Opuntia brasiliensis

Opuntia brasiliensis.

La Opuntia brasiliensis, Brasiliopuntia u Opuntia brasileña, es un cactus que tiene forma de arbusto.

Opuntia brasiliensis
Opuntia brasiliensis sacando flores

Originario del área de sudamérica, en concreto nativo de Brasil (Paraíba occidental, Pernambuco oriental y central-sur, Alagoas, Sergipe, Bahía noroccidental, oriental y septentrional de Bahía, Minas Gerais y Espírito Santo del noreste y centro-sur).

En el Atlántico, hacia el este de los Andes en Argentina, Perú, Paraguay y Bolivia, se naturaliza en varios lugares, entre ellos México, Honduras, Costa Rica y hasta en EE. UU, Florida y Puerto Rico.

Se la conoce también como Nopalito, Cacto brasileño, Chumbera del Brasil, etc.

En portugués tiene varios nombres comunes, como los siguientes, Palmatória, Palmatória-do-diabo, Palmatória-grande, Rumbeba, Urumbeba, Xiquexique-do-sertão, Palmadora, Mumbeca, Mumbebo, Ambeba, Arumbeva, Cumbeba, Facho-de-renda, Gerumbeba, Jurubeba.

Como es la Opuntia brasiliensis.

Este cactus es perenne, similar a un árbol, con un hábito peculiar y un modo de crecimiento, que a la vez distinguen a los de esta especie.

Se eleva con un tronco erecto perfectamente recto, delgado pero firme y rígido, hasta una altura de 4 metros de altura o más.

Opuntia brasiliensis

Está provisto de ramas cortas, en su mayoría horizontales o en declive, de color verde brillante,  de forma ovalado y aplanado y segmentos espinosos.

Toda la planta se asemeja a un palo cónico, recto artificialmente adornado con ramas. El tallo principal es perfectamente redondo.

Flores.

Las flores, diurnas,  son de color amarillo pálido y se abren en una larga sucesión en primavera-verano. Solo salen en plantas adultas, de 6 a 10 cm de diámetro, con forma de platillo y son seguidas por pequeñas frutas amarillas.

Florece en primavera verano y fructifica en otoño-invierno.

Opuntia brasiliensis
Opuntia brasiliensis – flor

Algunos de los segmentos pueden ser cilíndricos de hasta 1 m de largo y otros planos e irregularmente ovales, de unos 15 cm de longitud por unos 6 cm de ancho.

Tanto las ramificaciones como los segmentos jóvenes, tienen hojas pequeñas de unos 2 a 3 mm, carnosas cilíndricas que permanecen muy poco tiempo en la planta.

Las hojas son, pequeñas, carnosas, ovoides y color verde brillante.

Frutos.

Estos frutos son de varios colores y formas, miden unos 4 cm., de forma esférica y con aréolas espinosas de 3 a 6 cm de largo y con hasta 5 semillas, por lo general, de una a cinco por fruto.

Los frutos y pueden ser  de color amarillos, rojo anaranjados, rojos o púrpuras, con un ombligo bajo o casi truncado, que contienen grandes isolas con grupos distintos de glóquidos de color marrón oscuro.

La fruta es más bien jugosa, con un ácidez delicada que se asemeja al de una ciruela, con un olor y un ligero sabor, como los tallos de las hojas de ruibarbo.

Opuntia brasiliensis

Los frutos son comestibles. Las frutos y los cladodios se utilizan en la medicina popular.

También, los cladodios se utilizan para forraje y la madera se ha utilizado en la fabricación de muebles.

Como cultivar la Opuntia brasiliensis.

Este cactus es resistente al frio, en heladas suaves, soporta bien la sequía severa. Es de crecimiento lento y no necesita un gran mantenimiento.

No es un cactus muy resistente a las heladas, no menos de -2 ° C, si está muy seco.

Sin embargo, en el cultivo es mejor no exponerlo a temperaturas inferiores a 10 ° C, incluso en un lugar aireado y protegido, para evitar la formación de manchas antiestéticas en la epidermis, llegando a necesitar algún tratamiento.

En presencia de alta humedad atmosférica, evite las heladas, ya que es particularmente sensible a la pudrición de la raíz.

Sin embargo, puede soportar temperaturas extremadamente altas en verano.

La Opuntia brasiliensis, es un cactus muy decorativo que se cultiva fácilmente y sin dificultades.

Este cactus se puede cultivar como un árbol y algunas veces se cultiva de forma ornamental en jardines y en ocasiones se utiliza para setos.

Le gusta la semisombra o sol directo, pero no mucho tiempo continuado. En jardín, en rocallas o macetas grandes, va bien.

En el interior, necesita luz brillante y algo de sol directo.

Sustrato, riego y poda.

El brasiliensis, crecerá en cualquier tipo de suelo bien drenado y resistirá las sequías, pero preferirá los riegos regulares.

En el cultivo en maceta, use un sustrato no apelmazado que drene bien, ya que es sensible a la podredumbre, cuando está en presencia de humedad y bajas temperaturas.

El sustrato indicado estará formado por más materia orgánica que en la mayoría de los cactus.

Opuntia brasiliensis

Utilizaremos un sustrato con una mezcla de un 65% de mantillo de hojas y un 35% de arena gruesa. El trasplante se realizará preferentemente a principios de primavera.

Pueden realizarse varios abonados con compost, en primavera y verano.

Deje que el sustrato se seque entre riegos. En verano, durante el período vegetativo, se debe regar regularmente, pero permitiendo que el sustrato se seque por completo antes de volver a regar, pero no regar en exceso.

En invierno, hay que mantenerlo seco. Es preferible no regar en días nublados, húmedos o fríos en invierno.

La única poda que pueden necesitar la Opuntia brasiliensis, es la eliminación de segmentos dañados o secos.

Enfermedades.

Estos cactus son bastante resistentes a plagas y enfermedades.

No obstante, pueden ser atacados por cochinillas en caso de sequía prolongada o por hongos si el riego es excesivo. También pueden ser atacadas por caracoles, en el exterior.

Como reproducir la Opuntia brasiliensis.

Este cactus puede ser propagado por esquejes y semillas, deben ser fermentados, para simular el tracto digestivo de los dispersores naturales, o bien remojar previemente antes de sembrarlos.

Las almohadillas de nopal, arraigan fácilmente y crecen rápidamente cuando se colocan en un suelo suelto y con buen drenaje.

La reproducción, se da muy bien por medio de esquejes de segmentos o fragmentos de tallos, separados de la planta madre.

Es posible la reproducción por semillas en la primavera, las cuales debe remojarse antes de la siembra y sembrar en sustrato de turba y arena.

Preparación de esquejes.

Primero lavar bien las hojas, cortadas con una cuchilla bien afilada.

Dejarla reposar un par de días. Preparar el sustrato, mantillo de hojas y arena, por ejemplo y humedecer.

Opuntia brasiliensis
Opuntia brasiliensis – esqueje

Introducir el esqueje de hoja en el sustrato, según el tamaño (al menos 6 cm de largo), unos dos centimetros. Apretar bien la tierra alrededor del esqueje y dejar a la sombra.

No regar los esquejes plantados, hasta unos 20 dias más tarde. Luego llevar la misma pauta de riego que con las plantas adultas.

Al menos tardarán un mes o mes y medio en sacar raíces, así que hasta los dos meses, no sabremos si ha arraigado bien.

Atención.

Está armado con espinas traidoras extremadamente afiladas, es por ello uno de los cactus más peligrosos.

Manéjelo con extrema precaución, guantes y pinzas y manténgalo alejado de los pasillos y áreas frecuentadas por niños y animales.

Las espinas, deberán eliminarse meticulosamente con unas pinzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *