Hormonas de enraizamiento.

Hormonas de enraizamiento.

Las hormonas de enraizamiento, son potenciadores de crecimiento que estimulan la aparición de  las raíces en los esquejes.

Qué son las hormonas de enraizamiento.

Son compuestos hormonales, que podemos obtener manufacturados o bien podemos hacerlos nosotros mismos, de forma completamente natural y con los mismos resultados.

Habrás visto como para propagar plantas y crear nuevos clones, se utilizan unos polvos blancos, geles o líquidos, con los cuales untan los cortes de los esquejes, para después plantarlos.

Ese polvo, gel o liquido estimulante, es la hormona de enraizamiento. Se utiliza para acelerar la velocidad de enraizamiento.

En la forma comercial o sintética, se trata básicamente del ácido indolbutírico o indolacético (auxinas) entre otros, presente en mayor o menor medida en las raíces.

Hormonas de enraizamiento
Esqueje brotado de raicillas

¿Has intentado propagar plantas, pero no has tenido mucho éxito?

¿Has sacado esquejes de tu jardín y los has plantado y tan solo los has visto marchitarse y caerse?

Bien, ahí entran las hormonas de enraizamiento. Un elemento clave de la propagación de esquejes, es el uso de las auxinas u hormonas de enraizamiento.

Si nunca ha experimentado con ellas, estás perdiendo un gran impulso en la tasa de éxito de la propagación de su planta.

Estas actúan como un catalizador para las nuevas raíces y protegen a los esquejes de hongos y enfermedades, que pueden haberse introducido durante el proceso de corte del esqueje.

Las hormonas de enraizamiento, fomentan un desarrollo de raíces más rápido y fuerte.

¿Qué son las Auxinas?

Las Auxinas, es como técnicamente se denominan a las hormonas o mejor fitohormonas, que actúan como reguladoras del crecimiento vegetal.

Estan provocan la elongación de las células.

Toman su nombre del griego, que significa, crecer.

Se les llama también, sustancias de crecimiento vegetal y así se diferencian de las sustancias sintéticas de crecimiento.

Las auxinas afectan tanto a la división, como al crecimiento y diferenciación celular, por lo que están implicadas en numerosos procesos del desarrollo, muchos de ellos en interacción con otras hormonas.

Entre sus funciones principales están, la de provocar la elongación celular, estimular el crecimiento de los tallos, inhibir el crecimiento de la raíz principal estimulando las raices secundarias, inducen al nacimiento de raicillas en los esquejes, inducen al desarrollo floral y contribuyen al desarrollo del fruto.

Es el ácido indolacético, el más relevante en cuánto a cantidad y actividad.

Hormonas de enraizamiento
Esqueje brotado de raicillas

¿Cuándo usar hormonas enraizantes?

Las hormonas de enraizamiento, en forma sintética u orgánica, son utilizadas comúnmente por los jardineros, cuando se propagan sus plantas por medio de esquejes.

Las plantas pueden fabricar su propia hormona de enraizamiento, después de un tiempo. Eso explica por qué algunas plantas, son fáciles de clonar y otras menos.

Sin embargo, algunas plantas, no producen suficientes hormonas durante el proceso de clonación y otras ni siquiera pueden llegar a enraizar sin usar una hormona estimulante de enraizamiento.

El medio de enraizamiento, es es sustrato que se utilizará para cultivar sus nuevas plantas.

No es tierra de jardín, como tal, sino que será mucho más ligera. De hecho, lo más probable es que no sea tierra en absoluto.

Puedes comprar un medio para el enraizado de los esquejes, un sustrato específico al efecto, que será prefabricado y llamado como sustrato para semillero.

También puedes usar una combinación de tierra para macetas (sustrato) prehumedecido, con perlita, vermiculita, arena, coco o musgo de esfagno.

La clave, será elegir un sustrato que retenga agua y que no sea demasiado denso para las raíces recién germinadas.

Tipos de presentación de hormonas de enraizamiento.

Hay tres tipos de presentación de las hormonas de enraizamiento, a saber; en forma líquida, en gel y en polvo.

Con todas ellas conseguimos el objetivo y funcionan, pero es posible que desee elegir uno sobre el otro dependiendo de lo que estés intentando enraizar.

Hormonas enraizantes líquidas

El líquido, es el tipo más común de hormona de enraizamiento.

Cuando utilize una hormona de enraizamiento líquida, debe verterla en un recipiente diferente, en lugar de sumergir directamente el esqueje en la botella.

Luego, plantar en un medio de cultivo apto.

Esto evita que cualquier enfermedad pueda contaminar sus esquejes y mantiene a su botella de hormonas enraizantes, libre de una posible contaminación.

Existe una forma líquida, pero concentrada. Si usa la forma concentrada, debe diluirla antes de utilizarla.

Hormonas enraizantes en polvo

Esta presentación de las hormonas de enraizamiento es más estable y no necesita que esté refrigerada.

Los jardineros aficionados, son fanáticos de la hormona en polvo, porque duran más.

Para usarla, haremos lo siguiente; sumerjiremos los esquejes en agua, para que el polvo se adhiera y selle el área de corte.

Luego, vierta un poco de polvo en un recipiente o plato aparte, para evitar la contaminación.

Finalmente, sumerja sus esquejes mojados en el polvo y sacuda cualquier exceso y a plantar el esqueje.

Las hormonas en polvo, parecen ser menos eficiente que la forma líquida, ya que la zona de corte del esqueje, puede absorber más hormonas si es en la forma líquida.

Sin embargo, gana con su vida útil más larga, lo que hace que este tipo sea rentable.

Por ello los productores comerciales o intensivos en creación de plantas por esqueje, usan mucho el polvo, quizá con índice de agarre del esqueje algo menor.

Hormonas enraizantes en gel

Quizá, una forma también muy popular de presentación de las hormonas de enraizamiento, es en forma de gel.

Por tanto, aquí colocaremos el gel en un recipiente pequeño y luego sumergir sus esquejes en ellos. Evitaremos contagios.

El gel se adherirá al corte. Luego, plantaremos el esqueje en un medio de cultivo y listo.

La forma de gel, es más versátil, ofrece una mayor comodidad y una da una cobertura de hormonas, más gruesa en el corte.

Una mejor adherencia al corte del gel, garantiza que el tejido vegetal pueda absorber más hormonas.

En cualquier de las tres presentaciones, es importante que en lo posible, el corte del esqueje en su base sea de 45º, para abarcar más superficie de contacto y  facilitar que las hormonas lo impregnen bien.

Hormonas de enraizamiento casero.

No solo hay preparados comerciales líquidos, en polvo o  en gel, de hormonas de enraizamiento, sino que  podemos fabricarlas nosotros mismos.

Si te gusta hacer algo de bricolaje de jardín, puedes hacer una hormona de enraizamiento casera con algunos ingredientes diferentes.

Hormonas de enraizamiento
Lentejas germinadas para la prepación de hormonas de enraizamiento caseras

Auxinas de lentejas.

Las humildes lentejas, tiene una alta concentración de auxinas, aunque para ello, tenemos que desarrollar varios pasos.

Pondremos a remojo unos 100 gramos de lentejas, al menos 8 horas en unos 400 gramos de agua (1 a 4) y tapado con un paño oscuro.

Con las lenjetas bien humedecidas, las pondremos sobre en un recipiente abierto, pero tapado con un paño negro y dejaremos que, manteniendo la humedad, empiecen a brotar las raicillas hasta unos varios milímetros (3 días al menos).

Conservaremos el agua de remojado de las lentejas (y al frigo), porque ya hay presencia de auxinas, en lugar de poner agua nueva

Ahora, recogeremos las lentejas y las batiremos bien. Si se prefiere se pueden recoger solo los brotes de las lentejas, desechando el cuerpo de la misma.

Las colamos bien y recogeremos la parte líquida y tiraremos la parte sólida del pellejo de las lentejas, salvo que ya las hayamos retirado antes.

Ahí estarán las auxinas concentradas, para utilizar sobre nuestros esquejes.

Luego, lo diluiremos en agua, en la proporción de 10 partes de agua y una de concentrado de lentejas brotadas.

Podemos utilizar el concentrado sobre el esqueje y además regar con la preparación diluida 10 a 1.

Con ello reforzamos al esqueje en su medio de cultivo.

Notas al uso de auxinas de lentejas.

Si observas que no acaba de funcionar con tus esquejes, puede ser porque el cloro del agua o por alguna presencia de componentes químicos en el agua.

En ese caso, repite el proceso con agua mineral.

No dura más de dos o tres semanas máximo y eso conservado en el frigorífico y debemos utilizarlo para el riego normal de nuestros esquejes. Un riego enriquecido.

Si eliminamos el agua del preparado y lo dejamos en polvo, nos durará muchísimo más tiempo, con el mismo resultado.

Con este preparado de auxinas de lenteja, podremos tratar cualquier esqueje de cualquier planta.

Alternativas: Miel y extracto de Sauce.

Dos formas más de hacer su propia hormona casera de enraizamiento son, con miel o con brotes de sauce.

La mayoría de las personas no tienen acceso a los sauces, pero si pueden conseguir miel.

Miel:

Puede parecer raro que miel nos sirva como hormona de enraizamiento natural.

Lo que aporta la miel, es su capacidad como antiséptico natural y también su capacidad antifúngico.

Con ello, podremos proteger a los jóvenes esquejes de las bacterias, de forma que se facilitará la función del enraizamiento del esqueje.

La miel, no contiene ninguna hormona de enraizamiento de las plantas, pero si las protege de enfermedades e infecciones.

Por ello, en comparación con otras hormonas de enraizamiento sintéticas, la miel es un procedimeinto es más lento, pero más seguro y que siempre tenemos  a mano.

Haremos lo siguiente, pondremos a hervir como dos tazas de agua,  agreguaremos una cucharada de miel orgánica (mejor), mezclaremos bien y dejaremos que la solución se enfríe a temperatura ambiente.

Cuando esté frío, sumerjiremos sus esquejes en la mezcla y plantaremos en turba, lana de roca, o sustrato ligero, que no apriete las raicillas nuevas.

Extracto de sauce.

El extracto de sauce en infusión, de los brotes de sauce (ramas jóvenes del año), es posiblemente la mejor hormona de enraizamiento orgánica disponible.

Se debe a que el extracto de sauce contiene dos hormonas auxinas, que son el ácido salicílico (SA) y ácido indolbutírico (IBA), que se encuentran en alta concentración en las puntas de crecimiento de los sauces.

Estas dos auxinas en combinación, estimulan el crecimiento de las raíces, al tiempo que protegen el corte de enfermedades y bacterias.

¿Saliva como enraizante de plantas?

Sí. La saliva es un potente enraizante, ya que tiene muy buenas propiedades como enraizante, es bactericida y fungicida.

Además la saliva humana, contiene proteínas con carga enzimática que es capaz de estimular el crecimiento de la raíces de los esquejes.

Para aplicarla, pues lo más fácil es chupar o lamer el esqueje. Si esto nos da reparo, podemos recurrir a la ancestral liberación de la saliva, escupiendo.

Vinagre de manzana como enraizante de plantas

El vinagre de manzana, tiene más de 30 oligoelementos que son beneficiosos para el crecimiento de las plantas.

Llevaremos cuidado, porque el vinagre también es un buen herbicida.

Lo que heremos será, mezclar 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana, en 1 litro de agua y sumergir sus esquejes en él, como siempre.

Después podemos plantarlos directamente.

Aspirina como enraizante casero

También se dice que la aspirina triturada en polvo y disuelta en agua es una hormona de enraizamiento efectiva.

Es un recurso que siempre solemos tener en casa.

Haremos lo siguente, con una píldora de aspirina triturada, de unos 150 mg, por litro de agua tibia y dejar que los esquejes se remojen un par de horas.

Luego colocarlos en el medio de enraizamiento.

Canela como enraizante casero

La canela, también nos puede ayudar como factor de enraizaiento casero.

Tiene capacidad antifúngia y bactericida y ayudará a mantener esos esquejes libres de enfermedades durante el enraizamiento.

En este caso, podríamos hacer un mix con los recursos caseros, de forma que, primero sumergir los esquejes en saliva o té de sauce y luego en canela.

Con ello, potenciamos la capacidad de enraizamiento de nuestros esquejes.

Aloe vera como enraizante casero

También podemos recurrir al Aloe vera, pero en forma de gel natural.

Si disponemos de plantas de Aloe vera, podremos usar el gel de aloe vera recién exprimido, para lograr una hormona de enraizamiento natural casera.

Uno de los ingredientes activos del Aloe vera, es un componente antiinflamatorio y estimulante de enraizamiento, el ácido salicílico.

Este ácido salicílico, es un componente clave para que las hormonas de enraizamiento naturales funcionan.

Extraeremos el gel fresco de las hojas de una planta madura de  Aloe vera y lo rebajaremos con un poco de agua.

Introduzca los esquejes en la mezcla y plántelos directamente.

Para mejorar el entorno del esqueje y el sustrato donde se encuentre, rocíe el medio de cultivo y las plantas con la mezcla restante de gel de Aloe vera.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

2 opiniones en “Hormonas de enraizamiento.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *