Mammillaria bocasana splendens cristata.

Mammillaria bocasana splendens cristata.

La bocasana splendens cristata, tiene unos tallos azul verdosos con espinas peludas lanosas blancas.

Las espinas son  radiales, dispone de unas  50 a 100 de color blanco, sin pelo, de unos 8 a 10 mm de largo, con una u ocasionalmente dos espinas centrales, en forma de gancho corto de color marrón rojizo y de 5 a 10 mm de largo.

Es muy espectacular y parece una gran bola blanca lanuda, donde no se adivina un cactus al uso, como tenemos en mente.

Es una especie de crecimiento relativamente libre, que se acumula fácilmente en un montículo denso asfixiado por pelos blancos.

Mammillaria bocasana splendens cristata
de www.cactus-art.biz

Las espinas en forma de gancho de este cactus esférico, se utilizaron como anzuelos en su Méjico natal.

Cultivo y crecimiento.

Es una especie de rápido crecimiento. Puede llenar una maceta de 25 cm en pocos años, si se dan las mejores condiciones.

El sustrato que más le gusta, es el suelo de mezcla de cactus estándar muy poroso, parte de arena gruesa y con poca materia orgánica (turba, humus).

Trasplante.

Trasplantar cada 2-3 años.

Para obtener buenos resultados, use una maceta poco profunda llena de compost muy poroso y solo use la maceta de diámetro que se ajuste a la planta y con un buen drenaje.

Riego.

Riegue la bocasana splendens cristata, regularmente en verano, pero no riegue en exceso.

No regar la planta desde arriba, ya que las espinas dorsales retendrán el agua y aumentarán los problemas de podredumbre.

Debe tener unas buenas condiciones, una buena ventilación y con luz brillante, por lo general crece sin dificultad particular.

Mantener seco con abundante flujo de aire en invierno. Se debe tener cuidado con el riego, ya que tiende a hincharse y desordenarse en el hábito de crecimiento, si se le da demasiada agua y sombra.

Mammillaria bocasana splendens cristata
con brotes o hijuelos

Abonado.

El abonado o fertilización de la planta, durante la temporada de crecimiento, enriquezca el suelo con un fertilizante rico en potasio y fósforo, pero pobre en nitrógeno, ya que este elemento químico no ayuda al desarrollo de plantas suculentas, lo que las hace demasiado suaves y llenas de agua.

Es bastante resistente a las heladas si se mantiene seco, resistente a temperaturas de  hasta -5 ° C.

Sin embargo, un poco de calor durante todo el año aumentará el crecimiento del catus y será como mínimo,  de 5 ° a 8 ° C durante la temporada de descanso.

Iluminación y exposición al sol.

En cuanto a la exposición al sol, sol brillante, la luz del sol filtrada o la sombra de la tarde. En el interior necesita luz brillante y algo de sol directo.

Se necesitan altos niveles de luz para florecer y para un buen desarrollo del cactus. Puede quemarse con el sol, si se traslada de la sombra / invernadero a pleno sol con demasiada rapidez.

Durante la primavera, puede estar al sol hasta el final de la primavera.

Plagas y enfermedades.

Las plagas se pueden cebar en este atractivo cactus. Gran variedad de insectos, pero las plantas en buenas condiciones deben estar casi libres de plagas.

Si las cultivamos con un buen sustrato y mezcla de macetas minerales, con buena exposición y ventilación, crecerá de forma solvente.

Plagas y enfermedades que le pueden afectar:

Plagas:

Araña rojas: es un cactus sensible a la araña roja. El riego por encima de la cabeza es útil para controlar los ácaros.

Cochinilla algodonosa: Ocasionalmente, los insectos harinosos se convierten de forma aérea en el nuevo crecimiento de la lana con resultados desfigurantes, pero los peores tipos se desarrollan bajo tierra en las raíces y son invisibles, excepto por sus efectos.

Enfermedades:

Podredumbre de raíces: La podredumbre de las raíces, no es un problema grave, si se mantiene la planta en condiciones de riego controladas. 

Deberán estar bien aireados y regados solo cuándo el sustrato esté bien seco.

Crecimiento de la cresta.

Su denominación cristata, se debe al crecimiento de la cresta, a diferencia de las variedades de plantas “monstrose” o monstruosas, donde la variación del crecimiento normal se debe a la mutación genética, el crecimiento en la cresta puede ocurrir en las plantas normales.

A veces se debe a variaciones en la intensidad de la luz o al daño superficial que se la haya producido, pero generalmente las causas son desconocidas.

Una planta con cresta puede tener algunas áreas que crecen normalmente y una planta con cresta que parece un cerebro, puede volver al crecimiento normal sin ninguna razón aparente.

Mammillaria bocasana splendens cristata
de www. cactus-art.biz

Multiplicación.

La propagación o multiplicación puede ser por medio de injerto o división.

Los recortes, para el caso de división, se enraizarán en una temperatura mínima de 20 ° C, mejor en climas cálidos o invernaderos.

Los recortes de brotes saludables, se pueden recoger en la primavera y el verano.

Corte el tallo con un cuchillo afilado y estéril, deje el corte en un lugar cálido y seco durante una semana al menos, según el grosor del corte, hasta que se forme un callo sobre la herida.

Una vez formado el callo, el corte se puede plantar sobre un sustrato para cactus y con una capa superficial de arena gruesa.

Deben ser colocados sobre la arena gruesa solamente. Con ello evitaremos que el extremo del corte se moje demasiado y permite que las raíces penetren en el rico compost que se encuentra debajo.

Los esquejes deben enraizar en 2 a 6 semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *