Ferocactus glaucescens

Ferocactus glaucescens.

El Ferocactus glaucescens, es un cactus que destaca de entre los ferocactus. Es hermoso, repleto de espinas punzantes y con típica forma de barril.

La espinas estan muy bien distribuidas y hace unos frutos blanquecinos de apariencia poco habitual, aunque inconfundibles.

Puede llegar a los 45 cm de diámetro. Muy bello y apto para colecciones por ser atractivo y compacto.

Ferocactus glaucescens
Ferocactus glaucescens, empezando a dar flor.

Origen y hábitat.

Originario de Méjico, de las regiones del centro hacia el oeste. Propiamente de Guanajuato, Querétero, San Luis Potosí, Hidalgo, etc.

Su entorno natural le lleva a vivir en alturas, de entre los 500 m y los 2300 m de altitud.

Son zonas de bosque caducifolio secos, áridos, con matorral sobre colinas de piedra caliza y zonas rocosas.

Es bastante común en el estado de Hidalgo, donde se ha observado que se desarrolla mejor en las laderas más al norte.

Crecen junto a zonas con bosques rocosos de enebro.

También es localmente abundante en Querétaro y por contra es poco común en Guanajuato.

Ferocactus glaucescens se considera no está amenazado, debido a sus subpoblaciones relativamente extendidas y abundantes.

No existen amenazas importantes sobre el glaucescens, al ser áreas controladas y protegidas, sin embargo, las subpoblaciones locales están disminuyendo debido al cambio en el uso del suelo.

Ferocactus glaucescens

Como son los Ferocactus glaucescens.

El Ferocactus glaucescens, es un cactus de barril solitario de tamaño medio.

Se producen múltiples cabezas a medida que la planta envejece y pueden formar un montículo de muchas unidades juntas, muy grande.

Esta especie a veces se confunde con el Ferocactus echidne, incluso puede hibridarse con esa especie.

Tallo, espinas, costillas.

El tallo es gris glauco, mide hasta unos 5o cm de altura, otros tantos 50 cm de diámetro.

Es de forma globular y deprimido en el ápice, aunque se vuelve poco columnar a medida que envejece.

Presenta de 11 a 15 costillas.

Tiene espinas radiales, 6 o 7, de unos 2.5-4 cm de largo, rectas y de color amarillo claro.  La espinas centrales, de cero a una y muy similares a las radiales.

Ferocactus glaucescens

Flores y frutos.

Las flores, son de color amarillo limón, con forma de embudo y de 3 a 4 cm de diámetro.

La temporada de floración se da de finales de primavera y verano. Las flores duran mucho tiempo.

Las plantas comienzan a florecer, cuando el tallo tiene al menos unos 13 cm de diámetro.

Los frutos son de color blanco, de 2 cm de largo y con los restos de las flores adheridas.

Ferocactus glaucescens
Ferocactus glaucescens, con flor

Como cultivar el Ferocactus glaucescens

En el cultivo del Ferocactus glaucescens, hay que considerar que crecen lentamente al inicio, pero son fáciles de cultivar y requieren poco cuidado una vez que han alcanzado un buen tamaño de floración.

El Ferocactus glaucescens, es adecuado para cualquier suelo rico y bien drenado a pleno sol, durante todo el año.

Para su cultivo en maceta, crecerá mejor en un recipiente bastante espacioso y bien drenado, con un sustrato que sea una mezcla de suelo de cactus poroso y que no contenga demasiado humus.

Para asegurar plantas robustas, regar y fertilizar durante el ciclo de crecimiento.

Esta planta necesita mucha agua, mas o menos y como indicativo, aproximadamente una vez por semana.

Es necesario evitar humedecer o mojar los cuerpos de este cactus, mientras están bajo la luz solar. Ojo¡¡

Un cactus mojado a la luz del sol, puede presentar quemaduras solares, que pueden provocar cicatrices o incluso infecciones por hongos y la muerte.

En invierno mantener completamente seco a 10 ° C.

Esto generalmente ayuda a mantener una planta más saludable. Puede tolerar heladas ligeras y esporádicamente.

Ferocactus glaucescens

Propagación.

Para la propagación o multiplicación del Ferocactus glaucescens, las semillas son la forma más típica de reproducción.

Estos cactus crecerán fácilmente a partir de semillas y también algunos de esquejes.

Las semillas se pueden sembrar en primavera o verano en macetas de suelo bien drenados para cactus.

Siembre las semillas finamente en la parte superior. Cúbralos con un poco de arena fina de cuarzo.

Humedezca y coloque un vidrio/film, cubriendo en la parte superior, para emular un efecto invernadero

Las macetas deben colocarse en un invernadero cálido hasta que comiencen a brotar, después de lo cual el vidrio/film, debe retirarse progresivamente para que puedan recibir luz y aire.

Las plántulas bien desarrolladas se pueden trasplantar por separado en macetas pequeñas.

Si va  a multiplicar por esquejes, los recortes hechos de trozos del tallo, de cualquier tamaño, se pueden separar y retirar durante unos días, para permitir que se forme una “piel” protectora sobre el corte.

Luego se pueden plantar en macetas.

Colóquelos en un lugar donde reciban sol y no riegue hasta que la tierra se vuelva a secar.

Después de un tiempo, el suelo puede humedecerse regularmente, pero nunca mantenerse constantemente saturado de agua.

en portugués… se entiende.

Género Ferocactus

Género Ferocactus.

Los cactus del Género Ferocactus, son cactus conocidos vulgarmente por su forma de globo genérica, como cactus de barril.

Popularmente se les llama, biznagas. Existen muchas expecies descritas, sobre 109, pero unas 85 aceptadas.

El nombre de Ferocactus, proviene del Latín, de la palabra “ferox”, feroz y de cactus, que sería definido como planta espinosa o con espinas.

Sus nombres populares son, biznaga, biznaga de dulce o lengua del diablo, entre otras.

Tipos de Ferocactus

Origen y hábitat.

Son originarias del norte de Méjico y de la zona suroeste del Estados Unidos, California y Baja California, zonas desérticas, secas y áridas, por lo general.

Prefiere las zonas áridas, con suelos arenosos, grava y roquedales y se dan entre los 300 y 1500 metros de altitud.

Como son los Ferocactus.

Son de forma globular cuando son jóvenes y posteriormente se van modificando hasta tener una forma como de barril.

Suelen medir desde unos 2 cm hasta más de 30 cm, aunque eso será según la especie. Poseen pronunciadas costillas longitudinales, simples protuberancias poco marcadas cuando son jóvenes, con fuertes espinas generalmente curvadas.

Algunas especies, pueden desarrollar varios metros de altura, hasta los 3 metros.

Su color suele varíar según qué las especies y van del verde grisáceo al verde azulado.

Las flores son con forma como de campana, de color amarillo, anaranjado, rojizo e incluso violeta. Florecen en verano.

Las flores dan un pequeño fruto o unas pequeñas bayas amarillas, recubiertas por un líquido pegajoso.

Los Ferocactos son muy longevos.

Uso y aplicaciones.

Son cactus muy ornamentales. Lo podemos ver decorando muestros espacios verdes o jardines, sobretodo en roquedales, rocallas, macetas, jardineras, etc.

Su uso se da en la medicina tradicional, dónde el Ferocactus se utiliza para combatir el las enfermedades circulatorias, en las vías respiratorias (mejora el asma), también como diurético y para la eliminación de cálculos renales.

También, al parecer, mejorar la circulación de la sangre por las las arterias coronarias y tienen efectos vasodilatadores de las mismas.

Como cultivar los Ferocactus.

Son plantas, los Ferocactus, que requieren luz de pleno sol.

No lleva bien los fríos, por lo que será una excelente planta de interior en invierno, en zonas de buena iluminación.

El riego, será escaso tanto en verano como en invierno. Deberá tener un buen drenaje.

Regar cada 15 días en primavera y verano y por lo menos una vez al mes en el otoño, para dejar descansar y no regar en el invierno.

En invierno, mejor dejarlo seco y con buen sol e iluminación.

En cuanto al abono, incorporar un abono líquido comercial própio para cactus una vez al mes, tanto en primavera como en verano.

Necesitaremos un sustrato que sea porosos, arenosos y que incorpore una parte de compost o humus.

Debe tener un buen drenaje y dberemos evitar, como siempre, el encharcamiento y la acumulación de agua de lluvia o riego.

Puede verse afectado por ataques de cochinillas.

Multiplicación.

Se puede reproducir tanto por semillas como por esquejes.

El video, mejor si apagais el sonido.

Anacampseros papyracea.

Anacampseros papyracea.

El origen y el hábitat de la papyracea, es endémico sudafricano.

Las típicas papiráceas de Avonia están presentes en Little Karoo y Great Karoo (Eastern Cape).

Origen y hábitat.

El hábitat del Anacampseros o Avonia papyracea es el crecimiento al pleno sol entre las rocas de cuarzo.

Sus escamas blancas, únicas, reflejan gran parte de la luz y actúan como sombras del sol, sobre las pequeñas hojas de más abajo.

Las plantas son muy crípticas, o sea que estan bien camufladas. Se parecen a los guijarros cuarcíticos.

Las plantas enteras se han comparado imaginariamente, con excrementos de pájaros y se han considerado como “plantas imitadoras”, por mucho tiempo, escapando a los ojos de los trabajadores de campo más atentos.

La tendencia de la población es estable.

Como son los Anacampseros o Avonia papyracea.

Por su descripción, probablemente es el miembro más conocido de su género y muy popular entre los aficionados a las Avonias, anteriormente conocida como Anacampseros papyracea.

Es una es una planta/hierba perenne, enana, que apenas parece una planta.

Género Anacampseros o Avonia

Tiene varias ramas delgadas, completamente vestida con escamas superpuestas de color blanco plateado, estípulas modificadas (apéndice escamoso), brácteas (hoja que nace del pedúculo) de las hojas, que ocultan por completo las pequeñas hojas carnosas, de color verde a continuación.

Las flores son de color blanco cremoso, perfumadas, con cinco pétalos redondeados colocados en ángulo recto, a lo que parece ser un anillo central de anteras amarillas.

La mayoría de sus flores duran solo de 2 a 4 horas.

Las flores son flores cleistogámicas, lo que significa que se fertilizan con su propio polen.

Raíces y tallos.

Las raices, estan engrosadas, son suculentas, muy corta, muy dividida, corona pequeña, debajo del suelo.

Los tallos son simples, cilíndricos o globulares, de  1 a 5 (y hasta 10) cm de largo, de 6 a 8 (y hasta 10) mm de diámetro, con extremos romos, blancos, cubiertos de escamas, creciendo planos en el suelo, a menudo curvados, raramente ramificados.

Hojas

Completamente ocultas las estípulas, muy reducidas a un cuerpo semigloboso liso más ancho que largo,

Estan dispuestas en espiral, cada una sostenida y sobrecargada por una estípula en forma de escamas.

Género Anacampseros o Avonia

Estípulas múltiples, imbricadas (que sujetan el tallo firmemente en la base y apicalmente), escariosas, blancas como la nieve, parecidas al papel, semitransparentes, linguiformes a ampliamente ovadas, redondeadas en la parte superior, bastante enteras, con arrugas transversales, barba lanosa en la base, 5 a 10 veces más largas que las hojas gruesas, 6 a 8 mm de largo y de  2 a 3 mm de ancho.

Pequeños pelos axilares están presentes.

Flores.

Las flores: son de color blanco cremoso a blanco verdoso, incluidas en las estípulas superiores, en las puntas de las ramas, solitarias.

Se expanden solo de 1 a 3 horas a pleno sol por la tarde.

Cleistogámicas, en su mayoría autocompatibles, lo que significa que se fertilizan con su propio polen.

Esto ocurre antes de que la flor se abra o poco después de que se cierre.

Género Anacampseros o Avonia

Fruto y semillas.

Los frutos son como cápsulas, casi globulares de 4 mm de largo.

Hay muchas semillas en las cápsulas y maduran muy rápidamente y se distribuyen por el viento.

Las semillas, son más o menos redondas, de color marrón pálido con una vaina blanca.

Como cultivar la Anacampseros o Avonia papyracea.

Aunque se considera una opción y una planta difícil, en cultivo es relativamente fácil.

Las plantas crecen muy lentamente y requieren un cultivo cuidadoso.

Lo mejor es agruparlas en el cultivo y si se cultiva correctamente, dará generosas exhibiciones de pequeñas flores.

Como tienen las raíces son bastante poco profundas, use una mezcla de cactus o agregue perlita o piedra pómez adicional al sustrato para macetas del suelo normal.

Un compost arenoso y de drenaje libre es adecuado y las macetas de arcilla ayudan a que las plantas se sequen entre riegos.

Para obtener los mejores resultados, use una maceta poco profunda y solo use la maceta de menor diámetro que pueda acomodar la planta.

Riego y fertilización

Las necesidades de riego de la papyracea, serán, un riego normal en la temporada de crecimiento de marzo a octubre y  manteniéndose seco en invierno.

Para la fertilización, lo mejor es que agregue un fertilizante líquido, con alto contenido de potasio en verano.

Género Anacampseros o Avonia
de Martin Heigan

Temperaturas y exposición.

Es bastante resistente a las heladas si se mantiene seca y es resistente a temperaturas tan bajas, como -5 ° C. 

Necesitará sombra ligera, cuando esté a pleno sol. Se necesitan altos niveles de luz para florecer y para un buen desarrollo de la planta.

Reproducción.

En la reproducción, las semillas germinarán a unos 15 a 21 ° C.

Las semillas germinan muy rápido. En el cultivo, las plantas jóvenes se desarrollan mucho más rápido que en su entorno natural, donde no obtienen suficiente suministro de agua.

En general, no son fáciles de criar a partir de semillas, ya que demasiada agua los mata de inmediato, lo que también ocurre cuando no se riega en absoluto.

Anacampseros albissima

Anacampseros albissima

Los Anacampseros albissima, también los podemos encontrar bajo el nombre de Avonia albissima.

Género Anacampseros o Avonia

Origen y hábitat.

El origen y el hábitat de las Avonia albissima, los podemos encontrar en el área o territorio, en Sudáfrica (Richtersveld), aunque también crece en zonas un poco más al norte, en Namibia y hacia el este a través de Bushmanland hasta Griqualand West.

Su hábitat principal es el desierto, Nama Karoo, Suculento Karoo.

Esta especie crece, en grava arenosa, afloramientos rocosos y planicies de cuarzo, ya sea al aire libre o a la sombra o en la base de las rocas.

Las plantas se ven como excrementos de pájaros desde la distancia, ya que sus brotes apenas se distinguen del medio ambiente.

También crece en afloramientos de mármol en el norte de Swakop.

Sus raíces penetraron hasta 30 centímetros hacia abajo en el sustrato que consiste en pequeñas piedras, que varían en tamaño de 1 a 4 cm de diámetro y muy compactadas.

Esto explica por qué las plantas a menudo tienen raíces deformadas o deformadas donde han luchado por penetrar en este terreno muy sólido.

Esta suculenta parece derivar su nutriente no del humus habitual, sino de la arena misma, que es muy rica en minerales.

Está muy extendido y no está en peligro de extinción. La tendencia de la población es estable.

Género Anacampseros

Como es el Anacampseros (Avonia) albissima.

La descripción de la Avonia albissima, anteriormente conocida como Anacampseros albissima, es una pequeña planta blanquecina, que forma un mechón de tallos erectos ramificados hacia abajo.

Sus ramas son numerosas, delgadas, cilíndricas y reclinables, que emergen de una raíz principal corta.

Las flores son terminales, blancas y aparecen solas o en grupos de 2 a 3.

Es similar a Avonia papyracea, pero con ramas más estrechas y una apariencia quizás más elegante.

Raices y ramas.

Son cortas, carnosas, algo de madera leñosa, equipado con raíces carnosas.

Las ramas son numerosas, pueden estar extendidas o erectas y miden hasta 5 cm de largo y de 3 a 5 mm de diámetro en general.

Flores, frutos y semillas.

Presentan de 1 a 3 flores por rama, perfumadas, de unos 12 mm de diámetro.

Los sépalos blanquecinos. Pétalos ovados, blancos, que se abren ampliamente y de 8 a 10 estambres.

Los frutos, como cápsulas, son de forma globosa, de unos 3 mm de diámetro.

La semillas, también con forma de globo o globosas.

Género Anacampseros o Avonia

Como cultivar la Anacampseros albissima.

Aunque se considera como una de difícil elección y pareciera ser una planta difícil, el cultivo es relativamente fácil.

Las plantas crecen muy lentamente y requieren, eso sí, un cultivo cuidadoso.

Agruparlas en el cultivo, si se cultiva correctamente, nos recompensará con generosas muestras y exhibiciones de pequeñas flores.

Sustrato y macetas.

Para su plantación en macetas y dado que las raíces son bastante poco profundas, use una mezcla de sustrato para cactus comercial al uso o agregue perlita o piedra pómez adicional al suelo, para macetas del suelo normal.

Un compost arenoso y de buen drenaje es muy adecuado y las macetas, si son de arcilla, ayudan a que las plantas se sequen entre riegos.

Para obtener los mejores resultados, use una maceta poco profunda y solo use la maceta de diámetro más pequeño, que pueda acomodar la planta.

Riego y fertilización.

Las necesidades de riego dela albissima, son de riego normal en la temporada de crecimiento de marzo a octubre y manténgase seco en invierno.

Para la fertilización,  alimente la planta con un fertilizante líquido, con alto contenido de potasio, en verano.

Género Anacampseros o Avonia

Ambiente y temperaturas.

En cuanto a resistencia, esta planta es bastante resistente a las heladas, si se mantiene seca y resistente a temperaturas tan bajas como -5 ° C.

En la exposición al sol, procure sombra ligera a pleno sol. Se necesitan altos niveles de luz para florecer y para un buen desarrollo de la planta.

Reproducción.

En la reproducción de la albissima, ésta será por semillas y estas que germinarán  a unos 15 a 21 ° C.

Anacampseros rufescens.

Anacampseros rufescens.

Son originarios de Sudáfrica y la provincia del Cabo.

Los Anacampseros rufescens, son como una hoja suculenta de ramificación libre, que forma grupos bajos o esteras hasta una altura de solo unos pocos centímetros.

Las hojas son de color púrpura debajo, así como los pedúnculos y las flores.

A lo largo de los tallos, están presentes pelos atractivos con forma de filamento blanco, que agregan un agradable contraste al follaje oscuro.

Esta es la más grande de todas las especies de Anacampseros.

Como son los Anacampseros rufescens.

Los tallos estan ramificados en dos, dicotómicamente ramificados, de unos  5 a 10 cm de largo, erectos o rastreros.

La raíces, son bastante gruesas y tuberosas.

La hojas, de hasta 70 hojas por roseta, estan como abarrotadas y dispuestas en espiral, obovadas-lanceoladas, agudas o algo acumuladas, expandidas, algo recurrentes en el ápice, desiguales en el tamaño más grande a 2 cm de alto y 1 cm de ancho, lanudo en la axila, sin pelo cuando ya son maduras.

La superficie superior es de color verde oliva oscuro, pero, como muchas plantas suculentas, adquiere un tono rojizo al sol o bajo condiciones de estrés, la parte inferior suele ser de color púrpura oscuro.

Dispone de pelos blancos, numerosos, con forma de cerdas, a menudo ondulados.

Anacampseros rufescens
Anacampseros rufescens floreciendo

Flores.

Las flores, son individuales o de hasta 3-4 juntas, de 2 a 3 cm de diámetro, de color rosa o rojo púrpura, ligeramente fragantes, bastante vistosas y se parecen a las flores de Portulaca aplanadas.

Los tallos en flor son de 7 a 10 cm de largo y a menudo se vuelven largos, a medida que se forman los brotes.

Los estambres son numerosos y de coloración rosa, con anteras amarillas doradas. Ovario verdoso, estilo rosa y lóbulos de estigma blancos.

Las flores se abren a finales de la primavera, por un corto período de la tarde solamente y se cierran todas las noches.

Anacampseros rufescens
Anacampseros rufescens en flor

Semillas

La semillas, adaptadas a la dispersión del viento, la capa externa del integumento (piel exterior) externo es de papel y puede separarse de la capa interna del integumento externo, formando un globo.

Como cultivar los Anacampseros rufescens.

El Anacampseros rufescens, es una de las especies más comunes en el cultivo y bastante resistente al cultivo.

Las únicas cosas que pueden matar a esta planta son el frío y el riego excesivo. Siempre el riego excesivo ¡¡¡.

Sin embargo, es apropiado proporcionar condiciones de crecimiento adecuadas, para obtener plantas compactas con muchas flores.

Son de un crecimiento lento para comenzar, pero funciona bien bajo cultivo. Deben ser moderadamente grandes, de unos 20 cm de diámetro al menos,  antes de florecer.

Sustrato.

El sustrato debe ser mineral, con un buen drenaje y libre con poca materia orgánica, poca turba, humus, etc., que permita que las raíces respiren, al ser propenso a la pudrición de las mismas.

En exteriores, suficiente con suelo rocoso o arenoso y con buen drenaje, es lo ideal.

Trasplante.

Para el trasplante de los Anacampseros rufescens, hacerlo una vez al año, para evaluar la salud de la planta y proporcionar un espacio de crecimiento mayor teniendo cuidado de no dañar las raíces sensibles.

Riego.

En el tema del riego, para el rufescens, le gusta descansar en invierno y por tanto, debe mantenerse completamente seco durante los meses de invierno.

Desde principios de la primavera en adelante, la planta comenzará a crecer y el riego debe aumentarse gradualmente hasta finales de la primavera, cuando la planta debería estar en pleno crecimiento.

Deberá regarla regularmente durante el ciclo de crecimiento, siempre y cuando se permita que la maceta drene bien y no se asiente en una bandeja de agua (esta planta necesita mucha agua).

Pero debe evitarse el mojar los cuerpos de estas plantas, mientras están bajo la luz solar.

Una planta húmeda a la luz del sol, le puede causar quemaduras solares, lo que puede provocar sustos o incluso infecciones por hongos y llegar a la muerte de la planta.

A partir del final del verano, el riego debe reducirse para obligar a la planta a entrar en un estado de semi latencia, para que en el otoño, volver al régimen de riego de invierno.

Manténgase seco, con abundante flujo de aire en invierno.

Para el cultivo al aire libre, es algo resistente a las condiciones húmedas, también si se cultiva en sustratos muy drenantes.

En el período de descanso, no hay alta humedad atmosférica, por lo que se debe tener cuidado con el riego, ya que tienden a hincharse y desordenarse en el hábito de crecimiento, si se les da demasiada agua y sombra.

Anacampseros rufescens

Abonado y fertilización.

Para la fertilización de la planta, abonela con un fertilizante rico en potasio en verano, durante la temporada de crecimiento, pero diluido a un cuarto de lo indicado, bien mezclado en la regadera para su aplicación.

Tempertura ambiente.

Se debe de mantener seco, mínimo entre los 5 a 10 ° C en invierno, pero puede tolerar heladas ligeras y esporádicas, si se mantiene seco antes y durante el clima frío.

Las macetas con la rufescens, se pueden colocar al aire libre durante los meses de verano, pero se deben llevar al interior durante el invierno.

La planta tolera situaciones de sol directo, ya que si se mantienen demasiado oscuras, pueden volverse demasiado exuberantes y más verdes y podrían ser propensas a pudrirse debido al exceso de riego.

La luz fuerte pero filtrada fomenta la floración, pero es probable que sufra con un sol directo o un retraso en el crecimiento.

Usos.

Esta es una planta excelente para el cultivo en macetas o maceteros.

También lleva bien el estar al aire libre, jardines de rocas y terrazas. Los tallos que se arrastran lentamente, se agrupan libremente para formar esteras como una cubierta de tierra de área pequeña.

El Anacampseros rufescens, también es una excelente planta de alféizar (en ventana) y en maceta.

Anacampseros rufescens

Plagas y enfermedades.

El Anacampseros rufescens, es propenso al ataque de diversas plagas.

Puede ser atractivo para una variedad de insectos, pero las plantas en buenas condiciones deben estar casi libres de plagas, especialmente si se cultivan en una mezcla mineral para macetas, con buena exposición y ventilación.

No obstante, esté atento a cualquier disminución significativa en la salud.

Esto puede indicar un problema de plagas que debe abordarse rápidamente para evitar cicatrices, retraso en el crecimiento e incluso la muerte.

Puede ser atacada por la Araña roja y la Cochinilla algodonosa.

Las cochinillas algodonosas, ocasionalmente se desarrollan aéreas en el nuevo crecimiento entre las hojas, con resultados desfigurantes, pero los peores tipos se desarrollan bajo tierra en las raíces y son invisibles excepto por sus efectos.

Elimine las infestaciones de cochinillas, frotando las criaturas con un algodón sumergido en alcohol o aplicando a las suculentas raíces un insecticida sistémico.

El posible problema de la pudrición de raíces y tallo, en esta especie es particularmente fácil y complaciente, rara vez padece enfermedades criptogámicas, enfermedad de las plantas causada por un hongo u otro organismo filamentoso parásito.

La podredumbre, es solo un problema menor si, como en los cactus, las plantas se riegan adecuadamente y se “airean” correctamente.

Reproducción.

En el asunto de la propagación, estas plantas son fáciles de propagar a través de esquejes o semillas.

La semilla germina en 14 a 21 días, permaneciendo a unos a 21 ° C.

Siembre en un medio bien drenado.

Argyroderma delaetii.

Argyroderma delaetii.

Otra especie de Argyroderma interesante, es la delaetii. De esta especie hay variedades, muy similares estre sí.

Origen y hábitat.

El origen y el hábitat natural de origen de esta planta es  Sudáfrica, al igual que el resto de aizoáceas, Knersvlakte, Little Namaqualand.

Argyroderma delaetii

En su hábitat natural, crece en una de las zonas ecológicas más extrañas de la Tierra, los campos de cuarzo de la costa de Namaqualand en el noroeste de Sudáfrica.

Esta región consistente en llanuras planas o colinas suavemente onduladas, que parecen extenderse en todas las direcciones, completamente cubiertas con pequeños trozos, de 2 cm a 12 cm, de cuarzo blanco sobre suelo rocoso y salino.

Escondidos entre la cuarcita blanca pura o agrupados encima de ellos, las argyrodermas, hacen su conjunto anual de hojas, flores y semillas.

Sus habilidades reproductivas son impresionantes, ya que en un buen año, con suficiente lluvia invernal para complementar la niebla frecuente que mantiene a todo el ecosistema local, algunos parches de cuarzo son tan densos con Argyroderma, que el suelo es azulado en lugar de blanco y es imposible caminar, incluso de puntillas, sin pisarlos.

Algunas plantas en el hábitat tienen cicatrices o estallan en sus pieles, al igual que lo hacen en el ineterior de las casas.

Como son las Argyrodermas delaetii.

Estas plantas permanecen solitarias o se agrupan lentamente y forman racimos de pequeños “huevos”, en los extremos de los tallos cortos y postrados.

Consisten en un par de hojas carnosas, en racimos o individualmente, hasta 3 cm de altura.

Argyroderma delaetii

Es extremadamente variable y también las plantas de la misma cápsula de semillas, pueden mostrar diferentes colores de flores, reflejados por la gran cantidad de sinónimos.

La “forma alba”, también conocida como forma “plateada”, tiene flores blancas puras.

Cuerpo y hojas.

El cuerpo, con hojas hojas emparejadas, son de color azul plateado a azul verdoso, con forma de huevo duro cortado casi en dos, a lo largo de su ancho, con una fisura en forma de V que se extiende a lo largo del corte.

Cada mitad del huevo abierto cortado, es en realidad una hoja muy espesa y cada año aparece un nuevo conjunto de hojas en la fisura, dispuestas perpendicularmente al par de hojas precedente.

Argyroderma delaetii

Flores y floración.

Las flores que presentan las delaetii, son de color blanco puro, grandes margaritas como de la unión, pero existen variedades de la Argyroderma delaetii, también en varios tonos morado, rosa, violeta o raramente amarillo, nunca se sabe.

La temporada de floración es en el otoño tardío.

Observaciones:

Estas plantas suculentas son muy populares entre los cactus y los cultivadores de plantas suculentas, aunque son poco frecuentes en las colecciones, a pesar de ser plantas muy interesantes por sus formas únicas y flores coloridas.

Argyroderma delaetii

Lo que atrae a la mayoría de las personas es el hecho de que las plantas a menudo se asemejan a guijarros o piedras regordetas, en forma de huevo de cuarzo, con un brillo plateado de la tierra en la que también son nativos.

Las plantas evolucionaron para parecerse a piedras, para evitar la detección y el consumo por parte de los animales.

Como cultivar la Argiroderma delaetii.

La Argyroderma delaetii, es fácil de cultivar.

Las argyrodermas son más indulgentes que las Lithops, frente al exceso de agua, aunque rara vez se riegan en verano.

Van bien con las lluvias ligeras de invierno, en climas templados y van hacia la latencia de verano, como todo el género en general.

Sustrato.

Como sustrato, necesita un sustrato mineral muy drenante, bastante ácido.

La mezla típica puede ser, 20% de piedra pómez, 20% de arena de lava, 20% de arena de cuarzo, 20% de arena gruesa de río y 20% de suelo de jardín.

Riego y abonado.

Las necesidades de agua, son poca agua, de lo contrario se rompe la epidermis, como todos las Argyrodermas, lo que da como resultado cicatrices antiestéticas.

Riegue mínimamente en verano, solo cuando la planta comience a marchitarse.

Tenga especial cuidado con el riego, por el tema del exceso de riego y la consiguiente posible pudrición.

Fertilice moderadamente durante la temporada de crecimiento, con algún fertilizante diluido, con alto contenido de potasio.

Argyroderma delaetii

Ambiente y temperatura.

La delaetii, es bastante resistente al frío y es resistente hasta los -5 ° C o menos si está seco.

Necesita pleno sol, ya que con una iluminación insuficiente, los cuerpos se adelgazan como resultado de la falta de sol. Manténgase fresco y sombreado en verano.

Reproducción.

Para la propagación de la delaetii, esta puede ser por semillas o división de grupos más grandes.

Las Argyroderma es muy fácil de comenzar a sembrar desde la semilla.

Las semillas germinan en 7 a 14 días, a 21 ° C. ambiente.

A partir de esquejes, también es bastante difícil hacer que se arraiguen. Si comienzan a pudrirse, generalmente hay una parte de la planta que puede eliminarse y posiblemente enraizarse.

Argyroderma crateriforme.

Argyroderma crateriforme.

La Argyrdoderma crateriforme, es una aizoácea que comparte muchas similitudes con otras plantas del mismo género.

Argyroderma crateriforme

Origen y hábitat de la crateriforme

La Argyroderma crateriforme está presente en grandes cantidades en el área de Knersvlakte y es una centro de endemismo único en esta suculenta, en la  Región de Karoo, Cabo Occidental, en Sudáfrica.

En la distribución de esta planta, la Argyroderma crateriforme se encuentra entre Argyroderma congregatum y Argyroderma delaetii.

El hábitat y la ecología de estas las plantas, se encuentran típicamente en suelos profundos, ácidos, no salinos, con algunas piedras de cuarzo, pero no se limitan a ellas.

A menudo también se encuentran en otros hábitats rocosos. La Argyroderma crateriforme es una planta muy común en su medio ambiente.

Como es la Argyroderma crateriforme.

La descripción de esta Argyroderma, es el de una planta suculenta perenne de crecimiento compacto, que forma pequeños grupos de aproximadamente 4-6 cabezas.

Tiene una características distintivas, ya que para la mayoría de las personas, la identificación de la especie es difícil.

Para ayudar a reconocerla, las siguientes notas pueden ayudarnos a ello: en el hábitat la crateriforme crece casi hundida en el suelo y las hojas viejas son de hojas caducas, además es solitario o ramificado, con flores amarillas.

Hojas y tallo.

Flores y frutos.

Las flores de la Argyroderma crateriforme tienen unos 20 a 35 mm de diámetro, generalmente amarillas pero también moradas, púrpuras y blanquecinas o blancas puras.

Lo frutos, como cápsulas, 12 y más loculares o divididos en celdillas.

La Argyroderma crateriforme, muestra características intermedias entre Argyroderma congregatum y Argyroderma delaetii.

Como cultivar la Argyroderma crateriforme.

El cultivo de la crayeriforme, es fácil.

Las argyrodermas son más indulgentes que los Lithops ante el exceso de agua, aunque rara vez se administra en verano y prosperan en las lluvias ligeras de invierno, en climas templados dirigiéndose a la latencia de verano.

Sustrato.

Lo requisitos del sustrato para la Argyroderma, son de un sustrato mineral muy drenante y bastante ácido.

Una mezcla de, 20% de piedra pómez, 20% de arena de lava, 20% de arena de cuarzo, 20% de arena gruesa de río y 20% de suelo de jardín, parecería muy adecuada.

Riego y abonado.

Para el riego correcto de la planta, las necesidades son, requiere poca agua, de lo contrario se rompe la epidermis, lo que da como resultado cicatrices antiestéticas.

Argyroderma crateriforme

Riegue mínimamente en verano, solo cuando la planta comience a marchitarse.

Pero tenga cuidado con el riego, ante la posible presencia de pudrición.

En cuánto a la fertilización, deberemos fertilizar o abonar moderadamente, durante la temporada de crecimiento, con un fertilizante diluido con alto contenido de potasio.

Temperaturas y ambiente.

La crateriforme, es bastante resistente al frío y llega a resistir hasta los -5 ° C,  o menos si está seco.

Para la exposición, la planta necesita pleno sol, ya que con una iluminación insuficiente, el cuerpo de crateriforme se adelgaza como resultado de la falta de sol.

No obstante, manténgase fresco y sombreado en verano.

Argyroderma crateriforme

Multiplicación.

En cuanto a la propagación o reproducción de la Argyroderma crateriforme, puede ser tanto por  semillas, como por  división de grupos más grandes.

La Argyroderma es muy fácil de reproducir a partir de las semillas.

Las semillas germinan en unos, 7 a 15 días y manteniéndolas entorno a los 21 ° C. ambiente.

Por otra parte, si se trata de esquejes, es bastante difícil hacer que arraiguen de forma rápida y correcta.

Si se presentara una pudrición de la planta, generalmente hay una parte de la planta que puede eliminarse y posiblemente se podría aprovechar para enraizarse, como nueva planta.

 

Conophytum calculus

Conophytum calculus

La Conophytum calculus, es una pequeña planta del género Conophytum.

El nombre de Conophytum, proviene de la palabra latina “conus”, que significa cono, que se refiere a la forma de las hojas de muchas especies y la palabra griega “phytum” que significa planta.

Conophytum calculus
Conophytum calculus en flor

Hay aproximadamente 90 especies diferentes de Conophytum.

El nombre específico cálculo viene de la palabra latina para guijarro o piedra y describe la apariencia dura, redondeada y suave del Conophytum calculus.

Origen y habitat.

Su origen está en Sudáfrica, concretamente en la Provincia del Cabo, sur de Namaqualand.

El género Conophytum en su conjunto, es endémico de las regiones de lluvia invernal de las provincias del Cabo de Sudáfrica y la parte sur de Namibia.

El hábitat del calculus, es una planta que se ha adaptado para sobrevivir a los veranos largos y secos del desierto de Namaqualand.

Esta zona desértica de Namaqualand, presenta lluvias suaves y usualmente generalizadas, solo en invierno.

La apariencia dura, redondeada y suave del calculus, crea un camuflaje efectivo entre los campos de piedra de cuarzo donde se encuentran y combina bien con los montículos de arena en el fondo.

Estos campos de cuarzo blanco son hábitats ideales para suculentas enanas, como por ejemplo los Lithops.

Este se debe a que el cuarzo refleja la luz solar y por lo tanto, crea un microclima mucho más frío en comparación con los áreas cercanas de arenas oscuras y rocas de dolerita.

Lamentablemente, esta área ha sido fuertemente explotada por su riqueza mineral y también ha sido despojada de yeso.

Conophytum calculus

Como son los Conophytum calculus.

El Conophytum calculus, es una suculenta pequeña, pero muy resistente, de bajo crecimiento y sin tallo con “hojas” redondeadas individuales.

Estan fusionadas en un solo cuerpo, que se multiplican con la edad y se agrupan para formar un cojín en forma de cúpula.

Cuerpo y hojas.

Los cuerpos de las hojas esféricas son completamente lisos y sin pelo ni espinas, característicamente opacos, no transparentes ni brillantes y tienen un color verde tiza a verde pálido amarillento.

Los cuerpos de las hojas están siempre sin manchas y miden hasta 30 mm de diámetro.

Se forman nuevas hojas dentro de las existentes y cuando, después de un año, el cuerpo de la hoja comienza a morir, emerge una nueva hoja desde el inetrior.

La hoja vieja se convierte en una vaina delgada, seca y lisa, de color beige, que a veces se vuelve negra, que persiste en la planta.

Los botones de mármol (Conophytum calculus), es un Conophytum de aspecto globular de gran apariencia, que forma grupos y flores amarillas.

Es una de las especies más populares del género, quizás la más abundante de todas las especies y fácilmente reconocible, por sus cabezas esféricas sin puntos o rayas oscuras.

Al igual que los gemelos siameses, el par de hojas de una planta se ha fusionado tan estrechamente como para parecer un globo verde pálido.

Por tanto, los cuerpos, hojas emparejadas, casi perfectamente esféricos a algo aplanados lateralmente, de unos 16 a 20 mm de altura y bastante más anchos, hasta 30 mm de diámetro.

Conophytum calculus

Con solo una pequeña hendidura de unos 4 mm de ancho y algunas veces acanaladas.

Durante la temporada de verano, las plantas se estiran y el cuerpo se reemplaza gradualmente, por un nuevo par de hojas jóvenes.

A menudo se les llama plantas de guijarros o botones de mármol como resultado.

Es obvio que cuanto mayor es la reducción del área de superficie, mayor es la sequía a la que la planta está sometida.

Son plantas que habitualmente forman esteras más o menos anchas y compactas, de hasta 15 cm de diámetro con el paso de los años.

Flores.

La flores, son de hasta unos 12 mm de diámetro.

Los pétalos son de color amarillo intenso o amarillo anaranjado con puntas de color marrón.

La temporada de floración se da en otoño, el cálculo de Conophytum muestra o saca su flor, desde el “ojal”.

Sin embargo, para experimentar la floración completamente abierta, se requiere una visita nocturna, ya que estas flores muy perfumadas, con aroma a clavo, son nocturnas para atraer polinizadores como las polillas.

Como cultivar los Conophytum calculus.

Para el cultivo del Conophytum calculus, hay que considerar que es un productor de “invierno”, que es el más activo desde finales del invierno  y hasta finales de la primavera, e inactivo en verano.

Todas las formas de Conophytum calculus son fáciles de cultivar.

Sustrato.

Para sustrato y cultivo, lo mejor en macetas y rocallas al exterior.

Van muy bien en macetas, con una mezcla de tierra y arena ligeramente ácida, gruesa, extremadamente bien drenada.

Requiere un buen drenaje, ya que es propenso a la pudrición de la raíz.

Se puede tener al aire libre en el soleado y seco. También se puede cultivar en zonas alpinas, en suelos pobres, bien drenados.

En cuánto al trasplante, evite trasplantarla con frecuencia, ya que esta planta puede permanecer en la misma maceta, durante muchos años.

Riego y ambiente.

En invierno se les puede regar ligeramente, desde la primavera hasta el otoño y se les gusta una luz brillante por la mañana y con sombra por la tarde.

Requiere poca agua, de lo contrario, su epidermis se rompe, lo que resulta en cicatrices antiestéticas.

Riegue mínimamente en verano, solo cuando la planta comienza a marchitarse, pero generalmente crecerá incluso en verano si se le da agua.

Riegue regularmente en invierno, después de que las hojas del año anterior se hayan secado.

Requiere buen drenaje.

En verano permanecen inactivos y deben mantenerse secos en su mayoría e incluso pueden estar parcialmente sombreados.

Use agua tibia en aerosoles finos, para humedecer las plantas desde el otoño hasta la primavera y asegúrese de dejarlas secas y sombreadas en su período de inactividad durante los meses de verano.

La planta produce arrugas obvias cuando necesite más aporte de agua.

Por el contrario, se agrieta y se abre cuando recibe demasiada agua.

Se alarga y mantiene múltiples pares de hojas, si no recibe suficiente luz.

En cuanto a la temperatura, es resistente hasta unos -2 ° C. Deberá asegurarse de darle una muy buena ventilación.

Abono.

Para la fertilización del calculus, aliméntelo una vez durante la temporada de crecimiento, con un fertilizante específicamente formulado para suculentas de cactus (pobre en nitrógeno).

Procure que incluya todos los micronutrientes y oligoelementos y riegue pero diluido a la mitad de la concentración recomendada en la etiqueta.

Prospera en suelos pobres y necesita un suministro limitado de fertilizantes, para evitar que las plantas desarrollen un exceso de vegetación, ya que es fácilmente atacado por enfermedades fúngicas.

Conophytum calculus
Semillero de Conophytum calculus – véase el sustrato

Reproducción.

Se pueden propagar mediante esquejes, subdivisión de grupos o semillas.

Esquejes.

El método de propagación más fácil y popular es tomar esquejes.

Cada corte debe contener una o más cabezas, junto con una fracción de raíz.

Deben tomarse unos milímetros por debajo del punto de crecimiento, que es donde la base del cuerpo se une al tallo / vainas leñosas.

Los esquejes se pueden tomar a fines del otoño, que es el comienzo de la temporada de crecimiento.

Utilice una hormona de enraizamiento para acelerar la formación de raíces.

Las plantas deben mantenerse secas y en un lugar fresco durante su latencia de verano, ya que se matan fácilmente por sobrecalentamiento durante este período.

Semillas.

No se sabe muy bien cómo se dispersan las semillas de Conophytum, pero al respecto está la teoría de que los roedores disfrutan comiendo las cápsulas de sus semillas.

Por lo tanto, actuarían como dispersores para algunas especies.

Algunas especies también tienen cápsulas con vainas adheridas, que pueden actuar como paracaídas contra el viento.

Siembra de semillas: semilleros

Las semillas están listas para sembrar, tan pronto como las cápsulas estén secas.

La propagación a través de la semilla, requiere un poco más esfuerzo pero es definitivamente más gratificante.

Use la misma tierra que para los esquejes, pero use un tamiz de 2 mm para tamizar la tierra y mejor si la esteriliza en el horno, durante una hora y a unos 180 ºC.

Siembre las semillas gruesas y cubra con una capa de grava fina, no más profunda que 2 mm. y riegue desde abajo con un fungicida para evitar la humectación.

Conophytum calculus

Deje que las macetas se remojen en agua desde abajo y cubra con plástico o vidrio.

Después de una semana, deje la cubierta ligeramente entreabierta para evitar el crecimiento de algas y mohos.

La mayoría de las semillas habrán germinado en diez días.

Al cabo de dos semanas, retire la cubierta, rocíe las plántulas diariamente y remoje desde abajo una vez por semana.

Durante este tiempo, no se les debe permitir que se sequen, solo hasta que llegue su primer verano, momento en el que se les debe regar cada dos semanas.

Es mejor dejar las plántulas juntas, durante al menos el primer año, después del cual pueden ser recogidas en grupos o como individuos y trasplantarlas.

La mayoría de las plántulas pueden florecer al cabo de 1 a 3 años.

Conophytum calculus

Plagas.

La Conophyutm calculus, en cuánto a plagas es vulnerable al ataque de las cochinillas.

Por otra parte, las larvas de una especie de polilla son particularmente dañinas y una gran amenaza para los Conophytum.

Son más dañinas cuando los conophytum están en su etapa latente de verano.

Las larvas recién nacidas pueden desecar totalmente grandes grupos de conófitos.

Además estas, son del mismo color que la piel seca, similar a un pergamino en los conófitos y por lo tanto, no son detectadas por el ojo inexperto.

Debemos tener en cuenta, que también hacen un túnel debajo de la piel seca y se introducen en el tejido protector subyacente.

Use un insecticida sistémico o de contacto comercial, indicado para estas larvas e insectos.

La piel seca protectora, visible en el verano, debe romperse antes de finales de abril.

Si la nueva piel no aparece, hay una alta posibilidad de que la planta muera.

El tejido sano se cubre literalmente, debajo de la vieja piel protectora.

Conophytum karamoepense

Conophytum karamoepense

El Origen y el hábitat del Conophytum karamoepense, es la zona Oeste de Pofadder, Bushmanland, Cabo Norte, en  Sudáfrica.
Crece en áreas de roca, cuarzo desnudo, con un puñado de tierra y en las grietas.

Conophytum karamoepense

Lo podemos encontrar llamado como, Conophytum marginatum subs. haramoepense, Conophytum haramoepense

Este Conophytum, es uno de los “pseudobilobum” de flores rosadas, que se asemeja a un grupo de pequeños cristales de color verde jade, bordeados de rocas con amatista.

Los lóbulos son cortos, curvados hacia adentro y a menudo, casi se fusionan.

Como cultivar el Conophytum karamoepense.

Se trata de una planta “invernal”, ya que es más activo desde finales del invierno, hasta finales de la primavera y se dirige hacia la latencia del verano.

En condiciones de crecimiento favorables, continúa durante el verano también y no necesita cuidados especiales.

Esta planta, se debe mantener en un lugar fresco y sombreado en verano, aunque necesita pleno sol o sombra ligera.

En cuánto a las temperaturas, es resistente hasta los -2 ° C. Asegurar, en cualquier caso, una muy buena ventilación.

Conophytum karamoepense

En cuánto al trasplante, evite trasplantar con frecuencia. Esta planta puede permanecer en la misma maceta durante muchos años.

Es muy apto para tener en macetas, maceteros y en jardín de rocas o rocallas.

Sustrato.

El Conophtyum karamoepense, necesita de un buen drenaje, ya que es propenso a la pudrición de la raíz.

Puede crecer al aire libre en grietas soleadas, secas y rocosas. No obstante, requiere protección contra la humedad del invierno.

También se puede cultivar en zona de altura, zonas alpinas, pero en suelos pobres y muy bien drenados.

Conophytum karamoepense
Conophytum karamoepense en flor.

Riego.

El karamoepense, requiere poca agua, de lo contrario, su epidermis se puede romper, lo que resulta en cicatrices antiestéticas que afean la planta.

Se debe reguar mínimamente en verano, tan solo cuando la planta comienza a marchitarse.

Generalmente, en buenas condiciones, crecerá incluso en verano si se le aporta agua de riego.

Riegue regularmente en invierno, después de que las hojas del año anterior se hayan secado. Es imprescindible un buen drenaje.

Fertilización.

Para fertilizar el Conophytum karamoepense, aliméntelo una vez durante la temporada de crecimiento con un fertilizante específicamente formulado para suculentas de cactus, pobre en nitrógeno.

Este debe de incorporar todos los micronutrientes y oligoelementos, pero para regar, mejor diluidos a la mitad de la concentración recomendada en la etiqueta.

Esta planta suculenta, prospera en suelos pobres y necesita un suministro limitado de fertilizantes, para evitar que las plantas desarrollen un exceso de vegetación (efecto del nitrógeno), que es fácilmente atacado por enfermedades fúngicas.

Conophytum karamoepense

Plagas y enfermedades

En cuánto a las plagas que pueden cebarse en las Conophytum karamoepense, tan solo y principalmente, están las cochinillas.

Propagación

Se puede reproducir tanto por esquejes como por semillas.

Tome el corte, retoño o esqueje de una planta madre adulta. Cada corte debe contener una o más cabezas junto con una fracción de raíz.

Se propaga también y fácilmente por semilla.

 

Conophytum frutescens

Conophytum frutescens.

Otra variedad de Conophytum, es la frutescens.

Conophytum frutescens
Conophytum frutescens

Origen y habitat

Son originarias de Cabo Norte, Namaqualand, en la zona oriental, Sudáfrica.

Crece en el área del Karoo, en laderas húmedas. Es una especie localmente abundante y que no está amenazada.

Como es la Conophytum frutescens.

En ocasiones es denominada como Conophytum salmonicolor, debido a la coloración rosa anaranjado de las flores o incluso cobrizo.

Las flores anaranjadas son bastante inusuales. Una coloración similar, solo ocurre de otra manera en conophytum con flores nocturnas o en híbridos entre especies con pétalos violetas y especies con pétalos amarillos.

Es una planta suculenta perenne de crecimiento lento muy atractiva de 10 a 30  cm de alto, llamada así por su arbusto inigualable.

Tallos.

Es un género conocido por su crecimiento compacto y a veces incluso subterráneo.

La Conophtum frutescens produce tallos laxos, ramificados con entrenudos extendidos de hasta 3 cm de largo, aunque esta característica no existe en todas las variedades.

Esta planta también se puede distinguir de las formas altas de Conophytum bilobum, por su coloración de flores muy peculiar y su temporada de floración aberrante, de primavera a verano.

Conophytum frutescens

Hojas y flores.

Los cuerpos tienen hojas pares, hasta 35 mm de alto, 15 mm de ancho. Son planas, más de la mitad fusionados, en forma de garra, como una hendidura que se abre y los dos lóbulos son bastante prominentes.

Son de color verde amarillento, verde grisáceo o turquesa, glabros (o sea sin pelos ni glándulas), manchados, marcados con rayas o manchas de color púrpura en las quillas y en el borde de la fisura entre los lóbulos.

Entre las dos puntas de las hojas de cada par fusionado, son visibles los restos secos de flores de la temporada anterior.

Las flores son de color naranja a cobrizo o rosado.

La futescens, es una de las primeras en florecer. La mayoría de los conophytums tienen flores de otoño, pero la Conophytum frutescens está en plena floración en el solsticio de verano.

Como cultivar el Conophytun frutescens

El Conophytum frutescens es una planta más activa, desde fines del invierno hasta fines del verano y no se dirige a la latencia del verano.

En condiciones de crecimiento favorables, continúa durante el verano también y no necesita cuidados especiales. Es fácil de cultivar.

Exposición al sol, mantener fresco y sombreado en verano, necesita pleno sol o sombra ligera.

Es resistente a bajas, temperaturas, pero no tenerla expuesta por debajo de los -2ºC. En todo caso, asegurar una buena ventilación.

Conophytum frutescens

Sustrato, Riego y trasplante.

Para el sustrato o suelo, requiere siempre de un buen drenaje, ya que es propenso a la pudrición de la raíz.

Puede crecer al aire libre en grietas soleadas, secas y rocosas, aunque se requiere protección contra la humedad del invierno.

También se puede cultivar en zonas alpinas, en suelos pobres y bien drenados. Utilize sustrato para cactus y suculentas y añadir 1/3 de arena gruesa.

El riego, las frutescens requieren poca agua, de lo contrario, su epidermis se rompe, lo que da como resultado unas cicatrices antiestéticas.

Riegue mínimamente en invierno y solo cuando la planta comienza a marchitarse.

Riegue moderadamente en invierno, después de que las hojas del año anterior se hayan secado. Requiere buen drenaje.

Evite trasplantar la frutescens con frecuencia. Esta planta, puede permanecer en la misma maceta durante muchos años.

Apropiada para tener en macetas, rocallas o jardín de rocas.

Abonado.

Para la fertilización de la frutescens,  aliméntelo una vez durante la temporada de crecimiento, con un fertilizante específicamente formulado para suculentas de cactus, pobre en nitrógeno.

Deberá incluir todos los micronutrientes y oligoelementos, diluidos a la mitad de la concentración recomendada en la etiqueta.

Prospera en suelos pobres y necesita un suministro limitado de fertilizantes, para evitar que las plantas desarrollen un exceso de vegetación, que es fácilmente atacado por enfermedades fúngicas.

Plagas.

En cuánto a las plagas, la Conophytum frutescens, es vulnerable al ataque de cochinillas.

Reproducción.

En cuánto a la propagación, puede reproducirse tanto por esquejes como por semillas.

Tome el corte de una planta madre adulta. Cada corte debe contener una o más cabezas, junto con una fracción de raíz.

Conophytum frutescens

Se propaga fácilmente por semilla.

Las semillas, pequeñas, se pueden sembrar en macetas de arena fina y bien drenada, en cualquier momento durante los meses de primavera y verano, cuando las temperaturas son cálidas.

Cubra las semillas con una capa muy fina de arena y agua. Utilize un fungicida, si fuera necesario, para evitar la humectación.

Durante los primeros 3-4 días, cubra las macetas con una lámina de vidrio/film transparente para mantener altos los niveles de humedad.

Retire el vidrio/film y reemplácelo con un paño de sombra ligero y rocíe una o dos veces al día durante las próximas dos semanas, tras las cuales la mayoría de las semillas deberían haber germinado.

A partir de entonces, las neblinas de agua de riego, se pueden reducir a cada segundo y luego cada tercer día a medida que crecen las pequeñas plantas.