Euphorbia pulvinata nana

Euphorbia pulvinata nana.

La Euphorbia pulvinata nana, es una variedad muy similar a la pulvinata, pero que al ser más menuda, nos encaja mejor cultivada en macetas.

Euphorbia pulvinata nana

Procedencia y habitat.

La Euphorbia pulvinata nana, es originaria de Sudáfrica, de Natal, Lesotho.

La podemos encontrar desde el sur en Queenstown, hasta la Provincia del Norte.

Su hábitat de crecimiento y reproducción, es predominantemente en áreas planas en llanuras de tierras calizas o limosas con mucha lluvia, ya que reciben hasta 1.000 mm por año, e incluso a veces con nieve.

Como es la pulvinata nana.

La pulvinata nana, es una especie dioico aglomerante de bajo crecimiento.

Esto quiere decir que tiene especímenes masculinos y femeninos distintos.

Una especie dioica es aquella en la que hay individuos machos e individuos hembras. Por tanto, la reproducción dioica es biparental, esto es, necesita siempre de dos progenitores.

Esta suculenta, en la naturaleza forma impresionantes colchones o cojines gigantes, compuestos por varios miles de pequeñas cabezas espinosas.

En el suelo, hace un cojín/colchón de hasta 1,5 m de altura y de anchura o incluso más grandes.

Algunas plantas muy viejas, pueden llegar a tener hasta 40.000 cabezas.

A veces, varias plantas se agregan en masas, formado colchones de cabezas de pulvinata de hasta tres metros de diámetro.

El tipo enano o forma nana, es la forma más común en el cultivo y tiene cabezas globulares pequeñas, compactas y gordas que rara vez superan los 12 cm de altura y forma una cúspide baja muy densa.

Euphorbia pulvinata nana

Tallo.

El tallo de la pulvinata nana, es corto, globoso, generalmente en ángulo de 7, pero ocasionalmente hasta en ángulo de 10.

Se acaba haciendo columnar con numerosas ramas desde la base, ramas en su mayoría simples, sin hojas, espinosas de 2,5 a 15 cm de largo, de 2,5 a 5 cm de grosor.

Son redondeados en las puntas, con el ápice ligeramente deprimido, verde, con ángulos agudos, ligeramente crecidos, con surcos triangulares anchos de unos 2 a 4 mm de profundidad entre ellos, que se aplanan con la edad.

Hojas y espinas.

Las hojas son rudimentarias, de unos 2 a 50 mm de largo, lineales y con forma de punta de lanza, agudas y caducas.

Las espinas, que son pedúnculos estériles modificados, son de color blanco a púrpura, según en la temporada enque estemos y de 1 a 2 cm de largo.

Como cultivar la Euphorbia pulvinata nana.

El cultivo y propagación de esta suculenta, es bastante fácil para el cultivo en maceta, siendo además muy decorativa y exhuberante.

Las plantas maduras y sanas son resistentes y también se pueden cultivar al aire libre, donde las heladas no sean demasiado severas.

Tiene un crecimiento relativamente rápido y formará grandes grupos con cientos o incluso miles de cabezas, siempre en las mejores condiciones.

Sustrato y trasplante.

Esta especie de euphorbia, crece bien en un sustrato mineral para macetas, pero eso sí, debe ser muy drenante.

No es una especie muy exigente con el sustrato de base.

Para el trasplante, pasar a maceta mayor, dado su crecimiento y siempre que disponga de un buen drenaje.

Euphorbia pulvinata nana

Riego y fertilización.

Para el riego, considerar que el área de procedencia de esta especie, recibe mucha lluvia, tanto en invierno como en verano.

Se puede regar moderadamente durante todo el año, salvo en el mes más frío del invierno, ya que se pudre fácilmente, especialmente si está demasiado húmedo.

Debemos garantizar un buen drenaje.

Durante el verano, disfrutan de un riego promedio, pero si se riegan demasiado, !!ojo¡¡, porque son propensos a pudrirse.

Para un correcto abonado, alimente con un fertilizante alto en potasio, en la época del verano.

Entorno de cultivo.

Son suculentas con una buena resistencia y cuándo la planta está inactiva, es muy tolerante al frío, soporta hasta casi -9 ° C o incluso menos, pero cuando se deja fuera, es más sensible a las heladas. Mejor evitarle que sufra ese frío.

Necesitan una buena exposición a la luz. Necesitan mucha luz para mantener su forma compacta de crecimiento.

No obstante, los diferentes clones varían en su tolerancia a la luz solar total. Sin embargo, se recomienda cierta protección a la sombra durante las horas más calurosas del verano.

Euphorbia pulvinata nana

Advertencia.

Al igual que con todas las otras Euphorbias, cuando una planta se daña, exuda una savia lechosa espesa y blanca conocida como látex.

Este látex es venenoso y puede irritar la piel.

Preste extrema atención para no tocarse los ojos o la boca, con el látex exudado.

Las plantas cultivadas deben manejarse con cuidado, use guantes si las manipula.

Enfermedades.

La pudrición, es solo un problema menor en las Euphorbias, si las plantas se riegan y se “airean” correctamente. Garantizar un buen drenaje.

En malas condiciones, es posible que ni los fungicidas eviten la pudrición.

Multiplicación.

Para la propagación, utilizaremos esquejes, ya que se ramifica con facilidad.

Si saca un esqueje, recuerde dejarlo secar durante algunos días, dejando que la herida sane, ya que los esquejes plantados demasiado pronto, se pudren fácilmente antes de que puedan crecer las raíces.

Plántelo en un buen sustrato e inserte el extremo del tallo parcialmente.

Trate de mantener el corte algo vertical, para que las raíces puedan crecer hacia abajo.

Es importante lavar el corte, para eliminar el látex. Use guantes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

4 opiniones en “Euphorbia pulvinata nana”

    1. Hola, Marisa;
      La Euphorbia pulvinata nana, crece bien en maceta, pero dado su crecimiento y que suele llenar de cabezas o nuevos brotes la misma, es conveniente trasplantarla a un tiesto de mayor tamaño.
      Tambien podríamos hacer un esquejado y multiplicarla con facilidad, aliviando a la planta madre. En ese caso, dejaríamos secar la herida del corte del esqueje unos días, eliminando el látex que exude por el corte y luego plantarlos.
      Para ayudar podríamos añadir hormonas de crecimiento al esqueje, que siempre les irá bien. Puedes ver algo más de esto aquí, https://www.cactusysuculentas.org/articulos/hormonas-de-enraizamiento/
      Gracias por visitar nuestra web.

    1. Hola, Fernanda;
      Pues la verdad, si parece raro. Una flor no debe ser y por lo que comentas, ¿un hongo?
      Supongo que lo habrás quitado. Observa si vuelve a aparecer y en ese caso yo eliminaría esa cabeza, ya que esta planta saca muchas hijuelos o cabezas.
      Pon a tu planta en una zona bien iluminada, con algunas horas de sol directo y procura no mojar la planta durante el riego.
      Gracias por visitar nuestra web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *