Aloe Vera

Aloe Vera, conocida planta suculenta (sus tejidos pueden almacenar agua), que en realidad no existe con ese nombre.

Realmente se llama, Aloe Barbadensis Miller, pero es por todos conocido como Aloe Vera.

Tiene varios nombres comunes, a saber, Sábila, Zábila, Aloe de Barbados, Acíbar, Azabara, etc.

Aloe Vera, Sábila, Acíbar

Es conocida como la planta milagrosa, por sus propiedades para la salud .

Es una de la más de 350 especies clasificadas de aloes que existen y esta puede alcanzar hasta los 50 cm de altura.

Son originarias  de la Islas Canarias, de Islas Azores, Africa y Madagascar.

Es una planta conocida desde los tiempos más antiguo,  por sus múltiples capacidades terapéuticas, desde aproximadamente el año 2.200 a.C.

Como es el Aloe Vera. Características.

Posee hojas muy carnosas en roseta de color verde azulado o grisáceo, suculentas, o sea que los tejidos de sus hojas pueden almacenar gran cantidad de agua.

Se encuentran e jardines litorales, donde el clima sea cálido o templado y se entremezclan con el Agave, llegando a confundirse con éste, salvo en la floración que es más bella en el Aloe y la planta no muere, como si ocurre en la agaváceas.

Las flores  las produce desde  primavera a otoño, según la variedad. Producen inflorescencias en umbela, colgantes o tubulares.

Las flores son generalmente son de color rojo, naranja o amarillo.

Aloe Vera, Sábila, Acíbar

Las jóvenes plantas suelen tener manchas blancas que van desapareciendo a medida que la planta se vuelve adulta.

Son plantas que se reproducen por polinización cruzada.

Como cuidar el Aloe Vera.

EL Aloe Vera, es una planta que necesita la bondad del clima. Debe ser un clima templado o cálido para poder desarrollarse.

En caso de zonas más frías, deberá mantenerse a cubierto durante los períodos más fríos, porque no aguantan que las temperaturas bajen por debajo de los 5º a 8º C.

Si la temperatura bajara de esos 5ºC, entonces se podrían pudrir las raíces, si además hay presencia de agua o elevada humedad.

Por tanto necesita temperaturas relativamente altas, para prosperar debidamente, es decir de 20º a 24 ºC.

Al ser suculentas, pueden aguantar sequía.

Lo que no pueden aguantar es ningún tipo de encharcamiento.

Luego, su punto débil es el exceso de agua y el frío (<5ºC).

En cuanto a la iluminación, necesitan estar  a pleno sol, colocarlas en un lugar con buena luz.

Aloe Vera, Sábila, Acíbar

Si vemos que las hojas se ponen de tono marrón, quiere decir que está sufriendo mucha insolación, por lo que a las horas centrales del día, mejor a la sombra en verano.

Como debe ser el riego del Aloe Vera.

El Aloe Vera, en primavera verano, debe regarse con moderación, evitando mojar las hojas a poder ser, para que no se encharquen ni la planta ni el sustrato.

Dejar secar al sol y no volver a regar, hasta que el sustrato no esté seco.

Para la época otoñal, deben reducirse los riegos hasta anularlos en invierno.

Aloe Vera, Sábila, Acíbar

Sin embargo, cuando las hojas están delgadas y arrugadas, significa que tienen falta de riego.

Si vamos a utilizar las hojas del Aloe Vera, por sus propiedades y  vamos a cortarle alguna hoja carnosa, es mejor regarla una semana antes de recolectarla, para potenciar más sus principios activos.

Como debe ser el sustrato del Aloe Vera. Trasplante.

El sustrato debe ser arenoso y con buen drenaje, prefieren tierra predominantemente arenosa que favorece el escurrimiento rápido del exceso de agua y ligeramente ácida.

Si  cultivamos de Aloe vera en macetas, lo mejor es que sea de barro o arcilla, en lugar de maceta de plástico.

El plástico es impermeable, la arcilla o barro, poroso.

Colocaremos en el fondo, un par de centímetros de grava, para el correcto drenaje de la planta, tras el riego.

Si la maceta lleva tiempo en la misma maceta y ha crecido considerablemente, consideraremos el trasplante a otra maceta de diámetro mayor y más profunda.

Espera un par de semanas para empezar a regar, así dará tiempo a cicatrizar las heridas que se hayan podido producir durante el trasplante.

Como abonar el Aloe Vera.

El Aloe Vera, necesita ser abonado desde el inicio de la primavera y durante el verano, con los riegos normales y diluyendo el abono en el agua de riego.

Utilizar abonos comerciales al efecto, ricos en Nitrógeno, Fosforo y Potasio, además de los micro elementos y minerales propios.

Aloe Vera, Sábila, Acíbar

Como podar el Aloe Vera.

Esta planta, generalmente no se poda.

Si observamos hojas que se van secando, según brotan nuevas en el interior, estas hojas basales se pueden retirar, protegiendo así a la planta de posibles enfermedades.

Para ello, cortar hojas basales medio secas, proceder con una navaja, cuchilla, etc., que esté bien afilada y limpia, para no infectar los tejidos de la planta.

Como se propagan los Aloe Vera.

El Aloe Vera se multiplica bien por semilla, bien por hijuelos o retoños.

Como son plantas auto estériles, flores masculinas y femeninas de la misma planta no pueden cruzarse entre ellas o con otras de la misma variedad, se necesitan plantas de muchas variedades, para generar semillas que sean fértiles y poder cultivar aloes.

Aloe Vera, Sábila, Acíbar

Retirar los hijuelos que nacen en la base alrededor de la planta madre,  cuando estos tengan un tamaño de 8 a 10 centímetros.

Hacerlo igualmente con cuchilla limpia y afilada.

Los hijuelos o retoños, se le dejan secar sus heridas durante un par de semanas, sin exponerlos al sol y luego se plantan en macetas individuales.

En cuanto hayan arraigado pueden trasplantarse y tratarse como las plantas adultas.

No se debe regar durante 15 días después del trasplante, para que cicatricen las heridas.

Que plagas y enfermedades pueden tener los Aloe Vera.

Si las hojas se ponen pálidas o pierden las venas características, es por falta de iluminación. Ponerlas al sol.

Si las hojas amarillean o parecen manchadas de colores amarillentos o marrón claro y además observamos que se abarquillan y caen, posiblemente sea un ataque de araña roja.

Aloe Vera, Sábila, Acíbar

Mirar el envés de las hojas y buscar las telarañas de la araña roja o arañuela. Es un ácaro que daña mucho la planta.

En este caso, puede ser por sequedad y falta de riego.

Pulverizar agua sobre las hojas atacadas y mantener algo de humedad en el sustrato (no demasiada).

No obstante, proceder con una torunda de algodón retirar el ácaro con agua jabonosa.

Posteriormente, limpiar las hojas del agua jabonosa.

Aunque es muy resistente,  veces es atacado por cochinillas y pulgones.

Propiedades y usos del Aloe Vera.

Del estudio de la hojas del Aloe Vera, se concluye que éste contiene innumerables sustancias.

Entre ellas, aloína, aminoácidos esenciales, azúcares (como el ácido urónico), enzimas (como amilasa y lipasa y otros).

También vitaminas, minerales y numerosos oligoelementos y otras sustancias, aunque estos pueden variar entre especies.

Aloe Vera, Sábila, Acíbar

Las plantas más apreciadas por sus propiedades son, el Aloe Barbadensis (A. vera), el Aloe Ferox, el Aloe Arborescens  y el Aloe Chinensis.

Para el exterior del cuerpo, la piel, se utiliza la savia del Aloe, como cicatrizante en quemaduras y heridas, picaduras de insectos.

Así para llagas, dolores musculares o reumáticos, como calmante, como tónico revitalizante e hidratante de la piel.

Utilizamos el gel que encontramos en el interior de las hojas, directamente sobre la quemaduras, picaduras, heridas, infecciones por hongos, etc. este gel cura y cicatriza las heridas.

Se ha comprobado que el gel de aloe, regenera los tejidos de la piel quemados, a las  48 horas del tratamiento, a una quemadura de menor importancia.

El Aloe Vera, contiene aceite esenciales muy demandados por la industria cosmética para sus productos.

Tales como tónicos faciales, tónicos capilares, cremas limpiadoras, cremas  hidratantes, cremas antiarrugas, desodorantes, champús, ungüentos y cataplasmas, etc.

Para el interior del cuerpo, su viene utilizando como depurativo del hígado, los riñones y el sistema linfático.

Es un estimulante del sistema inmunitario, mejora en los problemas óseos y articulares.

Aloe Vera, Sábila, Acíbar

Esta indicado para problemas digestivos, como gastritis, úlceras, colitis, etc.

Además es antitumoral y antioxidante.

Por todo ello, se le considera como la planta curativa por excelencia, la planta de la salud o la planta milagrosa.

Podemos encontrarla en diferentes presentaciones y con diferentes concentraciones en comercios y boticas.

Pueden ser, en forma de gel, en pomada, en loción, en crema, en champú, en jabón, en zumo, en extracto, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *