Lophophora diffusa – Cactus falso Peyote

Lophophora diffusa o Cactus falso Peyote

La Lophophora diffusa o Cactus falso Peyote, recibe este nombre ya que aún siendo muy parecida a la williamsii, ésta no tiene prácticamente efectos psicoactivos.

Es decir, su concentración de Mescalina, es muy bajo. Son de crecimiento muy lento, al punto de que en su árido entorno, pueden tardar hasta 20 años en ser ejemplares adultos.

Lophophora diffusa.
Lophophora diffusa. Magnífico ejemplar.

Su forma globular y su raíz tuberculada, les permite acumular agua, evitando deshidratarse a través de su fina piel. Aún así, un cactus adulto es una planta ornamental.

Origen y entorno.

La Lophophora diffusa o Cactus falso Peyote, es conocida como Peyote de Querétaro o Peyote queretano.

Solo existe en los Estados de Querétaro y San Luis Potosí, en este último en los Municipios de Rioverde y Ciudad del Maíz. Terrenos sedimentarios, inundables, calcáreo-yesosos a yesosos. El color varía de verde oliva a verde azulado.

Originaria de los Estados de Querétato y de Hidalgo y se encuentra dispersa y aislada, en zonas de altitud sobre los 1000 a 1800 metros, sobre el nivel del mar.

Crece en zonas desérticas, en los valles de Vizarrón, Bucareli y Tolimán. Son zonas desérticas de matorral seco y suelo pedregoso y arenoso.

Este hábitat, permite el enraizado de la diffusa, ya que su raiz tuberculada le permite profundizar fácilmente.

Suele encontrarse bajo el amparo de algunos grandes matorrales o arbustos que le den algo de sombra y le protegen de los animales que la depredan.

Lophophora diffusa.
Lophophora diffusa. Ejemplar adulto y retraído por la aridez y sequedad del terreno.

Es una especie amenazada al igual que la williamsii, debido a la recolección y también al uso generalizado de los moradores de su entorno, para uso medicinal y también comercial, para ampliar colecciones.

La diffusa, está en peligro de extinción y su población se ha reducido considerablemente.

Como son las Lophophora diffusa.

Generalmente se las suele confundir con la especie williamsii. Tienen un parecido de adultas a un gran tubérculo, aplanado y deshidratado en su ambiente natural.

Son cactus globulares, sin espinas y con una gran raíz principal.

Forman generalmente grupos de varios miembros y en ocasiones, grandes montículos con varias cabezas. Esta especie es más primitiva que la williamsii o cactus Peyote.

Tallo. Costillas. Raíz.

El  tallo, suele ser de entre unas 2 a 7 cm de altura y  de entre 5 a 12 cm de diámetro, pero se pueden encontrar algunas poblaciones con tallos más grandes, de hasta 20 a 25 cm de diámetro.

Lophophora diffusa.
Lophophora diffusa. Detalle sistema radicular

Son de color amarillo verdoso o gris verdoso, generalmente sin nervaduras y surcos bien definidos.

Presentan entre 5 y 13 costillas, que rara vez son elevadas y remarcadas. Son onduladas, anchas y planas.

La raíz es con forma de tubérculo. Es amplia, plana  y no muy profunda.

Areolas. Flores.

Las Lophophora diffusa, son suaves con pequeñas areolas, de 2 a 3 mm de diámetro y con unos mechones de pelos que se presentan extendidos de forma desigual.

Las flores, son generalmente de color blanquecino, amarillento o rosado tenue. Su tamaño es de unos 1,5 a 3 cm de diámetro. Las flores nacen entre los meses de primavera verano, en ejemplares adultos de al menos 20 años, convenientemente nutridos en el parón invernal.

Lophophora diffusa.
Lophophora diffusa. Varios ejemplares hacinados en su entorno natural.

Como cultivar la Lophophora diffusa.

Para un buen crecimiento, deberemos mantener un ambiente similar al propio del cactus y mantenerla en semisombra, evitando el sol directo, al menos en las horas centrales. En invierno, agradece más sol directo.

Evitaremos temperaturas extremas, de menos de 5ºC y más de 30ºC y también las corrientes de aire frío.

Riego y sustrato.

Lo mejor será cultivarlo en una maceta estrecha y profunda, donde se pueda acomodar su raíz principal.

La diffusa, es tendente a la pudrición, lo que nos exige un sustrato poroso, arenoso, bien abonado y con un buen drenaje. Utilizar un sustrato típico para cactus y suculentas.

Los riegos deben ser poco frecuentes, para mantener la planta compacta, evitando engordamiento artificiales por agua, que le den una apariencia antinatural.

Un exceso de riego, tendrá como consecuencia que la piel del cactus se pueda agrietar o incluso llegar a pudrirse.

Soportan bien la sequía, solo regar con el sustrato bien seco.

Manteniendo unos riegos parcos y poco frecuentes, hará que la planta se retraiga en su ubicación en el suelo y adopte una coloración típica verdosa entre riegos, siendo este un proceso totalmente natural y no dañino, que no afecta a la planta.

Como muchos otros cactus de zonas secas y áridas, la diffusa o falso Peyote,  requiere una invernada seca y fresca, de lo contrario pueden sucumbir a la pudrición y además promueve la floración

Será necesario también, asegurarnos de que tenga buena ventilación.

Lophophora diffusa.
Lophophora diffusa. Flor

Abonado.

Para un abonado correcto de nuestra Lophophora diffusa, lo haremos entre los meses de febrero y marzo, entrando la primavera y semanalmente. Mejor utilizar un abono liquido diluido con el agua de riego.

Multiplicación.

Para reproducir nuestro falso Peyote, sembraremos semillas en primavera en un estrato drenante y estéril.

Actuaremos según lo indicado en semilleros, para lograr una buena siembra y cosecha de ejemplares.

Las plántulas surgirán al cabo de entre 10 y 21 días. Las mantendremos en su sustrato natal, al menos varios meses.

Rellenaremos con gravilla (2 mm diámetro) o casi cubriremos, para que se mantengan erguidas, facilitando el crecimiento.

Además controla el crecimiento de otros plantas y regula la humedad.

También podremos hacer la reproducción por medio de hijuelos. Los cortaremos con mucho cuidado de no dañar a las plantas y dejaremos que la herida cicatrice unos dos días.

Procederemos a plantarlos en sustrato nuevo y regaremos bien durante un par de semanas. Luego pasaremos a un riego mas normalizado.

Lophophora diffusa.
Lophophora diffusa. Ejemplares adultos en su entorno natural.

Propiedades de la Lophophora diffusa o falso Peyote.

Como hemos indicado al inicio, esta especie contiene de cero a pequeñas cantidades de Mescalina. Sin embargo presenta otros alcaloides, el más conocido es la “Pellotina”(6,7-Dimethoxy-1,2-dimethyl-3,4-dihydro-1H-isoquinolin-8-ol), su principal alcaloide.

La Pellotina es ligeramente narcótica y los nativos americanos la han utilizado como componente del peyote con fines religiosos.

Sus propiedades medicinales, hacen que se utilice como calmante y relajante muscular.

Su alcaloide principal, la Pellotina, no provoca estados de alteración de la conciencia, aun así se usa en rituales propios de las culturas locales.

Tiene propiedades antisépticas y es utilizado para tratar infecciones bacterianas.

Efectos psicológicos y fisiológicos.

Se sabe que unos 8 a 10 mg de pellotina aislada, causan convulsiones en ranas. Cuando se inyectó por vía subcutánea a humanos, los participantes informaron de somnolencia y el deseo de no realizar ningún esfuerzo físico o mental.

Se indicó que tiene efectos hipnóticos y también se indicó que reduce la presión arterial y la presión sanguínea.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *