea en primavera, verano y principios de otoño.

Si bien no es esencial, Euphorbia obesa parece beneficiarse de un período de latencia invernal, durante el cual la planta debe mantenerse seca y algo más fresca, ya que esto refleja las condiciones de crecimiento en su hábitat original.

En este parón invernal, soportará temperaturas relativamente frescas en el invierno (alrededor de los 10ºC y posiblemente hasta los 4ºC.

Hay que mantener la planta totalmente seca en estas condiciones de bajas temperaturas, en el invierno.

Riego y abonado

El riego, durante el período de crecimiento activo en la Euphorbia obesa, debe ser con frecuencia, permitiendo, eso sí, que el sustrato se seque entre riegos.

A mediados de otoño, reduzca gradualmente la cantidad de agua administrada.

Riegue con moderación durante los meses de verano y manténgase seco en invierno.

Durante el período de descanso de invierno, riegue las plantas solo lo suficiente, para evitar que la mezcla de macetas se seque completamente.

Euphorbia obesa, se beneficia de las lluvias de verano.

Ojo¡¡.. No someta esta planta a una sequía prolongada durante los meses de verano, ya que esto corresponde a su estación de crecimiento y la sequía evitará que produzca su crecimiento anual.

En cuánto a la fertilización de la planta, aplique un fertilizante liquido semanalmente, durante el verano.

Trasplante

Sobre las macetas y los trasplantes para la Euphorbia obesa, utilize una combinación a partes iguales, de sustrato para cactus, a base de tierra y arena gruesa y perlita.

Proporcione a la planta un drenaje adicional, colocando muchos fragmentos de vasijas de barro, guijarros u otro material de drenaje en el fondo de las macetas.

Trasplantelas a macetas de un tamaño más grande, cada primavera.

Las macetas de 15 a 20 cm, son las más utilizadas.

Euphorbia obesa

Reproducción y propagación.

La propagación de la Euphorbia obesa, se consigue fácilmente a partir de semillas sembradas durante la primavera o el verano.

Siembre en un sustrato para cactus y suculentas, arenoso, rico en grava, bien drenado, en una posición cálida, soleada y en una bandeja de semillas estándar.

Cubra las semillas con una fina capa de arena de 1 a 2 mm y manténgalas húmedas. La germinación ocurre en las 3 semanas siguientes.

Las plántulas tienen una tasa de crecimiento de lenta a media y se pueden plantar, en macetas individuales tan pronto como sean lo suficientemente grandes, como para manejarlas.

La floración puede tardar entre los 5 y 8 años.

Las plantas se pueden polinizar a mano con un pincel pequeño. Frote el polen sobre el cepillo y transfiéralo a los estigmas de las plantas femeninas.

Recuerde cubrir las plantas femeninas, con una media o una red para recoger las semillas, de lo contrario las cápsulas las dispararán por todas partes, diseminando  y perdiendo las valiosas semillas.

Euphorbia obesa
Euphorbia obesa. Floración

Problemas durante el cultivo

Uno de los problemas más típicos que le puede suceder, es que al crecer con luz baja o pobre, las estrías coloridas se volverán menos distintas y la planta puede tener una coloración verde casi uniforme.

Con intensidades de luz aún más bajas, el crecimiento prácticamente cesará o peor aún, la planta puede desarrollar un crecimiento etiolado.

Estos es, el crecimiento en condiciones de oscuridad, produciendo tallos débiles largos, por la ausencia de clorofila y el poco desarrollo de la lignificación de los tallos.

No riegue en exceso la planta, para evitar que se pudra y deje secar el sustrato antes de volver a regar.

Usos de la Euphorbia obesa.

La Euphorbia obesa, se cultiva mejor como planta de maceta en un lugar soleado, como el alféizar de una ventana, pero también se puede cultivar al aire libre en el Karoo, jardines semisecos o desérticos y otros jardines del desierto donde las heladas no sean demasiado severas.

Lo hace mejor en un sustrato con presencia de de lutita (roca sedimentaria de grano muy fino), pero es tolerante con una amplia gama de tipos de suelo.

Es adecuada para condiciones climáticas costeras.

Tolerante a la sequía, Euphorbia obesa es adecuada para xeriscaping o jardines secos o semidesérticos.

Toxicidad: Al igual que con las otras Euphorbias, la savia de Euphorbia obesa es venenosa.

Existen variaciones e hibridaciones de la Euphorbia obesa, como lo es la Euphorbia obesa cristata.

¡¡Simplemente espectacular!!

Euphorbia obesa
Euphorbia obesa cristata… ¡Espectacular!

Euphorbia canariensis cristata

La Euphorbia canariensis cristata, es una de esas plantas extrañas que nos gusta traer aquí, precisamente por su belleza difícil de entender pero que atrapa.

Siendo una variante de la Euphorbia canariensis, la cristata será muy similar en cultivo y cuidados.

Euphorbia canariensis cristata

Origen y hábitat

El origen y habitat de la cristata, será muy similar a la canariensis.

Las formas de cresta impares son raras y pueden aparecer tanto en lotes de plántulas en un porcentaje muy pequeño como en su hábitat.

Como es la Euphorbia canariensis cristata.

La Euphorbia canariensis cristata, es un pequeño arbusto suculento, de 1 a 3 o 4 m de altura.

Se agrupa profusamente desde la base. Un tronco puede producir más de 150 ramas tan gruesas como el brazo de un hombre.

Forma crestada.

Las zonas crestadas más impresionantes son las cultivadas.

Hay varias formas de cresta cultivadas, por su hermoso tallo con pares cortos de espinas y pronunciados efectos de escultura.

Estas plantas producen crestas monstruosas y las crestas ocasionalmente producen brotes normales.

Os dejamos algunas imágenes de esta euphorbia, para que admiréis su rareza.

Euphorbia canariensis cristata

Euphorbia canariensis cristata
Euphorbia canariensis cristata, injertada

Euphorbia Láctea cristata

Euphorbia Láctea cristata.

La Euphorbia Láctea cristata, es la variedad crestada  de la Euphorbia Láctea, muy espectacular, es una planta decorativa, parece un  cactus o bien llamadas cactiformes, cuya cresta ondulada es particularmente notable.

Tiene el aspecto del Cactus Cerebro, pero es una Euphorbia.

Euphorbia Láctea cristata
Euphorbia Láctea cristata – injertada

También se le conoce bajo los nombres más populares como, Planta crestada, Planta candelabro crestada, Euphorbia cristata o Euphorbia crestada.

Es una especie, cactiforme, oriunda de las áreas tropicales de Asia, más concretamente, de India y Sri Lanka.

Como es la Euphorbia Láctea cristata.

El término Cristata, en botánica representa un crecimiento ondulado que ocurre no solo en cactus y suculentas, sino que es causado por una mutación.

La Euphorbia Láctea cristata, tiene una forma de cresta con ramas en forma de abanico intrincadamente ondulantes, que forman una cresta de serpiente o un grupo lleno de gente.

La forma de cresta más común, es verde oscuro marcada de forma atractiva con patrones en zigzag gris plateado.

Actualmente esta planta está disponible en un gran número de cultivares variados y pintorescos que varían en color de blanco a amarillo, rosa, violeta y verde.

También existen las especies estándar, sin cresta, con tallos aplanados de tres lados, que parecen un candelabro que llega a alcanzar sin problemas, una altura de hasta 5 metros.

Euphorbia Láctea cristata
Euphorbia Láctea cristata – injertada

No tienen hojas, pero presentan espinas negras en partes de sus ondulantes costillas. No suelen florecer.

Este planta suculenta e inusual, es muy fácil de cultivar.

La forma cristata de esta Euphorbia Láctea, sola no es viable, porque es muy sensible. Por lo tanto, debe injertarse en una base sólida.

Esta Euphorbia está injertada ya que ella por si misma, no es capaz de realizar la función clorofílica y necesita de un pie que sí lo haga, para poder sobrevivir.

Como cultivar la Euphorbia Láctea cristata.

Las Euphorbias son muy fáciles de cuidar. Requieren un poco de mimos para establecerse, pero una vez lo están, son autosuficientes.

Son de crecimiento muy lento y fácil cultivo. Suelen utilizarse en macetas, como plantas de interior o en terrazas. Si el clima lo permite, son aptas para rocallas y jardines de cactus y suculentas, al exterior.

Debe cultivarse al sol y temperatura cálidas. Tolera el pleno sol del verano, pero entonces puede estar en semisombra.

Euphorbia láctea cristata
Euphorbia láctea cristata – injertadas

Riego.

Es importante el control del riego en las Euphorbias, de hecho, mueren más por el exceso de cuidado y riego, que por negligencia.

Necesitan un suelo con buen drenaje y mucha luz solar. Resisten muy bien la sequía.

A diferencia de la mayoría de las suculentas, las Euphorbia Láctea, no maneja bien los largos períodos de sequía. Puede necesitar riego semanal durante el verano. Cuidado, no provocar encharcamientos.

Riegue cuando el sustrato esté seco. Riegue profundamente, pero no los deje en tierra mojada, lo que puede causar la pudrición de la raíz. Para ello debe haber un buen drenaje.

Euphorbia Láctea cristata
Euphorbia Láctea cristata – injertada

Sustrato, abono y trasplante.

No son particularmente exigentes en cuanto al pH del sustrato, pH neutro o ligeramente ácido, pero no toleran el suelo encharcado.

Agregue un poco de materia orgánica o fertilizante al hoyo de plantación.  El sustrato puede ser uno cualquiera, de los que se comercilizan para cactus.

Será suficiente con un abonado mensual, con algún fertilizante mineral para cactus, en primavera y en verano.

Si puedes, haz tu propio sustrato, que deberá tener un tercio de humus, un tercio de arcilla fina y el resto de arena de grano grueso. No aplique turba, que puede ser de pH demasiado ácido.

Si los cultiva en macetas o en exterior con suelos pobres, aliméntelos mensualmente con un fertilizante de media concentración.

El trasplante de maceta se hace en primavera, pero dado su lento crecimiento, se hace cada largos períodos.

No es necesaria ninguna poda.

Reproducción.

La Euphorbia Láctea cristata, se puede cultivar a partir de semillas, pero puede ser difícil de germinar o incluso de encontrar.

Suele propagarse por esquejes, mayormente y en primavera.

La forma verde de la Euphorbia Láctea cristata, se propaga por esquejes o injertos, mientras que las formas variadas son difíciles de cultivar en sus propias raíces y generalmente se injertan por conveniencia en un pie de Euphorbia canariensis o bien de Euphorbia resinifera.

La clave es el calor y la buena circulación de aire. Estos esquejes se deben sumergir en polvo hormonal, aunque no es necesario y dejarlos por un período de 3 a 4 semanas hasta que sean insensibles.

Luego proceder a plantarlos. Esto puede ser complicado, debido a la savia que exuda.

La savia o látex, es tóxica e irritante y puede afectar, inflamando las mucosas y piel, si se ponen en contacto.

Crecimiento de la “cresta”.

El crecimiento en la cresta, variedades cristata, a diferencia de las variedades de plantas “monstruosas”, donde la variación del crecimiento normal se debe a la mutación genética, el crecimiento en la cresta puede ocurrir en las plantas normales.

Euphorbia Láctea cristata
Euphorbia Láctea cristata – varios injertos

A veces se debe a variaciones en la intensidad de la luz o al daño externo infringido sobre la planta, pero generalmente las causas son desconocidas.

Una planta crestada, puede tener algunas áreas que crecen normalmente y una planta con cresta que parece un cerebro, puede volver al crecimiento normal sin ninguna razón aparente.

Si le queda algo de la parte con cresta, debe eliminar el crecimiento normal y dejar atrás la parte con cresta, tendrá que hacerse con regularidad.

Atención al látex.

Al igual que con todas las otras Euphorbias cuando una planta se daña, exuda una savia espesa, lechosa y blanca conocida como látex.

La savia lechosa de la Euforbia, sirve como protección contra los depredadores y para el cierre de la heridas.

Este látex es venenoso e irritante y particularmente peligroso para los ojos, la piel y las membranas mucosas.

Así que presta mucha atención para que no entre en contacto con los ojos o la boca.

Si el látex llega a tocar la piel, se debe lavar inmediatamente con agua, ya que ya no es soluble en agua, cuando se seca.

En este caso, use soluciones o emulsiones grasas como leche o crema para la piel.

En caso de contacto con ojos o mucosas, se debe consultar a un médico.

Las personas sensibles pueden reaccionar incluso a los vapores del látex, por lo que también es necesario garantizar una ventilación adecuada.

Consejos para su manipulación.

Utilice guantes, para manipular la planta en procesos de trasplante y esquejado.

Use gafas protectoras, evitando así salpicaduras de látex sobre ojos y mucosas y piel. El contacto con los ojos, puede llegar a provocar !!!!ceguera¡¡¡¡

Procure buena ventilación en la zona de trabajo con la planta, para así evitar los vapores própios del látex.

La ingestión o incluoso inhalación del látex y sus vapores, puede provocar náuseas y vómitos.

Evita que la Euphorbia quede al alcance de los niños.

Euphorbia Láctea cristata
Euphorbia Láctea cristata – raíces

Plagas y enfermedades.

Pudrimiento de las raíces.

La principal enfermedad que la puede afectar, es la pudrición de las raíces por exceso de riego, encharcamiento de las raíces.

Este encharcamiento, genera hongos que pueden matar a la planta.

Si el peine o la almohadilla de la cristata,  se marchita repentinamente o se pone verde pálido, esto generalmente indica un ataque de hongos causado por el encharcamiento. Facilite un buen drenaje del agua de riego.

Cochinillas.

Si observa la presencia de la plaga de cochinillas, algodonosa o marrón, proceda al lavado con cuidado con un trapo húmedo, sobre la plaga. Observe que las raíces no estén afectadas por la plaga de la cochinilla.

Si lo estuviera, lave bien y aplique insecticida o bien pode las partes muy dañadas y cambie el sustrato y meceta, para evitar futuros brotes de la plaga.

Se pueden presentar en los pliegues de la cresta. Son insectos que chupan la savia y pueden atraer hongos.

Si no es suficiente el lavado, proceda con insecticida comercial al efecto y proceda al tratamiento de la planta.

Como injertar la Euphorbia Láctea cristata.

Un buen ejemplar injertado.

Los pasos para un correcto injertado de la planta, será los siguientes:

1.- Prepare el pie portainjerto a la altura generada y haga un corte en forma de V, con una cuchilla afilada y esterilizada, a poder ser y los lados del corte, ligeramente curvados hacia el interior.

2.- La parte superior del cactus que utilizaremos de pie, podrá servir para practicar un esqueje con él.

3.- Corte el extremo inferior de la cristata, de forma que quede e planos paralelos al corte realizado en el pie. Los vasos guía, deben quedar montados, uno sobre el otro, si no, no agarrará el injerto.

4.- Inserte el injerto sobre la base o pie. Ajuste bien los vasos guía.

5.- Selle la unión con pasta para injertos, evitando la pérdida de látex y deshidratación. Si procede, sujete bien el injerto por medios mecánicos, alfiler de cerámica, atado exterior, etc.

6.- Riegue después del injerto, pero con un buen drenaje. Colóquela en un entorno cálido y a la sombra.

7.- Tras pasar 7 a 10 días, las caras del injerto, deben estar secas y unidas. A partir de ahí, puede comportarse con ella como si fuera una planta normal, pero sin exceso de sol ni calor.

8.- A partir de los 15 a 20 días, puede quitar los elementos de unión externos.

Euphorbia Peplus-Lechetrezna

Euphorbia Peplus-Lechetrezna, Lechecina, Lecheriega

Euphorbia Peplus – Lechetrezna.

Euphorbia Peplus-Lechetrezna,  es una especie fanerógama perteneciente a la familia de las euforbiáceas.

Nombre común, Lechetrezna.

No debe confundirse con Euphorbia peplis, púrpura tártago, una planta relativamente rara de la arena costera y guijarros.

El origen de esta planta de amplia distribución, es en Macaronesia.

Esto es los cinco archipiélagos del Atlántico Norte, más o menos cercanos al continente africano, Azores, Canarias, Cabo Verde, Madeira e Islas Salvajes y la región mediterránea.

Es por tanto una especie euroasiática, naturalizada en varias regiones de América.

Los nombres comunes por los que se la conoce son entre otros, lechetrezna, lechecina, lecheriega, peplo, tésula, tomagallos, albahaca venenosa, hierba del coyote, etc.

La Euphorbia Peplus-Lechetrezna, se presenta como planta exótica, se encuentra principalmente en los jardines y plantaciones de ornamentales de las ciudades.

Características de la Euphorbia Peplus.

El habitar principal de esta especie son los jardines, macizos de flores, zonas de matorral y huertas.

Crece en pastos de plantas anuales, en huertas, en herbazales, en zonas húmedas y templadas, desde el nivel del mar a los 1600 m.

La Euphorbia Peplus-Lechetrezna, es una planta erecta, de color verde-amarillento, de entre unos 10cm a 50 cm de alto y presentan un tallo ramificado desde la base, hasta yema de crecimiento.

Las hojas crecen por todo el tallo sobre finos peciolos de entre 1 cm y 3 cm de longitud.

Las hojas tienen una disposición alterna con un peciolo corto.

El periodo de floración va desde junio a septiembre en la zona mediterránea.

Presenta un látex típico de esta especie, que le otorga un gusto desagradable y que evita que sea consumida por los animales.

El tallo, por lo general muy ramificado, con las ramas ascendentes, densamente poblado.

Las hojas del tallo alternas, sobre delgados pecíolos.

El Fruto son como cápsulas de unos 2 mm de largo, dividida en 3 partes.

Adjuntamos un vídeo de fotos de la Euphorbia Peplus-Lechetrezna, para identificarla mejor.

 

Cómo cuidar la Euphorbia Peplus-Lechetrezna.

La Euphorbia Peplus-Lechetrezna, crece a plena luz, aunque soporta bien la sombra y necesita una temperatura ambiente que sea cálida.

Comienza a crecer hacia el final del otoño, florece en primavera verano, de junio a septiembre.

La Euphorbia Peplus-Lechetrezna, es una planta anual.

Un poco pequeña y delicada, la lechetrezna no se parece mucho a un cactus, pero su látex es una buena razón para evitarla.

Crece en terrenos removidos y bordes de caminos.

Qué sustrato utilizar para la Euphorbia Peplus.

Para el substrato que mejor mantiene a la planta, serán suelos secos con una sequedad moderada.

Los suelos deben ser ricos en bases, esto es, pH 5.5 – 8, como índice aproximado de alcalinidad y también suelos con aporte rico de Nitrógeno, que indicará la riqueza de nutrientes.

Necesita suelos arenosos y calcáreos.

Esta exigente especie solo prospera en hábitats calcíferos, ricos.

Cómo regar la Euphorbia Peplus

Al ser la Euphorbia Peplus-Lechetrezna, una planta que va bien en entornos naturales, para mantener controlada, lo mejor será, riegos semanales.

Habrá que dejar secar el substrato entre riegos y una con una temperatura cálida, evitando cambios bruscos de temperatura.

Necesita disfrutar de suelos sombreados, húmedos y  fértiles.

Euphorbia Peplus-Lechetrezna, Lechecina, Lecheriega

Como reproducir  la Euphorbia Peplus-Lechetrezna.

La Euphorbia Peplus-Lechetrezna , se propaga por semillas.

Las semillas son blancas o grises ovoides con sección ligeramente hexagonal de entre 1 milimetro  y 1,7 milimetros.

Advertencia y usos propios de la Euphorbia Peplus-Lechetrezna.

La Lechetrezna, tiene unos usos medicinales muy reconocidos.

Debe ser tratada con el máximo cuidado por neófitos.

Ojo, “puede ser altamente tóxica y dañina sin la prevención necesaria”.

Tiene propiedades medicinales, pero a la vez es venenosa, la dosis determina la diferencia.

La savia, un látex blanquecino, ha sido utilizada para el tratamiento de lesiones cutáneas, especialmente verrugas, manchas producidas por el sol y callos.

Otras parte de la planta han sido utilizadas como expectorantes, antihelmíticos, antipiréticos y antiinflamatorios.

Este látex, sin embargo, es altamente irritante y cáustico en piel, ojos y mucosas y la intoxicación con esta planta puede ser grave.

Puede provocar alteraciones en los riñones, hígado y sistema digestivo, producir dolor de estomago, vómitos, diarreas, problemas respiratorias y hasta producir ataques cardiacos.

La Euphorbia Peplus-Lechetrezna, es una planta común del grupo de las Euphorbiacéas.

Los componentes de su savia lechosa están siendo estudiados para el tratamiento de cáncer de piel, leucemia, verrugas y manchas solares.

Una investigación reciente sobre Euphorbia Peplus, ha demostrado que una amplia gama de células cancerosas es muy sensible a esta sustancia.

Atención!!!!  Esta especie está incluida en la lista de plantas cuya venta al público queda prohibida o restringida por razón de su toxicidad.

otras variedades de euphorbia

Euphorbia Ingens

Euphorbia Ingens

Euphorbia Ingens, también llamado Arbol Candelabro, es una especie fanerógama, perenne y perteneciente a la familia de las euforbiáceas.

Es endémica de las regiones tropicales del sur de África, esto es Angola, Sudáfrica y Swazilandia. 

Se da en altitudes desde los 10 a los 1500 metros sobre el nivel del mar.

La Euphorbia ingens, es común desde altitudes bajas a altas, generalmente son plantas solitarias, en zonas arbustivas y secas.

Esta Euphorbia , generalmente se distribuye en afloramientos rocosos, en laderas rocosas empinadas sobre arena profunda y en pastizales boscosos. Muy utilizada en grandes macetas para adornar entradas, parques, etc.

Actualmente son muy utilizadas para la decoración de interiores modernos, por su elevado porte, crecimiento y necesidad de sol directo.

Claves para el cultivo de la Euphorbia ingens.

Uno de los principales problemas o inconvenientes, en su cultivo es de los vientos fuertes, las columnas a menudo se estrellan unas contra otras, causando cicatrices permanentes.

Lo mejor será plantarlas en un lugar, donde los vientos no sean un gran problema.

Aunque puede tolerar la sombra moderada, una planta que ha estado creciendo en la sombra, debe endurecerse lentamente antes de colocarla a pleno sol.

Si así lo hiciéramos, la planta se podría quemar severamente, si se mueve demasiado repentinamente, de la sombra al sol directo y en verano.

En cuanto a la resistencia de la planta al frío, puede estar en zonas frías pero libres de heladas.

Es probable que las heladas severas, dañen o incluso maten plantas maduras y bien establecidas.

Entre las Euphorbias, esta es una de las mejores para interior, siempre que tenga mucha luminosidad y control de la humedad del sustrato.

Características de la Euphorbia Ingens.

La Euphorbia Ingens, es una planta suculenta arborescente, candelabriforme o con forma de candelabro.

La Euphorbia ingens, euforbio gigante es un árbol espinoso, suculento, de tamaño mediano a grande, de entre 4 y hasta 12 metros de altura.

Es una especie fácil de cultivar, que se adapta a cualquier suelo bien drenado a pleno sol. Pero las plantas jóvenes son felices al crecer en interiores, donde pueden alcanzar fácilmente el techo.

La tasa de crecimiento es alta, es una plantade crecimiento rápido y se convertirá en grandes plantas muy paisajistas, en tan solo 3-5 años.

Tronco o tallo.

Tiene un tronco robusto con la corteza rugosa y fisurada, grisácea, con tallos ramificados. Las ramas son robustas, de aproximadamente 3 m hacia arriba, erectas o ascendentes, de ramificación, muy suculentas y sin hojas.

Las ramas inferiores, no se desprenden con la edad como en muchas otras especies. Forma una copa ancha y redondeada, con ramas terminales con 4 ángulos, fuertemente alados.

Las ramas de la Euphorbia Ingens, se segmentan con espinas corriendo a lo largo de las crestas de los segmentos.

Hojas.

Las hojas son rudimentarias y parecidas a escamas, de 2-3 mm de largo, obovadas o ampliamente ovadas, agudas, con una aurícula dura rígida de color marrón oscuro en cada lado de la base, glabras o sin pelos.

Con una corona de color verde oscuro, que está bien redondeada y a menudo tiene forma de globo de aire caliente.

Espinas.

Sin espinas o con un par de espinas reducidas de 0,5 a 2 mm de largo, en espinas separadas que no forman una cresta continua.

Sin embargo, es un poco delicado ya que las espinas se desprenden fácilmente, exponiendo al contacto la savia o látex.

Flores e inflorescencias.

Las inflorescencias, nacen en profusión a lo largo de los márgenes, en las puntas de los tallos en floración, casi contiguos a los protectores de la columna vertebral.

Produce pequeñas flores amarillas verdosas en las crestas del segmento más alto de cada rama, desde el otoño al invierno.

Fruto.

Tiene de unos 7 a 10 mm de diámetro, es de color verde que se vuelve de color rojizo.

La fruta es una cápsula redonda de 3 lóbulos, que se vuelve de color rojo a púrpura al madurar.

Semillas.

Las semillas tiene de 3 a 4 mm de largo, subglobosas a elipsoidales, ligeramente comprimidas lateralmente, con un ligero surco en el lado ventral y una ligera quilla en la parte dorsal.

Es muy débil, de color marrón grisáceo moteada a marrón pálido suave.

Euphorbia Ingens, arbol candelabro

Cómo cuidar la Euphorbia Ingens.

La Euphorbia Ingens requiere pocos cuidados y añade una nota de distinción a cualquier rocalla o jardín de cactáceas y suculentas.

Por tratarse de una planta suculenta, precisa escaso mantenimiento, dada su enorme resistencia en condiciones difíciles.

Se encuentra en las colinas rocosas, montículos de termitas y también en arcillas aluviales.

Fácil de cultivar, La Euphorbia Ingens o árbol candelabro, es la especie más grande de Euphorbia y probablemente la más fotografiada.

Arbol grande, que puede llegar a pesar varias toneladas en la madurez y es una característica dominante del paisaje.

Sustrato y macetas.

Debe proporcionarle  a la planta un medio de cultivo espacioso que se componga principalmente de material no orgánico como arcilla, piedra pómez, arenilla de lava y solo un poco de turba o moho.

Si la planta se vuelve muy roja, es una señal de que las raíces no se han desarrollado correctamente, por lo tanto, replantar la planta con sustrato nuevo y maceta más grande o bien pasarla al jardín.

Si está en franco crecimiento y en macetas pequeñas, replántelas a recipiente mayor a principios de la primavera.

Como regar y abonar la Euphorbia Ingens.

El sol directo favorece su crecimiento y necesita poca agua, llegando a resistir incluso periodos de sequía.

Para el buen estado del árbol candelabro, regar generosamente durante el crecimiento activo, pero de tal suerte que no se acumule agua en las raíces.

Regar apenas durante el reposo invernal.

En esa etapa, invierno, la Euphorbia Ingens no debe crecer, porque las partes que se desarrollasen serían blandas y desgarbadas y la desfigurarían permanentemente.

Para evitarlo, tener la planta ese tiempo en un sitio con mucha luz pero fresco, a una temperatura mínima de 10ºC.

En cuanto a la fertilización, nececesitaremos una dieta fertilizante perfecta en verano, sobre todo si está en maceta.  En jardín bien mantenido, es menos relevante.

Use preferiblemente un fertilizante para cactus y suculentas con alto contenido de potasio, incluidos todos los micronutrientes y oligoelementos o bien un fertilizante de liberación lenta.

Euphorbia Ingens, arbol candelabro

Qué sustrato utilizar para la Euphorbia Ingens.

Como la mayoría de los Euphorbiáceas, el sustrato será poroso, con poca materia orgánica, es decir,  sólo un poco de mantillo de hojas o de turba.

Cómo reproducir la Euphorbia Ingens.

Como la mayoría de los Euforbiáceas, el árbol candelabro, se reproduce bien por esquejes o semillas.

Una Euphorbia no puede fecundarse a sí mismo, por lo que hay que tener varios plantas de la mismo especie, a fin de obtener semillas.

Como los semillas escasean, las Euphorbias se propagan por separación de hijuelos y por esquejado.

Los esquejes se toman preferentemente del ápice de un tallo vigoroso y se cortan a la altura de un estrechamiento o de un punto de inserción.

El proceso para sacar un buen esqueje, en primavera o verano y que la planta no se resienta, sería el siguiente;

Se hace coagular el látex con un algodón húmedo.

Se deja la herida al aire durante 2 o 3 días, o quiza hasta una o dos semanas, según el medio ambiente.

Dejar hasta que se seque la herida del corte y haya formado un callo de cicatrización. Es mejor lavar el corte, para eliminar el látex.

Coloque el corte en un lugar cálido, brillante y ligeramente húmedo, para aumentar la construcción de nuevas raíces.

Luego, ponerlos a enraizar en una maceta llena de una mezcla de turba y arena.

Usos tradicionales.

Un uso tradicional del Euphorbia ingens, es que en Zimbabwe, el látex de esta especie se quema para producir humo, que se inhala para el tratamiento del asma y la bronquitis.

Advertencia

Al igual que otra euphorbias, su savia es muy tóxica.

Su contacto con la piel o los ojos puede producir graves irritaciones y ceguera temporal.

Dada la condición venenosa de su látex/savia, este árbol no suele verse afectado por plagas.

otras variedades de euphorbia

 

Euphorbia Lathyris o Tártago

Euphorbia Lathyris o Tártago, Euphorbias

La Euphorbia Lathyris o Tártago, es una planta de cuyas semillas se extrae un aceite, que puede ser utilizado en numerosísimas aplicaciones industriales.

Posiblemente originaria de la India o de África, los tres mayores productores son India, China y Brasil, aunque actualmente naturalizada en casi todo el mundo.

Los nombre comunes, entre muchos otros  son, tártago, catapucia, hierba topera, higuera del infierno, alcanfor, árbol lechero, cagarríos, catapucia menor, grano menor de reyes, granos rateros, hierba topera, higuera del infierno, jalapa, lechetrezna, muja, píldoras de Judas, piñoncillo, piñoncillos, planta de las muelas, ratera, tárgago, tártagos de judas, tártagos de la cruz, tártagos gordos, tártagos horadados, tártagos menudos, tártagos que matan los ratones, etc.

Caracteristicas de la Euphorbia Lathyris.

El Tártago, es una planta resistente, que tiene como propiedad, el alejar a los topos, gracias a sus raíces tóxicas.

Suele vivir en hábitats de bosque y evita suelos ácidos.

Es una flor anual/bianual que puede llegar al 1,5 metros de altura y florece de Mayo a Junio. Sus tallos son, herbáceos, simple o poco ramificados.

Se pueden recoger sus semillas en Julio y Agosto y es una planta que tiene flores masculinas y femeninas, resultando ser fácilmente polinizada.

La Euphorbia Lathyris o Tártago, es una planta herbácea perenne que crece hasta una altura de entre 30 y 90 cm.

El tallo puede llegar a los 2 cm de diámetro. Las hojas están sin pecíolo, de textura lisa y de color verde azulado oscuro.

La nervadura central, de color más pálido, es muy característica. Las hojas son muy largas y estrechas y pueden llegar a 15 cm de longitud.

Hacia la corona, las hojas se vuelven más cortas y toman forma triangular.

Euphorbia Lathyris o Tártago, Euphorbias

Las flores son pequeñas y verdes o verde amarillento, sin pétalos. Los frutos maduros toman un color marrón o grisáceo y semejan garrapatas.

El tallo de la Euphorbia Lathyris o Tártago, solo se ramifica cuando va a florecer y lo hace de manera ahorquillada, pudiendo alcanzar hasta un metro de altura.

Su fruto, tiene forma globulosa deprimida y está dividido en tres partes que encierran numerosas semillas negras, en su interior.

La Euphorbia Lathyris, se desarrollará mejor en suelos con pH ácido, neutro o alcalino.

Su parte radical subterránea crecerá con vigor en substratos  con textura arenosa o arcillosa, ya que éstos se pueden mantener generalmente, secos o húmedos.

La Euphorbia Lathyris o Tártago, se vale de dípteros para polinizar sus flores.

Es una planta muy cultivada  a nivel mundial, por los aprovechamientos que su aceite tiene para aplicaciones industriales.

Cómo regar la Euphobia Lathyris

Al hilo de lo comentado más arriba, deberemos adecuar el riego buscando mantener un nivel de humedad en el suelo constante, teniendo en cuenta la textura de éste, la exposición al sol, la humedad ambiental, la temperatura, etc.

Debemos hacer hincapié en que la Euphorbia Lathyris o Tártago, no tolera los encharcamientos, por lo que la zona de plantación debe estar muy bien drenada.

Se adapta fácilmente a diferentes ambientes, debido a su gran rusticidad y resistencia a la sequía.

En cuanto a sus necesidades lumínicas, es medianamente exigente, puede situarse en un lugar con semisombra o con exposición directa al sol indistintamente.

Cómo reproducir la Euphorbia Lathyris

El método más utilizado y parece el que mejor resultados ofrece es, por semillas, directamente luego de la última helada.

Para la propagación por semillas, éstas necesitan estar a remojo antes de ser sembradas para ablandar su cáscara.

Cómo podar la Euphorbia Lathyris o Tártago.

Para realizar la poda de mantenimiento, eliminar hojas y tallos marchitos.

Cómo abonar la Euphorbia Lathyris o Tártago.

Esta planta requiere muy pocos cuidados para con el sustrato. Se debe realizar un ligero abonado con compost, antes de la plantación.

Usos propios de la Euphorbia Lathyris o Tártago.

Además de ornamenta, el Tártago tiene aplicaciones Industriales y Medicinales como, antisépticos y desinfectantes, anti cancerígeno, antiséptico, anti tumoral, catártico, diurético, emético, parasiticida y purgante.

Hay un dicho que es: “Una semilla causa la purga, varias pueden causar un aborto”.

Se ha usado, sobre todo sus semillas, como purgante, en medicina y veterinaria populares.

Le es atribuida también la capacidad, sembrada en jardines y huertos, de ahuyentar a los topos, al ser tóxicas sus raíces para estos. Este es uno de sus usos más extendidos.

El principal producto del tártago es el aceite, también llamado aceite de ricino o “castor oil” en inglés.

Es una importante materia prima para la industria química, utilizada en la composición de numerosos productos como pinturas, barnices, cosméticos, lubricantes, plásticos, etc.

La lista de productos obtenidos a partir del aceite de tártago, es muy extensa.

Además, tiene más de 100 usos industriales, incluyendo lubricantes, plásticos, jabones, líquidos hidráulicos y frenos.

Además también se usa en pinturas, colorantes, barnices, tintas, plásticos resistentes al frío, barnices y ceras, nylon, ETC.

En las semillas existe un aceite en una proporción del 40-50 %, y en la savia lechosa (látex) del tronco, hay un principio amargo y otras sustancias.

Antiguamente, el aceite extraído de las semillas se utilizaba para las lámparas.

Las semillas de la Euphorbia Lathyris o Tártago, son laxantes, vomitivas y combaten reumatismos y diarreas pertinaces, aunque su empleo es peligroso.

Para recoger los frutos con sus 3 semillas en cada uno, debe segarse la planta en plena estación cálida, teniendo cuidado, que el látex irrita los ojos y la piel.

Después de bien secas, las plantas deben trillarse para poder separar los frutos.

Advertencia.

La savia del Tártago, es lechosa, tóxica y si contacta con la piel o los ojos puede provocar graves irritaciones, e incluso ceguera temporal.

La savia, contiene un látex que es tóxico en la ingestión y muy irritante externamente.

Es causante de reacciones superficiales fotosensibles e inflamación severa, sobre todo en contacto con los ojos o las heridas.

La toxicidad, puede permanecer alta incluso en la planta seca.

El contacto prolongado con la savia es desaconsejado debido a su naturaleza carcinogénica.

La semilla también es tóxica.

otras variedades de euphorbia

Euphorbia Pulcherrima

Flor de Navidad, Flor de Pascua, Euphorbia Pulcherrima, Poinsetia

Euphorbia Pulcherrima, Poinsetia o Flor de Navidad.

La Euphorbia Pulcherrima, Flor de Navidad, Flor de Pascua, Poinsetia, es una de las plantas más populares  de las que se pueden ver en nuestro comercios , sobre todo en los mese de la Navidad, Diciembre/Enero y siendo un aclara protagonista de las casa y comercios por su espectacularidad.

Tiene muchos nombres comunes dependiendo de la ubicación geográfica. Comúnmente conocida como, Nochebuena en Méjico, Flor de Navidad en Venezuela y Colombia, , Corona del Inca y Flor del Inca en Chile y Perú, Flor de Pascua y Flor de Navidad en el hemisferio Norte, Estrella Federal en Argentina, Paraguay y Uruguay, Pastora en Nicaragua y Costa Rica.

En EEUU se le llama Poinsettia, en honor de Joel Roberts Poinsett, primer embajador estadounidense en Méjico, quien la introdujo en su país en 1825.

Aun así, es nombrada de más diferentes formas.

Origen de la Euphorbia Pulcherrima

Nativa del América Central y particularmente del sureste de Méjico y muy repartida por centro y Suramérica. Pulcherrima significa, “la más bella”.

A Europa llegó en 1834, pero su cultivo no se extendió hasta principios del S. XIX, cuando los cultivadores alemanes consiguieron híbridos resistentes.

Flor de Navidad, Flor de Pascua, Euphorbia Pulcherrima, Poinsetia

Características y Cuidados de la Euphorbia Pulcherrima

La Flor de Navidad, Poinsetia, es un arbusto de hojas perennes que pueden llegar  a alcanzar hasta 5 metros de altura en zonas cálidas y bien aclimatadas para la planta.

Se trata de una planta arbustiva, de clima templado – cálido y que en condiciones normales, en un jardín, puede alcanzar perfectamente los 3 metros de altura.

La Poinsetia es una planta de interior, como tal. aunque en meses cálidos puede vivir en el exterior, con zonas soleadas pero sin sol directo.

La temperatura exterior, no ha de bajar menos de los 5ºC, ya que no resiste las bajas temperaturas.

La temperatura media, no debe bajar de entre los 12 y 20ºC. En la época de crecimiento los riegos deben mantenerla húmeda.

Terminada la floración y hasta la primavera siguiente, época en que está en reposo, los riegos deben ser más escasos.

Más sobre cuidados a la Flor de Navidad

Podar drásticamente después de marchitarse las últimas flores y deja a unos 20 cm de altura.

Esta bella planta tiene la característica propia y es la de de poseer enormes brácteas (hojas modificadas) muy atractivas y coloreadas durante su floración. Sus tallos son cilíndricos y huecos.

El látex es tóxico y puede provocar irritaciones. Sus hojas son grandes y pecioladas.

Como planta de interior, puede  alcanzar una altura de hasta un metro, pudiendo superar esta altura si las condiciones son óptimas.

Las hojas de la Flor de Navidad son simples, dispuestas de manera alterna, de forma ovada a elíptica.

Las deslumbrantes brácteas que forman la parte superior de la planta, de color rojo, rosa, blanco verdoso o blanco amarillento son a menudo confundidas con pétalos.

Los peciolos son largos y delgados, cuya longitud es de 12 a 20 cm.

Nuestra Flor de Navidad, se caracteriza por tener solamente una flor femenina sin pétalos ni sépalos, rodeada por flores masculinas individuales.

Las hojas de la Poinsetia son muy venenosas y son caducas, floreciendo desde el final del otoño. Es la planta de Navidad por excelencia en todos los hogares, ya que vive su momento de esplendor de diciembre a enero.

Sus flores son de escaso valor ornamental.

Cómo regar la Euphorbia Pulcherrima

La Flor de Pascua como planta de interior resulta delicada, necesita mucha luz, humedad ambiental, varios riegos semanales dejando secar bien el sustrato entre riegos y una temperatura de entre 15 y 20ºC, evitando cambios bruscos de temperatura.

Para favorecer la humedad ambiental es recomendable colocar la planta sobre un plato con agua y guijarros decorativos.

La humedad es muy importante para esta planta, si se cultiva dentro de casa hay que pulverizarla todos los días, evitando colocarla cerca de fuentes de calefacción.

Los riegos deben realizarse directamente sobre el sustrato, sin mojar la planta.

La clave para regar adecuadamente, Riega por abajo, procura que el agua esté tibia,  poniendo la maceta unos 15 minutos en un cuenco o plato con agua y retira el agua sobrante que la planta no haya absorbido.

Con un par de riegos por semana es suficiente, dejando secar el sustrato.

Cultivada en el exterior en zonas cálidas, deben estar protegidas de los vientos.

Cómo abonar la Euphorbia Pulcherrima

El abonado se debe realizar con compost en primavera y verano.

También, desde la primavera hasta el otoño, regar abonando añadiendo  un poco de fertilizante liquido (hidrogenado) cada 10/15 y eso sería suficiente.

Cómo podar y reproducir  la Euphorbia Pulcherrima o Flor de Navidad.

Para podar nuestra Flor de Navidad, realizar una poda de mantenimiento en primavera, una vez haya perdido las brácteas coloreadas u hojas modificadas.

Cortaremos los tallos a 10cm de su base, que se podrán utilizar como esquejes de punta, esquejes apicales de tallo, para reproducir la planta.

!!! Atención ¡¡¡, utiliza guantes, ya que la savia, el látex, es venenoso.

Para su reproducción por esquejes;

Recubre el corte realizado con cera de vela, o similar para podas, para así cerrar la herida del tallo.

Cambia a una maceta de mayor tamaño, plántala y deposítala en una lugar más fresco y seco, para estimular los brotes.

En zonas cálidas, se puede replantar en un jardín de forma que se desarrollara ahí como un arbusto.

En zonas frías es muy difícil que la planta prospere, aunque es posible con muchos cuidados y dedicación.

¿Qué enfermedades pueden sufrir?

Hay diferentes tipos de enfermedades que pueden afectar a nuestra Poinsetia o Flor de Navidad, entre otras y como el resto de las poinsetias, es susceptible de enfermedades fúngicas, bacterianas y parasitarias.

La pudrición de tallos y raíces: se presenta como un ennegrecimiento y por tanto pudrición de la base del tallo y de las raíces, por el exceso de agua, generalmente.

Moho gris o Botritis: por exceso de humedad en condensación, sobre todo en horas nocturnas.

Bacteriosis: Cuando se unen alta temperatura y alta humedad, se  puede producir una  infección bacteriana.

En los tallos verdes destacan tiras longitudinales de aspecto acuoso y en las hojas manchas también acuosas.

En casos graves, caen las hojas y la planta muere.

Roya: Aparecen pequeños bultitos negros (pústulas), en ese caso arrancarlos y quemarlos.

Puede aparecer en climas húmedos y cálidos.

Clorosis: Esta enfermedad aparece, se presenta un amarilleamiento por falta de hierro en el substrato.

Si el ambiente es muy seco puede aparecer la araña roja y la cochinilla algodonosa.

El trasplante de maceta debe realizarse en verano.

Conseguir que las hojas se pongan rojas, no es tarea fácil para el aficionado ya que es un fenómeno natural debido a la cantidad de luz que recibe, por lo que es mejor comprarla en su momento.

¿Qué plagas le pueden afectar?

Lo más habitual es que sean algunos de las siguientes:

Piojillos y Trips, Cochinillas, Mosca blanca, Pseudococcus (cochinillas de cola larga, similares a la algodonosa)

Preguntas típicas

¿Cuándo florece la Flor de Pascua? En el hemisferio norte, en diciembre.

¿Solo hay Poinsetias rojas? No. depende de la variedad y hay más de 100.

¿Las hojas rojas son las flores? No. En realidad son las brácteas, hojas trasformadas, su flores  son como unas esferas llamadas raquis.

¿Porque se se vuelven amarillas, se abarquean y se caen las hojas? Es debido a un exceso de calor, sequedad y demasiada oscuridad o falta de iluminación. Debe regarse más y rociarse con regularidad. Abonar con mayor frecuencia y colocarla en zona más iluminada.

¿Porque toda la planta está fláccida y débil? Se debe a estar expuesta a fuertes corrientes de aire. Recolóquela en una zona más resguardada.

¿Porque estan las hojas pegajosas y deformadas? es debido a un ataque de áfidos, cochinillas o mosca verde. Pulverize insecticida sistémico o con polvo de pelitre.

Pelitre: Insecticida biológico obtenido de extracto de pelitre o piretro, de flores secas de Chrysantemun (Pyretrum) Cinerariefolium procedentes de Kenia, caracterizado por su rápida acción por contacto e ingestión.

El pelitre, es totalmente biodegradable y natural.

Advertencia

La savia resulta irritante para la piel y los ojos, por lo que deberemos usar guantes.

Otras variedades de euphorbia

Euphorbia Canariensis

Euphorbia Canariensis, Cardón canario

De dónde es la Euphorbia Canariensis.

La Euphorbia Canariensis o Cardón canario, es una especie fanerógama, (plantas vasculares que producen semillas), de las familia de las Euphorbiáceas.

Esta en particular es conocida como Cardón canario y ha sido elegida como símbolo de la Isla de Gran Canaria.

Por tanto, la Euphorbia canariensis es un endemismo del archipiélago canario.

En Fuerteventura se encuentra de forma natural  y debido al aislamiento de algunas zonas, creando áreas con grandes cardones.

En la isla de Lanzarote no está presente.

Características de la Euphorbia Canariensis

Es una planta longeva que puede vivir más de 100 años, es un arbusto perenne y suculento, con el aspecto de un cactus.

Son formaciones vegetales que se presentan en las zonas bajas y secas de las islas.

Puede alcanzar hasta los 4 metros de altura y cubrir de 50 a 100metros cuadrados de superficie.

Crece creando formas extensas, que puede reunir hasta varios centenares de ejemplares agrupados formando círculos a partir del principal situado en el centro de la formación.

La Euphorbia Canariensis o Cardón canario, presenta tallos suculentos y sin hojas de color verde claro, que con la edad se van convirtiendo en un color grisáceo o gris plateado.

Tienen los tallos un espesor de unos 5 a 6 centímetros y presentan 5 aristas, aunque se pueden observar ejemplares con 4 o 6 aristas.

La floración del Cardón se produce en primavera y verano, con pequeñas flores marrones muy poco atractivas de color rojizo o marrón, que surgen a lo largo de sus aristas.

Las semillas, van encapsuladas y se liberan de forma explosiva.

El fruto, llamado tricoca, tiene forma de cápsula con tres valvas de color rojizo o marrón.

Cómo cuidar la Euphorbia Canariensis

Por su hábitat de crecimiento, necesita crecer al sol o con algo de sombra ligera.

Euphorbia Canariensis, Cardón canario

Le van bien todo tipo de terrenos que tengan un buen drenaje y en zonas de temperatura ambiental  cálida.

Se puede cultivar en habitaciones de interior de las casas, aunque no sea un planta típica de jardín doméstico.

En los días cálidos del invierno se le puede regar un poco, no más de una o dos veces por mes.

La Euphorbia Canariensis o Cardón canario, crece despacio y puede llegar a ser centenaria.

No resiste los fríos ni las heladas, por tanto a partir de los 7/8 grados centígrados  empieza a sufrir. Por debajo de 0/-2 grados, se hiela.

Qué sustrato utilizar para la Euphorbia Canariensis

El suelo o sustrato necesario para hacer crecer la Canariensis, será una mezcla a partes iguales de turba y arena.

Euphorbia Canariensis, Cardón canario

Si la cultivamos en maceta la Euphorbia Canariensis o Cardón canario, podemos añadirle un poco de tierra de jardín.

Por tanto, sustrato poroso con poca materia orgánica (sólo un poco de mantillo de hojas o de turba).

Cómo regar la Euphobia Canariensis.

Para el riego, las necesidades de la Euphorbia Canariensis o Cardón canario, de agua son algo mayores que las comentadas para la mayoría  de los cactus.

Regar generosamente durante el crecimiento activo, que no se acumule agua en las raíces.

Apenas regar durante el reposo invernal.

La receta puede ser, riego moderado cada 5 días y reducir a partir del otoño y quedar en tan solo un riego cada 3 semanas en invierno.

El exceso de agua puede pudrir las raíces.

Euphorbia Canariensis, Cardón canario

Cómo reproducir la Euphorbia Canariensis: Esquejes y semillas.

Los Cardones, se reproduce con cierta facilidad a partir se de semillas y por la medio de esquejes de plantas sanas y vigorosas.

En el caso de la reproducción por esqueje, vigilar los posibles ataques de hongos.

Cómo podar la Euphorbia Canariensis.

Respecto de la poda del Euphorbia Canariensis o Cardón canario, no es necesaria.

Con tan solo ir quitando los tallos que nazcan dañados o que crezcan de forma indeseable para la formación del Cardón, es suficiente.

Quizás retirar aquellos tallos necesarios para mantener la planta hermosa y bien desarrollada.

Advertencia y  usos propios de la Euphorbia Canariensis

La Euphorbia Canariensis o Cardón canario, tiene un látex de color blanquecino y pegajoso, que es venenoso, si se ingiere o entra en contacto con la piel o mucosas.

Este látex, inadecuadamente manipulado, puede provocar estornudos y puede llega a quema r la piel.

Puede provocar desmayos y sudores fríos si se usa como purgante.

En el ámbito de la veterinaria, se utiliza para curar las paperas de los bueyes.

Los guanches utilizaba el látex del Cardón, para envenenar los remansos de agua costeros y así recoger a los peces que quedaban como drogados

Otras variedades de euphorbia

Euphorbia Trigona

Euphorbia Trigona, árbol de la leche, cactus catedral

Origen de la Euphorbia Trigona.

La Euphorbia Trigona, es también conocida con el nombre común de árbol africano de leche o cactus catedral.

La Euphorbia Trigona, una especie del género Euphorbia oriunda de África sudoriental (Río Graboon).

Por favor, vea el epigrafe ADVERTENCIA, en caso de contacto con el látex que supura, al cortar la planta y  como precaución en su manipulación.

Características de la Euphorbia Trigona.

Los tallos de esta especie son de forma triangular, aunque en algunos casos pueden aparecer hasta con 4 aristas.

En las esquinas, podemos ver espinas acompañadas de hojas alargadas.

Es un arbusto con tallos suculentos en forma de candelabro de sección triangular, en cuyas tres aristas se sitúan longitudinalmente hojas y espinas de forma continuada.

En buenas condiciones crece muy rápido y puede llegar a medir hasta 4 metros, formando grandes columnas erguidas.

Cultivada en maceta se mantiene en un comedido tamaño.

Euphorbia Trigona, árbol de la leche, cactus catedral

Sus hojas crecen en primavera y mueren en invierno. Si se encuentra en malas condiciones, pierde las hojas.

Por el contrario, es muy poco llamativa en la floración.

La Euphorbia Trigona, es una planta suculenta de tallos erectos.

Divididos en segmentos de 15-25 cm separados por constricciones, de color verde jaspeado (con el tiempo llega a adquirir una forma arbustiva), de entre 4 a 6 cm de diámetro, 3 ó 4 costillas agudas y pronunciadas, con aristas onduladas y dentadas.

Espinas espatuladas y acuminadas de 2 a 4 mm, de color marrón rojizo.

Hojas de 3 a 5 cm de largo, espatuladas y terminadas en un mucrón muy corto.

Suelen permanecer en la planta bastante tiempo, si la temperatura y el riego son los adecuados.

Cómo cuidar una Euphorbia Trigona.

La Euphorbia Trigona, no llega a soportar menos de 5º a 7º centígrados, a partir de ahí, perderá las hojas.

Se debe considerar esta temperatura como más extrema, de forma que las heladas, no son ni mucho menos algo que pueda soportar. Ojo con las temperaturas¡¡¡¡.

Euphorbia Trigona, árbol de la leche, cactus catedral

Necesita temperaturas cálidas y constantes para su desarrollo óptimo.

En invierno puede pedir algo más de fresco y se puede colocar en una zona exterior, donde la temperatura ronde los 10-15 ºC.

No es estrictamente necesario, pero lo agradece.

En resumen, la ubicación ideal para esta planta es en una posición de semi-sombra, tolera el pleno sol si no es demasiado intenso.

En interior, necesita de lugares muy luminosos y aireados.

Qué sustrato utilizar para la Euphorbia Trigona.

Esta planta, requiere sobre todo un buen drenaje del agua de riego. Por otra parte, no requiere sustratos demasiado específicos.

Es necesario que una buena parte del sustrato (1/3), sea arena para facilitar dicho drenaje.

Por tanto, utilizar un compuesto estándar.

Cómo abonar una Euphorbia Trigona

Al árbol africano de la leche, como abono se le puede añadir un 10% de turba medianamente fertilizada o mantillo de hojas en el caso de que se cultive a temperatura templada, durante el invierno.

Cómo regar una Euphorbia Trigona

En el riego será mejor pecar por defecto, que por exceso. Un exceso de riego, provocará daños al pie del tallo y la planta morirá. Los riegos deben ser parcos, pero regulares y siempre cuando el sustrato esté seco.

Euphorbia Trigona, árbol de la leche, cactus catedral

En verano, precisa que se la riegue más, de manera que el sustrato no llegue a secarse nunca, pero evitando siempre los encharcamientos.

En invierno, contrariamente, se pueden evitar todos los riegos totalmente.

Cómo reproducir la Euphorbia Trigona: Esquejes.

La Euphorbia Trigona se propaga por medio de los vástagos que salen de la base de la planta.

Euphorbia Trigona, árbol de la leche, cactus catedral

En la propagación por esquejes, la forma más rápida y fácil, conviene dejar que la herida del corte cicatrice al menos un par de días, antes de plantarlos en un sustrato con base de arena.

Estos a finales de primavera, pueden ser atacados por plagas de cochinilla, araña roja, mildiu, mosca blanca, pero si se mantiene en interior, se evita en gran medida. Controle su planta.

Recomendable trasplantar cada tres años, al menos.

A continuación, adjuntamos un vídeo explicativo sobre cómo esquejar la Euphorbia Trigona o Árbol africano y datos curiosos sobre ella.

Advertencia.

Al igual que con todas las otras variedades de Euphorbias, cuándo una planta se daña, emana una savia lechosa blanca y espesa, conocida como látex.

Este látex es venenoso y particularmente peligroso para los ojos, la piel y las membranas mucosas, es sumamente irritante para los tejidos de la mucosa y capaz de provocar ceguera temporal, si toca los ojos.

En caso de que nos salpicara a los ojos y/o mucosas en la cara, una solución de urgencia es, lavar con leche (la leche de vaca que tomamos generalmente), ya que reducirá la picazón.

No obstante, se debe acudir a un servicio de urgencias para evitar males mayores o llamar al Centro de Toxicología, donde nos darán las pautas para solucionar el problema.

Otras variedades de euphorbia

Euphorbia Milii

Euphorbia MiliiLa Euphorbia Mili.

Corona de Cristo o  Corona de Espinas, es una planta fanerógama incluida en el género Euphorbia.

Es un arbusto espinoso, que puede alcanzar los 150 cm de altura.

Origen de la Euphorbia Milii.

Arbusto originariode Madagascar, que se desarrolla abundantemente en barrancos, laderas y terrazas a media sombra y a pleno sol principalmente.

De uso ornamental, su nombre hace alusión a la corona de espinas que se impuso a Jesucristo antes de su ejecución.

También se puede encontrar en algunas zonas del norte de América del Sur.

Euphorbia Milii, crasas, suculentas
Euphorbia Milii

Características de la Euphorbia Milii.

La corona de espinas o Euphorbia milii, es un arbusto espinoso, muy espinoso, semi-suculento, que consigue cerca de 1/1,5 m de altura, con una extensión alrededor de 60 cm.

Tiene hojas duras y de color verde brillante en tallos carnosos delgados, pero las hojas suelen caer en todos, excepto en los tallos más jóvenes.

La planta se queda a veces completamente sin hojas.

La bien nombrada corona de espinas, está armada con espinas negras, de unos 13 mm, por todos los tallos y ramas.

En los climas subtropicales, la corona de espinas lleva pequeñas flores de color amarillo-verde rodeadas por dos llamativas brácteas rojas brillantes en primavera y verano.

Euphorbia Milii, crasas, suculentas
Euphorbia Milii

En climas tropicales, florece en ciclos después de la lluvia durante todo el año.

Como los otros miembros del género, Euphorbia milii, exuda la savia lechosa de tallos o de hojas magulladas o rotas.

Todos las plantas de la familia Euphorbia, tienen una fruta de tres lóbulos que se separa cuando está madura, pero la corona de espinas rara vez fructifica si es de cultivo.

Esta especie también ha sido hibridizada con otras Euphorbias, resultando en cultivos con brácteas más grandes y más llamativas.

Presentan flores reunidas en pequeños manojos y provistas de estambres con anteras bifurcadas.

Prácticamente está en flor todo el año, pero en invierno, pierden casi todas las hojas.

Se diferencia de especies similares porque las brácteas, grandes, de 1 a 2 cm de largo, se encuentran fusionadas dos terceras partes de su longitud.

Las glándulas florales son dentadas.

Euphorbia Milii, crasas, suculentas
Euphorbia Milii

Es muy buena como planta de interior, pues resiste la calefacción pero necesita un lugar soleado y sin corrientes de aire.

La Espina de Cristo necesita una exposición muy soleada, orientada al sur.

Cuidados de la Espina de Cristo.

La corona de espinas, es de cultivo lento, se nutre de suelos arenosos y bien drenados y es moderadamente tolerante con el rocío salino y los suelos salados.

Esta especie tolera numerosos tipos de sustratos siempre y cuando, éste no se mantenga húmedo durante mucho tiempo.

La humedad prolongada pudre las raíces y la planta en general.

Soporta perfectamente el pleno sol, pero se hace más bonita permaneciendo en  semi sombra.

A la sombra totalmente, florece muy poco o nada.

En interiores son convenientes los lugares muy iluminados.

Para los ejemplares jóvenes y los esquejes, sombra clara.

Debe crecer en climas preferiblemente cálidos con inviernos débiles.

Las temperaturas deben mantenerse estables en un rango de 20-35°C y nunca bajar de los 5°C.

Las heladas son mortales, para la Euphorbia Milii.

Cómo regar la Espina de Cristo.

Regar muy moderadamente en toda estación y sobre todo en invierno, un poco más frecuente y abundante durante el verano.

Está bien adaptada a climas secos. Regar siempre que el sustrato esté completamente seco.

En invierno, total o casi por completo ausente y con el ambiente moderadamente húmedo.

Después de la floración hay que regar solo durante un mes, lo suficiente para que no se seque el cepellón.

Cómo abonar la Espina de Cristo.

No necesita ser abonada en lo absoluto. Sobrevive y florece sin problemas con bajos nutrientes en el sustrato.

En cualquier caso, se abonará cada 15 días (de primavera a final de verano) con fertilizante específico para cactus.

Euphorbia Milii, crasas, suculentas
Euphorbia Milii

Enfermedades de la Espina de Cristo.

Es una planta muy resistente a las enfermedades y al ataque de plagas.

Pueden aparecer algunas cochinillas en el envés de las hojas, pero no es algo habitual.

La única patología de preocupación que puede aparecer en el cultivo, es la pudrición por exceso de humedad como mencionábamos con anterioridad.

Por tanto lo más normal son, hongos de pie (la unión del tallo con la tierra), generalmente por un exceso de riego o agua combinada con temperaturas bajas.

El látex tóxico presente en el interior de los tallos y las espinas son escudos protectores contra las plagas y los animales herbívoros.

Como podar la Euphorbia Milii.

La Euphorbia Milii, se puede podar, pero hay que hacerlo con cuidado, con limpieza y además podremos aprovechar los esqueje que obtengamos para nuevas plantas.

Deberemos hacer los cortes de forma limpia y dejar entre los cortes y el tallo soporte del mismo, unos 15 cm de separación.

Tras la poda y cuando el corte se haya secado aplicaremos pasta cicatrizante, para el tratamiento de las heridas. En caso de no disponer de pasta cicatrizante, podremos espolvorear canela sobre la herida.

No es mandatorio podarla, pero si lo hacemos que sea con buenas maneras.

Ojo¡¡..  usar guantes, ya que el látex que exhuda es corrosivo e irritante.

Reproducir la Espina de Cristo

Se realiza en primavera y es muy sencilla a partir de esquejes terminales o fragmentos del tallo central.

Se utilizan los brotes más viejos, se guardan de 48 a 72horas de forma que se seque el área del corte (pierden la savia lechosa que rezuma).

Luego sembrar estos más tarde, en sustrato adecuado, pero que esté húmedo.

Advertencia

Al igual que con todas las otras variedades de Euphorbias, cuándo una planta se daña, emana una savia lechosa blanca y espesa, conocida como látex.

Este látex es venenoso y particularmente peligroso para los ojos, la piel y las membranas mucosas.

Es sumamente irritante para los tejidos de la mucosa y capaz de provocar ceguera temporal, si toca los ojos.

Otras variedades de Euphorbia