Kalanchoe

El Kalanchoe, es un  género con alrededor de 125 especies de la familia de las crasuláceas.

Originarias de  las zonas tropicales de Africa, aunque algunas han sido llevadas a América y crecen de forma silvestre.

Pertenece a la Familia de las Crasuláceas, por tanto, se trata de una planta crasa y como tal hemos de tratarla.

Es de floración invernal, fácil de mantener en flor todo el invierno. Su nombre deriva del chino, aunque está presente en Africa, Arabia, India y Malasia.

El Kalanchoe es una planta muy popular y de fácil cultivo. Casi todo el año presenta flores.

Los expertos, lo consiguen controlando las horas de exposición al sol, provocando que florezcan.

Cómo es el Kalanchoe, sus flores.

Hay numerosas variedades, unas con flores blancas, amarillas, anaranjadas, rojas o rosas.

Se suelen presentar como un arbusto o planta herbácea perenne.

La de mayor tamaño es la Kalanchoe Beharensis, originaria de Madagascar, que puede alcanzar los 6 m de altura. El resto son hibridos del Kalachoe Blossfeldiana.

Lo usual es que no sobrepase el metro de altura. Las hojas del Kalanchoe son carnosas, de color verde y con recubierta cérea.

Surgen en tallos florales, en colores rosados, rojos, amarillos o blanquecinos, según la especie o la variedad.

Florece desde inicios de invierno hasta la llegada de la primavera.

Kalanchoe, cactus, suculentas

Se puede cultivar en climas cálidos en el interior y se puede dejar el año entero en el jardín, con climas benignos.

Su temperatura ideal está entre los 20º C y 27º C.

Como normas general, se adaptan al sol ya la sombra, tanto en el exterior y en el interior.

Gustan de mucha luz, al menos 4 horas de luz solar diarias, para llegar a florecer suficientemente. Temperaturas por debajo de 10º C le sienta mal.

Si ya te han florecido, tendrás que cuidarlas para que sean más duraderas.

Primero que nada, no las rocíes con agua, no es aconsejado para las flores.

En su lugar, las rociaremos con unas  pocas gotas de fertilizante natural y así no atraer a los insectos, que puedan dañarlas.

Las que se vayan secando, retíralas con la mano, pinzándolas.

Kalanchoe, cactus y suculentas

Como regar y abonar el Kalanchoe.

El asunto más delicado al cuidar una crasa o suculenta, es el riego, es decir, son plantas sensibles al agua y no soportan los encharcamientos.

Es la principal causa de la muerte de la planta, por pudrición de las raíces.

Lo más indicado es, dejar secar el sustrato entre riegos. Durante el invierno riega poco  o muy poco.

Necesario es un buen sistema de drenaje en la maceta de nuestro Kalanchoe y evitar el encharcamiento del sustrato, con el agua sobrante.

Deberemos evitar el riego con agua muy fría, ya que puede producir un shock a la planta.

Kalanchoe, cactus, suculentas

Evitar mojar las hojas al regarlas y que sol llegue a quemarlas.

El abonado del Kalanchoe, debe ser cada 15 o 20 días, en primavera, verano y otoño,  o dependiendo del clima en donde se encuentre.

Abona según lo indicado, durante la floración, con un fertilizante líquido, con componentes ácidos, diluido en el agua de riego.

Así durarán más las flores de nuestro Kalanchoe.

En invierno, fertilizar cada 30 a 60 días a lo largo del año, según el clima.

Cómo reproducir o multiplicar la planta de Kalanchoe.

Para la multiplicación del Kalanchoe, lo mejor es actuar en primavera, con una temperatura de 20 °C y a través de esquejes.

Para trasplantar de maceta, también en primavera, después de la floración.

Tener en cuenta que los hijuelos que nacen de las hojas, prenden con mucha facilidad y para ello lo mejor es ponerlas sobre turba o compost al efecto, para provocar la aparición de nuevos hijuelos en las hojas.

Habrá que esperar al segundo año, de haberlos plantado, para sacar los hijuelos. Los que se desprenden, suelen enraizar en un par de días.

Admiten ser plantados en cualquier época del año.

Sin embrago, si deseas trasplantar un espécimen ya constituido, deberás esperar y hacerlo solo en la primavera.

Los esquejes de Kalanchoe que debemos preparar, serán de unos 7 cmm a 8 cm.

Deberemos dejar reposar los esquejes, durante  al menos un par de días, para que la zona de corte quede cicatrizada.

Los plantaremos en sustrato con arena procurando que quede una mezcla suelta, y evitando que les dé el sol directamente y permanezcan a una temperatura entre 18º a 20º C.

Cuando hayan enraizado, los trasplantaremos a macetas  con compost al efecto, para cactus.

Se pueden también reproducir por semillas y lo haremos en primavera, manteniéndolos a una temperatura cálida a unos 20º C.

Qué plagas y enfermedades sufre el Kalanchoe.

El Kalanchoe, puede sufrir  enfermedades bacterianas, por ataque de hongos, Botritis, Mildiu, además de virales.

Aunque es resistente a plagas y enfermedades, el exceso de agua de riego, puede provocar la pudrición de la raíces y/o tallos.

Además, puede sufrir ataque de insectos y entre estos destacan los siguientes, ataque de orugas, que devoran las flores preferentemente y también de araña roja, que utilizan la planta y sus flores para hacer su nido allí.

En ese caso marchitan a las flores y echarán a perder la planta.

En ambos casos utilizar insecticidas al efecto y seguir las pautas de uso indicadas por el fabricante.

Kalanchoe, cactus, suculentas

Que usos medicinales tiene el Kalanchoe.

Existe mucha literatura y sesudos estudios acerca de los beneficios que el Kalanchoe tiene para curar y tratar el cáncer.

Aquí indicaremos los usos más frecuentes, sin dar veracidad científica a ninguno, pues está muy lejos de nuestro interés y conocimiento y tan solo queremos divulgarlos.

En algunas especies de Kalanchoe son comestibles sus hojas crudas o en infusión y como medicamento para combatir el cáncer, ciertos tumores, abscesos, hipertensión, cólicos renales, diarreas, etc.

No obstante, puede ser tóxica si se ingieren más de 5 gramos/día por kilogramo de peso de la persona.

También son tóxicas para perros, gatos y ganado.

Se utilizan también como emplaste o cataplasma con hojas machacadas para ungüento, antiinflamatorio, antihemorrágico, astringente y cicatrizante.

En todo caso, el Kalanchoe tiene una serie de principios activos, que al parecer, pueden servir como medicamentos para el tratamiento de ciertos dolencias.

Esto debe ser aceptado por la comunidad médica y registrado por los servicios de Sanidad de las Naciones.

seguir leyendo…

5 opiniones en “Kalanchoe”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *