Mammilaria carmenae

Mammilaria carmenae

La Mammilaria carmenae, es uno de los cientos de representantes de cactus, del Género Mammilaria. Veremos aquí lo más caracteristico de este cactus.

Mammilaria carmenae
Mammilaria carmenae

Procedencia y hábitat.

Este cactus, tiene un hábitat de procedencia muy restingido. Se encuentra entre  Ciudad Victoria y Tamaulipas en Méjico y en parte de América del Norte.

Su habitat se establece entre una altitud, de 850 a 1.900 metros.

La extensión del habitat de esta mammilaria, es inferior a 100 km² y fue descubierto por Marcelino Castañeda en 1953 cerca del rancho La Reja.

Por ello, tiene el nombre común de Biznaga de Reja.

Cómo es la Mammilaria carmenae.

La Mammillaria carmenae, es un pequeño cactus solitario o agrupado con tallos globosos. Las areolas que viene a tener alrededor de 100 espinas radiales de color crema.

Mammilaria carmenae - flor
Mammilaria carmenae – flor

Los tallos son globosos y hasta de forma ovoide, de unos 4 a 10 cm de alto y de unos 3 a 5 cm de diámetro. No exuda ningún tipo de látex.

Los tubérculos son cónicos y se presentan, de forma lanuda y erizado.

Espinas.

Las espinas radiales, son más de 100. Son suaves, finas, flexibles, en forma de estrella, blancas o amarillas pálidas o incluso doradas, de hasta 5 mm de largo.

No tiene espinas centrales.

Flores.

Las flores de la Mammilaria carmenae, son diurnas generalmente, de color blanco cremoso a rosa e incluso, rosa pálido con nervios centrales teñidos de color rosa y hasta unos 11 mm de largo.

La estación de floración en Europa, es a fines de invierno, floreciendo todas a la vez  y principios de primavera y son muy generosas con sus flores.

Los frutos, son  de color verdoso y las semillas, son negras.

Mammilaria carmenae - flor
Mammilaria carmenae – flor

Deberos añadir que a pesar de la considerable hibridación entre esta especie, en viveros especializados, no todas las plantas de flor de color rosa, son necesariamente híbridas, ya que alguna especie de flor rosa realmente existe en la naturaleza.

La buena iluminación, mantendrá la espinificación colorida y apretada, mientras el crecimiento no sea forzado.

La floración a menudo tiene lugar en invierno, o principios de primavera.

Cómo cultivar la Mammilaria carmenae.

Este cactus, es una especie de crecimiento relativamente rápido. Esto se puede hacer que se creen fácilmente grupos.

No es demasiado difícil de cultivar en invernadero, aunque crece bastante lentamente. Generalmente se ve como una planta injertada, pero también puede crecer en sus propias raíces.

Riego.

El riego, en verano lo haremos,regularmente. No se debe regar, en exceso, ya que son propensas a la pudrición de las raíces.

Riegue con moderación, desde marzo hasta octubre, semanalmente durante el verano, si el clima es bastante soleado, con un poco de fertilizante agregado.

Use una maceta con un buen drenaje y un medio de cultivo o sustrato muy poroso. No regar apenas en invierno, incluso a mantener seco el sustrato en invierno.

Abonado.

En cuánto al abonado, alimente a la Mammilaria carmenae, con un abono rico en potásico, en verano.

La alimentación puede no ser necesaria en absoluto, si el compost es fresco, entonces, aliméntese en verano solo si la planta no ha sido replantada recientemente.

No alimente a las plantas a partir de septiembre, ya que esto puede causar un crecimiento exuberante, que puede ser fatal durante los meses más fríos.

Mammillaria carmenae
Mammillaria carmenae – flores

Sustrato.

Como sustrato, debe utilizar un suelo mineral, bien permeable y con poca materia orgánica, o sea poca turba o humus.

Puede encontrar preparados de sustrato comerciales, que le facilitan la tarea.

Ambiente.

Este cactus, es bastante resistente a las heladas, si se mantiene seco y es resistente a temperaturas tan bajas como, -5 ° C.

Su ubicación idónea es en el exterior, a pleno sol o en la sombra de la tarde.  En el interior, necesita luz brillante y algo de sol directo.

De fácil agrupamiento y fácil floración. La mayoría de las plantas se compensarán fácilmente y los grupos se pueden producir en unos pocos años.

Propagación.

Se multiplica por división o por siembra directa, siempres después que que finalicen las heladas, o sea entrada la primavera.

Injertos o esquejes.

Las plantas generalmente se injertan en cactus con forma columnar, pero se ha demostrado que pueden producir sus propias raíces si se elaboran.

Los recortes se enraizarán en una temperatura mínima, de 20 ° C aunque mejor en climas cálidos. Los recortes de brotes saludables se pueden tomar en la primavera y el verano.

Para ello, corte el tallo con una navaja afilada y estéril, deje el corte en un lugar cálido y seco durante una semana o semanas, según el grosor del corte, hasta que se forme un callo sobre la herida.

Una vez que se forma el callo, el corte se puede insertar en una maceta con un sustrato para cactus y rematada con una capa superficial de grano grueso.

Deben ser colocados sobre la arena gruesa solamente, así evitaremos que el extremo del corte se moje demasiado y permite que las raíces penetren en el rico compost que se encuentra debajo.

Los esquejes deben enraizar en unas 2 a 6 semanas.

Variedad cristata.

La variedad cristata, se presenta por la variación en el crecimiento normal de la planta y se debe a una mutación genética.

El crecimiento en la cresta puede ocurrir en plantas normales. A veces se debe a variaciones en la intensidad de la luz o al daño, pero generalmente las causas son desconocidas.

Mammilaria carmenae - cristata
Mammilaria carmenae – cristata

Una planta con cresta puede tener algunas áreas que crecen normalmente y otras partes de la planta con cresta, que parece un cerebro, que puede volver al crecimiento normal, sin ninguna razón aparente.

Si le queda algo de la parte con cresta, debe eliminar el crecimiento normal y dejar atrás la parte con cresta, tendrá que hacerse con regularidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *