Crassuláceas

¿Qué es una Crasulácea?

Las plantas Crassuláceas son un tipo de plantas herbáceas y arbustivas que tienen como caracterísitica el almacenamiento de agua en sus hojas y tallo.

Esto surge por su origen, generalmente de zonas secas y áridas donde las precipitaciones son escasas.

Tipos de crassuláceas

Ventajas de tener una crasa

Las Crassuláceas son una familia de plantas ampliamente extendida en el mundo de la jardinería debido a la facilidad de cultivo.

Son plantas que se pueden mantener en interior en zonas soleadas, como en exterior.

Si las temperaturas son muy bajas, en algunas variedades, pueden llegar a congelarse las hojas.

Por tanto son una planta idónea para decorar balcones o terrazas para gente que no tenga tiempo de cuidar otras plantas más laboriosas.

Del mismo modo, debido a la facilidad de cultivo, permite a los aficionados que se esmeren en su cuidado.

Obtendrán ejemplares muy bonitos, sanos y cuidados, así como tener una bonita colección.

Jardines verticales con Crasas

Los jardines verticales son paredes cultivadas, de forma que podamos tener un jardín propio en la ciudad y en una parte de la construcción, que no parece la más adecuada para ello.

Son pues montajes sobre paredes, muros, etc., cubiertos por plantas de especies muy variadas, que permiten cubrir de verde natural, el exterior e interior de edificios.

Continúa leyendo todo sobre jardines verticales

Cómo hacer combinaciones con crasas

Algo que debemos destacar de ellas es la gran variedad que existe, por tanto nos permite hacer combinaciones originales con ellas.

Para estas combinaciones podemos utilizar echeverias, sedums, crasulas

Debido a su facilidad de reproducción, podemos hacer estas combinaciones de manera muy rápida y sencilla únicamente con hojas.

Cortando hojas y posándolas en un macetero que hayamos elegido, en el orden deseado, crecerán los nuevos plantones.

 

Cómo hacer un bonsai con crasas

La realidad de este tema, es que bajo las directrices exactas del Bonsai no puede ser considerada como tal, puesto que no tiene tronco que lignifique.

Aunque la apariencia de estos troncos es así, pero son troncos llenos de agua, al alambrarlos podemos partirlos o marcarlos si hacemos fuerza.

Pero por otro lado, pueden llegar a tener el aspecto de un árbol trabajándolo.

Como son plantas de fácil cuidado y qué decir tiene, menos complejas que un bonsai, pueden ser una solución para aquellos aficionados a las planas suculentas o un nuevo reto.

El vídeo siguiente explica cómo hacer un bonsai con una plantas crasas, disfrutadlo.