Echeveria gigantea

Echeveria gigantea.

La Echeveria gigantea, es una planta hermosa y vistosa, que llega  a desarrollar sus hojas, de forma que se retuercen y se giran siendo muy carnosas, al punto de que se parecen a una oreja de cerdo.

Echeveria gigantea

Origen y entorno de crecimiento.

El origen de la Echeveria gigantea es Méjico, concretamente los estados de Puebla y Oaxaca.

Crece y se desarrolla en un hábitat de áreas de paredes secas y zonas de piedra caliza.  La Echeveria gigantea es un gran planta ornamental, una gran y bella planta suculenta.

Como es la Echeveria gigantea.

La gigantea, es una de la echeverias que forman las rosetas más grandes de este género.

Quda impresionante en maceta o rocalla, en áreas donde se puede plantar, conviertiendose un foco de nuestro jardín.

Tallo, roseta y hojas.

El tallo, es grueso y como fornido, de unos 20 a 30 cm de largo y generalmente sin ramificar.

Genera una roseta de hasta unos 15 a 30 cm de diámetro.

Se levanta en tallos no ramificados de hasta 45 cm y tiene rosetas abiertas de hasta 60 cm de ancho de hojas grandes, anchas, en forma de cuchara.

Las hojas son de color verde a gris verdoso, que tienen un ápice ligeramente ondulado y un margen rojizo. Tamaño de 15 a 25cm de largo,  de 8 a 15 cm de ancho, ampliamente obovadas-espatuladas, anchas en el punto más ancho.

La hojas se retuercen y giran con un aspecto carnoso, que realmente se parece a las orejas del cerdo, estrechandose en la base en un pecíolo grueso y carnoso, de color verde a gris verdoso, ceroso con brillantes márgenes rojo púrpura.

Las hojas más viejas se tiñen de color púrpura a color rosado.

Echeveria gigantea

Inflorescencia y flores.

La inflorescencia se da por lo general, no ramificada, erecta, de 1 a 2 m de altura, con aproximadamente de 7 a 16 flores.

La flor es de color rosa rojizo, sépalos extendidos a recurvados, muy desiguales, hasta 15 mm de largo.

La temporada de floración es desde finales de otoño, hasta principios de invierno.

Observaciones: Esta especie ha sido ampliamente hibridada.

Iluminación y sustrato.

Prospera mejor la gigantea, a pleno sol a sombra ligera. En interiores, en zonas de ventana orientadas al este u oeste, donde reciben de cuatro a seis horas de luz solar, idealmente.

En cuanto al sustrato, crece y se desarrolla bien en una mezcla específica para suculentas bien drenada.

Lo ideal es que tenga un pH de alrededor 6.0, ligeramente ácido o sino mantener una mezcla de arena a partes iguales, con una mezcla para todo tipo de macetas.

Echeveria gigantea
Echeveria gigantea en flor

En cuanto a la temperatura, temperatura prefiere una temperatura media en el verano de unos 18ºC a 21ºC. En invierno, no bajar de 10ºC.

Riego y fertilizado.

Para el riego, la Echeveria gigantea necesita ser regada regularmente durante el verano y la primavera.

Mantenga el suelo uniformemente húmedo, pero no empapado. Puede permitir que la capa superior del sustrato se seque un poco, entre cada riego.

Reducir la cantidad de agua en el invierno.

Fertilice con un fertilizante de liberación controlada al comienzo de la temporada o semanalmente con una solución líquida débil.

Use un fertilizante comercial equilibrado, 20% p-20% n-20% k , con una concentración de 1/4 en plantas maduras y un fertilizante con menos % de nitrógeno en plantas jóvenes.

Trasplante.

Para el trasplante, acomode la planta a la nueva maceta, según sea necesario y hágalo preferiblemente durante la estación cálida.

Para volver a plantar, eliminar la tierra vieja de las raíces, asegurándose de eliminar las raíces podridas o muertas en el proceso.

Trate cualquier corte de las raíces con un fungicida comercial o casero.

Coloque la planta en su nueva maceta y rellene con tierra para macetas, extendiendo las raíces a medida que vuelve a enterrar.

Deje la planta seca, sin riego, durante aproximadamente una semana, luego comience a regar ligeramente para reducir el riesgo de pudrición de las raíces.

Echeveria gigantea

Reproducción.

Para reproducir la gigantea, cortar los tallos enteros y colocarlos en horizontal hacia abajo en un plano con una mezcla suculenta, se producirán pequeños bebés en cada axila de la hoja.

Para propagar por medio de un corte de hoja, coloque la hoja individual en una mezcla de cactus o suculenta y cubra el plato hasta que brote la nueva planta.

También se puede propagar fácilmente por semillas, compensaciones o esquejes de hojas en primavera.

Plagas y enfermedades.

No suele tener problemas graves de plagas o enfermedades.

Tan solo las cochinillas pueden ser un problema y si las hojas muertas no son eliminadas del sustrato de la planta, pueden atraer otras plagas de insectos o tener problemas con los hongos.

Echeveria gigantea
Echeveria gigantea floreciendo

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *