Enfermedades

Las enfermedades en los vegetales las pueden producir tres tipos de patógenos:

Los tres principales patógenos.

Hongos: estos son los importantes en Cactus y en las demás plantas Crasas.

Bacterias: alguna vez se presenta en Crasas.

Virus: en Crasas son muy raros y difíciles de determinar por los síntomas visuales.

Existen muchas especies de hongos que atacan a las Suculentas.

El daño típico son podredumbres, tanto en los tallos, como en el cuello a ras de suelo o en raíces.

Las Cactáceas en particular, a veces tienen podredumbres que comienzan en la punta del tallo y que pudre toda la planta.

No se debe hablar de enfermedades en todos los casos, ya muchos de los males que las pueden aquejar, provienen de una mala práctica de cultivo.

Lo veremos a través de los síntomas que se presentan.

Agave podrido
Agave caído por podredumbre del tallo desde la base.

El tallo de la planta está como podrido.

Es un claro síntoma de que ha habido un exceso de riego.

Por lo tanto, si ya hay un claro pudrimiento, no tiene remedio.

Si presenta tallos sanos, proceda a sacar la planta de la maceta totalmente.

Límpielo de partes sucias o que presenten indicios de pudrición y retire la tierra y deje secar, aireándolo convenientemente.

Elimine raíces muertas o en mal estado con tijera limpia y corte recto y limpio.

Como precaución aplique un fungicida al efecto para cactus y trasplántela a otra maceta seca y limpia.

Déjela reposar 15 días antes de volver a regar con precaución.

La planta pierde el color verde y están como secas o vacías por dentro.

Es este un caso contrario al anterior. Es decir aquí hay una clara escasez de riego.

La planta tiene sed.

Si es verano, la hemos descuidado y la planta se agota y tira de sus reservas en las hojas suculentas  y si es invierno, algo de agua necesita.

Por tanto, sumergir la planta en agua dejarla absorber agua (sin pasarse) y controlar los riegos para que no se seque.

Ojo, porque podríamos encontrarnos con algún caso de Clorosis, que es la falta de hierro en el sustrato, por diferentes causas.

Enfermedades Vasculares

Fusariosis – Hongo Fusarium

El hongo Fusarium oxysporum, que vive en el suelo, infecta a las raíces debido al exceso de humedad.

En el caso de que la alteración afecte solamente a la parte baja, puede salvarse el resto cortando por lo sano y utilizándolo como esqueje, para empezarlo de nuevo.

Hongo fusarium
de www.cactusnursery.co.uk

La especie que más daños causa es Fusarium oxysporum, que se subdivide en numerosas formas y cada una de ellas es un parásito específico de una determinada planta.

Así, por ejemplo, el Fusarium oxysporum f. sp. dianthi, es la forma específica que ataca al clavel.

Verticillium

En cuanto a Verticillium, las especies que más daños causan son el V. alboatrum y el V. dahliae. Es un hongo del suelo, que provoca la enfermedad vascular llamada, Verticilosis.

Las temperaturas entre 21 y 24ºC, así como las temperaturas altas, favorecen el desarrollo de esta enfermedad. Los ataques de Fusarium y Verticillium se inician en las raíces, por las que entran en la planta.

El Fusarium oxysporum provoca necrosis en dichas raíces, mientras que el Verticillium no.

El Verticillium es un hongo que ataca las raíces del árbol y que, posteriormente y de forma progresiva, va subiendo por el tallo. Luego alcanza las ramas y provoca la obstrucción de los canales conductores de la savia, lo que provoca una necrosis sobre ciertas partes de la planta.

Hongo Verticillium

Por esta razón los ataques de Verticillium son menos peligrosos, pudiendo algunas plantas recuperarse, si cambian las condiciones que favorecen el desarrollo del hongo.

Desde las raíces, los hongos pasan a los vasos conductores de la savia, que quedan obstruidos, dificultándose la circulación de la misma.

Mal de pie – Podredumbre de  raíces

Los agentes causantes de esta enfermedad son la  Phytopbthora, Pythium, Rhizoctonia y Thielaviopsis, así como hongos de los géneros Sclerotinia y Fusarium.

Los síntomas de estas enfermedades son:

Se presenta en plantitas de semillero y en los esquejes. Los hongos atacan desde el suelo a la raíz y base de los tallos.

El cuello y la raíz se oscurecen, marchitan y pudren. Las plantitas mueren rápidamente.

Algunas de las plantas ornamentales más comúnmente afectadas son arbustos  como, Chamaecyparis Pittosporum, Poinsettia (Euphorbia),  Hibiscus  Rhododendron; o plantas crasas como Aloe, Cactus…

Podredumbre de cuello

El hongo causante es Phytophthora. En la base de los tallos se observa una decoloración parda o negruzca. Las partes atacadas se pudren.

El desarrollo del hongo, al igual que Fusarium, es favorecido por el exceso de riego.

Como prevención, evita los encharcamientos y destruye las plantas enfermas.

Pudrición interna

Varios hongos pueden acarrear este mal mortal: Monosporium, Phoma, Sporotrichum y otros.

Como prevención, evita lesiones o heridas para prevenir la infección de estos hongos y de bacterias.

El hongo Phoma spp. en Yuca.

Moho Gris (Botrytis)

El hongo Botrytis cinerea, provoca pudrición y se manifiesta como un moho gris o pardo característico, en las hojas, las flores o los tallos. Posteriormente estas zonas atacadas por el moho, quedan recubiertas por una fina capa de moho blanquecino grisáceo.

Tras una granizada o lluvia fuerte se producen heridas por donde entra el hongo.

Botrytis
Hoja afectada de Botrytis

Ataca principalmente a las plantas más jóvenes y a las que estén más débiles o enfermizas. Este hongo tiene la capacidad de introducirse en el tejido vegetal de la planta en cuestión, lo que le provoca la muerte.

Cuándo la planta se ve afectada, toma una coloración parduzca y sobre esta zona se desarrolla el hongo, con una coloración grisácea, zona dónde el hongo Botrytis se multiplica y propaga.

Como condición necesaria, deberemos tener la planta con una buena aireación, evitando la humedad, ya que ésta favorece el crecimiento del hongo.

Para impedirlo, al día siguiente aplica un fungicida antibotritis, por ejemplo Captan o Eurapen, con el fin de proteger dichas heridas.

Es causado por Botrytis cinerea, que es la forma conídica de Sclerotinia fuckeliana.

Podemos detectarlo si encontramos síntomas como:

Enmohecimiento gris de hojas, tallos, botones florales y flores, que pueden deteriorarse por completo.

Para controlar estas enfermedades, recomendamos;

Tratamientos con diclozolinato, glicofeno o vinclozolina, que tienen efecto preventivo y curativo. También se pueden emplear fungicidas polivalentes o antibióticos como benomilo, metiltiofanato, polioxina-B y procimidona.

En tratamientos preventivos se pueden emplear captan, diclofluanida o folpet.

Cuando haya que repetir los tratamientos varias veces, como puede suceder en el cultivo de flores y plantas ornamentales en invernadero, es conveniente cambiar de producto o combinar dos de ellos.

De este modo, es posible evitar los problemas de resistencia de los hongos a los fungicidas.

Moteados y manchas secas

Las causan diversos hongos como Ascochyta, Phyllosticta, Perisporium, Macrophoma, etc.

En cuanto se observen las primeras manchas puede contenerse la propagación mediante pulverización con fungicidas indicados para Botritis.

Roya

El hongo Uromyces produce ampollas y pústulas (bulos como la cabeza de un alfiler).

En Echinocereus y Mammillaria, especialmente las espinas se desprenden y las plantas quedan afeadas.

Los síntomas que presentan las plantas afectadas por el hongo Uromyces, son pústulas de color pardo claro, hasta marrón oscuro. Las zonas atacadas, mueren.

Roya
Hoja afectada de Roya

Es causado por las royas, que son los órganos portadores de las esporas del hongo. Este hongo se dearrolla en el tejido celular de la planta, de forma que los hongos extraen  las materias nutritivas de las células, matando a la planta.

Si el ataque de la Roya es muy potente y generalizado, puede darse por muerta a la planta.

Para combatirlo podemos aplicarle, por ejemplo Eurapen. ¡Ojo!, porque deberemos aplicarlo de forma pulverizada, sobre el envés o parte inferior de las hojas.

Si se puede, además, eliminar las hojas o zonas muertas, evitando que se extienda por toda la planta.

Mildiu

El famoso Mildiu, por atacar a las plantaciones de vid, presenta el síntoma de ser una pelusilla grisácea, en el envés de las hojas. Por la zona superior de la hoja,  se verán como manchas amarillentas, que se oscurecerán con el paso del tiempo, si no la tratamos.

El Mildiu, puede también atacar a los tallos de las plantas y si es un ataque potente, puede matar a la planta.

Mildiu
Hoja con Mildiu

El culpable es el hongo Mildiu, que se desarrolla en el interior de la planta y exteriormente se observa como una pelusilla en las zonas afectadas. La humedad ambiente, favorece el desarrollo del hongo.

Para controlarlo, se le puede aplicar, por ejemplo Euparen en forma pulverizada y como prevención. Si se puede, sanear las zonas atacadas.

Oidio

Los síntomas que presenta este hongo son como un polvo blanquecino y pegajoso, que recubre las hojas y los tallos. Provoca que la planta presente deformaciones y si el ataque es fuerte las decolora de color parduzco y mata a la planta.

Es causado el Oidio, por un hongo que se aprovecha de la presencia de nitrógeno en el abonado, por la variación de temperaturas y por una alta densidad de plantación.

El Oidio, ataca fundamentalmente a los tejidos jóvenes y más tiernos, por lo que la planta es más sensible en la época de brotación y es entonces cuándo hay que tener más cuidado.

Oidio
Hoja afectada por Oidio

Se propaga mejor con temperaturas cálidas, incluso sin alta humedad.

Se pueden tratar, también con Imugan especialmente o también con Euparen.

Bacteriosis

La bacteria Erwinia, puede infectar heridas o lesiones y originar una podredumbre negra.

Los tejidos internos se encuentran reblandecidos y descompuestos. Favorecen la infección la humedad excesiva y el frío (grietas por heladas).

No tiene cura con productos químicos y lo único que se podría hacer es eliminar la planta para evitar que se extienda a otros ejemplares.

La podredumbre negra puede ser también causada por el hongo Helminthosporium. Contra éste se recomienda Captan.

Bacteriosis
Hoja afectada de bacteriosis

En resumen, por orden de importancia y dónde afectan, los hongos son  (nombre muy raros):

Fusarium (raíz) – Rhizoctonia (raíz) – Cephalosporium (zona aérea) – Cylindrocarpon (raíz) – Alternaria – Sclerotium (raíz) – Phytophtora (raíz) – Helminthosporium (zona aérea) – Pythium (raíz) – Microconidios (zona aérea) – Macroconidios (zona aérea) – Thielaviopsis (zona aérea) – Trichoderma (raíz) – Aspergillius (raíz) – Cladosporium – Ulocladium – Acremonium – Stemphyllium (zona aérea) – Verticillium (raíz) – Conothyrium (zona aérea) – Phyllosticta (zona aérea) – Gloesporium (zona aérea).

Clorosis.

La Clorosis es el amarillamiento de las hojas, por falta de clorofila.

Se manifiesta la Clorosis férrica, por la ausencia del nutriente, hierro. Igualmente se puede dar, por la falta de manganeso o de zinc en la planta.

Para distinguir de que metal se trata, si la Clorosis férrica empieza por las hojas más jóvenes o brotes terminales, será falta de hierro.

Si, por el contrario, la Clorosis se da en las hojas internas o más viejas y de dentra hacia afuera, será ausencia de manganeso y zinc.

El hierro es fundamental para producir la clorofila, que da el color verde a las hojas de las plantas. Para ello y que las raíces lo absorban del sustrato, éste debe tener un pH entre 5,0 y 6,5, esto es pH ligeramente ácido.

La Clorosis férrica, puede llegar a provocar la defoliación total.

Factores que pueden provocar la Clorosis.

Podemos citar de forma exhaustiva algunas de las causas que pueden porvocar la Clorosis férrica en nuestras plantas. No tienen porqué darse todas ellas y menos  a la misma vez.

  • Sustratos o suelos alcalinos (pH > 7)
  • Contaminación ambiental por presencia de CO2
  • Drenaje insuficiente
  • Problemas de absorción de nutrientes: raíces dañadas y/o compactadas o incluso poco desarrolladas
  • Defiencias nutricionales de la planta, suelo pobre o alcalino
  • Poca movilidad del hierro, por presencia de altos niveles de manganeso, zinc, cobre, níquel, cobalto, que impiden la absorción del hierro.
  • Suelos o sustratos demasiado arcillosos o encharcados
  • Temperaturas extremas o exceso de luz, en algunos casos

Efectos de la Clorosis

Los efectos pueden ser los siguientes:

  • Necrosis de las hojas
  • Defoliación de la planta
  • Reducción del tamaño de los brotes
  • Frutos más pequeños

La solución será, aplicar abonados ricos en quelatos de hierro, correctore del amarilado de las hojas, etc, que podemos encontrar en los comercios especializados.

En función de los efectos que la Clorosis produzca en nuestras plantas, así actuaremos sobre ellas.

Como controlar plagas por hongos.

Medidas preventivas, en el caso de hongos que afectan a las raíces.

  • Sustrato bien drenado
  • Mantener sustrato seco en invierno
  • Sustrato bien desinfectado, con vapor o producto químico al efecto (oxiquinoleina, propanocarb, etc.)
  • Antes de plantar, mojar las raíces con algun fungicida en solución acuosa (fenaminosulf, propanocarb, sulf. oxiquinoleina, etc.)
  • Evitar sustratos encharcados de agua
  • Fertilización rica en fósforo y más en potásio.
  • El cactus debe estar en un lugar aireado e iluminado, esto último sobre todo en invierno

Medidas preventivas, en el caso de hongos que afectan a la zona aérea:

  • Disminuir la humedad ambiental y tratar con fungicida, pulverizando sobre la superficie de la planta.
  • Utilizar fungicidas como, cobre, Metil-tiofanato, Benomilo, Diciclidina, etc.

seguir leyendo…