Cereus peruvianus

Cereus peruvianus.

El Cereus peruvianus, es el Cereus más conocido y ampliamente distribuido. Conocido como Cereus Uruguayanus, también se  le llama, Cereus repandus.

El Cereus peruvianus, es un cactus columnar espinoso, grande, erecto y espinoso de hasta 10/12 metros de altura cuando crece en la naturaleza.

Cuándo los tenemos en meceteros, aunque se desarrollan menos, son muy admirados por su forma escultural y columnar, que contrasta de manera impresionante con la de la mayoría de las otras plantas en cualquier colección de cactus.

Cereus peruvianusEn Sudamérica se cultiva mucho, para usarlo como cercas vivas o formar setos y como planta ornamental. Recibe también los nombres populares de Cardón uruguayo, Cactus candelabro, Kadushi, Arbol peruano, Cactus manzana peruana, Cactus seto, etc.

Su origen y hábitat.

El Cereus peruvianus es nativo de afloramientos rocosos y de la sabana en América del Sur, probablemente nativa del Caribe occidental y Venezuela o Brasil.

Es una especie común y típica en jardines tropicales, muy repartida por todo el mundo y del cual se han creado pantaciones para obtener su fruto en Antillas Holandesas, Méjico, Israel y los EEUU.

Es el cactus de ordenador o anti radiaciones.

Como es el Cereus peruvianus.

El Cereus peruvianus es un cactus columnar, columna única de color verde azulado, que se ramifica hacia la parte superior cuando vive en la naturaleza.

Tiene un tallo suculento perenne en forma de árbol, a menudo con muchas ramas verticales o ligeramente curvadas en la parte superior, a menudo con troncos distintos de hasta 10 m de altura (pero generalmente menos).

Si lo tenemos en maceta, es poco probable que funcione como una planta en maceta y alcance ese tamaño.

Los tallos son cilíndricos, algo delgados, segmentados, de color gris verdoso a azul, de 10 a 20 cm de diámetro.

Llega a tener de cinco a ocho costillas anchas y prominentes, con muescas separadas por hendiduras profundas y estrechas.

Flores y areolas.

Las areolas en las muescas, están llenas de pelos blancos y cada areola tiene un grupo de aproximadamente siete espinas marrones, que es poco probable, que crezcan más de 1 a 2 cm de largo en interiores.

Estas son pequeñas, muy separadas. Las espinas, extremadamente variables, a menudo numerosas, a veces ausentes, grises, como agujas, las más largas hasta 5 cm.

Las flores, que generalmente se producen solo en especímenes grandes, tienen aproximadamente hasta 15 cm de largo y tienen pétalos blancos teñidos de verde parduzco.

Cereus peruvianus

El cereus peruvianus florece en verano y se abren por la noche. Cada flor florece solo una noche y luego muere, como otros muchos cactus.

Es autoincompatible y requiere polinización cruzada para obtener frutos.

Las flores, vendrán seguidas por frutos rojos de 2,5 a 5 cm de diámetro.

Si la mantenemos en el interior, el Cereus peruvianus es una especie de rápido crecimiento, en función de la maceta, sustrato y condiciones.

Esta planta en interior, va muy bien en una ventana soleada orientada al sur, este u oeste. La temporada de floración es durante la estación cálida. Los Cereus peruvianus, producen varios brotes de flores.

A pesar de ser una flor que se abre de noche, las abejas de la miel actúan como polinizadores, mientras la flor sigue abierta con luz solar, al atardecer o amanecer.

Cereus peruvianus
Flor del Cereus peruvianus

Frutos.

Los frutos son conocidos localmente como, “Pitaya”, “Manzana Peruana” o “Koubo” y son globosos para crecer hasta 4 cm de largo.

Generalmente sin espinas de color rojo con pulpa blanca, pero el color de la piel varía de amarillo a rojo violeta intenso.

La pulpa que es comestible, es blanca y contiene semillas pequeñas, también comestibles y crujientes.

Las frutas tienden a agrietarse durante la maduración y la pulpa se endulza cuando la fruta se abre por completo. La etapa óptima de cosecha es cuando los frutos están cerca o en plena madurez.

Una vez recolectadas, las frutas maduras deben consumirse dentro de las veinticuatro horas siguientes, ya que sino empiezan a fermentar.

La fruta tarda entre 40 y 50 días en hincharse y madurar, por lo que a menudo hay flores y frutos en la planta al mismo tiempo.

Una sola planta grande puede producir cientos de frutos cada año.

Como cultivar el Cereus peruvianus.

El Cereus peeruvianus es muy fácil de cultivar, es fácil de propagar, tolera heladas moderadas y produce numerosas flores blancas vistosas, de 15 cm de diámetro.

Cuando se cultiva al aire libre, en las condiciones adecuadas, el Cereus peruvianus crecerá de 0,5 a 1.2 metros al año. A menudo crecen más de 6 metros de altura y con muchos brazos ramificados.

Tiene una tasa de crecimiento tal, que una planta joven crecerá fácilmente más de 30 cm por año y si crece en un suelo fértil, suelto, con amplia disponibilidad de agua,  puede alcanzar hasta 9 metros de altura con docenas de ramas, en solo 10 años.

El sol pleno es lo mejor para la producción de frutos, pero también crecerá a la sombra o incluso como planta de interior.

Plántelo en un suelo bien drenado y profundo que retenga la humedad. Necesita más agua que los otros cactus y necesitará riego regular durante el calor del verano.

El sustrato deberá incorporar abundante mantillo en primavera y use un fertilizante de liberación lenta para alimentar a la planta. Sustrato para el cultivo en macetas, se necesitará sustrato de cactus estándar.

Iluminación y Temperaturas ambiente.

Iluminación.

La iluminación adecuada para cultivar los cactus Cereus peruvianus, es con la mayor cantidad de luz solar posible.

Si está en interior, dado que la luz que proviene de un ventanal, esta será unilateral, una planta columnar tenderá a inclinarse en esa dirección, por lo que es muy importante girar dicha planta con frecuencia.

Si es posible, es conveniente sacar el Cereus peruvianus al aire libre, durante los meses de verano, para obtener aire fresco y luz adicional, con lo que mejorará su color, aunque también ayudará a alargar sus espinas.

En cuanto a la exposición en el exterior, a la semisombra cuando es joven, pleno sol más de adulto. Entonces, le gusta la luz solar fuerte, pero es tolerante y le va bien con la sombra ligera durante los calurosos meses de verano.

En el interior, por dentro necesita luz brillante y algo de sol directo.

Temperaturas ambiente.

En cuánto a temperaturas, las temperaturas normalmente cálidas suelen ser adecuadas en primavera, verano y otoño.

Para el invierno, estos cactus deben trasladarse a una posición más fresca, alrededor de 10 ° C, si es posible, donde puedan descansar.

Cereus peruvianus
Frutos del Cereus peruvianus

Si su Cereus peruvianus, intenta continuar creciendo a la luz de los meses cortos y frios del invierno, desarrollará un tallo anormalmente delgado y frágil, que afeará el aspecto del cactus.

El Cereus peruvianus es sensible a las heladas, pero sin humedad ambiente, es resistente hasta los -5 ° C,  cuando se planta en el exterior.

Para su óptimo crecimiento, en la parada invernal lo mejor será que la temperatura ambiente, no baje de 5º a 8ºC.

Riego y abonado.

El riego durante el período de crecimiento activo, debe ser un riego moderado, pero dejaremos que el centímetro superior del sustrato se seque, antes de volver a regar.

Palparemos con la yema de los dedos y comprobaremos si el sustrato está seco.

Durante el período de descanso invernal, regaremos, si acaso, una vez al mes moderadamente, para evitar que la mezcla se seque o incluso en función de la humedad ambiente, no regar en absoluto.

En cuánto a la fertilización o abonado, abonaremos al comienzo del período de crecimiento, añadiendo fertilizante de liberación lenta.

Durante la temporada de crecimiento, fertilizaremos con un abono rico en potasio y fósforo, pero pobre en nitrógeno, porque este elemento químico no ayuda al desarrollo de las plantas suculentas ya que las hace demasiado blandas y llenas de agua.

Trasplante.

Para el caso de trasplante, usaremos una mezcla a base de turba o tierra. Como son plantas de gran tamaño, necesitan mucho espacio para sus raíces.

El trasplante debe hacerse cada dos años o cuando la planta haya superado su maceta. Utilice maceta con buen drenaje.

Para un mejor drenaje, agregue una parte de arena gruesa a dos partes de la mezcla básica.

Las plantas de hasta 5 cm  de diámetro,  pueden mantenerse en macetas de 8 cm, pero estos cactus crecen rápidamente y es posible que necesiten trasladarse a macetas más grandes al menos una vez al año.

En el inicio de la primavera, retire todas las plantas de su maceta para ver si las raíces están apretadas y la maceta llena de ellas.

Si lo están, trasplante la planta a una maceta un tamaño más grande o bien déjela en su maceta actual, pero sustituya el sustrato, por uno nuevo.

Cereus peruvianus
Fruto y semillas del Cereus peruvianus

Reproducción.

Para la propagación del Cereus peruvianus, las plantas nuevas normalmente se cultivan a partir de semillas.

No obstante, aunque estas semillas germinan y crecen más rápidamente que las de la mayoría de los cactus, la propagación de semillas sigue siendo un proceso lento.

Las semillas deben sembrarse en una mezcla de tierra bien drenada. La siembra superficial es la mejor ya que las semillas germinan en 14 a 28 días a unos 25° C.

Las plántulas no deben ser molestadas hasta que estén bien enraizadas, después de lo cual se pueden plantar por separado en macetas pequeñas.

Un Cereus peruvianus, también se puede propagar por medio de secciones de tallo enraizadas en la mezcla estándar para macetas, pero este proceso a menudo no es práctico, ya que implica la destrucción virtual de la planta madre.

También podemos reproducir el cactus a partir de esquejes en primavera, dejándolos secar hasta que las puntas se endurezcan bien.

Luego, vuelva a plantarlos en sustrato de cactus nuevo, que esté ligeramente húmedo y manténgalo así hasta que arraiguen.

Enfermedades y plagas.

Se pueden presentar problemas o enfermedades, si la mezcla de tierra para macetas está mal drenada o en el suelo se somete a un riego excesivo, es propenso a la pudrición de la raíz.

La principal enfermedad, si se da, es la podredumbre, pero si las plantas se riegan y “airean” correctamente, será un problema menor.

Puede ser atractivo para una variedad de insectos, pero las plantas en buenas condiciones deben estar casi libres de plagas, especialmente si se cultivan en una mezcla de minerales para macetas, con buena exposición y ventilación.

Entre las posibles plagas, estaremos atentos a las cochinillas, que podrían atacar al Cereus peruvianus. Especialmente ese desarrollan cochinillas de las ráices y solo las detectaremos por sus consecuencias.

También puden sufrir ataques de Araña roja.

Como tratamiento si se detectan cochinillas en el cactus, aplicaremos con un paño mojado en un jabón insecticida a la planta, de acuerdo con las instrucciones en la etiqueta.

De forma más casera, aplicaremos alcohol en un paño y limpiaremos la planta. Luego repetiremos, pero con el paño mojado en agua, para retirar el exceso de alcohol y los posibles restos de los insectos.

Notas: La planta tiene espinas muy afiladas y puntiagudas. Tenga cuidado al manipularlo¡¡¡

Cereus peruvianus
Cereus peruvianus

Uso particular.

El Cereus peruvianus, es una excelente planta de jardín o patio. Es muy adecuado para jardines de tipo desértico, en asociación con otras xerófitas, plantas que soportan grandes sequías y están adaptadas a ésa escasez de agua.

Si el clima es benigno, se debe cultivar en maceta para resguardarlo en invierno.

Los Cereus peruvianus se puede usar como planta para un ventanal, es muy ornamental, pero principalmente como planta de piso a medida que crece.

Como planta de interior, el Cereus peruvianus nos dará un aire exótico a los interiores donde se encuentran.

Otros usos, al ser los frutos y tallos del Cereus repandus comestibles, es su cultivo para su uso como cerca viva, como seto.

Su madera se ha utilizado para hacer muebles y para leña y los tallos cortados en rodajas se han utilizado como sustituto del jabón.

Las frutos son del tamaño de un huevo de gallina y contienen una pulpa blanca, delicadamente dulce y con unas semillas negras deliciosamente crujientes.

Poseen la virtud de no tener espinas. El rápido crecimiento de la planta y la producción de frutos, la han hecho atractiva en los trópicos, donde crece muy bien.

Nota:

Los científicos han demostrado que el Cereus peruvianus, neutraliza las ondas electromagnéticas dañinas emitidas por la televisión, el teléfono y la computadora, por lo que es beneficioso colocar el cactus, en las áreas de la casa donde se encuentran estos dispositivos electrónicos.

De ahí que sea llamado, el cactus del ordenador o cactus anti radiaciones.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

7 opiniones en “Cereus peruvianus”

    1. Hola, Maribel;
      Los frutos del Cereus peruvianus, son globosos de hasta 4 cm de longitud y sin espinas. Son de color rojo generalmente, con la pulpa blanca y es comestible conteniendo semillas pequeñas, que también son comestibles.
      Hay que considerar que se han consumir cuándo estén maduras y entonces de hay que comerlas en las próximas 24h, ya que sino empiezan a fermentar, echándose a perder.
      Gracias por visitar nuestra web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *