Sustratos.

Sustratos. Definición y tipos.

Los sustratos o suelos, es el medio natural donde se mantendrá viva y en condiciones óptimas para el crecimiento y desarrollo de nuestras cactus y suculentas.

Los sustratos, suelo o compuesto, es una mezcla de materiales que dará soporte a nuestras plantas y dónde se desarrollarán las semillas.

Debe ser permeable, penetrable por las raíces para abastecerlos de agua y nutrientes. Asimismo debe suministrar el suficiente oxigeno que necesitan nuestros cactus y suculentas, para su respiración, permitiendo la renivación y circulación de aire.

Sustratos para cactus y suculentas
Materiales para sustratos

Considerando el sustrato como un área limitada y encerrada físicamente en nuestras macetas, debe aun así, permitir el desarrollo de las raíces, aportar nutrientes y el oxigeno necesario para su respiración.

Permiten también, el anclaje del sistema radicular de la planta. Los Sustratos son cuerpos porosos.

En función de los diferentes tipos de materiales que se pueden presentar en los sustratos, estos se pueden clasificar  en Orgánicos e Inorgánicos y de estos últimos, los de origen natural y los sintéticos.

Sustratos para cactus y suculentas
Diferentes materiales para sustratos de cactus y suculentas

Entre los sustratos  orgánicos para cactus mas conocidos y comúnes estan las turbas, pinocha, serrín, cascarillas de arroz, etc.

Entre los sustratos inorgánicos de origen natural más conocido son, las gravas, arenas y tierras volcánicas. De origen natural pero manufacturados están, la lana de roca, vermiculita, perlita y la arlita.

Podemos también encontrar sustratos sintéticos, estos son el poliestireno y el poliuretano.

Sustratos específicos para Cactus y Suculentas.

Los Sustratos especificamente formulados para nuestros cactus y suculentas, deben tener unas cracterísticas similares a las siguientes:

Alta porosidad

Nutrientes de forma moderada, en cantidad

Ligeramente ácido, pH entre 5,5 a 6,5

Debe permitir un buen drenaje

La importancia de pH es alta, ya que si el sustrato no tiene el pH adecuado (ligeramente ácido), los nutrientes presentes, no estarán disponibles para que los absorba el sistema radicular.

Propiedades físicas de los Sustratos.

Estas están en función de los materiales que lo componen o sea de su densidad, granulometría, volumen solido, porosidad, etc.

Granulometría:

Los sustratos estan formados por pequeñas particulas de diferentes tamaños.  Según esten distribuidos en el sustrato esas diferentes granulometrías, las características del sustrato cambiarán.

Por ejemplo, en el sustrato se indicará; 25% particulas entre 0,2 y 2 mm, 25% particulas entre 0,1 y 0,2 mm, 25% particulas entre 0,05 y 0,1 mm y 25% particulas entre 0,02 y 0,05 mm.

Densidad Real:

Tambien Densidad absoluta. Será la densidad media del sustrato, sin incluir la porosidad, esto es, relación entre el peso de una particula y el volumen que ocupa.

Vendrá expresado en, gramos/cm3. Por ejemplo, Vermiculita 2.52 gr/cm3, Turba negra 1.83 gr/cm3o, Lana de roca 2.65 gr/cm3.

Densidad aparente:

Relación entre el peso seco del sustrato y el volumen que ocupa, en condiciones de cultivo. Determinarla es más complejo, ya que intervienen otros factores como, el grado de compactación, la distribución de las particulas, el grado de humedad, etc.

Volumen poroso:

Será el porcentaje del sustrato libre de material solido. Este volumen es aire en los microporos y agua en los macroporos, por tanto no sustrato propiamente dicho.

Capacidad de absorción de agua:

Es la cantidad de agua, expresada en gramos, que 100 gramos de sustrato seco puede contener.

Por ejemplo; Vermiculita 430 gr de agua por cada 100 de material seco, Turba negra 250/350 gr de agua por cada 100 de material seco, Perlita 288 gr de agua por cada 100 gramos de material seco.

Propiedades quimicas de los sustratos.

Reactividad química:

Se define la reactividad química, como la trasferencia de materia entre el sustrato y la solución nutritiva que alimenta las plantas a través de las raíces. Esta transferencia es recíproca entre sustrato y solución de nutrientes.

Se debe a diferentes causas:

Químicas: se deben generalmente a a disolución e hidrólisis de los sustratos.

Fisico-Químicas: Son reacciones de intercambio de iones, en los sustratos de materia orgánica o arcillosos. Pueden provocar cambios de pH.

Bioquímicas: Son reacciones que producen la biodegradación, de los materiales presentes en el sustrato. Destruyen la matera orgánica y liberan CO2.

Componentes básicos de los suelos o sustratos.

Los suelos o sustratos, generalmente se encuentran integrados por, minerales el 45%, agua el 25%, materia orgánica el 5% y aire el 25%, aproximadamente y diferentes seres vivos que se puedan encontrar en el sustrato.

Estas porporciones podrán cambiar, en función del uso final del sustrato que estemos preparando.

Tipos de sustrato mas usuales.

Mantillo de bosque.

El mantillo de bosque o mantillo de monte, está formado generalmente por multiples ramitas, hojas, raíces y todos aquellos restos orgánicos ya con un grado medio de descomposición. El mantillo aporta nutrientes, al ser materia orgánica pura.

Sustratos para cactus y suculentas
Mantillo de bosque o monte

Es generalmente el manto o la cubierta  vegetal orgánica del bosque o monte, siendo un recurso escaso.

Su formación es muy lenta y su extracción es muy frecuente.

Este mantillo, es recomendable que esté maduro, hecho, que no tenga elementos verdes sin descomponer porque estos elementos descomponiendose en una maceta, liberan calor y puede llegar a afectar a las raíces, quemándolas.

Si existiera materia orgánica en descomposición, se debe neutalizar adicionando una cucharada grande de carbón vegetal, por cada 10 litros de sustrato.

De esta forma, se evitaría la fermentación de la materia orgánica y la posible infección por hongos.

Turba.

Las Turbas son materiales de origen vegetal, con mayor o menor grado de humedad y descomposición. Se clasifican en Turbas rubias y Turbas negras.

La Turbas rubias, tienen mayor contenido en materia orgánica y estan menos descompuestos que las negras, que estan más mineralizadas.

Sustratos para cactus y suculentas
Turba Rubia

La caracteristica positiva principal de las Turbas rubias es que, tienen mayor capacidad de retención de agua y como aspecto negativo, es que no son productos estándar, son más inestables y dificultan más la nutrición de nuestras plantas.

Sustratos para cactus y suculentas
Turba Negra

La Turba negra, presenta deficiencias en la aireación y suelen tener altos contenidos en sales solubles.

Mantillo de Pino o Pinocha.

Este mantillo esta formado por las agujas de los pinos, descompuestas. Esta descomposición se observará, si no se pueden identificar las agujas como tales.

Sustratos para cactus y suculentas
Mantillo de hojas y pinocha

Es un mantillo muy adecuado para acidificar la mezcla de materiales del sustrato. Además tiene la propiedad de que convierte el sustrato en más ligero, esponjado y con un buen drenaje. Por tanto, aporta acidez y alimento.

En caso de necesidad, se puede sustituir la turba por Mantillo de Pino o Pinocha, si tenemos que aportar acidez.

Perlita.

La Perlita, es un material inerte de origen volcánico, que se expande mediante calentamiento a  1000/1200 grados Centigrados, para transformarla en granos porosos de 1 a 3 mm de diámetro, generalmente.

Está compuesto por sílice y óxidos de aluminio, hierro, calcio, magnesio y sodio.

Sustratos para cactus y suculentas
Perlita

Su granulometría es muy variable y sus propiedades fisicas varian según estas variaciones.

Es un sustrato práticamente inerte y ligeramente alcalino. Tiene buena relación aire/agua con la granulometría adecuada.

No es capaz de retener nutrientes y es de reacción neutra.

Humus de lombriz.

El humus de lombriz o lombricompuesto, es el producto final natural obtenido a partir de las excreciones digestivas de las lombrices rojas de tierra, ya que estas se alimentan de la materia orgáncia en descomposición.

Estas lombrices son generalmente la Eisenia foetida y la Lombricus rubellus o híbridos similares, comercialmente denominada lombriz roja de California.

Es muy nutritiva y se emplea para enriquecer y regenerar tierras de cultivo. Presenta macro y micro nutrientes y por tanto las plantas lo incorporan rápidamente por el sistema radical. Es fácilmente asimilable.

Sustratos para cactus y suculentas
Humus de lombriz

El método más difundido para la obtención de este humus de lombriz, es la cría en el interior de granjas y naves o al aire libre, utilizando camas o literas de una anchura entre uno y dos metros y de longitud variable.

Con una cantidad de 1.000.000 de lombrices, se puede obtener alrededor de 12.000.000 de ellas en 12 meses y con estas, 144.000.000 en 24 meses.

En estos 24 meses estas lombrices habrán transformado 240 toneladas de estiércol, en 120 toneladas de humus biológicamente activo y muy rico en bacterias.

El humus de lombriz resulta rico en elementos nutritivos, rindiendo en fertilidad 5 a 6 veces más, que con el estiércol común.

Contiene compuestos que facilitan el desarrollo floral, estimulan la germinación y el desarrollo de las hojas.

Es un material limpio, ligero, sin olor definido y suave al tacto. Es rico en elementos orgánicos y compuestos nitrogenados, teniendo además buenas cantidades de calcio, potásio y fósforo.

Una ventaja grande es que, en exceso no produce toxicidad en la planta, con lo cual se puede usar sin temor a dañar las raíces.

Posiblemente sea el mejor y más completo de todos.

Gallinaza.

La Gallinaza es el abono orgánico principal, son las deyecciones de la aves.

Es un tipo de humus obtenido de manera natural, por la descomposición bioquímica, al favorecer la fermentación aeróbica de restos orgánicos, por acción de las bacterias aerobias termófilas, que esta presentes de forma natural en cualquier lugar.

La Gallinaza es muy usada en la agricultura como abono para el suelo, aunque se usa también en control de erosión, recubrimiento y recuperación de suelo.

Además de su utilidad directa, la Gallinaza implica una solución ambientalmente aceptable. Es un producto de alta concentración, por lo que debe ser mezclado con el suelo u otros ingredientes.

Vermiculita.

La Vermiculita es un mineral, que en crudo es silicato de aluminio, hierro y magnesio, que se somete a altas temperaturas. Por ello, se expande varias veces su volumen y se produce la  pérdida de agua.

Se emplea para elaborar mezclas para la germinación de semillas, camas de siembra y multiplicación de esquejes. Se utiliza también como acondicionador de suelos.

Sustratos para cactus y suculentas
Vermiculita

No daña las raíces en el trasplante, además aporta grandes cantidades de agua y permite la circulación de aire.

La Vermiculita, posee también cantidades de nitrógeno, magnesio y oligoelementos. El pH es neutro.

Al mezclarla con turba seca, la mezcla se favorece al hidratarse con la Vermiculita.

Tierra Negra.

Este Sustrato es como se llama comunmente al suelo franco, tamizado y natural de las praderas.

Sustratos para cactus y suculentas
Tierra negra

Se utiliza para mezlas para plantas de exterior, ya que es más pesado que otros sustratos.

Arenas y Gravas.

Son materiales procedentes de canteras naturales. Se distinguen dos grandes grupos, las de descomposición silícea y las de descomposición calcárea.

Las gravas, son materiales minerales naturales de tamaño entre los 2 y 20 mm de diámetro. Las arenas, son materiales minerales naturales de tamaño entre los 0,002 y 2 mm de diámetro.

Por ello se distiguen entre arenas gruesas (0,2 a 2mm), finas (0,05 a 0,2 mm) y muy finas (0,02 a 0,05 mm).

Sustratos para cactus y suculentas
Arenas y gravas

Se utilizan para tener granulometrías muy varibles y a veces mezclados con limos y arcillas. Son materiales de baja porosidad, con bajo porcentaje de agua y aire.

Son materiales económicos, de estructura estable y muy densos. No tienen nutrientes.

La arena facilita el drenaje, evacuando el agua de riego sobrante.

Tierra volcánica.

Son materiales de origen volcánico que se utilizan sin someterse a ningún tratamiento, proceso o manipulación. Se les llama también, Picón, Puzzolana, etc.

Están compuestos de sílice, alúmina y óxidos de hierro. Contienen también calcio, magnesio, fósforo y algún oligoelemento. Son de granulometría variable y por ello sus propiedades físicas cambian.

Sustratos para cactus y suculentas
Tierra volcánica

El pH del material volcánico es ligeramente ácido, tiene buena aireación y baja retención de agua.

Tiene baja capacidad de retención de agua, es poco homogéneo.

Lana de Roca.

Este material se obtiene mediante un proceso industrial que a 1.600 grados centigrados, funde una mezcla de rocas de origen basáltico, calcáreo y de carbón de coke.

Sustratos para cactus y suculentas
Lana de Roca

Luego se transforma en fibras con mojantes necesarios, para tener la capacidad de absorción de agua. En su composición estan presentes, el sílice, óxido de aluminio, calcio, magnesio y hierro.

Es un material inerte, un pH ligeramente alcalino, baja densidad, estructura homogénea y buen equilibrio aire/agua.

Resaca.

Es el producto de arrastre de ríos y lagos, lodos y barros. Es parecido al mantillo, en cuanto a forma y textura.

Sustratos para cactus y suculentas
Resaca. Fangos y barros

Al estar fermentado, aporta nutrientes y se consigue una mezla ligera y esponjosa.

Corteza de Pino.

Presentan un alto grado de acidez, por lo que hay que moderar su uso y no llegar a quemar las raíces.

Sustratos para cactus y suculentas
Corteza de pino

Se utiliza como acolchado y cobertura en maceteros, evitando la proliferaciñon de hierbas indeseables.

Carbón.

El Carbón de leña, se utiliza picado en trozos pequeños. Este tiene la propiedad de evitar el desarrollo de bacterias indeseables, el desarrollo de hongos y facilita el drenaje del sustrato.

Sustratos para cactus y suculentas
Carbón vegetal

Musgo.

Tiene gran capacidad de absorción de agua, de cinco a seis veces su peso. Además estan exentas de agentes patógenos.

Sustratos para cactus y suculentas
Musgo

Retiene el agua, aligera el sustrato y le da acidez.

¿Como mezclar los materiales para nuestros cactus y suculentas?

Respecto de las mezclas de los diferentes tipos vistos más arriba, existen tantos, como aficionados o profesionales en el mundo de los cactus y suculentas.

Solo variando los porcentajes de cada uno de ellos, obtendremos sustratos con un diferente comportamiento.

Hay algunas recetas de sustratos que fucionan bien y que vamos a proponer.

  • Mezcla de materiales 1.

Dos partes de Mantillo, dos partes de Humus de lombriz, una parte de Perlita, una parte de Vermiculita, una parte de arena gruesa, una parte de turba negra.

  • Mezcla de materiales 2.

Tres partes de Tierra negra, tres partes de Arena gruesa, una parte de Vermiculita, 0,5 partes de Carbón vegetal.

  • Mezcla de materiales 3.

50% de Humus de lombriz y Mantillo, 50% de Perlita, Vermiculita y Arena gruesa.

  • Mezcla de materiales 4.

Dos partes de tierra comercial abonada, una parte de Arcilla hidropónica, una parte de Perlita, una parte de Humus de lombriz

  • Mezcla de materiales 5. (para crasas)

Dos partes de tierra negra, una parte de Mantillo, tres cuartas partes de Arena gruesa, una parte de Vermiculita, una parte de Carbón triturado.

  • Mezcla de materiales 6.

Dos partes de Tierra negra, dos partes de Mantillo de Bosque, tres partes de Arena gruesa, una parte de Humus de lombriz, 0,5 partes de Turba negra.

Esterilización del sustrato.

Como medida preventiva, si desconocemos el origen de los diferentes materiales del sustrato, sobre todo si son orgánicos, podemos esterilizar el sustrato.

Si tenemos una pequeña cantidad, hasta unos 2 kilos de sustrato, podemos esterilizarlos por medio del horno microondas.

Para ello, se debe humedecer el sustrato y colocarlo en el microondas a alta temperatura, unos 10 a 15 minutos, en función de la potencia de nuestro horno.

Si lo queremos esterilizar en el horno de gas convencional y una vez humedecido, deberemos tenerlo unas 2 horas a 200 grados centigrados.

También lo podemos esterilizar al “baño maría”, habiéndolo humedecido antes, para lo cual deberá estar unos 40 minutos.

Una vez esterilizado, se debe dejar enfriar a temperatura ambiente.

Para cantidades mayores, casi industriales hasta unos 60 kilos, se añadirá al sustrato, que estará dentro de una bolsa, 2 litros de formaldehído en solución al 15% (150 ml de formaldehído por litro de agua).

Una vez mezclado, se mantendrá en la bolsa cerrada durante 12 horas. Posteriormente extender el sustrato y dejar al aire durante 3 días y bien ventilado.

En este caso, se deben utilizar medios de protección personal, EPI´s, ya que hay alta toxicidad por los gases del formaldehído. Tratarlo con cuidado.