Reproducción vegetativa o asexual.

Reproducción vegetativa o asexual.

La reproducción o multiplicación de las suculentas, tiene dos formas fundamentales de conseguirse.

1.- La reproducción sexual o por semillas

2.- La reproducción vegetativa o asexual

Reproduccion vegetativa o asexual
Reproduccion asexual del kalanchoe

Veremos aquí la reproducción vegetativa o asexual, ya que es muy fácil de obtener plantas de igual porte, de forma muy sencilla.

La reproducción vegetativa o asexual, se consigue mediante yemas, esquejes, tallos, brácteas, trasplante, hojas o fragmentos vegetales diversos.

Veremos las formas más usuales y prácticas, hijuelos, esquejes, hojas y brácteas en nuestros cactus y suculentas.

Podemos encontar algunas ventaja y desventajas de esta forma de reproducción;

Ventajas;

  • Tienen un crecimiento acelerado y se obtienen nuevos especímenes de mayor tamaño más rápidamente.
  • Para reproducir plantas con particularidades específicas, como plantas monstruosas, cristatas o con colores mutantes.

Desventajas;

  • No existe variabilidad genética y no todas las especies se pueden reproducir con esta técnica. Son plantas idénticas a la madre.
  • Si se polinizan plantas nacidas de esta forma, no se obtienen semillas salvo que se trate de especies autofértiles (autógamas)

Un género especialmente apto para esta técnica, son las Echeverias. Estas se pueden reproducir por esqueje, por hojas, por hijuelos y por brácteas.

Las brácteas son en botánica, hojas modificadas que se encuentran muy próximas a las flores compuestas, a aquellas que producen pétalos (plantas angiospermas).

Propagación por Hijuelos, Vástagos  o Brotes.

Los hijuelos, vástagos o brotes, nacen en la base de la planta madre y en ocasiones en número muy alto.

Reproducción vegetativa o asexual
Hijuelos listos para reproducir

Tan solo tendremos que desprender el hijuelo  de la planta madre y dejarlos cicatrizar unos 10 a 15 días, en lugar seco y ventilado.

Utilizaremos una navaja o cuchillo bien afilado y desinfectado con alcohol, procurando hacer el menor daño posible a la planta madre. Cortaremos de forma límpia y procuraremos dejar 2 0 3 centímetros de tallo.

Sobre la base del tallo podremos aplicar, a voluntad al no ser imprescindible, hormonas de enraizamiento. Dejaremos que seque bien y pasados unos días, lo plantaremos en un sustrato preparado al efecto.

Como sustrato base, se puede preparar con tierra de hojas, compost, turba, fibra de coco y junto con arena, gravilla, vermiculita, etc.

Haremos una mezcla al 25% de tierra de hojas, 25% de turba y 50% de tierra o material inerte y regaremos.

Reproducción vegetativa o asexual
Hijuelos listos para reproducir

Propagación por esquejes.

En la reproducción por esquejes encontramos una ventaja, si el esqueje lo sacamos con raíces, puesto que se podrá plantar ya.

Primeramente cortaremos con navaja o cuchillo bien afilado y desinfectado, el esqueje, procurando no dañar a la planta madre y sacando con corte límpio el esqueje.

Dejaremos cicatrizar el corte al menos una semana o bien como remedio casero, pintaremos la zona de la herida con esmalte de uñas y tan solo esperaremos un día.

Podremos aplicarle a la zona del corte una vez cicatrizado, hormonas de enraizamiento para facilitar su agarre y crecimiento.

Prepararemos un sustrato al efecto, ya comentado, que esté bien aireado, plantaremos el esqueje y regaremos/rociaremos bien.

Esperaremos una semana al menos, antes de volver a regar. En dos meses estará enraizado y podremos trasplantarlo a maceta individual.

Reproducción vegetativa o asexual
Esquejes listos para reproducir

Propagación por hojas.

La propagación por hojas, es muy similar por esquejes y viceversa.

En este caso utilizaremos hojas de nuestras suculentas, de la planta madre. Una vez más, las Echeverias se multiplican con éxito mediante esta vía.

Desprenderemos la hoja con la mano, que debe quedar entera, ya que si se rompe o rasga la base de unión al tallo, no generará brotes. La dejaremos secar y cicatrizar durante dos o tres días.

Reproducción vegetativa o asexual
Hoja lista para reproducir

La plantaremos (en realidad lo colocamos) en sustrato fino, base de arena, tan solo unos milímetros de profundidad.

Debido a que está tan solo como acostado sobre el sustrato, lo regaremos bastante con un pulveriador muy fino y dejaremos una semana sin regar de nuevo.

Pasados dos meses, podremos ya trasplantarlo a una maceta independiente debido a su crecimiento.

Reproducción vegetativa o asexual

Propagación por brácteas.

Las brácteas son ” hojas o cualquier órgano foliáceo, que nace del pedúnculo de una flor o inflorescencia y suele ser distinta de la hoja verdadera por su forma, tamaño y color”.

También podemos definirlas como, “hoja modificada en su forma, tamaño, color, etc., situada junto a las flores o inflorescencias. Puede presentar un colorido brillante”.

Su función principal no es la fotosíntesis, sino proteger las flores o inflorescencias.

Aunque son verdes, hay algunas excepciones en las que durante su proceso de desarrollo adquieren una diversa variedad de colores, muchas veces intensos y llamativos.

Un ejemplo que nos viene de maravilla para entender qué son las brácteas, lo encontramos en la Flor de Pascua o Euphorbia pulcherrima, de tal manera que a menudo se confunden con las verdaderas flores.

Reproducción vegetativa o asexual

La propagación por brácteas, es básicamente igual que con hojas.

Para este tipo de multiplicación, necesitaremos que las inflorescencias de la planta esten maduras. Deberán estar bien desarrolladas, para recoger las brácteas.

No obstante, no hay que esperar a que maduren demasiado o se secarán. Las recogeremos a mitad de proceso de floración, para que no estén ya deshidratadas.

Con los dedos de la mano, las recogeremos desde su base como con las hojas. Hay que dejar cicatrizar la herida de la bráctea, dos o tres días.

Procedremos a plantar las brácteas, como hicimos con las hojas.

—–

Por otra parte, métodos de propagación asexual de las plantas, son también muy conocidos por tubérculo, estolón y rizoma.

Tambien, por acodo, injerto y bulbos.

 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *