Género Melocactus

Género Melocactus.

El Género Melocactus o Melocacto, es un género de cactus que consta de al menos 40 especies y es una forma corta de llamar a estos “Echinomelocactus”, que significa, cardo de manzana espinosa.

Son cactus muy apreciados por su apariencia y belleza espinosa. Muchas especies son procedentes de vivero, ya que están amenazadas en su medio ambiente.

Se le conoce comunmente por Cactus melón o Cactus gorro turco.

Es una familia de cactus en peligro de extinción.

Melocactus
Varias especies de Melocactus

Origen y descripción.

El Género Melocactus es originario del área tropical del continente americano. Se concocen especies en Méjico, noroeste de Brasil, Cuba, El Salvador, Antillas, Haiti y a lo largo de los Andes hasta Perú, etc.

Los cactus del Género Melocactus, cuándo son jóvenes son bastante simples y se parecen mucho a lo que cabría esperar de un cactus.

Se suelen ver en macetas en invernaderos, también en rocallas y terrazas con buen tiempo y en interiores pero muy luminosos.

Tipos de Melocatus

Como son los Melocactus.

Tienen tallos globosos y verdes con múltiples costillas. Las espinas son gruesas y generalmente presentan una columna central distinta, rodeada de espinas radiales, que se asemejan a un asterisco.

Forma de barrilete, llegando a los 35 cm de altura. Son de crecimiento lento, de cultivo difícil y de gran longevidad, de 25  30 años.

Poco a poco van adoptando esa forma característica de melón o barril.

Cefalio.

Al llegar la madurez, el Melocactus comienza a desarrollar un “cefalio”, que es una densa masa de areolas que forman una extraña “copa” erizada,  de donde surgen vellos y espinas, directamente en la parte superior del tallo.

Melocactus matanzanus
Melocactus matanzanus

De ahí, que por su semejanza se la llame, cactus gorro turco, por el “cefalio” rojo recubierto de lana, similar al sombrero Fez de los ciudadanos varones turcos, durante el Imperio Otomano tardío.

Fue llamado así, desde que los españoles lo vieron al llegar a las Américas.

Una vez que se forma esta tapa o gorro, el tallo ya no crece, pero el “cefalio” continuará creciendo muchos años hasta que la planta muera.

Incluso en casos raros, el cefalio puede superar el metro de altura, mucho más que el propio tallo.

La mayoría de los “cefalios” son blancos debajo y anaranjados/rojizos en la parte superior, pero pueden ser completamente blancos.

Las espinas son largas, de hasta 4 cm, blanquecinas o rosadas y estan en las areolas, a lo largo de las costillas.

Flores.

Es en esta masa de areolas, es donde se forman las flores.

Las flores en sí son bastante pequeñas, no muy bellas, generalmente de color rosa o rojo y salen de la parte superior del “cefalio” esporádicamente o en anillos.

Florecen abundantemente en primavera hasta otoño, en función de la especie. Duran abiertas unas horas (de 6h a 8h) y se irán abriendo en grupos y en tiempos diferentes, durante el verano.

Los frutos, son mucho más visibles que las flores y son tubos cortos de aspecto ceroso rojo o rosa y disponen de muchas semillas encapsuladas. Cuándo maduran, se tornan carnosos y caen a tierra.

La flor una vez seca, permanece persistente y parece la mecha de las velas de una tarta de cumpleaños.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta, es que la identificación de especies de Melocactus, es posiblemente la más difícil de todos los cactus globulares y es particularmente difícil, si no imposible, antes de que se forme el “cefalio”.

Melocactus bahiensis
Melocactus bahiensis

Como cultivar los Melocactus.

Este es un género dificil de cultivar. Requiren cuidados especiales, ya que son muy propensos a la pudrición.

Crecen con bastante facilidad a partir de semillas y como adultos, la mayoría prefiere condiciones más tropicales, con más humedad que otros cactus y tienen una muy baja tolerancia al frío.

Necesitan creer con plena exposición a la luz solar, salvo en verano, ya que podría llegar a hacerles quemaduras solares.

Son sensibles a las temperaturas bajas, el frío les afecta y necesitan al menos 15ºC. Lo mejor, que estén entre los 20 y 30ºC, evitando en todo caso que sufran menos de 10ºC ambiente, porque les produce pudrición casi inmediata.

Riego, fertilizado y sustrato.

El Género Melocactus, lleva bien la sequía pero necesitan riego al menos una vez al mes en las épocas cálidas.

Sin embargo, en otoño invierno, se debe detener el riego totalmente, no necesitan nada de agua. En función de la temperatura ambiente en interior, se le podría pulverizar algo de agua al sustrato.

Melocactus peruvianus
Melocactus peruvianus

Para el sustrato, el mantillo de hojas al 30% y resto de arena, le va bien. Debe ser buen drenante de agua y con guijarros y arena gruesa.

Se pueden abonar en primavera con un fertilzante mineral líquido, propio de cactus.

Multiplicación.

Se multiplican bien y tan solo, a través de semillas, en un semillero con sustrato arenoso al efecto y con condiciones de temperatura, sobre los 22ºC.

Trasplante.

Necesitarán un trasplante cada tres/cuatro años en plantas veteranas y cada dos años, si son plantas jóvenes, asegurando así un buen crecimiento.

Melocactus curvispinus
Melocactus curvispinus

Plagas y enfermedades.

El Género Melocactus es bastante resistente a las plagas habituales, pero siempre pueden ser atacados por cochinillas.

La enfermedad que se ceba con ellos, es la podredumbre de raíces y como hemos comentado anteriormente, por causa de las bajas temperaturas ambiente y por supuesto, por exceso de humedad y falta de drenaje.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *