Conophytum karamoepense

Conophytum karamoepense

El Origen y el hábitat del Conophytum karamoepense, es la zona Oeste de Pofadder, Bushmanland, Cabo Norte, en  Sudáfrica.
Crece en áreas de roca, cuarzo desnudo, con un puñado de tierra y en las grietas.

Conophytum karamoepense

Lo podemos encontrar llamado como, Conophytum marginatum subs. haramoepense, Conophytum haramoepense

Este Conophytum, es uno de los “pseudobilobum” de flores rosadas, que se asemeja a un grupo de pequeños cristales de color verde jade, bordeados de rocas con amatista.

Los lóbulos son cortos, curvados hacia adentro y a menudo, casi se fusionan.

Como cultivar el Conophytum karamoepense.

Se trata de una planta “invernal”, ya que es más activo desde finales del invierno, hasta finales de la primavera y se dirige hacia la latencia del verano.

En condiciones de crecimiento favorables, continúa durante el verano también y no necesita cuidados especiales.

Esta planta, se debe mantener en un lugar fresco y sombreado en verano, aunque necesita pleno sol o sombra ligera.

En cuánto a las temperaturas, es resistente hasta los -2 ° C. Asegurar, en cualquier caso, una muy buena ventilación.

Conophytum karamoepense

En cuánto al trasplante, evite trasplantar con frecuencia. Esta planta puede permanecer en la misma maceta durante muchos años.

Es muy apto para tener en macetas, maceteros y en jardín de rocas o rocallas.

Sustrato.

El Conophtyum karamoepense, necesita de un buen drenaje, ya que es propenso a la pudrición de la raíz.

Puede crecer al aire libre en grietas soleadas, secas y rocosas. No obstante, requiere protección contra la humedad del invierno.

También se puede cultivar en zona de altura, zonas alpinas, pero en suelos pobres y muy bien drenados.

Conophytum karamoepense
Conophytum karamoepense en flor.

Riego.

El karamoepense, requiere poca agua, de lo contrario, su epidermis se puede romper, lo que resulta en cicatrices antiestéticas que afean la planta.

Se debe reguar mínimamente en verano, tan solo cuando la planta comienza a marchitarse.

Generalmente, en buenas condiciones, crecerá incluso en verano si se le aporta agua de riego.

Riegue regularmente en invierno, después de que las hojas del año anterior se hayan secado. Es imprescindible un buen drenaje.

Fertilización.

Para fertilizar el Conophytum karamoepense, aliméntelo una vez durante la temporada de crecimiento con un fertilizante específicamente formulado para suculentas de cactus, pobre en nitrógeno.

Este debe de incorporar todos los micronutrientes y oligoelementos, pero para regar, mejor diluidos a la mitad de la concentración recomendada en la etiqueta.

Esta planta suculenta, prospera en suelos pobres y necesita un suministro limitado de fertilizantes, para evitar que las plantas desarrollen un exceso de vegetación (efecto del nitrógeno), que es fácilmente atacado por enfermedades fúngicas.

Conophytum karamoepense

Plagas y enfermedades

En cuánto a las plagas que pueden cebarse en las Conophytum karamoepense, tan solo y principalmente, están las cochinillas.

Propagación

Se puede reproducir tanto por esquejes como por semillas.

Tome el corte, retoño o esqueje de una planta madre adulta. Cada corte debe contener una o más cabezas junto con una fracción de raíz.

Se propaga también y fácilmente por semilla.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *