Macetas pequeñas para cactus

Mucha gente opta por tener un cactus pequeño, con su correspondiente maceta pequeña. Es una buena idea para ponerlo en la mesa de tu oficina, o en una repisa del salón. También necesitaremos macetas pequeñas si queremos hacer un pequeño esqueje o germinar algunas semillas de cactus o suculenta.

Nuestra oferta de macetas  de cactus pequeñas

¿Por qué elegir una maceta pequeña?

En la elección de las macetas de nuestros cactus, prima la adecuación de la planta al recipiente donde debe vivir y desarrollarse.

Para cactus de pequeño porte, deberemos elegir macetas pequeñas para cactus. Las hay de muchos tipos y formas y son un detalle decorativo agradable a la vista, además de contener nuestro cactus favorito.

¿Qué tipo de macetas pequeñas para cactus debes comprar?

En el mercado podemos encontar macetas pequeñas para cactus, de diferentes materiales.

Podemos encontrar macetas de arcilla, plástico, terracota, porcelana, etc.

Cada una tiene una función especifica, según sea nuestra cactus y el lugar donde la colocaremos.

Los dos tipos mas utilizados son, las de arcilla y las de plástico.

Las macetas de arcilla, tienen la ventaja de que la planta puede respirar ya que son porosas, más frescas y se seca más rapidamente el sustrato entre riegos.

Las macetas de plástico, para las cactáceas, retienen mucho más la humedad y por ello es necesario mayor número de agujeros de drenaje. Son también, más económicas.

Otro tipo muy a tener en cuenta son las macetas biodegradables ya que ayudaremos a que se produzca menos plástico y son muy útiles para hacer esquejes de cactus o para germinar nuestras suculentas.

La receta básica que deberemos considerar a la hora de elegir las macetas de nuestros cactus, es que la maceta o contenedor debe ser proporcional a la planta que aloje.