Aloe ferox

EL Aloe ferox, es una planta de la familia de las Asphodelaceae, Aloes,  que comprende más de 500 especies vegetales que crecen, según la variedad, en distintas regiones del mundo, especialmente en África.

Su origen y hábitat, es Sudafrica, concretamente en El Cabo Oriental, Estado Libre, KwaZulu-Natal. Se extiende hacia el interior, Lesotho.

Aloe ferox

El aloe ferox es generalizado y común en toda su gama en su hábitat y su rango de altitud es hasta los 1.000 metros sobre el nivel del mar.

Una característica de algunas especies de Aloes es, que poseen usos y propiedades medicinales.

Hábitat del Aloe ferox.

El Aloe ferox es una de las especies dominantes en la vegetación suculenta de matorrales, en Sudáfrica. Crece en una amplia gama de condiciones climáticas.

Es especialmente abundante en zonas, valles del río costero y más hacia el interior en afloramientos rocosos a áreas planas y abiertas, laderas áridas y rocosas y laderas de montañas.

Las temperaturas medias es esas zonas, varían de 27 a 31 ° C. Es capaz de prosperar en el clima árido, así como en condiciones de relativa húmedad.

En su entorno, la precipitación anual varía de 50 a 300 mm. Aunque el sistema de raíces es poco profundo, la planta puede crecer en condiciones de sequedad.

El Aloe ferox, tiene el tallo rodeado por una capa persistente de hojas muertas que lo aíslan, en el caso de incendios forestales.

Esta especie necesita de la polinización de las aves, pero sin embargo, las abejas también juegan un papel importante.

Las hojas de esta planta medicinal, de importancia comercial, se cosechan extensamente. Aún así, no está en peligro de extinción.

Sus nombres populares en español son, Aloe feroz o Aloe del Cabo.

Como es el Aloe ferox.

El Aloe ferox, es un aloe de aproximadamente 2 a 3 m de altura, con las hojas dispuestas en una roseta apical, con restos de hojas muertas.

Las hojas pueden ser de hasta 1 metro de largo y hasta 15 cm de ancho, son de color verde, pero a veces con un matiz rojizo y están cubiertas por dientes de color rojizo a marrón.

Las plantas jóvenes tienden a ser muy espinosas. Es una especie muy variable y se hibridará con cualquier otro aloe, dando lugar a muchos aloes.

Aloe ferox

Tallos.

El tallo es simple o casi ramificado sobre la base, de unos 3 metros de altura, que en ocasiones puede llegar  a alcanzar una longitud de 5 m y un diámetro de 10 a 15 cm.

Es de crecimiento lento.

Roseta y Hojas.

La Roseta viene a tener unas 30 a 60 hojas, densamente agregadas en la punta de los tallos. Las hojas viejas, permanecen después de que se hayan secado, formando una “enagua” persistente en el tallo, que le da un aspecto desordenado e irregular, si no se elimina.

La hojas, lanceoladas, de textura muy rígida, con la cara superior ligeramente canalizada y con la inferior convexa, punzante en el ápice y arqueada y erguida.

Tiene las puntas de las hojas curvadas ligeramente hacia abajo. Son de color verde opaco o verde grisáceo y a veces con un aspecto ligeramente azul y con un tinte marrón rojizo en condiciones de estrés.

Cada hoja puede tener 50 a 100 cm de largo y unos 65 a 150 mm de ancho. Las hojas están provistas de espinas de color rojizo a marrón oscuro, de 3 a 6 mm de largo y 10 a 20 mm de separación, a lo largo de los márgenes.

Superficie glabra (lisa sin pelos) o con pocas a muchas espinas irregulares dispersas en las superficies de las hojas, especialmente en la superficie inferior.

Las plantas jóvenes tienden a ser muy espinosas. La presencia de una cutícula gruesa, hace que las hojas estén bien adaptadas a las condiciones de sequedad ambiental.

Aloe ferox
Aloe ferox – flores

Flores e inflorescencia.

La inflorescencia es una panícula ramificada, un racimo ramificado de flores, de un solo candelabro alto, con 5 a 8 ramas, cada una de ellas con racimos densos cilíndricos o estrechamente cónicos, con una cabeza grande con forma de espiga de muchas flores, de 50 a 80 cm de alto, 9 a 12 cm de diámetro y estrechándose.

Las flores, de forma tubular, son de color amarillo-naranja, a rojo brillante, rara vez amarillo o blanco, con pétalos internos inclinados de color blanco y de aproximadamente, unos  3 cm de largo y base redondeada. 

El Aloe ferox es polinizado por las aves, pero las abejas también juegan un papel importante en la polinización.

Las floraciones son autoestériles y solo unas pocas flores por racimo maduran simultáneamente. Los estambres producen polen por la mañana y se marchitan por la tarde.

La época de floración es el invierno, mejor de mayo  noviembre, según la procedencia. En zonas más frías, se puede retrasar la floración hasta la primavera.

Fruto.

Los frutos son de unos 10 a 12 mm de tamaño.

Son de color amarillo grisáceo pardo y presentan muchas semillas. Las semillas son de color casi negras, de aproximadamente de unos 5 mm y ampliamente aladas.

Cultivo del Aloe ferox.

El Aloe ferox, es una planta muy ornamental, aunque con agudas espinas. No es exigente y es fácil de cultivar.

En climas cálidos, se adapta muy bien a jardines de diferentes condiciones ambientales. Crece muy bien al aire libre en primavera y verano y salvo zonas frias, también en invierno.

Puede soportar heladas de hasta los -2ºC y muy secas, siempre que sean puntuales y de corta duración. Necesitará cubrirlo contra el granizo, porque éste, puede dañarlo profundamente y más si es joven.

Suelo y Sustrato.

Este aloe, prefiere un suelo con pH ligeramente ácido, pH de 5 a 6.

Su sistema radicular es amplio, por lo que requiere de grandes jardineras o macetas, para poder expandirse. Crece mejor en suelos bien drenado y fértiles.

Aloe ferox

Riego y abonado.

Para el regar correctamente el Aloe ferox, hacerlo cada 2 a3 días en verano y cada 5 a 6 días el resto del año. Durante el invierno, regar cada 15 a 20 días.

En todo caso, permitir que el compost o sustrato se seque, antes de volver a regar.

El abonado lo llevaremos a cabo en primavera y verano, con abonos minerales. Utilizaremos un abono específico para cactus y suculentas, siguiendo las indicaciones del fabricante y abonar cada 15 días.

Plagas.

No se suele ver afectado por plagas, por lo general.

Tan solo, cuidado con plagas de caracoles, que pueden morderla y comerla, afeándola como poco.

Atenciones generales.

Se debe de eliminar los tallos de flores viejos. Durante los meses del invierno,las plantas deben de cultivarse, habiendo eliminado los tallos y hojas viejas, para iniciar el desarrollo de la flor.

Multiplicación y propagación.

El Aloe ferox no produce brotes o hijuelos, pero se puede propagar por semilla y por siembra de la parte superior de las plantas viejas.

Siembre la semilla en un medio bien drenado, en bandejas poco profundas y cúbrala ligeramente con arena o a la semilla se llevará el viento.

Una vez que las semillas comiencen a germinar, manténgalas húmedas, pero tenga  cuidado con el exceso de riego, como siempre,  ya que las plántulas podrían llegar a pudrirse.

Transplante más tarde, en macetas pequeñas una vez que tengan aproximadamente 3 a 4 cm de altura, sobre medio año después de la siembra.

Usos y propiedades del Aloe Ferox.

Además de su uso netamente decorativo y ornamental, como parte importante de nuestro jardin o colección de suculentas, el Aloe ferox, tiene un montón de usos y propiedades medicinales.

Ya desde la antigüedad, las antiguas civilizaciones China, India, Egipcia, Asiria, Griega o Romana, conocían y utilizaban el aloe con diversos fines medicinales y cosméticos.

El aloe se cita en la Biblia, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Hasta nuestros días, pues, el aloe ha sido ampliamente utilizado, en medicina tradicional o casera.

También ha sido utilizado como uso terapéutico y forma parte de diversos medicamentos y productos para el cuidado de la piel e incluso, por su agradable aroma, en perfumería y cosmética.

En medicina casera, el acíbar del aloe solía ingerirse envolviendo una pequeña cantidad en miga de pan, para disimular su sabor amargo.

Su uso medicinal se debe a la presencia de aloína, que tiene capacidad para mejorar el sistema digestivo, esto es y de forma divulgativa:

– para mejorar la digestiónen general

– para depurar la vesícula biliar

– como laxante y purgante

– alivia el estreñimiento, relajando los músculos del colon

– para equilibar la flora intestinal

– para fortalecer el sistema inmunitario

– por la presencia de aminoácidos, que lo convierten en un antiviral y antibacteriano

– por la presencia de hierro y calcio, incluso en mayor proporción que el Aloe vera.

En uso externos es utilizado como cicatrizante y se aplica en las quemaduras.

Aloe ferox

Como utilizarlo.

Dos formas de uso, en zumo de gel diluido, que es el látex que rezuma y en polvo, que lo que hace es, actuar como protector y antiinflamatorio de piel y mucosas.

Se suele consumir en forma de zumo de del gel al exprimir la hojas, el acíbar, pero diluido en agua y al tomarlo al llegar la noche, mejora el tracto intestinal.

También molido, como polvo de acíbar, durante las comidas, ayuda a la digestión y como depurativo de la vesícula biliar.

Como es amargo, endulzarlo con miel o azucar.

A titulo informativo, la EMA, Agencia Europea del Medicamento,  recomienda como posología, para mayores de 12 años, cantidades equivalentes a 10-30 mg de derivados hidroxiantracénicos, calculados como aloína, una vez al día y por la noche.

Sin embargo, también indica que la dosis debe adaptarse de forma individual y que la más adecuada será la dosis mínima, que produzca una defecación cómoda.

En personas sensibles, pueden presentarse efectos indeseables como espasmos y dolor abdominal, lo que puede paliarse combinando el áloe con plantas de acción antiespasmódicas, como la manzanilla u otras plantas carminativas.

Advertencia.

Hay que tener en cuenta que, que el Aloe ferox o del Cabo, también es considerada tóxica, ya que el exceso de ingesta de aloína, puede generar irritación tanto de forma interna como externa y en este sentido, no se deben exceder las dosis.

El 9 de mayo de 2002, la U.S. Food and Drug Administration publicó una ley prohibiendo el uso del Aloe y la cáscara sagrada, como ingredientes laxantes en productos medicinales sin receta médica.

Os dejo un vídeo, que aunque está subtitulado en inglés, muestra la importancia del Aloe ferox y su industrialización para su aprovechamiento medicinal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *