Schlumbergera

El Cactus Schlumbergera, cactus conocido vulgarmente como, Cactus de Navidad, Cactus de Pascua, Santa Teresita o Cactus de Acción de Gracias o Cigocacto.

Schlumbergera, cactus, suculentas

Es originario Brasil, más concretamente de las zonas tropicales y montañosas de Rio de Janeiro y Sao Paulo.

Crecen entre 1.000 m y 1.700 m de altitud, sobre las ramas de árboles (epíficas), en plena selva tropical y húmeda, con alta precipitación.

No obstante, estas cactáceas, repelen el agua y permanecen secas la mayor parte del tiempo.

De ahí que estos cactus sean muy distintos al resto de los cactus, de zonas desérticas.

Por tanto, el Cactus de Navidad o Schlumbergera, se desarrollan a la sombra aunque les favorece la humedad y al contrario también que los cactus del desierto, no tienen que guardar un periodo de reposo en invierno.

Schlumbergera, cactus, suculentas

Viven sobre las ramas de los árboles, pero no parasitan al árbol, entre rocas y barrancos en zonas  agrestes y escarpadas.

Cómo es el Cactus de Navidad.

Tienen los tallos planos, largos y compuestos de segmentos con bordes dentados, de color verde intenso  que con el tiempo se vuelven de color rojizo, como encadenados y colgantes.

De cada segmento crecen nuevos tallos, que con el crecimiento, no se pueden mantener erguidos y se descuelgan, de forma que quedan los tallos como caídos.

Las flores,  tienen forma tubular o de estrella, con pétalos de color rojo, rosa, blanco o anaranjado y hacia atrás.

Florecen durante el invierno.

Se puede anticipar la floración, si las ponemos, desde finales de verano, a una temperatura de  18ºC a 20ºC y con buena iluminación.

Las flores miden alrededor de unos 6 cm a 8 cm de longitud y de color rosado a rojo oscuro.

Cómo cuidar la Schlumbergera.

Se puede mantener la planta en la zonas soleadas del terrazas o jardines con exposición al sol, pero sin ser excesivo.

Schlumbergera, cactus, suculentas

La Schlumbergera aguanta el sol débil del invierno, pero no el del verano.

En la temporada veraniega, es bueno sacarlo al exterior, pero a la sombra.

Si lo tienes en el exterior, cuidado con posibles las heladas.

Agradece tener humedad en el ambiente,  pulverizar al aire. En los días más calurosos puedes rociar las hojas.

Cómo regar y abonar la Schlumbergera.

Lo óptimo para regar, será con agua descalcificada, por aspersión y en tiempo cálido, dos veces a la semana.

Cuando salgan brotes florales, regaremos procurando no mojar los brotes.

Durante el período de reposo, reduciremos mucho los riegos.

Al ser un cactus de origen tropical, se riega más que los cactus del “desierto”.

Evitar siempre el encharcamiento en la maceta, para evitar posibles podredumbres del sistema radical.

Schlumbergera, cactus, suculentas

Al llegar el invierno, riega ligeramente, incluso en la floración.

Si se ven las puntas lacias, probablemente será un exceso de riego, en lugar de falta de agua, como piensa mucha gente.

Luego puede volver a brotar.

Para un correcto abonado de la Schlumbergera,  utilizar un fertilizante especial para cactus desde, más o menos quincenalmente, desde la primavera hasta el otoño.

Debe ser rico en fósforo y potasio, ya que esto incita a la floración.

Si éste apareciera débil, riega con abono específico para cactus.

Debes abonar en verano hasta el otoño, una vez al mes por lo menos.

Como multiplicar la Schlumbergera

La multiplicación se hace de forma sencilla, a partir de esquejes de tallo realizados durante la segunda mitad de la primavera.

Para ello, corta segmentos de tallo, dejando secar la zona del corte unas 24 horas (generará un callo) y mételos en el sustrato húmedo o compost verticalmente.

Schlumbergera, cactus, suculentas

La mejor época es  de mayo a junio, pero puedes hacerlo también en varano y consiguiendo que florezcan al invierno siguiente.

Se pueden también injertar.

Cuáles son las enfermedades del Cactus de Navidad.

Sus principales enemigos, de la Schlumbergera, son sin duda, la Cochinilla algodonosa y los pulgones.

Además, en ambientes muy secos, puede ser atacada por la Araña roja.

La cochinilla algodonosa, ataca en verano con el calor.

Como mediada inmediata, eliminarlas pasando un paño empapado en alcohol metílico.

Los pulgones, quitarlos pulverizando con agua jabonosa, para después secar la superficie atacada.

Schlumbergera, cactus, suculentas

Algunos consejos, para la buena salud del Cactus Schlumbergera:

Como normas de uso para el control del buen estado de la planta debemos evitar:

Los encharcamientos de agua, tras los riegos. Pueden provocar la aparición de hongos y el pudrimiento de los tallos y raíces.

Abonar en exceso y fuera de la época aconsejada. Pueden llegar a no florecer por exceso de abonado.

Girar la planta hacia la luz, cuándo tenga brotes en crecimiento. Se pueden caer los brotes, si los obligas a girar.

Las corrientes de aire o sequedad por falta de riego. La flores pueden caer sin ni siquiera abrirse.

Mantenerla en oscuridad. Observarás pérdida de color en los tallos.

2 opiniones en “Schlumbergera”

  1. Sin duda, la Schlumbergera es un cactus muy bonito, y bastante fácil de mantener. Como bien dices, necesita bastante luz, y más agua que otros de su familia pero sin pasarse.

    Por cierto, hay que mantenerla alejada de los caracoles: ¡la devoran!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *