Echeveria Elegans

La Echeveria Elegans, es una especie de planta suculenta (o crasa) perteneciente  a la familia de las crasuláceas.

Es originaria de América Central, de Méjico, más exactamente del Estado de Hidalgo, al noroeste de Méjico.

Zonas estas, caracterizadas por tener fuertes variaciones climatológicas entre el día y la noche y está muy extendida.

Echeveria elegans

Es muy estimada como planta ornamental, por su belleza y facilidad de cultivo.

Hay más de 150 especies de Echeverias y todas son originarias de Méjico.

Nombre común, Rosa de Alabastro.

¿Qué quiere decir plantas Crasas o Suculentas?

Son aquellas especies, capaces de almacenar reservas de agua en sus tejidos, de forma  que pueden soportar períodos de sequía.

De entre ellas destacan las cactáceas por su resistencia a la aridez.

Las plantas del género Echeveria, son de este tipo de suculentas, no son cactus pero almacenan agua.

Cómo son las Echeveria Elegans.

La Echeveria Elegans, es una planta pequeña, crasa o suculentas sin tallo, que llegan a formar rosetas de unos 8 cm de diámetro.

Sus hojas son carnosas y son de un color azulado con aristas blanquecinas,  el color es variado, del verde intenso al azul pálido, al gris-azulado, al verde rosado y dispuestas en forma de alcachofa.

Echeveria, Crasa, Suculenta

Producen unos tallos rosados de entre 15 cm y 20 cm de altura, de donde las rosetas echan a menudo flores de color rosa y amarillo.

Florecen desde finales de invierno a finales de primavera.

Muchas variedades, con los años, llegan a formar troncos de más de 60 cm de altura.

Están situadas sobre racimos de 10 cm a 25 cm de largo e inclinados hacia un lado.

La Rosa de Alabastro o Echeveria Elegans, es longeva, pueden vivir hasta 7 años.

Tienen gran reserva de agua y la gama de colores va desde los verdes o verdes azulados a rojos muy oscuros , casi negros, pasando por variedades bicolores.

Echeveria elegans

Cómo y dónde luce más la Echeveria Elegans.

Uno de los usos más extendidos es para cubrir o acolchar pequeñas superficies, en rocallas o en macetas.

Son apropiadas para jardines costeros y para grandes ciudades por su tolerancia a la contaminación.

Hay que tener en cuenta que su crecimiento es más bien lento.

La Rosa de Alabastro o Echeveria Elegans, es una buena opción para plantar en cualquier lugar del jardín.

Se adapta fácilmente a cualquier terreno y no necesita muchos cuidados, siempre y cuando la tierra tenga un buen drenaje.

Es la Echeveria Elegans, muy decorativa porque la Echeveria es, ante todo, una planta para exterior.

Echeveria, Crasa, Suculenta

En el jardín va de maravilla y es perfecta para cubrir lugares difíciles, con poco suelo y escaso riego.

Lo dicho, perfecta para cubrir zonas de rocalla o con pendiente.

Cómo son las flores de la Echeveria Elegans.

Las flores se desarrollan sobre un largo tallo que crece del centro de la roseta.

Son generalmente son muy llamativas, con forma de farolillos, de color rojo o rosado y con los márgenes amarillos.

Echeveria elegans

Florece a partir de la primavera y durante todo el verano.

Especies de Echeverias.

Algunas de las muchísimas especies de Echeveria que podemos encontrar son;

Echeveria, Crasa, Suculenta
E. derenbergii
Echeveria, Crasa, Suculenta
E. Harmsii
Echeveria, Crasa, Suculenta
E. Gibbiflora
Echeveria, Crasa, Suculenta
E. Purpusorum
Echeveria, Crasa, Suculenta
E. Neomexicana
Echeveria, Crasa, Suculenta
Echeveria Pumila o Glauca

Cómo cuidar la Echeveria Elegans.

Por su condición de planta crasa o suculenta, parece que no requieran cuidados y efectivamente requieren poca atención.

Si están descuidadas, aun así crecen, pero mejor lo harían si les prestamos la atención debida, que no es demasiada.

Los cuidados son necesarios, podrán vegetar de mejor manera y no sencillamente sobrevivir.

Así pues, si damos a estas plantas los cuidados necesarios, nos recompensarán con un crecimiento espectacular.

La adaptación climática de la Rosa de Alabastro, quiere mucha luz en todas las estaciones del año y también al sol directo.

En las horas más calientes de los días veraniegos, será necesario protegerlas del sol directo.

Estas plantas crasas, las Echeverias, han de cultivarse preferentemente,  en el interior de nuestros hogares.

Salvo en las zonas de clima suave,  donde no hiele de noche y baje la temperatura en invierno a los 0ºC al exterior, aunque hay variedades que resisten heladas moderadas.

Las temperaturas veraniegas óptimas de cultivo oscilan entre los 15ºC a 21ºC, pero también toleran temperaturas superiores.

Durante el invierno, es preferible que no bajen de los 7ºC.

Las hojas de muchas especies de Echeveria, van revestidas por una sustancia polvorienta, prestar atención y no retirarla

Se trata de pruina, una sustancia que las protege de la deshidratación.

No hay que olvidarse de eliminar las flores y hojas marchitas para conseguir un crecimiento mucho más vigoroso.

Como regar la Echeveria Elegans.

La Echeveria Elegans tolera bien los riegos abundantes al aire libre, en rocallas y jardines.

En macetas, hay que tener cuidado con los excesos para evitar posibles podredumbres.

A la hora de regar, ha de ser siempre sobre la tierra o sustrato y nunca sobre las hojas, porque no tolera los excesos de humedad.

Riego moderado durante el verano y  nulo o casi nulo en invierno.

Se recomienda regar cuando los 2,5 cm superiores del substrato, estén secos.

Evite mojar las hojas. Nunca vaporice agua sobre la planta.

Una técnica a tener en cuenta, al ser la planta muy compacta y ocupar rápidamente la maceta, es el riego por inmersión.

Dejar la maceta algunos minutos en inmersión en agua, de forma  que la tierra absorba la humedad necesaria.

Siempre regar, cuando la superficie del sustrato esté seca.

Cómo debe ser el sustrato de Echeveria Elegans.

El sustrato para un buen crecimiento, podría ser una mezcla de 1/3 de arena y 2/3 de mantillo de hojas.

La Echeveria Elegans, pueden prosperar en suelos más pobres.

Debe ser suelto y aireado, añadiendo arena lavada o de río, arenisca o similar a una base de sustrato universal.

Lo más sencillo es conseguir sustrato para cactus y suculentas a la venta, en comercios al efecto.

Verás que es muy poco exigente en cuanto a nutrientes.

Conviene abonar algo de vez en cuando, crecerá y florecerá con mayor abundancia.

Durante la primavera y hasta el otoño, que es cuando la planta lo necesita.

Sobre el  tema del abonado, necesitan poco abono.

En todo caso, en la primavera y verano, añadir una vez al mes un abono para cactus y suculentas, diluido al 50%.

Tras la floración, poner en sitio iluminado, aireado y fresco, ya que necesita muy poco riego.

Cómo trasplantar la Echeveria Elegans.

Como  todas las plantas debe ser trasplantada periódicamente, en primavera, si las raíces han ocupado todo el espacio de la maceta disponible.

Utilice un compost específico para cactus, al que añadirá arena de río gruesa o perlita, en la proporción uno a uno, ya que hacen el sustrato más poroso, facilitando el drenaje de las aguas de riego.

El agujero de drenaje no debe quedar obstruido, de modo que la tierra o las raíces no lo  obstruyan.

Coloque piedrecillas que así lo eviten, ya que los encharcamientos son letales para esta planta.

Mejor utilizar macetas de terracota y no plástico, ya que la terracota permiten a la tierra transpirar y por lo tanto reducen más rápidamente la humedad del suelo.

Las macetas deben ser anchas y no demasiado profundidad, ya que la raíces crecen más a lo ancho que en profundidad.

Cómo abonar la Echeveria Elegans.

Cuándo empieza la primavera y el verano, abonar cada quince o veinte días suministrando un abono líquido a diluir en el agua de riego al 50%.

Desde el otoño y el invierno para el abonado ya que la Echeveria para vegetativamente y ese exceso podría ser dañino para las raíces.

Cómo podar la Echeveria Elegans

La Rosa de Alabastro, no necesita poda. Tan solo, quitar las hojas que se vayan secando según va creciendo, para evitar que traigan enfermedades o plagas.

El corte debe ser limpio y el cuchilla limpia y desinfectada.

Cómo multiplicar la Echeveria Elegans.

Se multiplica por esqueje de hojas, por semillas o por retoños.

Con esquejes, la multiplicación de la planta es muy fácil de por separación de estos, por hojas a principios de verano.

Haremos esquejes de hojas o bien, a partir de los hijuelos que la propia planta produce mediante estolones.

Se planta estos esquejes de hojas, en turba y arena al 50% y temperatura cálida (sobre 16ºC) y regar con control, sin encharcar.

La hoja se marchitará según se forme el nuevo brote y se trasplantarán cuándo tengan un tamaño medio, tratándolas ya como plantas adultas.

Las hojas de Echeveria Elegans más indicadas para poner a enraizar, son aquellas que más fácilmente se desprenden del tallo.

Para la reproducción por retoños, en primavera, sobre marzo, se quitan los crecimiento que tiene la planta en al zona de la base del tallo, cortando con navaja afilada.

Se deja secar la pieza cortada al menos una semana, para hacer cicatrizar la herida.

Este lo plantaremos en maceta, con un sustrato de turba y arena al 50%.

Abonarlo cada mes, pero ligeramente.

También es posible multiplicar la Echeveria Elegans a través de semillas, aunque es más complicado.

Hacia el mes de marzo, repartiendo las semillas por el sustrato, como anteriormente.

Se introducen en agua, hasta que esté bien empapado el sustrato, dejando escurrir el exceso de agua.

Procuraremos que las semillas queden bien sujetas al sustrato y floten por efecto del encharcamiento.

Se puede preparar un semillero y cubrir este con film transparente de plástico de forma que mantenga la humedad y la temperatura del sustrato.

Controlaremos el grado de humedad, evitando excesos.

Mantenerlos a la sobra, pero  con buena luz, temperatura sobre los 16ºC de media y húmedos, hasta que germinen, entonces retirar el plástico cubertor.

Qué plagas y enfermedades tiene la Echeveria Elegans.

Como todas las plantas suculentas, no sufren especialmente enfermedades.

Controlar las bajas temperaturas, así como los excesos de agua y los restos secos que podrían hacer aparecer la botritis.

Pueden sufrir ataques de pulgones y cochinillas, tanto en las hojas como sobre todo en las raíces.

SEGUIR LEYENDO…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *