Aloe variegata

El Aloe variegata, es conocida popularmente como Aloe tigre y como Aloe pecho de perdiz. Es una planta bella y decorativa de la familia de las Liliáceas.

Aloe variegata

El nombre de variegata, viene de su diseño de bandas blancas y verdes alternativas, de sus hojas y de ahí su nombre popular.

Origen y hábitat.

Son originarias  y endémicas de las áreas secas y áridas del sur de África Occidental, Provincias del Cabo, Namaqualand, Karoo y Orange Free State y también en el sur de Namibia.

Su hábitat propio es, el de desarrollarse a la sombra de arbustos en terrenos duros o pedregosos.

Como es el Aloe variegata.

Este Aloe variegata, es uno de los más conocidos y distintivos de los aloes sudafricanos.

Crece de forma fácil, su follaje es hermoso y por su forma y sus bandas alternativas, verdes y blancas y sus altas y grandes flores anaranjadas, tiene gran vistosidad.

Las variegata o Aloe tigre,  no tienen tallos, rara vez permanecen solitarias y casi siempre forman grupos de unas pocas rosetas, que generalmente no superan los 30 a 40 cm de altura.

Aloe variegata

Rosetas, hojas y semillas.

Los rosetones que forma, son de hasta 30 cm de alto y unos 20 a 30 cm de ancho. Tienen sobre 18 a 24 hojas, dispuestas en tres rangos de color.

La hojas, de unos 10 a 15 cm de largo y de 3 a 6 cm de ancho. Son carnosas, lanceoladas y lisas, de color verde oscuro y blanquecino y variadas.

Recuerdan a la coloración de camuflaje que tiene en el pecho, las perdices. De ahí su nombre popular. Los márgenes de las hojas son cartilaginosos y a veces incorporan pequeños dientes blancos.

El tallo de floración, se alza hasta unos 30 cm de altura, formando un racimo generalmente simple, cilíndrico de unos 10 a 20 cm de largo y presenta entre 10 y 30 flores.

Las flores son de unos 35 a 45 cm de largo, de base truncada, relativamente grandes y suspendidas de la inflorescencia.

Aloe variegata
Aloe variegata – Flor

Son generalmente de color naranja, rojo o rosa carne, con puntas verdes, pero pueden variar en color, desde rosa pálido a rojo y rara vez amarillo.

La temporada de floración es en el invierno o principios de primavera. Las semillas, surgen con “alas” muy grandes, lo cual les facilita y aumenta, la dispersión por el viento.

Aloe variegata
Aloe variegata – flores

Como cultivar el Aloe variegata.

El Aloe variegata es una planta fácil de cultivar y una planta de interior excelente, que casi no necesita cuidados especiales.

No obstante, es fundamental una iluminación lo suficientemente brillante, que evite que por la ausencia de luz, se  pueda volver clara y pálida. Se cultiva bien cuando se mantiene a pleno sol.

Su mejor época de crecimiento es la primavera y el otoño.

En el exterior, mantenerla en semisombra, no siempre a pleno sol. En el interior, debe tener una muy buena iluminación natural.

No requiere ninguna poda. No obstante, se deben ir quitando las hojas secas y las inflorescencias que se marchitan.

Riego y abonado.

Se debe mantener relativamente seca, ya que requiere un riego cuidadoso, es propenso a pudrirse si se riega en exceso, especialmente en los meses de invierno.

Debe protegerse contra heladas, aunque la planta puede tolerar hasta los -7 ° C, pero eso sí, durante un período corto de tiempo.

En otoño se deben ir reduciendo los riegos, en invierno serán riegos ocasionales. Es importante no mojar la roseta, durante el riego.

Aloe variegata
Aloe variegata – flor surgiendo de la flor

En primavera verano, regar una vez a la semana y cuándo el sustrato esté bien seco. En invierno, cada dos o tres semanas.

Si la planta tiene sed, las hojas se cerrarán. Por el contrario, !!! Ojo con pasarse de riego ¡¡¡, se pudre con facilidad.

Se puede abonar con abonos específicos para cactus, pero hasta finales del verano. Abonar, cada 15/20 días, si es necesario. También se puede añadir compost, en lugar de abonar con fertilizante comercial.

Sustrato.

El suelo o sustrato de nuestro Aloe variegata, necesitará un buen drenaje y tener parte de material orgánico de cactus y suculentas.

En cualquier caso, será bueno que le incorporemos una sexta parte de arena gruesa.

Reproducción.

La planta va muy bien en macetas grandes y en rocallas y al exterior, pero siempre con buen drenaje.

Se multiplica la variegata por semillas y también por brotes o retoños y en primavera.

Semillas.

Para sembrar las semillas en nuestra maceta, esta dispondrá de un buen sustrato comercial para cactus. Puede mezclarse con una parte de perlita.

Regaremos bien y sembramos por encima del sustrato, sin apelmazamiento. Las cubriremos con una capa fina de sustrato y regaremos finamente con un pulverizador, para no mover las semillas de su sitio.

Pondremos la maceta con las semillas sembradas, en una zona de semisombra. Germinarán a las 4 o 5 semanas de la siembra.

Las semillas deben sembrarse lo más frescas posible. Las semillas frescas, germinan rápidamente a 18 ° C.

Brotes.

Con los brotes a la vista, quitaremos aquel o aquellos que tengan un tamaño suficiente. Lo cortemos con navaja o tijeras desinfectadas con alcohol de 96ºC.

Aloe variegata
Aloe variegata – brotes o hijuelos

Dejaremos secar la herida del corte del brote o hijuelo, una semana en lugar seco y a la sombra.

Lo plantaremos entonces, en maceta con un sustrato como el del semillero, sujetándolo bien y añadiendo arena volcánica o arena gruesa.

Luego, pulverizaremos agua de riego y lo dejaremos a la sombra, hasta que el retoño agarre. Este enraizará a las 3 semanas.

Las plantas nuevas crecen rápido, alcanzando el tamaño de la floración en tres o cuatro años.

Enfermedades y plagas que afectan al Aloe variegata.

Siendo una planta reistente a plagas y enfermedades, no está exento de ellas, por lo que, las enfermedades que le pueden afectar, son siempre generalmente,  las procedentes de un exceso de agua de riego.

Por tanto, la pudrición por hongos.

En ese caso, dejar secar bien, si es necesario retirar el sustrato actual, limpiar las raíces y colocar otro limpio. Controlar los riegos y si es necesario, aplicar algún fungicida comercial.

Las plagas que atacan a la variegata suelen ser las cochinillas algodonosas y por otra parte, una plaga de caracoles, que comen las hojas de la planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *