Ferocactus glaucescens

Ferocactus glaucescens.

El Ferocactus glaucescens, es un cactus que destaca de entre los ferocactus. Es hermoso, repleto de espinas punzantes y con típica forma de barril.

La espinas estan muy bien distribuidas y hace unos frutos blanquecinos de apariencia poco habitual, aunque inconfundibles.

Puede llegar a los 45 cm de diámetro. Muy bello y apto para colecciones por ser atractivo y compacto.

Ferocactus glaucescens
Ferocactus glaucescens, empezando a dar flor.

Origen y hábitat.

Originario de Méjico, de las regiones del centro hacia el oeste. Propiamente de Guanajuato, Querétero, San Luis Potosí, Hidalgo, etc.

Su entorno natural le lleva a vivir en alturas, de entre los 500 m y los 2300 m de altitud.

Son zonas de bosque caducifolio secos, áridos, con matorral sobre colinas de piedra caliza y zonas rocosas.

Es bastante común en el estado de Hidalgo, donde se ha observado que se desarrolla mejor en las laderas más al norte.

Crecen junto a zonas con bosques rocosos de enebro.

También es localmente abundante en Querétaro y por contra es poco común en Guanajuato.

Ferocactus glaucescens se considera no está amenazado, debido a sus subpoblaciones relativamente extendidas y abundantes.

No existen amenazas importantes sobre el glaucescens, al ser áreas controladas y protegidas, sin embargo, las subpoblaciones locales están disminuyendo debido al cambio en el uso del suelo.

Ferocactus glaucescens

Como son los Ferocactus glaucescens.

El Ferocactus glaucescens, es un cactus de barril solitario de tamaño medio.

Se producen múltiples cabezas a medida que la planta envejece y pueden formar un montículo de muchas unidades juntas, muy grande.

Esta especie a veces se confunde con el Ferocactus echidne, incluso puede hibridarse con esa especie.

Tallo, espinas, costillas.

El tallo es gris glauco, mide hasta unos 5o cm de altura, otros tantos 50 cm de diámetro.

Es de forma globular y deprimido en el ápice, aunque se vuelve poco columnar a medida que envejece.

Presenta de 11 a 15 costillas.

Tiene espinas radiales, 6 o 7, de unos 2.5-4 cm de largo, rectas y de color amarillo claro.  La espinas centrales, de cero a una y muy similares a las radiales.

Ferocactus glaucescens

Flores y frutos.

Las flores, son de color amarillo limón, con forma de embudo y de 3 a 4 cm de diámetro.

La temporada de floración se da de finales de primavera y verano. Las flores duran mucho tiempo.

Las plantas comienzan a florecer, cuando el tallo tiene al menos unos 13 cm de diámetro.

Los frutos son de color blanco, de 2 cm de largo y con los restos de las flores adheridas.

Ferocactus glaucescens
Ferocactus glaucescens, con flor

Como cultivar el Ferocactus glaucescens

En el cultivo del Ferocactus glaucescens, hay que considerar que crecen lentamente al inicio, pero son fáciles de cultivar y requieren poco cuidado una vez que han alcanzado un buen tamaño de floración.

El Ferocactus glaucescens, es adecuado para cualquier suelo rico y bien drenado a pleno sol, durante todo el año.

Para su cultivo en maceta, crecerá mejor en un recipiente bastante espacioso y bien drenado, con un sustrato que sea una mezcla de suelo de cactus poroso y que no contenga demasiado humus.

Para asegurar plantas robustas, regar y fertilizar durante el ciclo de crecimiento.

Esta planta necesita mucha agua, mas o menos y como indicativo, aproximadamente una vez por semana.

Es necesario evitar humedecer o mojar los cuerpos de este cactus, mientras están bajo la luz solar. Ojo¡¡

Un cactus mojado a la luz del sol, puede presentar quemaduras solares, que pueden provocar cicatrices o incluso infecciones por hongos y la muerte.

En invierno mantener completamente seco a 10 ° C.

Esto generalmente ayuda a mantener una planta más saludable. Puede tolerar heladas ligeras y esporádicamente.

Ferocactus glaucescens

Propagación.

Para la propagación o multiplicación del Ferocactus glaucescens, las semillas son la forma más típica de reproducción.

Estos cactus crecerán fácilmente a partir de semillas y también algunos de esquejes.

Las semillas se pueden sembrar en primavera o verano en macetas de suelo bien drenados para cactus.

Siembre las semillas finamente en la parte superior. Cúbralos con un poco de arena fina de cuarzo.

Humedezca y coloque un vidrio/film, cubriendo en la parte superior, para emular un efecto invernadero

Las macetas deben colocarse en un invernadero cálido hasta que comiencen a brotar, después de lo cual el vidrio/film, debe retirarse progresivamente para que puedan recibir luz y aire.

Las plántulas bien desarrolladas se pueden trasplantar por separado en macetas pequeñas.

Si va  a multiplicar por esquejes, los recortes hechos de trozos del tallo, de cualquier tamaño, se pueden separar y retirar durante unos días, para permitir que se forme una “piel” protectora sobre el corte.

Luego se pueden plantar en macetas.

Colóquelos en un lugar donde reciban sol y no riegue hasta que la tierra se vuelva a secar.

Después de un tiempo, el suelo puede humedecerse regularmente, pero nunca mantenerse constantemente saturado de agua.

en portugués… se entiende.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *