Sempervivum – Siemprevivas

Sempervivum – Siemprevivas, son un género de 30 especies aceptadas de perennes de tallos cortos, suculentas o crasas de la familia Crassulaceas, que crecen en roseta.

Son plantas  originarias de las Islas Canarias (España), aunque procedentes de zonas tropicales y por extensión en grandes zonas montañosas de Europa, esto es, península Ibérica, Pirineos, los Alpes, los Cárpatos, los Balcanes, el Cáucaso.

Sempervivum - Siemprevivas

Son llamadas Sempervivum  o siemprevivas, porque al ser plantas  de hojas perennes, mantienen sus hojas en invierno y son bastante resistentes a condiciones difíciles.

Las especies más reconocidas de siemprevivas son, Sempervivum arachnoideum o siempreviva de arañas, Sempervivum tectorum o siempreviva mayor, Sempervivum calcaratum, Sempervivum grandiflorum, Sempervivum montanum, entre otras.

Como son las Sempervivum o Siemprevivas.

Son plantas que forman una roseta carnosa con pelillos y hojas oblongas con toques de colores púrpura o rojizos.Sempervivum - Siemprevivas

Su capacidad de almacenamiento de agua en sus hojas, les permite vivir en lugares rocosos soleados y en zonas alpinas.

Las Sempervivum, o Siemprevivas, son plantas crasas muy fáciles de cultivar y generosas para hacer micro jardines o composiciones variadas, en pequeños recipientes.

Existen muchas variedades de siemprevivas y todas se distinguen por tener una roseta de hojas central,  que se va abriendo con ramificaciones, de las que van saliendo nuevos hijuelos.

Como son las flores de las Siemprevivas.

Son plantas de floración puntual. En algunas variedades, pueden salir del tallo florecillas de tono rosa aunque otras variedades van generando muchos tallos que amplían la planta y dan mayor tamaño a la roseta central.

Después de la floración, mejor cortar el tallo de flor desde la base y así conseguiremos que se vaya regenerando la propia planta.

Sempervivum - Siemprevivas

Las flores pueden tener diferentes colores, color blanco, amarillo, rosado, rojizo y aparecen en el extremo final de un pedúnculo largo. Florecen en verano.

Después de la floración, la planta muere, generando muchos hijuelos nuevos, que darán continuidad a la planta.

Como cuidar las Sempervivum – Siemprevivas. Sustrato y Riego.

Para cultivar las Siemprevivas, utilizaremos macetas o maceteros con no demasiado  volumen de tierra.

Procurar sobre todo que se seque el sustrato y el recipiente donde esté, contribuya a ello, aunque las siemprevivas aguantan bien con poca agua y también aguantan el frío del exterior.

El riego en verano, puede ser poco frecuente, sin más, según la intensidad del calor ambiente. En invierno, suprimir el riego por completo.

En estas Sempervivum – Siemprevivas, es mejor que tenga escasez de agua, que exceso. El exceso de humedad produce pudrición de las raíces y enfermedades por hongos.

No requieren abonado.

Es fundamental que tengan un buen drenaje.

Utilizaremos sustrato para plantas crasas o cactus, con una buena mezcla de arena que hace que las siemprevivas drenen correctamente.

Si vamos a trasplantar la siempreviva, la sacaremos de su maceta y la plantaremos en un nuevo recipiente. El trasplante es mejor hacerlo en primavera o ya en otoño.

Sería bueno y aconsejable el colocar un acolchado de gravilla. Se pueden mantener en el exterior, en plantaciones en rocallas o en el interior en macetas bajas y anchas.

Las Sempervivum – Siemprevivas, necesitan una buena exposición al sol y son capaces de resistir la sequía y el frío.

No son plantas muy exigentes con el sustrato, pero mejor que sea calizo y como siempre, bien drenado.

Los riegos serán moderados ya que esta planta aguanta bien la sequía. No será necesario abonados especiales, aunque es bueno renovar el sustrato cada 2 años.

Como multiplicar las Sempervivum – Siemprevivas.

Las Sempervivum – Siemprevivas, se multiplican a partir de semillas o, mejor aún, separando los hijuelos.

Cuándo trasplantamos las Siemprevivas, se suelen romper algunos brotes. Estos brotes con sus raíces los trasplantaremos, para conseguiremos reproducirlas.

Luego las pondremos en sustrato especial para cactus, presionamos la tierra abonada y enterrando las raíces en la tierra.

Son plantas resistentes y no suelen ser atacadas por plagas y enfermedades.

Veremos con algún detalle a las especies más conocidas.

Sempervivum arachnoideum.

Siempreviva araña.  Reciben este nombre, por la característica típica de esta especie por la pelusilla o vellosidad, que en forma de telaraña crece alrededor de la roseta de hojas de la planta.

Estas vellosidades pueden llegar a cubrir casi toda la planta. Ha sido esta planta muy hibridada, encontrando hoy en día muchas variedades.

Sempervivum Arachnoideum, Sempervivum - Siemprevivas

Esta vellosidad se forma en el centro de la roseta, que es lanzado hacia afuera según van creciendo las hojas. Es una suerte de protección de la planta.

En terreno abierto, la planta lanza hijuelos que acaban colonizando todo el terreno, si las condiciones lo permiten. Crece muy bien en rocallas o suelos pedregosos.

Florecen en verano, aunque su primera floración es tardía.

Es muy sencilla en sus necesidades. No necesita riegos periódicos, aguanta bien el frío y admite cualquier sustrato, por pobre que sea. Son muy rusticas en cuanto al clima y riqueza del suelo.

Eso sí, necesita buena exposición al  sol y buen drenaje.

Sempervivum arachnoideum, Sempervivum - Siemprevivas

Para multiplicar la Siempreviva arachnoideum,  lo más socorrido es aprovechar la división de brotes de la planta madre.

Actuando con cuidado y haciendo cortes limpios. La mejor época es el reposo vegetativo en invierno.

Sempervivum tectorum.

Siempreviva mayor. Otros nombres comunes son, Barba de Júpiter, Consolva, Alcachofa de gatos, Barbas de Júpiter.

Esta especie de Sempervivum – Siemprevivas, tiene su origen en las zonas montañosas europeas, Alpes, pirineos, Apeninos, Balcanes. En la península ibérica está muy extendida.

sempervivum tectorum, Sempervivum - Siemprevivas

Es una planta crasa o suculenta, que forma rosetas, de unos 15 a 30 cm de anchura y de 20 a 30 de altura.

Las hojas son muy verdes y las puntas de estas son purpúreas, siendo el envés de las hojas de color blanquecino.

La floración es en forma de flores de color rosado o rojizo con tallos rectos y de 30 a 50 cm de altura. Florece en verano.

Van muy bien, como casi todas las Siemprevivas, en rocallas y maceteros.

Sempervivum tectorum, Sempervivum - Siemprevivas

Son muy rusticas en cuanto a cuidados. Necesitan pleno sol, resisten las heladas y el frio y el sustrato puede ser pobre.

Resisten bien las épocas de sequía y requieren poco riego.

Para multiplicarlas, lo más fácil es separar los hijuelos que le nacen a la planta madre.

Sempervivum calcareum.

Esta Sempervivum – Siemprevivas, llamada comúnmente Siempreviva uña de mujer.

Es un planta pequeña, perenne y atractiva por sus rosetas simétricas, hojas alargadas.

Son de color verde mayormente y los ápices de las hojas son púrpura, tanto el haz como el envés de las hojas.

Suele ser de unos 8 cm de altura y unos 8 a 12 cm de diámetro.

Sempervivum calcareum, Sempervivum - Siemprevivas

Son plantas de floración única en su vida y se produce tras largos años de espera.

Las flores son de forma de estrella, con distintos colores, amarillas, rojizas y rosadas, siendo éste el más común.

Son plantas muy fáciles de cultivar y mantener sanas. para ello debemos darles buena luz, pleno sol y buena aireación.

Puede soportar climas fríos y altas temperaturas. La temperatura idónea para que se desarrolle adecuadamente es entre los 20 y 30º C.

Sempervivum calcareum, siemprevivas, Sempervivum - Siemprevivas

Se nutre de sustratos poco exigentes, pero deben ser permeables con arena y rocas pequeñas de varios tamaños.

Requieren poco riego y cundo reguemos debe estar seco el sustrato. No encharcar y debe tener buen drenaje.

Para reproducir la Siempreviva uña de mujer, igualmente separar los hijuelos de la planta madre y arraigarlos en otra maceta.

SEGUIR LEYENDO…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *