Cleistocactus colademononis o cola de mono.

Cleistocactus colademononis.

Entre los Cactus colgantes, quizás el más espectacular sea el Cleistocactus colademononis o cola de mono.

Actualmente existen unas 28 tipos de Cleistocactus, aunque 25 son los aceptados como tales.

Podemos encontrarlo con otros nombres como, Hildewintera colademononis. Otro sinónimo es, Cleistocactus winteri colademononis.

Cleistocactus colademononis

De dónde procede y entorno de crecimiento del Cleistocactus colademononis

El Cleistocactus colademononis o cola de mono es endémico de Bolivia, más concretamente de la provincia de Florida, en Santa Cruz y centrado en el Cerro El Fraile.

Se desarrolla en altura, sobre los 1.300-1500 metros sobre el nivel del mar y su hábitat es la típica de les especies litófitas.

Las plantas litófitas, son las plantas que crecen en asociación con rocas y sobre ellas en los huecos o rajaduras de las salientes rocosas o en cavidades formadas por la erosión, por ejemplo de la piedra caliza o en montañas rocosas como las graníticas o de arenisca.

Crece colgando de las paredes rocosas empinadas, que sobresalen de la jungla circundante, por lo que desarrollan largos brazos. 

Es un cactus fuerte y vigoroso al crecer sobre rocas (litófito) y que se ramifica en la base. Crece inicialmente de forma vertical, para luego desarrollarse como colgante y lo hace hasta longitudes de 2,5 metros.

Cómo es el Cleistocactus colademononis.

Este es un cactus espectacular, con espinas muy largas, de color blanco y suaves como si fueras pelos.

Su nombre popular, cola de mono, se refiere evidentemente a que su apariencia peluda, nos recuerda a la que presentan algunos de estos simios.

Al florecer, lo hace con unas grandes flores que son de color rojo brillante y que son bellas y muy decorativas.

Cleistocactus colademononis

Cómo son los Tallos, Costillas, Aréolas, Espinas de la Cleistocactus colademononis.

Los tallos son de forma cilíndrica de color verde claro. Tienen entre 2 a 7 cm de anchura y están totalmente ocultos por las espinas.

Presentan de 14 a 20 costillas y las aréolas, están a unos 3 a 6 mm de distancia. Estas a veces no llegan a verse bien, debajo de las espinas.

Las espinas, suelen ser de 0 a 8 espinas y que se dirigen hacia abajo de unos 12 cm de largo. Presentan un color amarillento y de 20 a 50 pelos blanquecinos, que crecen gradualmente.

Cleistocactus colademononis
Cleistocactus colademononis. Flores

Cómo son las Flores, frutos y semillas de la Cleistocactus colademononis.

Lo más vistoso del Cactus cola de mono son sin duda, su espectaculares flores. Son de color rojo brillante y de unos 7 a 8 cm de largo.

Los frutos, son aproximadamente esféricos, de color rojizo de uno 8 a 12 mm de diámetro. En su madurez y secos, se abren longitudinalmente.

Las semillas son de color negro, de 1,1 a 1,4 mm de largo y curvadas.

Son semillas, que germinan fácilmente, por lo que está indicado su plantación en semillero, para la obtención de nuevas plántulas.

Címo cultivar el Cactus cola de mono.

Es un cactus de fácil cultivo y apto para principiantes e inicarse en el cultivo de cactus.

Como lo hemos englobado entre los Cactus colgantes, está muy indicado para tal fin, en cestas y macetas, aportando su detalle ornamental.

Sustrato ideal para la Cleistocactus colademononis.

Al ser un cactus litófito, esto es que crece sobre rocas, la va muy bien el tipo de sustrato rico en minerales, como pómice, akadama, tierra o piedra volcánica o similares, arena gruesa, perlita, etc., que favorecen el drenaje de la maceta.

Si lo vas a tener al exterior, sobre una rocalla en lo alto, considera tener un buen drenaje recubierto con grava gruesa, que nos lo asegure.

Cleistocactus colademononis
Cleistocactus colademononis. Flores

Riego, exposición al sol y temperaturas adecuadas para el cactus cola de mono

El Cactus cola de mono, requieren un riego moderado durante la temporada de crecimiento.

Esto se puede hacer semanalmente o con más frecuencia durante el verano, si el clima es lo suficientemente soleado, pero deje que se seque por completo antes de volver a regar.

Actuando así, las plantas mostrarán un crecimiento saludable.

Debe dejarse secar (menor riego), según la temperatura comience a bajar en octubre y manténgalo seco en invierno.

La planta sobrevive al aire libre sin protección en invierno, es resistente al frío hasta -2 °C, por períodos cortos de tiempo, pero también es algo propensa a pudrirse.

Este cactus, necesita un bien período de descanso fresco invernal, para por contraste, producir buenas y abundantes flores, con la llegada de la primavera. Si está en el interior y con buenas condiciones, también florece.

Aconsejamos no colocar plato bajo maceta, a fin de recoger el agua sobrente del riego. Podríamos provocar una pudrición de raices involuntariamente.

Lo mejor para este cactus es el el sol filtrado o semisombra o sombra clara, pero evitando el pleno sol directo, que pueda llegar a quemarlo.

Cleistocactus colademononis
Cleistocactus colademononis. Flor

Trasplante y fertilización perfecto para la Cleistocactus colademononis.

El Cactus cola de mono, necesita bastante sitio para su raíces, deberemos trasplantar cada dos o tres años y sustituir el sustrato o bien cuándo la planta haya saturado la maceta.

Podremos alimentar a la planta con un abono líquido, rico en potasio, de forma ocasional y solo durante el período de crecimiento activo.

Plagas y enfermedades que afectan al cactus cola de mono más habitualmente

Son cactus fáciles  de cultivar, aunque son susceptibles de ser atacadas por insectos escamosos y por araña roja.

Deberemos controlar las posibles plagas de cochinilla en el tallo y la raíz del cactus. Si se presentan estas plagas, controlar con rapidez y evitar que la debilidad de la planta facilite la llegada de hongos y otros patógenos.

Cómo reproducir cactus cola de mono o la Cleistocactus colademononis.

Son cactus fácilmente reproducibles por esquejes y por semillas.

Los esquejes, los retiraremos en primavera/verano dejándolos secar hasta que estén secos y endurecidos. Luego los plantaremos en sustrato húmedo.

La siembra de semillas, es fácil. Debe ser en superficie y en 14 a 30 días a unos 20ºC germinarán las semillas. Luego controlar el ambiente de las plántulas, húmedo y semisombra.

Los amigos de Caktuky, nos muestran algunos ejemplares.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *