Género Mammillaria

Género Mammillaria

El Género Mammillaria, es parte de la familia botánica de las Cactaceae, cactus. Este es un género es un grupo de plantas, todas ellas muy similares y muy amplio.

Aqui os mostraremos algunas de ellas, para que veáis la belleza de este género de cactus, de entre los centenares que hay.

Mammillaria blossfeldiana
Mammillaria blossfeldiana en flor

Estos cactus, las suculentas, disponen de grandes reservas de savia y tienen un metabolismo particular, llamado C.A.M.  o Metabolismo del ácido crassulaceo.

En realidad, este metabolismo, al contrario de todas las demás plantas, funciona durante la noche, absorbe gas carbónico y restaura el oxígeno, durante un período en el que las temperaturas son menos altas, para evitar la desecación de las plantas.

Del Género Mammillaria, hay alrededor de 200 a 300 especies dependiendo de diferentes clasificaciones.

La mayoría de ellos son nativos de México, con algunos del sudoeste de los Estados Unidos, algunos de Sudamérica y otros de las islas del Caribe.

Mammillaria bocasana v. rosalviflora
Mammillaria bocasana v. rosalviflora en flor

El nombre Mammillaria proviene de la palabra latina mamma, que se refiere a los tubérculos que cubren el cuerpo de la planta y que, para varias especies, contiene una savia lechosa o látex.

El género Mammillaria fue creado en 1812 por Adrian Haworth, pero el primer cactus denominado en la familia de las Mammillaria, fue descrito en 1753 por Linneo, con el nombre de Cactus Mammillari.

Tipos de Mammillarias

Cómo son los cactus del Género Mammillaria.

Es tos cactus son plantas globosas o ligeramente deprimidas o cilíndricas. Son cortas o con grupos de cuerpos cilíndricos cortos.

Mammillaria compressa
Mammillaria compressa

Las Mammillarias son plantas pequeñas o medianas, solitarias o agrupadas, llegando a ser muchas de ellas de espectacular belleza.

La savia o látex, es una sustancia lechosa, algo acuosa en el cuerpo y en los tubérculos.

Su tamaño suele oscilar entre los 2 a 25 cm de diámetro, pudiendo incluso llegar al medio metro de altura.

Los cactus Mammillaria, se caracteriza por tener una estructura de espinas, que nace en la base de la planta y cubren una gran parte de su superficie.

Según la especie de Mammillaria, sus espinas podrán adoptar diferentes formas, pueden ser espinas cortas, curvadas y de color blanco, hasta largas espinas rectas y amarillentas.

Mammilaria elongata
Mammilaria elongata

Las espinas.

Las espinas de los Mammillaria,  se originan en la parte superior de los tubérculos (areola).

Están separadas en dos tipos, las espinas radiales y las espinas centrales, incluso a veces son iguales. Generalmente, las espinas centrales son diferentes.

Las espinas pueden ser largas o cortas, numerosas o ausentes, enganchadas o rectas, con forma de pelo, con forma de cerda y con forma en ocasiones de lana, o lanudas.

Las flores, los frutos y las semillas.

La flores, por lo general, se abren durante el día y nacen de una areola con flores, en las axilas de los tubérculos. Para ello, necesitarán las dósis exactas de luz, agua y abono.

Mammilaria crucigera
Mammilaria crucigera

Empiezan a florecer desde el inicio del verano, hasta la llegada del otoño. Se suelen presentar en forma de corona, sobre la parte alta de la planta.

Las frutos, por supuesto, vienen en el mismo lugar después de las flores. Las flores son pequeñas o medianas y se distribuyen en círculos en el crecimiento del año anterior.

La forma y el color varían, generalmente rojo, amarillo, blanco, rosado, rosa, con venas medias de otro color.

Los frutos, son a menudo rojos y raramente verdes o blancos.

Por lo general, forma de palo alargado, algo redondeado, pero a veces también pueden ser de forma globosa.

Las Semillas, suelen ser de colores marrones o negras, dependiendo de la especie. El tamaño varía dependiendo de la especie.

Caracteristicas del Género Mammillaria.

Los cactus Mammillaria, se caracteriza por soportar temperaturas extremas, tanto de frío como de calor y no necesitar apenas agua para poder subsistir.

Su habitat es el clima desértico y muy árido, propio de muchos cactus. No obstante, es necesario que permanezcan en lugares ventilados, especialmente si la tenemos en interior, durante el verano.

Este cactus necesita mucha luz, todo el año. La temperatura óptima para el cultivo será entre los 15 y 25 ºC y en invierno entre los 10/13ºC, pero sin exponer a la planta a menos de 10ºC.

Mammillaria

Reproducción de la Mammillaria.

Brotes.

La forma más típica de reproducir la Mammillaria, es a través del replantado de los brotes basales que salgan de la planta madre.

El procedimiento a seguir será, cortar con cuidado los brotes basales y los déjaremos secar durante una semana aprox. para darle tiempo a desarrollar las raíces de la nueva planta, salvo que las tenga.

Una semana más tarde, podremos hacer el trasplante de la mammillaria.

Si la va a plantar en el exterior, busque una zona muy luminosa y ventilada, con luz directa natural.

Si la va trasplantar en maceta para interior, la meceta deberá estar bien dimensionada, para que las raíces se desarrollen adecuadamente, ya que se extienden mucho y llenarán la maceta.

Utilice un sustrato adecuado, lo ideal sería mezclar un tercio de arena gruesa, con dos tercios de sustrato, para conseguir así un mejor drenaje.

Entonces, plante el cactus y rieguelo de forma abundante hasta que la tierra esté bien húmeda.

Semillas.

Esta será la otra forma de reproducir nuestra Mammillaria y lo haremos entre marzo y abril.

El momento adecuado es en primavera, evite las épocas de frío todo lo que pueda o perderá la semillas.

Mammilaria geminispina
Mammilaria geminispina

Deberá recoger las semillas de la planta, cuando estén de un color oscuro y dejarlas secar para que pierdan toda la humedad posible.

Luego podrá plantar las semillas utilizando un sustrato similar al de la plantación de los brotes de la planta madre. También, dos partes de sustrato específico para semilleros de cactus y una parte de vermiculita.

Protéjalas de las variaciones de temperatura, tapandolas con film de plástico transparente, aunque deberá controlar el exceso de humedad.

Riegue con agua abundante y se mantenga muy húmedo el suelo para facilitar el crecimiento del cactus.

Es un proceso bastante lento. Cuándo surjan los brotes, deberá reducir el riego y la dispondrá en una zona con buena iluminación y ventilación.

Si quiere probar ha realizar cruces o hibridos entre sus Mammillarias, con un pincel frote suavemente y haga lo mismo con otra flor de otra planta.

Como cuidar nuestra Mammillaria.

Riego.

Lo principal, como en casi todos los cactus, es no regar en exceso y solo hacerlo cuando el sustrato esté bien seco.

El exceso de agua podría provocar la pudrición de las raíces. Debe tener un buen drenaje en maceta y evitar los encharcamientos.

Mammilaria carmenae cristata
Mammilaria carmenae cristata

El riego en invierno, tan solo una vez cada tres semanas, mientras que en verano, lo normal será tener que hacerlo al menos una vez por semana.

Abonado.

Abonar desde primavera y verano cada 20/25 días y con abono liquido diluido en el agua de riego. En otoño e invierno no abonar.

Los abonos aconsejados serán los que lleven nitrógeno, fósforo y potásio, en partes iguales y también minerales como magnesio, hierro, manganeso, cinc, boro, molibdeno y cobre, básicamente.

Esto se puede encontrar, en abonos preparados comerciales, al efecto.

Plagas y enfermedades.

Suelen ser las enfermedades, sobrevenidas por un mal cutivo de la planta. ¿Como actuar ante estas plagas y enfermedades?

Es decir, la falta de riego hará que el cactus pierda su color verde vigoroso, o sea menos verdoso y la posibilidad de que se deshidrate.

Si el cactus se pone blando y se arruga, el sintoma es de exceso de riego. Se pueden pudrir la raíces. Si esto nos ocurre, la planta estará perdida.

Mammilaria matudae
Mammilaria matudae

Solo se podría intentar dejar la planta y ráices expuestas al sol y al aire, a ver si se secan y se salva alguna de ellas, como para regenerar el cactus. Eliminar las zonas podridas con cuchilla afilada y desinfectada con llama.

Espolvoree algo de fungicida y trasplante. No riegue en al menos 15 días.

Si la planta pasa frío, se observará que aparecen zonas oscuras, sobre la piel del cactus. Pongalo en una zona cálida, rápidamente.

La plaga que la puede atacar, es la de las cochinillas y estas pueden ser la cochinilla parda y/o la cochinilla algodonosa. Pueden atacar tanto al tallo como a las raíces, por lo tanto si vemos debilidad en la planta, la revisaremos en profundidad.

Las cochinilla, atacan a la planta y pueden llegar a matarla, alimentándose de la savia.

Si las vemos sobre el tallo, lo más rápido es con un paño o pincelillo, impregnado en alcohol, darle por encima unas pasadas, durante varios días. Al eliminarlas, limpiar los tallos de la Mammillaria, con agua.

Si hubiese afectado a las raíces, limpiarlas bien con agua tibia eliminando cualquier atisbo de cochinillas y dejarlas secar o podar las necesarias y cambiar la tierra o sustrato completamente y trasplantarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *