Euphorbia pulvinata

Euphorbia pulvinata.

La Euphorbia pulvinata, es una bella suculenta natural y originaria de Sudáfrica (Natal) y Lesotho.

Euphorbia pulvinata
Euphorbia pulvinata

Se puede encontrar desde el sur en Queenstown, hacia el norte, hasta la Provincia del Norte.

El medio ambiente en que se desarrolla, es generalmente en áreas planas en llanuras, calizas o limosas que recogen muchas precipitaciones, hasta 1000 mm por año, incluso con nevadas invernales.

En algunas áreas es la especie más dominante, a menudo creciendo junto con otras Euphorbias. Euphorbia pulvinata tiene una gran área de distribución y es una especie muy variable.

Hay que remarcar que la Euphorbia pulvinata, pertenece a un grupo de plantas, junto con las especies Euphorbia ferox y Euphorbia agreggata, que se pueden reconocer por su llamativa forma de crecimiento.

Son básicamente colchones compactos, múltiples ramificados y muy espinosos.

Estas especies están estrechamente relacionadas y es muy difícil distinguirlas.

Como es la Euphorbia pulvinata.

Para describir la Euphorbia pulvinata, hay que decir que es una suculenta dioica aglomerante de bajo crecimiento, o sea que que tiene especímenes masculinos y femeninos distintos y que, según su sexo, nace en tallos o troncos separados de una misma planta.

En en la naturaleza forma grandes masas gigantes, compuestos por varios miles de pequeñas cabezas espinosas.

En el suelo, compone una masa, colchón o cojín muy llamativo de hasta 1,5 metros de altura y de ancho.

Euphorbia pulvinata
Euphorbia pulvinata. Inflorescencias

Tanto es así, que la aglomeración entorno a planta, llega en ocasiones a tener 40.000 cabezas o más, dónde se van añadiendo plantas en masas de hasta tres metros de diámetro.

Es una Euphorbia de muy fácil mantenimiento y que se puede plantar en macetas, maceteros o directamente en el suelo.

Siempre deberemos tenerla en una zona con buen drenaje.

Tallo y hojas.

El tallo es corto, globoso, generalmente en ángulo de 7, pero ocasionalmente hasta 10 en ángulo.

Se hace un cactus columnar con numerosas ramas desde la base, ramas en su mayoría simples, sin hojas, espinosas de 2,5 a 15 cm de largo y de 2,5 a 5 cm de grosor.

Este cactus es redondeado en las puntas con el ápice ligeramente deprimido, de color verde, glabro o sea sin pelos ni glándulas.

Desarrolla unos surcos triangulares anchos de unos 2 a 4 mm de profundidad entre ellos, que se aplanan con la edad.

La forma más común en el cultivo tiene cabezas globulares compactas y bastante gordas, que rara vez superan los 12 cm de altura.

Los tallos están formadospor de amplias costillas, con fuertes pinchos de color blanquecino, que pasan a ser rosáceos cuando se hacen viejos.

Las hojas son rudimentarias, tienen de 2 a 50 mm de largo, lineales  y lanceoladas, agudas, caducas, dejando pequeñas cicatrices blancas.

Espinas.

Tiene unas espinas, que son pedúnculos estériles modificados, de color blanquecino a púrpura, dependiendo de la estación y de 1 a 2 cm de largo.

Euphorbia pulvinata

Flores, fruto y semillas.

Las flores son dioicas. Se agrupan en el ápice de las ramas.

Tienen forma de copa, glabros, suelen ser de color rojo púrpura oscuro o rojo burdeos.

El fruto, es del tipo cápsula, de aproximadamente 4 a 5 mm de diámetro.

La semillas son de unos 2 a 3 mm de largo, ovoides o algo en forma de pera, lisas, glabras, marrón pálido.

Como cultivar la Euphorbia pulvinata.

Se trata de una especie bastante fácil, para el cultivo en maceta.

Las plantas maduras y sanas son resistentes y también se pueden cultivar al aire libre, donde las heladas no sean demasiado severas.

Es una especie de crecimiento relativamente rápido, que formará grandes grupos, con cientos o incluso miles de cabezas en las mejores condiciones.

Sustrato y trasplante.

La pulvinata, crece bien en un sustrato para sucuclentas, con macetas con buen drenaje, aunque no es exigente con la calidad del sustrato.

Para el trasplante, lo mejor será utilizar una maceta con buen drenaje y mucha luz solar, ya que no aguantan bien el sustrato húmedo.

Riego y fertilización.

Para el riego correcto, tendremos en cuenta que en su habitat natural de origen, recibe lluvia durante todas las estaciones.

Por ello, podremos regar normalmente durante todo el año, no le hace falta reposar en invierno, pero controlando en los meses fríos, que seque bien despues de regar.

Sin un buen drenaje y con humedad en los meses fríos, se podría llegar a pudrir fácilmente. En el verano riego normalmente.

Para la fertilización de la Euphorbia pulvinata, lo mejor será abonar con un fertilizante rico en potasio, en verano.

Temperatura y medio ambiente

La planta es resistente cuándo está inactiva, la planta es muy tolerante al frío, puede soportar hasta los -8 ° C o menos, aunque mejor evitarle esos fríos.

Como en su medio ambiente, necesita mucha luz solar para mantener su forma compacta de crecimiento, pero los diferentes clones varían en su tolerancia a la luz solar total.

No obstante, es recomendable cierta protección a la sombra, durante las horas más calurosas del verano.

Atención¡¡

Al igual que con todas las otras Euphorbias, cuándo una planta se daña, exuda una savia lechosa espesa y blanca conocida como látex.

Este látex es venenoso y puede irritar la piel. Use guantes de jardín, para su manipulación.

Preste extrema atención para no meterse en los ojos o la boca y mucosas en general.

Euphorbia pulvinata
Euphorbia pulvinata. Detalle hojas

Enfermedades.

La principal enfermedad que puede sufrir, es la pudrición.

Si el mantenimiento es correcto, evitando encharcamientos y proporcionando buena aireación y luz solar, la pudrición será solo un problema menor.

En caso de pudrición, actuar de inmediato cortando los riegos, incluso cambiando el sustrato por uno seco, aireando y secando bien las raíces y aplicando si fuera necesario un fungicida al efecto.

Reproducción.

La Euphorbia pulvinata, se propaga por esquejes, ya que se ramifica con facilidad.

Si tomamos un esqueje, recuerde dejarlo secar durante algunos días, dejando que la herida sane, ya que los esquejes plantados demasiado pronto se pudren fácilmente antes de que puedan crecer las raíces.

Plantaremos el esqueje insertando el extremo del tallo, parcialmente en el sustrato (unos centímetros).

Trate de mantener en posición vertical el esqueje, para que las raíces puedan crecer hacia abajo.

Es mejor lavar el corte para eliminar el látex y dejar secar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *