Conophytum calculus

Conophytum calculus

La Conophytum calculus, es una pequeña planta del género Conophytum.

El nombre de Conophytum, proviene de la palabra latina “conus”, que significa cono, que se refiere a la forma de las hojas de muchas especies y la palabra griega “phytum” que significa planta.

Conophytum calculus
Conophytum calculus en flor

Hay aproximadamente 90 especies diferentes de Conophytum.

El nombre específico cálculo viene de la palabra latina para guijarro o piedra y describe la apariencia dura, redondeada y suave del Conophytum calculus.

Origen y habitat.

Su origen está en Sudáfrica, concretamente en la Provincia del Cabo, sur de Namaqualand.

El género Conophytum en su conjunto, es endémico de las regiones de lluvia invernal de las provincias del Cabo de Sudáfrica y la parte sur de Namibia.

El hábitat del calculus, es una planta que se ha adaptado para sobrevivir a los veranos largos y secos del desierto de Namaqualand.

Esta zona desértica de Namaqualand, presenta lluvias suaves y usualmente generalizadas, solo en invierno.

La apariencia dura, redondeada y suave del calculus, crea un camuflaje efectivo entre los campos de piedra de cuarzo donde se encuentran y combina bien con los montículos de arena en el fondo.

Estos campos de cuarzo blanco son hábitats ideales para suculentas enanas, como por ejemplo los Lithops.

Este se debe a que el cuarzo refleja la luz solar y por lo tanto, crea un microclima mucho más frío en comparación con los áreas cercanas de arenas oscuras y rocas de dolerita.

Lamentablemente, esta área ha sido fuertemente explotada por su riqueza mineral y también ha sido despojada de yeso.

Conophytum calculus

Como son los Conophytum calculus.

El Conophytum calculus, es una suculenta pequeña, pero muy resistente, de bajo crecimiento y sin tallo con “hojas” redondeadas individuales.

Estan fusionadas en un solo cuerpo, que se multiplican con la edad y se agrupan para formar un cojín en forma de cúpula.

Cuerpo y hojas.

Los cuerpos de las hojas esféricas son completamente lisos y sin pelo ni espinas, característicamente opacos, no transparentes ni brillantes y tienen un color verde tiza a verde pálido amarillento.

Los cuerpos de las hojas están siempre sin manchas y miden hasta 30 mm de diámetro.

Se forman nuevas hojas dentro de las existentes y cuando, después de un año, el cuerpo de la hoja comienza a morir, emerge una nueva hoja desde el inetrior.

La hoja vieja se convierte en una vaina delgada, seca y lisa, de color beige, que a veces se vuelve negra, que persiste en la planta.

Los botones de mármol (Conophytum calculus), es un Conophytum de aspecto globular de gran apariencia, que forma grupos y flores amarillas.

Es una de las especies más populares del género, quizás la más abundante de todas las especies y fácilmente reconocible, por sus cabezas esféricas sin puntos o rayas oscuras.

Al igual que los gemelos siameses, el par de hojas de una planta se ha fusionado tan estrechamente como para parecer un globo verde pálido.

Por tanto, los cuerpos, hojas emparejadas, casi perfectamente esféricos a algo aplanados lateralmente, de unos 16 a 20 mm de altura y bastante más anchos, hasta 30 mm de diámetro.

Conophytum calculus

Con solo una pequeña hendidura de unos 4 mm de ancho y algunas veces acanaladas.

Durante la temporada de verano, las plantas se estiran y el cuerpo se reemplaza gradualmente, por un nuevo par de hojas jóvenes.

A menudo se les llama plantas de guijarros o botones de mármol como resultado.

Es obvio que cuanto mayor es la reducción del área de superficie, mayor es la sequía a la que la planta está sometida.

Son plantas que habitualmente forman esteras más o menos anchas y compactas, de hasta 15 cm de diámetro con el paso de los años.

Flores.

La flores, son de hasta unos 12 mm de diámetro.

Los pétalos son de color amarillo intenso o amarillo anaranjado con puntas de color marrón.

La temporada de floración se da en otoño, el cálculo de Conophytum muestra o saca su flor, desde el “ojal”.

Sin embargo, para experimentar la floración completamente abierta, se requiere una visita nocturna, ya que estas flores muy perfumadas, con aroma a clavo, son nocturnas para atraer polinizadores como las polillas.

Como cultivar los Conophytum calculus.

Para el cultivo del Conophytum calculus, hay que considerar que es un productor de “invierno”, que es el más activo desde finales del invierno  y hasta finales de la primavera, e inactivo en verano.

Todas las formas de Conophytum calculus son fáciles de cultivar.

Sustrato.

Para sustrato y cultivo, lo mejor en macetas y rocallas al exterior.

Van muy bien en macetas, con una mezcla de tierra y arena ligeramente ácida, gruesa, extremadamente bien drenada.

Requiere un buen drenaje, ya que es propenso a la pudrición de la raíz.

Se puede tener al aire libre en el soleado y seco. También se puede cultivar en zonas alpinas, en suelos pobres, bien drenados.

En cuánto al trasplante, evite trasplantarla con frecuencia, ya que esta planta puede permanecer en la misma maceta, durante muchos años.

Riego y ambiente.

En invierno se les puede regar ligeramente, desde la primavera hasta el otoño y se les gusta una luz brillante por la mañana y con sombra por la tarde.

Requiere poca agua, de lo contrario, su epidermis se rompe, lo que resulta en cicatrices antiestéticas.

Riegue mínimamente en verano, solo cuando la planta comienza a marchitarse, pero generalmente crecerá incluso en verano si se le da agua.

Riegue regularmente en invierno, después de que las hojas del año anterior se hayan secado.

Requiere buen drenaje.

En verano permanecen inactivos y deben mantenerse secos en su mayoría e incluso pueden estar parcialmente sombreados.

Use agua tibia en aerosoles finos, para humedecer las plantas desde el otoño hasta la primavera y asegúrese de dejarlas secas y sombreadas en su período de inactividad durante los meses de verano.

La planta produce arrugas obvias cuando necesite más aporte de agua.

Por el contrario, se agrieta y se abre cuando recibe demasiada agua.

Se alarga y mantiene múltiples pares de hojas, si no recibe suficiente luz.

En cuanto a la temperatura, es resistente hasta unos -2 ° C. Deberá asegurarse de darle una muy buena ventilación.

Abono.

Para la fertilización del calculus, aliméntelo una vez durante la temporada de crecimiento, con un fertilizante específicamente formulado para suculentas de cactus (pobre en nitrógeno).

Procure que incluya todos los micronutrientes y oligoelementos y riegue pero diluido a la mitad de la concentración recomendada en la etiqueta.

Prospera en suelos pobres y necesita un suministro limitado de fertilizantes, para evitar que las plantas desarrollen un exceso de vegetación, ya que es fácilmente atacado por enfermedades fúngicas.

Conophytum calculus
Semillero de Conophytum calculus – véase el sustrato

Reproducción.

Se pueden propagar mediante esquejes, subdivisión de grupos o semillas.

Esquejes.

El método de propagación más fácil y popular es tomar esquejes.

Cada corte debe contener una o más cabezas, junto con una fracción de raíz.

Deben tomarse unos milímetros por debajo del punto de crecimiento, que es donde la base del cuerpo se une al tallo / vainas leñosas.

Los esquejes se pueden tomar a fines del otoño, que es el comienzo de la temporada de crecimiento.

Utilice una hormona de enraizamiento para acelerar la formación de raíces.

Las plantas deben mantenerse secas y en un lugar fresco durante su latencia de verano, ya que se matan fácilmente por sobrecalentamiento durante este período.

Semillas.

No se sabe muy bien cómo se dispersan las semillas de Conophytum, pero al respecto está la teoría de que los roedores disfrutan comiendo las cápsulas de sus semillas.

Por lo tanto, actuarían como dispersores para algunas especies.

Algunas especies también tienen cápsulas con vainas adheridas, que pueden actuar como paracaídas contra el viento.

Siembra de semillas: semilleros

Las semillas están listas para sembrar, tan pronto como las cápsulas estén secas.

La propagación a través de la semilla, requiere un poco más esfuerzo pero es definitivamente más gratificante.

Use la misma tierra que para los esquejes, pero use un tamiz de 2 mm para tamizar la tierra y mejor si la esteriliza en el horno, durante una hora y a unos 180 ºC.

Siembre las semillas gruesas y cubra con una capa de grava fina, no más profunda que 2 mm. y riegue desde abajo con un fungicida para evitar la humectación.

Conophytum calculus

Deje que las macetas se remojen en agua desde abajo y cubra con plástico o vidrio.

Después de una semana, deje la cubierta ligeramente entreabierta para evitar el crecimiento de algas y mohos.

La mayoría de las semillas habrán germinado en diez días.

Al cabo de dos semanas, retire la cubierta, rocíe las plántulas diariamente y remoje desde abajo una vez por semana.

Durante este tiempo, no se les debe permitir que se sequen, solo hasta que llegue su primer verano, momento en el que se les debe regar cada dos semanas.

Es mejor dejar las plántulas juntas, durante al menos el primer año, después del cual pueden ser recogidas en grupos o como individuos y trasplantarlas.

La mayoría de las plántulas pueden florecer al cabo de 1 a 3 años.

Conophytum calculus

Plagas.

La Conophyutm calculus, en cuánto a plagas es vulnerable al ataque de las cochinillas.

Por otra parte, las larvas de una especie de polilla son particularmente dañinas y una gran amenaza para los Conophytum.

Son más dañinas cuando los conophytum están en su etapa latente de verano.

Las larvas recién nacidas pueden desecar totalmente grandes grupos de conófitos.

Además estas, son del mismo color que la piel seca, similar a un pergamino en los conófitos y por lo tanto, no son detectadas por el ojo inexperto.

Debemos tener en cuenta, que también hacen un túnel debajo de la piel seca y se introducen en el tejido protector subyacente.

Use un insecticida sistémico o de contacto comercial, indicado para estas larvas e insectos.

La piel seca protectora, visible en el verano, debe romperse antes de finales de abril.

Si la nueva piel no aparece, hay una alta posibilidad de que la planta muera.

El tejido sano se cubre literalmente, debajo de la vieja piel protectora.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *