Gymnocalycium mihanovichii

Gymnocalycium mihanovichii.

EL cactus Gymnocalycium mihanovichii, es muy apreciado por se espectacularidad, siendo la principal característica,  su cuerpo colorido verde grisáceo, con reflejos blancos  y rojos.

Gymnocalycium mihanovichii

Es un cactus pequeño, por lo que es muy apreciado, tanto por su colorido, por su capacidad para formar conjunto de cactus enanos en terrarios.

Además, dispone de una gran facilidad para ser injertado, formando coloridos injertos.

Es una excelente planta para cultivo en macetas. Siempre se ve bien y se no crece demasiado, quedando como un cactus enano. Se desarrolla bien en un invernadero y también al exterior en rocalla.

De dónde procede y  el entorno ambiental del Gymnocalycium mihanovichii.

Su origen endémico está en las provincias de Formosa, Chaco Boreal, Santiago del Estero y Bahía Negra en Paraguay, lindando con el Brasil y también en Argentina.

Recibe su nombre del empresario naviero croata, Nicolás Mihanovic, que trabajó en Paraguay y Argentina en el transporte fluvial.

También se le llama, Echinocactus mihanovichii, Cactus Chin y Bola rubí.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii, desarrollando las flores

Cómo es el Gymnocalycium mihanovichii

Se trata de un cactus enano, ya que solo llega a medir unos 4 cm de altura y con un diámetro de 5/6 cm. Tiene un tallo solitario  y esférico y es de color verde grisáceo o de verde con tonos rojizos.

Disponen de 8 a 10 costillas obtusas con un saliente por encima de la aréola.. las aréolas son avales y generan una lana blanca.

Están cubiertos de espinas, son muy ornamentales, con pelos o cerdas que despuntan de pequeñas protuberancias de la superficie, las aréolas.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii injertados sobre pie de Hylocereus, de varios colores

La forma más habitual de encontrarnos este cactus es injertado, sobre un pie, generalmente de Hylocereus, que son cactus triangulares.

Estos injertos, se hacer debido a que son mutaciones incapaces de desarrollar la fotosíntesis, producción de clorofila, sin la cual no pueden vivir. Esta ausencia de clorofila, hace que presenten colores espectaculares en cactus como el amarillo, rojo o lila oscuro.

El pie del injerto les proporciona esa clorofila necesaria, pero con el inconveniente de que no suelen vivir los injertos, más de dos o tres años.

Estas variedades de colores se denominan como Hibotán o Japón, debido a que son variedades japonesas, con colores desde el amarillo, rojo y lila oscuro.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii, en flor

Cómo son las flores y los frutos del  Gymnocalycium mihanovichii

Desarrolla unas flores de 4 a 5 cm de longitud y forma de campanilla o embudo de varios colores, amarillo o verde oliva pálido.

Las flores de esta especie, que no se abren por completo, tienen una apariencia sedosa y varían de verde pálido a amarillo pardusco.

El fruto, con forma de huso o fusiforme (forma elipsoidal) y que en su interior contendrá numerosas semillas de color negro/parduzcas.

Las flores del mihanovichii, tienen una vida breve y se abren generalmente durante un día, son siempre vistosas y características por su forma y color.

Cómo cultivar el Gymnocalycium mihanovichii

Fue cultivado por primera vez en Japón y los faltos de clorofila, deben cultivar se injertados. Es un cactus fácil de cultivar, de fácil floración y de crecimiento realtivamente rápido.

Se cultivan en las regiones o zonas de clima templado, en jardines y parques. También en interiores, balcones, terrazas, etc., zonas bien soleadas donde muestran todas sus tonalidades de color.

Gymnocalycium mihanovichii
Detalle de Gymnocalycium mihanovichii injertado sobre pie de Hylocereus

Iluminación y Temperatura ambiente adecuada para el Gymnocalycium mihanovichii.

Son cactus que deben estar al sol directo y en el interior deben tener mucha iluminación, ya que de lo contrario, se deformarán buscando la luz solar.

Si el sol es muy intenso en verano, mejor tenerlas en semisombra.

Tiende a oscurecerse con luz intensa, lo que fomenta la floración y la producción de espinas pesadas, pero es probable que sufra quemaduras solares o retraso en el crecimiento, si se expone en exceso a la luz solar directa durante la parte más calurosa del día, en verano.

Aunque son resistentes  a las altas y bajas temperaturas, en función del clima local, soportarán mejor o peor el frío. Su rango óptimo de temperaturas, oscila entre los 10º y 30ºC.

Es bastante resistente a las heladas si se mantiene seco, hasta los -5 ° C,  pero para un cultivo seguro, es mejor evitar las temperaturas bajo cero.

En el caso de plantas injertadas, evitaremos temperaturas menores de 10/12º, ya que el injerto no las soporta.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii variegata

Cómo regar y qué sustrato utilizar para el cactus Gymnocalycium mihanovichii

Se deben de regar con cierta regularidad, moderados, sobre todo en las etapas de crecimiento y floración. Cuidado con la posible putrefacción por exceso de agua.

Dejar secar siempre entre riegos. Evitaremos mojar el cuerpo o tallo del cactus, al regar, porque puede provocar putrefacciones.

Más tarde en el otoño, se reducirán los riegos poco a poco, hasta llegar al invierno donde ya no regaremos.

Si se trata de una zona de clima cálido, podremos hacer riegos ligeros en invierno en el interior y en  ausencia de lluvias si está al exterior.

Lo mejor es regar con agua de lluvia, que es ligeramente ácida o en su defecto, con agua sin cal o embotellada. No tolera la cal, por lo que precisa  que tanto el agua de riego como el sustrato de base, tengan un pH bajo, entorno al 6/6.5.

Le gustan los suelos o sustratos de mezcla de cactus estándar, muy porosos. Prefiera un abono de pH bajo, evite sustratos ricos en piedra caliza, de lo contrario, el crecimiento se detendrá por completo.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii variegata

Un buen arreglo sería, macetas con pómice, akadama, sustrato mezclado con perlita y algo ácidos.

Los cactus del Género Gymnocalycium, requieren un suelo algo ácido, por tanto no debe dejarse que se alcalinicen por el uso de aguas calcáreas.

Cómo transplantar, fertilizar y cómo podar el cactus Gymnocalycium mihanovichii

Para trasplantarlo, como esta planta necesita mucho espacio para sus raíces, el trasplante debe hacerse cada dos años en primavera o cuando haya superado su maceta.

Utilizaremos siempre una maceta con un buen drenaje.

Abonaremos con un fertilizante rico en potasio y lo haremos en el verano. Aplicaremos abono líquido para cactus, una vez al mes.

No necesita poda como tal. No obstante, podremos quitarle las flores y frutos una vez se vayan secando.

Además, en el caso de que nazcan brotes laterales en un injerto, es necesario eliminarlos, ya que sino podría secarse la mihanovichii.

Qué Plagas y enfermedades afectan al Gymnocalycium mihanovichii

El Gymnocalycium mihanovichii, puede ser atractivo para una variedad de insectos, pero las plantas en buenas condiciones, generalmente estan casi libres de plagas.

Si se desarrollan en un medio adecuado, sustrato mineral para macetas, con buena exposición al sol y ventilación, poco han de temer.

No obstante, hay varias plagas a las que hay que prestar atención;

Arañas rojas, Cochinillas, que ocasionalmente se desarrollan de forma aérea en el nuevo crecimiento entre la lana, aunque las peores son las que se desarrollan bajo tierra, en las raíces y son invisibles excepto por sus efectos. Pulgón, rara vez es un problema.

Por otra parte, tan solo la podredumbre es particularmente fácil, rara vez padece enfermedades criptogámicas (hongos), salvo excesos de agua y peor aún, con frío y humedad alta.

La putrefacción es sólo un problema menor, si las plantas se riegan y mantienen bien ventiladas correctamente.

Si no es así, los fungicidas no ayudarán mucho.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii – Hibotan

Cómo reproducir el cactus Gymnocalycium mihanovichii

La Gymnocalycium mihanovichii, se reproduce bien por medio de semillas, por brotes o hijuelos y por las variedades injertadas.

Las semillas germinan en unos 7 a 14 días, entre los 21 a 27 ° C., en primavera.

Retiraremos gradualmente la cubierta de vidrio del semillero, tan pronto como las plantas estén bien enraizadas, en unos 10/15 días y las  mantendremos bien ventiladas, pero sin sol directo sobre las plantas jóvenes.

Los especies mutantes de color y las variedades raras, se propagan por injerto.

La enfermedad fúngica que las puede llegar a matar a la planta, se debe a la presencia del hongo Pythium debaryanum, de rápida difusión, que provoca la podredumbre basal, oscurecimiento y enmohecimiento con la consiguiente muerte de la planta.

El tallo de la plántula afectada se tumba. El último estadio de la infección es la pudrición de las semillas.

La presencia del Pythium, conocido como agente de la enfermedad o pudrición blanda de los semilleros, se deben siempre a exceso de la humedad.

Para evitar estas enfermedades, es aconsejable hacerles un tratamiento con base de cobre. También podemos utilizar en los primeros síntomas, remedios caseros antifúngicos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *