Echinocactus grusonii.

Echinocactus grusonii.

Dentro del Género de los Echinocactus, el grusonii es de los cactus más conocidos, además de bello y espinoso.

Echinocactus grusonii
Echinocactus grusonii

Los nombre comunes son, Asiento de suegra, cactus barril, cactus balón, cactus erizo o cojín de suegra.  Es de forma globosa, redondeado, casi esférico, de color verde brillante y puede alcanzar un metro de diámetro o desarrollarse en forma columnar.

Originario de Méjico y muy popular, pero en peligro de extinción. Crece en zonas rocosas volcánicas, en pendientes a altitudes de unos 1.400 metros.  Pueden vivir hasta 30 años.

Como son los Echinocactus grusonii.

La variedad albispinus, es aparentemente un cactus dorado, con espinas blancas y no amarillentas.

Los Echinocactus grusonii son cactus solitarios y globosos, con forma de barril en su madurez, de unos 100 a 120 cm de altura y hasta un metro de diámetro.

Suele ser de color verde pálido o brillante, muy acanalado, con muchas aréolas con brotes radiales. Las espinas son amarillentas, generalmente (hay variedades diferentes).

Los especímenes jóvenes, están cubiertos de tubérculos, que son como inflamaciones parecidas a verrugas. Según crece se van alineado los tubérculos en filas verticales, algo menos visibles.

Echinocactus grusonii
Echinocactus grusonii

Cuándo el cactus crezca hasta los 15 cm de diámetro, los tubérculos se habrán fusionado, formando de 20 a 27 costillas, separadas por hendiduras.

Las aréolas están colocadas a lo largo de las costillas y están llenas de pelos lanosos amarillentos o blanquecinos. En la parte superior hay tanta densidad de aréolas, que parece coronada con pelo o lana.

Cuándo son ejemplares jóvenes, se pueden confundir con cactus del género Mammillaria.

Flores.

Las flores son de color amarillo brillante y tienen forma de copa. Son de unos 5 cm de ancho. Recordar que solo florece en especímenes muy adultos y grandes.

Son flores, diurnas de unos 4 o 5 cm de anchura y forman un anillo circular en la parte alta del cactus. No son muy visibles, son pequeñas con respecto al tamaño de la planta y se esconden entre la lanosidad superior.

La temporada de floración es, desde primavera hasta el final del verano, pero solo en ejemplares adultos y muy soleados.

Echinocactus grusonii
Echinocactus grusonii – Flor

Se puede cultivar en el exterior, bien soleado, lo que propiciará la aparición de largas espinas.

Temperatura.

Durante el período de crecimiento activo, primavera y verano, mejor si está con temperaturas cálidas. Tolera como mínima temperatura, los 5ºC.

Puede llegar a aguantar puntualmente, los -8ºC, pero esas bajas temperaturas, pueden hacer que la planta se decolore y le aparezcan manchas marrones, distintivas de que ha pasado frío.

Si contrariamente, en invierno la tenemos a más de 12ºC de media, se puede adelantar a la primavera y comenzar a crecer antes de tiempo, lo que le llevará, por la falta de sol del invierno, a crecer de forma más antiestéticamente alargada, de la que le es propia.

Riego y abonado.

Regar moderadamente en el período activo, primevera-verano. Regar lo suficiente como para tener la mezcla húmeda, necesita bastante agua, pero no encharcar el sustrato nunca.

Siempre, dejar secar el sustrato, antes de regar.  En invierno, regar muy poco. El exceso de riego, puede causar la descomposición de las raíces y base del cactus.

No es fundamental abonar, si se dispone de un buen sustrato, pero en el caso de abonar, hacerlo con un fertilizante de liberación lenta en la maceta y rico en potásio.

Echinocactus grusonii
Echinocactus grusonii – Forma de barril

Procure no mojar el cuerpo del cactus y menos estando al sol directo, ya que se puede quemar o causar cicatrices. Incluso, puede provocar la aparición de hongos.

Sustrato y trasplante.

El sustrato para el Echinocactus grusonii, debe ser rico y con buen drenaje, con arcilla, piedra pómez, arena de lava y una parte de turba.

Es adecuada la mezcla para macetas, con base en tierra o con turba, pero hágala más porosa, con la adición de una tercera parte de arena gruesa.

Si es necesario trasplante cada primavera, de lo contrario puede permanecer en la misma maceta, si cabe holgadamente. Después de replantar, no regar en un par de semanas.

Son cactus de fácil cultivo.

Multiplicación.

Solo se puede multiplicar mediante semillas. Prepare un semillero para cactus y en 2 a 6 semanas, tendrá sus nuevos retoños.

Será como pequeñas bolitas o esferas de color rojo. Cuándo empiezen a brotar las espinas, es hora del trasplante a macetas de unos 5 cm de diámetro.

Echinocactus grusonii
Echinocactus grusonii

Déjelas ahí durante dos años y luego páselos a maceta, de unos 10 o 12 cm de diámetro.

Plagas y enfermedades.

Las cosas más importantes que le pueden suceder son, la congelación del sustrato, la falta de luz y el encharcamiento de las raíces.

Plagas, pueden atacarla la cochinilla o araña roja.

Utilice un insecticida apropiado, para tratar la planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *