Cactus colgantes

Cactus colgantes.

Os proponemos aquí, desde cactusysuculentas.org, los Cactus colgantes. Son una serie de los principales cactus, distintos, hermosos y muy ornamentales.

Tipos de cactus colgantes

A continuación, podrás encontrar un listado de los tipos de plantas suculentas colgantes. Haz clic sobre la imagen de la suculenta para colgar que te interese y accederás a toda la información sobre sus cuidados y fotos de suculentas para colgar con flores y sin ellas.

Esto es, vamos a conocer mejor algunos cactus que son susceptibles de colgar del techo y que dan un toque muy llamativo y ornamental a nuestro hogar.

Veremos diferentes Cactus colgantes o incluso rastreros, pertencientes a diferentes familias, con los cuales podemos componer este puzle de los Cactus colgantes.

Algunos de los cactus que mostraremos aquí, entre otros son;

Disocactus flagelliformis o cola de rata.

Disocactus flagelliformis.

El Cactus Disocactus flagelliformis o cola de rata, es otro exponente claro y necesario de los cactus colgantes, a veces trepador, que veremos aquí.

Disocactus flagelliformis
Disocactus flagelliformis al exterior y con mucha floración

EL Género Disocactus, recoge actualmente el conocido género de los Aporocactus. Podemos encontrarlo con otros nombres sinónimos tales como,  Cactus flagelliformis, Cereus flagelliformis, Cereus flagriformis o el más común, Aporocactus flagelliformis, etc.

El Género Disocactus, tiene unas 10 especies de cactus epífitos, todos originarios de Centroamérica.

Recibe el nombre de cola de rata, por su similitud con las colas largas y delgadas de estos roedores. Tienen varios nombre populares tales como, Cola de Iguana, Cola de Rata, Flor de látigo, Flor de cuerno, Floricuerno, Hierba de Alferecia, Junco, Junquillo, Nopalillo, Cactus junco floricuerno, etc.

Procedencia y hábitat del Cactus cola de rata

El Cactus cola de rata, el Disocactus flagelliformis es originaria de los estados de Oaxaca, Veracruz e Hidalgo en Méjico. Aún así, están muy distribuido por el centro y sur de América, de dónde también prodría ser originario.

Su entorno natural se da en los bosque secos. Es un cactus litofítico o epífito, esto es, se refiere a cualquier planta que crece sobre otro vegetal u objeto, usándolo solamente como soporte, pero que no lo parasita nutricionalmente.

Viven en bosques secos, bosques de robles y sobre los 2.000 m de altitud en árboles y arbustos que le sirven para anclarse con las raíces aéreas.

Las epífitas son llamadas en ocasiones “plantas aéreas”, ya que no enraízan en el suelo, sino en recovecos en los árboles. Las epífitas más conocidas incluyen los cactus epífitos, como los género Rhipsalis y Epiphyllum, aunque se pueden encontrar en todos los grupos principales del reino vegetal.

El Disacactus flagelliformis, puede tener una longevidad de más de 10 años, cultivándolo en el interior.

Disocactus flagelliformis

Cómo es el Disocactus flagelliformis.

Se trata de un cactus esbelto, muy ramificado en la base, rastrero o epífito y cultivado como planta de interior durante casi 300 años. Es un cactus muy popular, por estar presente en muchas colecciones y para uso decorativo.

Presenta una floración generosa y con tallos delgados y largos. Las flores de color rojo carmesí y largos tallos colgantes.

Es de fácil cultivo.

Se desarrollan  bien como plantas colgantes de interior o también para terrazas y balcones, pero en lugares resguardados del frío.

Cómo es el Tallo, Costillas, Aréolas, Espinas del cactus cola de rata

Tienen un tallo delgado y se asemeja a una enredadera, aunque es débil. Al inicio es un cactus que tiende a ascender verticalmente, para luego con el crecimiento, hacerse colgante o incluso trepador.

Es de color verde, para luego tornarse verde grisáceo y llega a medir hasta 2 metros o incluso más, de longitud. Su sección es redonda y tiene hasta 2 cm de diámetro.

Presenta de 7 a 12 costillas, poco aparentes, con tubérculos y aréolas.

Las aréolas son muy pequeñas, de color blanquecino y están muy juntas unas de otras, sobre 4 a 8 mm.

Las espinas son diminutas, con forma de aguja pequeña aunque parecen cerdas y son de color marrón rojizo o amarillento rojizo.

Las ramas más viejas, de más de dos años, se vuelven marrones y antiestéticas o que se marchitan, se pueden cortar sin desfigurar la planta.

Cómo son las Flores y los frutos del Cactus Cola de rata

Las flores son diurnas y son de color rojo a rosa violáceo o magenta y son generalmente de unos 5/8 cm  y hasta 10cm de largo. Su diámetro está entre los 2,5 y 7 cm.

En la primevera/verano produce muchas flores cerosas, que se abren de día y duran abiertas unos 4 o 5 días. Es polinizada en su lugar de origen por los colibríes, que liban de sus flores.

La temporada de floración es a mediados y finales de la primavera y florece durante varios días (de 4/5 días).

El fruto es globoso, espinosos, de unos  a 12 mm de largo y 10 mm de diámetro. Es de color rojo y pulpa amarillenta verdosa.

Son teóricamente comestibles y continen semillas de forma ovoidal y de color oscuro, rojo pardo.

Disocactus flagelliformis
Disocactus flagelliformis. Detalle de sus flores.

Cómo cultivar el Disocactus flagelliformis o cola de rata.

Es una especie de fácil cultivo y es de crecimiento relativamente rápido. Son cactus que se adaptan bien en macetas o canastas colgantes cerca de las ventanas, que garantizen una buena iluminación.

Necesitan pleno sol o mucha iluminación, menos las horas centrales en verano. Para estar al aire libre, deberemos considerar que las temperaturas no deben llegar a los 0ºC, aunque la pueden marchitar.

Lo ideal es que no bajen de los 10ºC y con ambiente seco, lo que favorecerá la floración. Hay que asegurar que disponen de una buena ventilación.

Si tenemos la necesidad de trasplantar, lo haremos inmediatamente después de la floración.

Cómo regar el cactus cola de rata y qué sustrato utilizar

En este cactus, el riego debe ser algo más abundante o frecuente, sobre todo en época de crecimiento.

Por tanto, riego abundante en primavera y verano, pero el resto del año se irán reduciendo progresivamente, aunque manteniendo algo de humedad en el sustrato.

En el invierno, manténgase relativamente seco o cuando las temperaturas nocturnas permanezcan por debajo de los 10 °C. Es resistente hasta los -4 °C, pero durante un período corto de tiempo. Regar, en invierno,  si observamos que los tallos se arrugan por la sequedad.

Los riegos, aunque abundantes solo cuando el sustrato esté casi seco. Necesitan un suelo o sustrato con buen drenaje, así que añadiremos grava gruesa en el fondo de la maceta.

Aún todo lo anterior, sus raíces son muy sensibles a la pudrición por encharcamiento.

Un buen sustrato puede tener, tierra común de jardín, mantillo de hojas o mantillo de bosque, turba gruesa o musgo y una parte de arena silícea, todo ello en partes iguales.

En el caso de temperaturas altas y ambiente seco, en la época veraniega, se puede aumentar la humedad ambiente pulverizandole agua, cuando la temperatura sea superior a los 25º C.

Disocactus flagelliformis
Disocactus flagelliformis. Flor

Fertilización de la Disocactus flagelliformis

Haremos un abonado nutritivo, ya que tienen necesidades nutritivas altas, sobre todo cuándo aparecen los primeros capullos de las flores.

Entonces abonaremos cada quince dias en primavera/verano, pero con un fertilizante mineral para cactus y suculentas, diluido a la mitad según las indicaciones del fabricante.

Plagas que más afectan al Cactus cola de rata

Al Disocactus flagelliformis o cola de rata, la suele atacar la araña roja. Utilizaremos insecticidas naturales o caseros o bien recurriremos aun insecticida comercial al efecto.

Cómo reproducir el cactus Disocactus flagelliformis o cola de rata

Para la reproducción del Cactus cola de rata, lo haremos tanto por semillas como por esquejes, en la época calurosa del año. La forma de reproducción por esqueje, es más rápida y segura de obtener nuevos ejemplares.

Ya en la primavera, siembre las semillas en macetas y colóquelas en un lugar cálido.

Las plántulas de cola de rata jóvenes son pequeñas y necesitan varios años para alcanzar el tamaño adulto y requieren un riego muy cuidadoso.

Alternativamente, a fines de la primavera y principios del verano, se pueden recoger esquejes, pero  dejándolos secar durante una semana.

Los plantaremos en macetas llenas de una rica mezcla de cactus y los colócaremos en un lugar cálido y suave.

Usos y propiedades del Cactus cola de rata.

Las flores del Cactus cola de rata,  son muy utilizadas con fines medicinales en Méjico.

Se venden bajo el nombre de “flor del cuerno” en los mercados, para su uso como medicina.

Lo usos medicinales que se da a este cactus son, el de fortalecer el corazón. A tal efecto se prepara té o infusiones, con las hojas de la flores. También es utilizado en casos de convulsiones.

Otro uso que se da, es como tatamiento de la diabetes, cociendo las pencas o ramas del cactus y preparando una bebida con ellas.

Ya desde el siglo XVI, el médico y botánico español, Francisco Hernández Toledo, habla del Cactus cola de rata diciendo que es calorífica, secante y que quita la flatulencia.

En el siglo XX, el botánico mejicano Maximino Martínez dice que entre sus propiedades estan las de antiparasitaria, irritante de mucosas y enrojecimiento de la piel, etc., aunque no disponemos de información contrastada y relevante.

Nota: Por tanto, deben tenerse en cuenta los posibles efectos adversos que pueda tener y que desconocemos.

Ephiphylum oxypelatum o Dama de noche

Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche.

El cactus Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche, es una planta rara, extraña y a la vez exótica, que si algo tiene son unas flores impresionantes y caras ver. También es muy conocido como Cactus orquídea, Flor Kadupul.

Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea.
Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea. Flor

El Epiphyllum, es un género que contiene entre 20 y 50 especies.

Tiene un montón de nombre populares y entre otros están, Dama de noche, Reina de la noche, Flor de una noche, Galán de noche, Flor de baile o Pipa holandesa, por la forma del capullo de la flor.

También se le conoce como, Nopalillo criollo, Cactus orquídea. Además en el área de Sri Lanka, se le denomina Kadupul o Flor del cielo y en Japón se le concoce como, Belleza bajo la Luna.

Es un cactus epífito, o sea que se refiere a cualquier planta que crece sobre otro vegetal u objeto, usándolo solamente como soporte, pero que no lo parasita nutricionalmente. Se puede tratar como cactus colgante o bien rastrero.

En términos generales, es un cactus óptimo para exteriores, balcón o jardín. Carente de espinas y con un desarrollo floral nocturno extraordinario, con grandes y perfumadas flores.

Se utiliza como planta ornamental, siendo su cultivo muy fácil.

El nombre de oxypetalum (del Latín), quiere decir, con pétalos agudos, se refiere a los pétalos agudos de esta especie.

Procedencia y habitat de crecimiento de la Dama de noche.

El Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche es originario de Méjico, más concretamente de los estados de Chiapas, Tabasco y Veracruz. También se encentra en Guatemala, en las provincias de Izabal, Alta Vera Paz y Quiché.

Está muy repartida por centro américa. La podemos encontrar también en zonas más alejadas como, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá, Colombia, Paraguay, Costa Rica, Bolivia (Pando), Venezuela y Brasil, e incluso en zonas de  Estados Unidos, como Téjas y California.

Al ser una planta que se adapta bien a los climas tropicales, la podemos encontrar hasta en varias partes de la India, como Mumbai, Bangalore, Chennai, Ranchi, Uttrakhand, etc.

Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea.
Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea.

Se cultiva ampliamente en otras partes de las áreas tropicales y subtropicales y se ha escapado del cultivo y se ha naturalizado en muchos lugares.

Se da en lugares altos, entre los 200/600 metros y hasta los 2.000m, sobre el nivel del mar.

La Dama de noche, es una especie de climas cálidos, que se encuentra en bosques húmedos tropicales.

Su amenaza principal es la conversión de su habitat natural, en usos para la agricultura y ganadería, que junto con la tala de especies arbóreas, amenazan su expansión.

La especie se utiliza como adorno y decoración, sin embargo, esto no afecta a las poblaciones silvestres.

Puede llegar a medir entre 2 y 3 metros de altura, cuando se instala sobre algún soporte natural y siendo un cactus colgante. En su defecto, crecerá como rastrera.

Cómo son los Epiphyllum oxypetalum.

Son cactus epífitos o litofíticos. Son robustos y no presentan espinas. Pueden desarrollarse hasta los 3 metros o incluso más en óptimas condiciones de cultivo, presentando muchas ramificaciones y raíces aéreas.

Es de gran facilidad de cultivo y da abundantes flores blancas en óptimas condiciones. Los cactus Epiphyllum tienen tallos, pero no hojas, como todas las cactáceas.

Cómo son los Tallos, Aréolas de la Dama de noche.

Los tallos, son erectos, ascendentes, cilíndrico, extendidos y profusamente ramificados, aplanados lateralmente, de 3 a 5 mm de grosor, de 1 a 10 cm ( hasta 12) de ancho.

Las aréolas son pequeñas y sin espinas. 

Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea.
Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea.

Cómo son las Flores y frutos de la  Epiphyllum oxypetalu

Este cactus presenta unas flores grandes y hermosas. Son de apertura nocturna, al anochecer y parecen florecer más y mejor las noches de luna llena.

La temporada de floración es, desde finales de primavera o principios de verano. Los ejemplares grandes, pueden producir varias cosechas de flores en una temporada.

Son también llamados Cactus orquídea, debido a que sus espectaculares flores, parecen tales orquídeas.

Son solitarias, desprenden una agradable fragrancia, muy perfumadas y con muchos pétalos.

Tienen forma de embudo, de 25 a 30 cm de largo y de unos 12 a 17 cm de anchura. Son de color blanco, estrelladas, se producen en inflorescencia recta, solitarias, nocturnas y que se cierran al amanecer.

En este corto tiempo se tiene que haber polinizado, por un medio animal o bien por nuestra mano, lo que las llevará a formar los frutos.

Los frutos, tan solo si la flor del Epiphyllum oxypetallum, llega a ser fecundada por otra planta. El fruto color rojo brillante o violáceo.

Los frutos, rara vez vistos por la dificultad de ser correctamente polinizados por la noche, son oblongos, de unos 12 a 16 cm de largo  y unos 6 a 8 cm de diámetro, rojo violáceo, angulado.

Las semillas tienen un tamaño de unos 2 a 2,5 mm de largo por unos 1,5 mm de diámetro.

Cómo cultivar el Epiphyllum oxypelatum.

Como hemos comentado, el Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche es de fácil cultivo. Crece bien al estar al exterior, en semisombra o sombra parcial y si se le proporciona mucha luminosidad al inicio de la primavera, favoreceremos la brotación y floración.

Es mejor tenerlo al exterior que dentro de casa, ya que en el interior podría tener poca luz para su normal desarrollo. No crece bien al sol directo.

Su origen tropical, hace que no tolere temperaturas superiores a los 40ºC y su rango más normal es del entre los 10ºC y los 30ºC.

Evitaremos siempre que sufra fríos con temperaturas inferiores a los 5ºC. Por tanto y como precaución, con temperaturas inferiores  a los 10ºC, es mejor llevarla al interior. Los fríos prolongados de las heladas, podrían matar  a la oxypelatum.

A diferencia con otros cactus, necesita abundante agua durante el verano, pero siempre dejando secar el sustrato entre riegos.

Al ser de origen tropical, es sensible a los fríos, a las heladas y a las corrientes de aire.

Tanto es así, que si padece condiciones adversas a las de un entorno tropical, esto podría llegar a inhibir la germinación, influyendo en el proceso de germinación de las semillas.

Al ser el cactus Epiphyllum oxypelatum de origen boscoso, crece con rapidez y es muy longevo.

Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea.
Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea.

Cómo regar el cactus dama de noche o cactus orquídea

El riego durante al temporada de crecimiento, primavera/verano ha de ser regular y generoso, evitando que se sequen completamente entre riegos.

Ya al final del verano, reduciremos la cantidad de riegos a aproximadamente una vez semanal y lo haremos hasta enero.

Luego de enero a febrero, cesaremos los riegos durante 4 semanas, lo cual ayudará a la planta a preparar la floración. Las temperaturas que soportará la planta en este período, no deben ser inferiores  a los 10ºC.

Una vez iniciada la primavera, en marzo, reanudaremos los riegos normales y esto debe hacer florecer a la oxypelatum, en unas 6 u 8 semanas.

Un detalle importante es que si en época de floración se mueve la planta, ésta dejará caer los cogollos, eliminando la posibilidad de florecer.

Por tanto, una vez que se hayan formado los botones florales, NO MOVER la planta o los cogollos caerán.

Sustrato y Fertilización adecuado de la dama de noche

Las plantas epífitas, no son muy exigentes con tipo de sustrato o suelo. Lo que si necesitan, por ser epífitas, es un sustrato muy drenante con perlita, pómice, grava, arena y con al menos un 50% de materiales orgánicos, tales como turba y musgo.

Sería válido el utilizar el sustrato que ponemos en las orquídeas o bromelias, todas ellas plantas epífitas.

Deberemos abonar el Epiphyllum oxypelatum, desde la primavera hasta final del verano, mensualmente, con fertilizantes líquidos para plantas de interior.

Utilizaremos en nuestra Dama de noche, un abono líquido para plantas de interior, que esté balanceado, del tipo 20-20-20 o bien algún abono con menor carga de nitrógeno. Un componente como el nitrógeno alto, reducirá el número de floraciones de la planta.

Cómo reproducir el cactus dama de noche o Epiphyllum oxypelatum

La Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche, tiene una baja tasa de germinación de semillas, lo cual complica su multiplicación por este medio.

Por tanto, es mejor multiplicarlas por medio de esquejes de tallo, en primavera/verano.

Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea.
Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea.

Por semillas.

Para asegurarnos de que se ha consumado la polinización, procederemos a aplicar el polen de otra planta en flor, con un pincel fino. Este paso lo repetiremos un par de veces al menos.

Si queda polinizada, en unas semanas estarán los frutos preparados. Los recogeremos y sacaremos las semillas de la vaina, dejándolas secar.

Posteriormente, las lavaremos y sembraremos en bandejas de semilleros de siembra. Las cubriremos con una capa fina de sustrato y las dejaremos a semisombra hasta que germinen en unos 8 a 10 días y obtengamos las plántulas.

Cómo hacer esquejes del Cactus dama de noche o Epiphyllum oxypelatum

Para proceder a reproducir la Dama de noche con esquejes de tallo, primeramente y con cuchilla afilada y esterilizada, cortaremos un tallo a tal efecto.

Dejaremos que cicatrice la herida del corte, una semana y a la sombra.

Plantaremos el esqueje en sustrato como el antes referido. Para ayudar a que agarre, podemos aplicar sobre la cicatriz, hormonas de enraizamiento.

Dejaremos la nueva planta en una zona con buena iluminación y regaremos. Asegurarse de dotar a la planta un buen drenaje. En un plazo medio de 10 a 15 días, la planta enraizará.

Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea. Esquejes
Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea. Esquejes

Plagas y enfermedades que afectan comúnmente al cactus Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche

Este cactus, Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche, suele permaner libre de enfermedades y plagas. Ojo, si nos pasamos con el riego, podríamos provocar hongos y el fin de la planta.

Por otra parte, la cochinilla puede atacarla en verano.

El Epiphyllum oxypelatum, es un cactus que puede ser atacado por la enfermedad de la mancha de la hoja o podredumbre negra.

Se trata de la presencia de manchas negras o marrones en las hojas, causadas por hongos. La podredumbre negra puede ser también causada por el hongo Helminthosporium. Contra éste se recomienda Captán.

Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea. Flor Kadupul
Epiphyllum oxypelatum o Dama de noche. Cactus orquídea. Flor Kadupul

Usos medicinales y alimenticios de la dama de noche

Hay diferentes usos medicinales tradicionales y usos como comestible de las partes del cactus Epiphyllum oxypelatum.

Usos medicinales tradicionales de la dama de noche

Se utiliza en homeopatía y es recomendada para infecciones del tracto urinario, también para afecciones cardíacas como el dolor de la angina y para el dolor espasmódico y hemorragias.

En la medicina popular, la planta también se ha utilizado para tratar la regurgitación de esputo de sangre y los períodos menstruales abundantes o dolorosos.

El jugo de la planta se ha utilizado para infecciones de vejiga, dificultad para respirar y retención de agua. Aplicado externamente, se ha utilizado para el reumatismo. También se supone que es afrodisíaco.

Usos alimenticios de la dama de noche

Se utilizan las diferentes partes de la planta con usos concretos.

La flor, especialmente recolectada al día siguiente de florecer y seca, es utilizada para hacer sopa.

Las flores blancas mucilaginosas (mucílago, sustancia vegetal viscosa), se vuelven amarillas cuando se secan. Son comestibles y de sabor amargo.

Se venden en en paquetes en las tiendas de comestibles chinas, las flores deben remojarse antes de cocinarlas en sopa.

Se utilizan tradicionalmente para eliminar la flema y fortalecer los pulmones. Las flores frescas también se pueden utilizar en sopas de verduras.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya.

El cactus Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya, es la especie más conocida y reconocida del género Hylocereus y aunque es originaria de América está muy distribuida  por las regiones tropicales de todo el mundo.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya

Se cultiva principalmente por dos motivos, por ser una planta muy  ornamental y para cosechar sus frutos comestibles o Pitahayas.

El prefijo Hylo significa, de los bosques y con el sufijo cereus, cereus de los bosques; undatus significa ola u ondulado.

Las flores del Hylocereus undatus son enormes, ornamentadas, hermosas y nocturnas. La planta puede crecer desde y sobre el suelo o trepar a los árboles usando raíces aéreas.

La podemos encontrar con un montón de nombres populares, como son, Pitahaya Roja (Colombia, Méjico, Venezuela), Pitahaya de cardó, Pitahaya blanca (Colombia, Méjico, Venezuela), Zacamb, Flor de Caliz (PuertoRico), Pitajava (Puerto Rico), Junco, Pitahaya dulce, Junco Tapatío (Méjico), Pitahaya, Pitahaya Orejona (Méjico), Tasajo (Méjico), Reina de la Noche, Pitaya, Fruto del dragón, etc.

Es también un cactus colgante o rastrero en su defecto.

Procedencia y entorno natural de la Pitaya

El cactus Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya, es la especie más cultivada del Género Hylocereus que consta de más 12 especies.

Su área de distribución es muy amplia y se cree que es nativa de Centro América, Antillas, zonas del Caribe, Méjico, Belice, Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya

Es la especie de Hylocereus más cultivada y despierta ese interés comercial en su cultivo, merced a su sabroso fruto, la Pitahaya.

También, la podemos encontrar un diferentes altitudes, aunque tropicales, que van desde el nivel del mar a los 2.750 m.

Es una especie litófita, esto es, las plantas litófitas son un tipo de plantas que crecen en ó sobre rocas.  Se alimentan de musgos de la piedra, de los nutrientes disueltos en el agua de lluvia, de los desechos que haya en la rocas e incluso de sus propios tejidos muertos.

En realidad son más hemiepífitas, esto es, plantas epífitas, pero que desarrollan raíces aéreas, que son susceptibles de tocar tierra y enraizarse, alimentándose del suelo.

Son tolerantes a la sombra. Las poblaciones naturalizadas se encuentran en bosques caducifolios tropicales, vegetación ribereña, zonas de matorrales espinosos.

Por tanto la Pitaya, crecerá sobre algo que le sirva de soporte, árbol, roca, etc. o bien será restrera, extendiéndose por el suelo.

Desde finales del siglo XX, se ha plantado ampliamente a escala comercial como cultivo de frutas en muchas regiones tropicales, particularmente en Vietnam y otros países del sudeste asiático.

De ahí ha pasado a la naturaleza libre y se ha naturalizado, hasta el punto en que se ha convertido en una especie invasora en algunos paises.

Tanto es así, que en paises como China, Vietnam, Australia, Cuba, Sudáfrica y algunas islas del Pacífico, está catalogado como una especie invasora.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya – Flor y fruto

Cómo son los Hylocereus undatus o Pitahaya.

El Pitahaya/Pitaya, es un cactus muy ornamental, que florece de noche del que se obtiene un fruto  muy apreciado.

Son cactus epífitos o terrestres, ya que pueden tanto agarrarse a un árbol o roca, así como desarrollarse en enredadera o como plantas rastreras.

Consiguen trepar por medio de sus raíces aéreas y pueden alcanzar hasta los 10 metros de altura o incluso más, si se aferran a troncos de árbol o rocas. Cultivado en jardines para la obtención del fruto o Pitahaya, se podan hasta los 4 metros como máximo.

El cactus Hylocereus undatus, es una planta perenne de larga vida, o sea muy longeva.  En cultivo comienza la producción de frutos, a partir del segundo año en adelante.

Cómo son los Tallos, Areolas, Espinas, Raíces en la Pitaya

Los tallos o vainas son de color verde, formando 3 alas de 2,5 a 5 cm de ancho y con tamaños variables, desde pocos centímetros a los 5 metros de largo, en especies adultas.

Son tallos muy ramificados y suculentos. El tallo actúa como regulador hídrico e interviene en la función de la fotosíntesis.

Las aréolas, separadas unos 4,5 cm  de distancia. De la parte superior de las areolas nacen flores y ramificaciones.

Tiene de 1 a 3 espinas cónicas de hasta 1 cm de largo.

La Pitahaya o Pitaya presenta dos tipos de raíces;

  1. las primarias, que forman un sistema de ráices delgadas y superficiales, con la función de absorber el agua y los nutrientes.
  2. las secundarias o adventicias, que se desarrollan con la función de sostener a la planta.
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya – Flor

Cómo son las Flores de la Pitaya

El cactus Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya, presenta unas flores muy ornamentales, muy fragantes y grandes de 25/35 cm de largo y unos 30 cm de ancho, hermafroditas y tubulares. Son de color blanco y verde el exterior.

Son flores nocturnas, se orientan a la luz de la luna y se cierran a la mañana siguiente. Para dar el fruto, necesitan ser polinizadas en la naturaleza por murciélagos,  que la polinizan con el polen de otra planta, lo cual disparará el proceso de maduración del fruto.

La época de inflorescencia se da desde mediados de verano, hasta primeros o mediados de otoño. El Hylocereus undatus, puede tener de 5 a 6 ciclos de floración.

Cómo es el Fruto de Pitahaya/Pitaya. Cómo es el fruto de dragón.

El fruto, Pitahaya/Pitaya o Fruto del dragón, son bayas de forma oval que miden entre 6 y 12 cm de diámetro. Pueden ser de color rojo o amarillo.

A la Pitahaya/Pitaya roja, en el mercado internacional se le conoce exclusivamente como Fruto del dragón.

También se conoce al fruto como, Pitajón, Yaurero y Warakko.

Presentan un aspecto ceroso y la pulpa del fruto es traslúcida blanquecina o rojiza y contiene muchas semillas negras pequeñas.

El fruto es llamado, Fruto del dragón, son comestibles,  de un sabor agradable y son ampliamente cultivados. Por sus características organolépticas, a consecuencia de su maduración y su rusticidad, han atraído la atención de los consumidores y cultivadores.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya – Fruto amarillo

Cómo cultivar el Hylocereus undatus.

Crece mejor en climas secos, tropicales o subtropicales, necesita pleno sol o sombra parcial. Es de cultivo fácil.

Ambiente y temperaturas ideal para la Pitahaya/Pitaya

Al ser de procedencia tropical, va mejor con climas húmedos, aunque se desarrolla bien en climas más secos.

El rango de temperaturas está en torno a 16º/25º C. No soporta las bajas temperaturas y tampoco temperaturas altas, ya que le pueden empezar a provocar quemaduras.

En casos extremos, la Pitahaya/Pitaya, puede tolerar temperaturas de hasta 40º/45º C, llegando a quemar la planta y heladas por períodos cortos de tiempo, pero el frío prolongado dañará o matará la planta.

Este cactus debe tenerse, si está en maceta grande, en zonas soleadas, con mucha iluminación para poder crecer y llegar  a florecer adecuadamente.

Necesitará una exposición en semisombra, pudiendo prosperar a pleno sol, pero puede ser que  tome un color pardo, que deslucirá la planta.

Las temperaturas mínimas, no deberían bajar de los 10 ºC.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya – Fruto rojo

Sustrato ideal para la Pitahaya/Pitaya o Hylocereus undatus

Para su cultivo en maceta, aunque la planta puede crecer tanto que haga inviable su permanencia en maceta, pondremos un sustrato con un buen drenaje y una mezcla tal como, turba y perlita,  en partes iguales.

Otra tipo de mezcla que podemos disponer, es de una mezcla de 2/3 de turba, mantillo de hojas o humus, a la que se añadirá 1/3 de arena de sílice.

Lo suyo es que dado el tamaño que puede llegar a tener, la tengamos plantada en el jardín y en este caso, también debe asegurarse un buen drenaje con tierras arenosas de buen filtrado.

También podemos aportarle mucho humus y sobretodo humedad suficiente en verano.

En resumen, les favorecen los sustratos arenosos, húmedos, con buen drenaje, ya que el exceso de humedad en el sustrato puede inducir pudriciones por su sensibilidad al encharcamiento.

Han de ser sustratos ricos en materia orgánica y con pH ligeramente ácido, entorno a 5,5-6,5.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya – Flor

Cómo regar, abonar y transplanar de manera correcta la Hylocereus undatus

Durante la temporada de crecimiento, de  marzo hasta agosto, las plantas se riegan con regularidad, asegurándose de que nunca se sequen por completo.

Se abonan cada mes con un fertilizante equilibrado, durante este período. Por lo general, la pitaya es una planta exigente en potasio y nitrógeno y en menor medida, en fósforo.

A finales de agosto, el agua se limita a aproximadamente una vez por semana hasta enero.

Las temperaturas nocturnas en este momento no deben ser inferiores a aprox. 10º C. En enero o febrero, el riego se detiene durante un período de 4 semanas, para ayudar a la formación de las flores.

Ya en marzo, se reanuda el riego regular y la planta florecerá en 6 a 8 semanas.

Si está en maceta, necesitará un trasplante cada dos o tres años y en primavera. Lo heremos en macetero más ancho y alto que el actual, debido a su rápido crecimiento.

Nos aseguraremos de que tenga un buen drenaje.

Para trasplante a jardín, lo heremos en primavera.

Cómo reproducir El Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya

El Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya, se reproduce por semillas o esquejes, desde la primavera al inicio del verano.

Se cortarán esquejes de tallo de unos 30 cm de longitud y de al menos dos años de edad. Dejaremos cicatrizar la herida del corte una semana, antes de ponerla en sustrato.

Se puede tratar el corte o herida con canela a modo de fungicida casero y también aportarle hormonas de enraizamiento, con la finalidad de asegurarnos de que enraiza.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya – Esqueje de tallo

Regaremos periódicamente y mantendremos entre 3 y 4 meses, antes de trasplantarla a su ubicación definitiva.

No obstante, la forma más sencilla de propagación es la vegetativa o por esquejes o estacas de tallo y raramente por semilla. Una planta nacida por semilla, puede tardar hasta 7 años en ser productiva.

Las semillas, una vez sembradas, en suelo bien drenado, abonado y a unos 18º a 21º C, tardarán unos 14 a 28 días en nacer las plántulas.

Plagas y enfermedades que afectan comúnmente la Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya

Es un cactus muy resistente a plagas y enfermedades. No obstante, cuando se trata de zonas de cultivo de Pitahaya, Pitaya o Fruto del dragón, para la obtención del fruto, se pueden dar diferentes plagas conocidas.

Plagas más habituales de la Pitaya

Chinche patón o Leptoglossus zonatus; Se da generalmente en verano y se alimenta de las vainas, succionando la savia y provocando clorosis. También ataca a los botones florales que se tornan rojizos. Las heridas que provocan, permiten la entrada de hongos y bacterias. Se encuentra en gran parte de América del Sur, América Central, Méjico y el suroeste de los Estados Unidos.

Mosca del botón floral, Dasiops saltans; Se trata de un díptero que se alimenta del botón floral, causando la deformación y posterior caída de éste. Las zonas afectadas de tornan de color rojizo.

Hormiga Attacephalotes; Afecta a las vainas, botones florales y frutos. produciendo daños que merman la calidad del fruto.

Picudo negro, Metamasius sp.; Las larvas de este picudo, dañan los tallos perforándolos. Ponen los huevos en las vainas de las hojas. Afectan a los botones florales y frutos, haciéndolos deformes y pudriéndolos.

Barrenador del tallo, Maracayia chlorisalis; Las larvas entran en el inerior de las vainas, haciendo cavidades en su interior. Los tejidos de la planta empiezan a pudrirse y permiten la entrada de hongos y bacterias.

Entre la enfermedades típicas del Hylocereus undatus, encontramos,

Enfermedades habituales de la Pitaya

Pudrición del tallo, Erwinia carotovora; Esta bacteria provoca la peor enfermedad para la Pitahaya o Pitaya. Se presentan manchas cloróticas, que pueden cubrir toda la vaina o tallo, produciendo una pudrición acuosa. Lo mejor, eliminar las zonas afectadas, mantener seca la planta, evitar heridas en el tallo y desinfectar las herramientas y útiles de cultivo.

Ojo de pescado, Dothiorella sp.; Se manifiesta en las vainas o tallos, por medio de pequeñas manchas circulares de color pardo con puntos anaranjados en el centro, asemejando el ojo de un pescado. Llega a cubrir todo el tallo, por lo que si no se controla, acaba con la capacidad de fotosínteis de la planta. Eliminar el área vegetal afectada, evitar heridas, plantación de material sano y desinfección de herramientas y útiles con lejía. Realizar aplicaciones de fungicidas a base de cobre en el área afectada.

Antracnosis, Colletotrichum sp.; El hongo se ve favorecido por altas temperaturas y humedad relativa. Se presentan manchas circulares parduzco/negras y hundidas en las vainas o tallos. La planta se marchita y colapsa. El fruto presenta manchas hundidas de color pardo y recubiertas de esporas del hongo rosadas o anaranjadas. Igualmente, plantación de material sano, eliminación del material vegetal afectado, desinfección de herramientas y útiles y también, dotar de suelos con buen drenaje. Aplicar fungicidas basados en cobre, como Dithame o, Benomyl, diluidos en agua y rociar.

Pudrición basal, Fusarium oxysporum; Se presenta por culpa de material de propagación afectado, la maquinaria, herramientas y útiles. Se propaga por el agua de riego o corrientes de aire. Síntoma, manchas pequeñas de color amarillo/marrón que dan lugar a pudrición blanda. Consiste en pudrición blanda que se inicia cerca del suelo y se desarrolla ascendentemente, pudiendo causar la muerte de la planta. En los frutos se da en el pedúnculo, ocasionando su caída.

Propiedades y usos de la Pitahaya/Pitaya o Fruto del dragón.

La Pitahaya roja es más atractiva a la vista, debido a su color rosado intenso, pero es más frágil y delicada que la variedad amarilla, en cuánto al transporte y manipulación.

La Pitahaya amarilla tiene mejores posibilidades comerciales por su mayor resistencia a la manipulación y gracias a su  increíble sabor. También es menos perecedera.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya – Fruto rojo

Propiedades nutritivas y corporales del fruto del dragón

El fruto del Hylocereus undatus, conocido como Pitahaya, Pitaya o Fruto del dragón, es comestible y además tiene muchos beneficios para la salud. Se puede considerar una maravilla nutricional.

La Pitahaya o Pitaya, contiene antioxidantes, mucílagos, ácido ascórbico, fenoles, ácidos orgánicos y glucósidos, es digestiva y contribuye a mejorar el sistema cardiovascular, puesto que contiene gran cantidad de ácidos grasos esenciales, como es el ácido omega3.

Alto contenido en vitamina C, también contiene vitaminas del grupo B,  como la B1 tiamina, B3 niacina y B2 rivoflavina, minerales como calcio, fósforo, hierro y tiene alto contenido en agua y posee proteína vegetal y fibra soluble.

Tiene un alto contendio en agua, posee proteínas vegetales y también es rica en fibra.

Destaca el contenido de vitamina C en la variedad roja, no así en la amarilla.

Las semillas son comestibles y contienen ácidos grasos muy beneficiosos para el organismo. Son frutos de muy bajo valor calórico, ya que apenas contienen hidratos de carbono.

Entre sus propiedades, una de las más destacadas es su capacidad antiinflamatoria y también capacidad antioxidante, tanto que la OMS recomienda su consumo.

Además en diurética y contribuye a la recuperación de la anemia.

La infusión de las hojas de la pitahaya, alivian las cefaleas o dolor de cabeza, mejoran el insomnio, la ansiedad y las afecciones nerviosas.

La savia del Hylocereus undatus, se utiliza para tratar diferentes tipos de heridas, al ser un buen cicatrizantes y con capacidad curativa.

También los podemos usar para elaborar champú casero, de gran eficacia para tratar el dolor de cabeza y la caspa.

Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya – Fruto rojo

Propiedades para la salud del fruto del dragón o pitaya

La Pitahaya tiene acción antitumoral, cardioprotectora, antiinflamatoria y antioxidante. Es una fruta saciante.

Entre los beneficios para la salud, podemos citar;

  • Refuerza el sistema inmunológico, ya que estimula el aumento de globulos blancos, globulos rojos y plaquetas.
  • Contribuye a reducir el riesgo de sufrir infarto cerebral y cardiaco.
  • Mejora el proceso de envejecimiento celular, retrasándolo.
  • Tiene efectos antiinflamatorios.
  • Contribuye a prevenir calculos renales.
  • Beneficia el tránsito intestinal, regulándolo a la vez que las semillas tienen un efecto laxante.
  • Puede prevenir la arterioesclerosis o endurecimiento de las paredes de los vasos sanguíneos.
  • Estimula la producción de colágeno por el organismo.
  • Es regulador del nivel de azucar en sangre o glucemia.
  • Facilita la absorción del hierro, ayudando a combatir las anemias ferropénicas.
  • Tiene gran cantidad de agua, es baja en carbohidratos, con lo que contribuye a las dietas de adelgazamiento.
  • Su aportación de vitaminas, favorece la formación de huesos y dientes.
  • Contribuye a inhibir el crecimiento de células tumorales.
  • Reduce los niveles de ácido úrico, mejora la gota.
  • Es ideal para contribuir contra el estreñimiento, la acidez, las úlceras estomacales o la gastritis y el dolor que procuden.
  • Los carotenos que posee contribuyen a fortalecer la memoria.
  • Es un tónico cardiaco, indicado para tratar las arritmias, problemas de tensión arterial y nerviosismo.
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya
Hylocereus undatus o Pitahaya/Pitaya. Cactus en campo de cultivo.

Propiedades culinarias de la Pitaya o fruto del dragón

El Fruto del dragón o Pitahaya/Pitaya, se come preparado de diferentes maneras.

Su utiliza para hacer helados, ensaladas, tartas, yogures, dulces, mermeladas, jaleas, gelatinas, zumos, en cócteles y refrescos, como parte de macedonias de frutas o tan solo como una fruta fresca más.

Como fruta, pelar y comer, aunque se debe evitar masticar las semillas, que son muy pequeñas, similares a las del kiwi, aunque sí comer.

Como hemos comentado, la Pitahaya/Pitya roja es menos aromática y es menos dulce que su homóloga la amarilla. Tanto es así, que la Pitahaya/Pitaya roja, se utiliza tan solo como adorno para postres y cócteles exóticos, debido a su escaso sabor.

Algunas recetas típicas con el Fruto del dragón, pueden ser;

Jugo de Pitahaya, Ceviche de pescado y pitahaya, Yogur de pitahaya, Helado de pitahaya, etc.

Cleistocactus colademononis o cola de mono.

Cleistocactus colademononis.

Entre los Cactus colgantes, quizás el más espectacular sea el Cleistocactus colademononis o cola de mono.

Actualmente existen unas 28 tipos de Cleistocactus, aunque 25 son los aceptados como tales.

Podemos encontrarlo con otros nombres como, Hildewintera colademononis. Otro sinónimo es, Cleistocactus winteri colademononis.

Cleistocactus colademononis

De dónde procede y entorno de crecimiento del Cleistocactus colademononis

El Cleistocactus colademononis o cola de mono es endémico de Bolivia, más concretamente de la provincia de Florida, en Santa Cruz y centrado en el Cerro El Fraile.

Se desarrolla en altura, sobre los 1.300-1500 metros sobre el nivel del mar y su hábitat es la típica de les especies litófitas.

Las plantas litófitas, son las plantas que crecen en asociación con rocas y sobre ellas en los huecos o rajaduras de las salientes rocosas o en cavidades formadas por la erosión, por ejemplo de la piedra caliza o en montañas rocosas como las graníticas o de arenisca.

Crece colgando de las paredes rocosas empinadas, que sobresalen de la jungla circundante, por lo que desarrollan largos brazos. 

Es un cactus fuerte y vigoroso al crecer sobre rocas (litófito) y que se ramifica en la base. Crece inicialmente de forma vertical, para luego desarrollarse como colgante y lo hace hasta longitudes de 2,5 metros.

Cómo es el Cleistocactus colademononis.

Este es un cactus espectacular, con espinas muy largas, de color blanco y suaves como si fueras pelos.

Su nombre popular, cola de mono, se refiere evidentemente a que su apariencia peluda, nos recuerda a la que presentan algunos de estos simios.

Al florecer, lo hace con unas grandes flores que son de color rojo brillante y que son bellas y muy decorativas.

Cleistocactus colademononis

Cómo son los Tallos, Costillas, Aréolas, Espinas de la Cleistocactus colademononis.

Los tallos son de forma cilíndrica de color verde claro. Tienen entre 2 a 7 cm de anchura y están totalmente ocultos por las espinas.

Presentan de 14 a 20 costillas y las aréolas, están a unos 3 a 6 mm de distancia. Estas a veces no llegan a verse bien, debajo de las espinas.

Las espinas, suelen ser de 0 a 8 espinas y que se dirigen hacia abajo de unos 12 cm de largo. Presentan un color amarillento y de 20 a 50 pelos blanquecinos, que crecen gradualmente.

Cleistocactus colademononis
Cleistocactus colademononis. Flores

Cómo son las Flores, frutos y semillas de la Cleistocactus colademononis.

Lo más vistoso del Cactus cola de mono son sin duda, su espectaculares flores. Son de color rojo brillante y de unos 7 a 8 cm de largo.

Los frutos, son aproximadamente esféricos, de color rojizo de uno 8 a 12 mm de diámetro. En su madurez y secos, se abren longitudinalmente.

Las semillas son de color negro, de 1,1 a 1,4 mm de largo y curvadas.

Son semillas, que germinan fácilmente, por lo que está indicado su plantación en semillero, para la obtención de nuevas plántulas.

Címo cultivar el Cactus cola de mono.

Es un cactus de fácil cultivo y apto para principiantes e inicarse en el cultivo de cactus.

Como lo hemos englobado entre los Cactus colgantes, está muy indicado para tal fin, en cestas y macetas, aportando su detalle ornamental.

Sustrato ideal para la Cleistocactus colademononis.

Al ser un cactus litófito, esto es que crece sobre rocas, la va muy bien el tipo de sustrato rico en minerales, como pómice, akadama, tierra o piedra volcánica o similares, arena gruesa, perlita, etc., que favorecen el drenaje de la maceta.

Si lo vas a tener al exterior, sobre una rocalla en lo alto, considera tener un buen drenaje recubierto con grava gruesa, que nos lo asegure.

Cleistocactus colademononis
Cleistocactus colademononis. Flores

Riego, exposición al sol y temperaturas adecuadas para el cactus cola de mono

El Cactus cola de mono, requieren un riego moderado durante la temporada de crecimiento.

Esto se puede hacer semanalmente o con más frecuencia durante el verano, si el clima es lo suficientemente soleado, pero deje que se seque por completo antes de volver a regar.

Actuando así, las plantas mostrarán un crecimiento saludable.

Debe dejarse secar (menor riego), según la temperatura comience a bajar en octubre y manténgalo seco en invierno.

La planta sobrevive al aire libre sin protección en invierno, es resistente al frío hasta -2 °C, por períodos cortos de tiempo, pero también es algo propensa a pudrirse.

Este cactus, necesita un bien período de descanso fresco invernal, para por contraste, producir buenas y abundantes flores, con la llegada de la primavera. Si está en el interior y con buenas condiciones, también florece.

Aconsejamos no colocar plato bajo maceta, a fin de recoger el agua sobrente del riego. Podríamos provocar una pudrición de raices involuntariamente.

Lo mejor para este cactus es el el sol filtrado o semisombra o sombra clara, pero evitando el pleno sol directo, que pueda llegar a quemarlo.

Cleistocactus colademononis
Cleistocactus colademononis. Flor

Trasplante y fertilización perfecto para la Cleistocactus colademononis.

El Cactus cola de mono, necesita bastante sitio para su raíces, deberemos trasplantar cada dos o tres años y sustituir el sustrato o bien cuándo la planta haya saturado la maceta.

Podremos alimentar a la planta con un abono líquido, rico en potasio, de forma ocasional y solo durante el período de crecimiento activo.

Plagas y enfermedades que afectan al cactus cola de mono más habitualmente

Son cactus fáciles  de cultivar, aunque son susceptibles de ser atacadas por insectos escamosos y por araña roja.

Deberemos controlar las posibles plagas de cochinilla en el tallo y la raíz del cactus. Si se presentan estas plagas, controlar con rapidez y evitar que la debilidad de la planta facilite la llegada de hongos y otros patógenos.

Cómo reproducir cactus cola de mono o la Cleistocactus colademononis.

Son cactus fácilmente reproducibles por esquejes y por semillas.

Los esquejes, los retiraremos en primavera/verano dejándolos secar hasta que estén secos y endurecidos. Luego los plantaremos en sustrato húmedo.

La siembra de semillas, es fácil. Debe ser en superficie y en 14 a 30 días a unos 20ºC germinarán las semillas. Luego controlar el ambiente de las plántulas, húmedo y semisombra.

Los amigos de Caktuky, nos muestran algunos ejemplares.

Gymnocalycium denudatum

Gymnocalycium denudatum.

El Gymnocalycium denudatum, es un cactus ornamental que se presta a engrosar nuestras colección de cactus.

Este Gymnocalycium es un cactus pequeño, ideal para los terrarios de cactus, ocupa poco sitio y es muy vistoso, por su tallo, las espinas curvadas y sus hermosas flores.

Gymnocalycium denudatum

Es de crecimiento lento y muy adaptable al cultivo en interior.

Se le llama popularmente, Cactus araña, debido a la forma de sus espinas con forma de araña.

Es una excelente planta para cultivo en macetas. Siempre se ve bien y se mantiene con pequeño tamaño. Se desarrolla bien en un invernadero, en el interior  o también al aire libre en una rocalla.

En cuanto a la exposición del cactus, tolera bien las situaciones de gran luminosidad, aunque le viene bien la luz filtrada o semisombra. En el interior, sí necesitará mucha luz y también sol directo.

En ocasiones, si el sol directo es muy fuerte, se puede como broncear. Esto fomenta la floración, la producción de espinas, aunque posiblemente sufra quemaduras solares en las horas centrales del día.

Las subespecies o variedades más reconocidas son, G. denudatum Pfeiff, G. denudatum s, angelae, G. denudatum c. Jan Suba y la G. megalothelon.

De dónd procede el denudatum.

Su origen de procedencia es América del Sur, Brasil en Río Grande, Argentina en Corrientes y Misiones, en Bolivia, Paraguay e Uruguay.

Cómo es el Gymnoclycium denudatum.

Se trata de un cactus de forma esférica, algo aplanado o globular y generalmente no ramificado. En ocasiones se puede presentar casi cilíndrico.

De color verde oscuro brillante, con las costillas redondeadas, aunque son muy variables.

Gymnocalycium denudatum
Gymnocalycium denudatum, brotando las flores

Cómo son el tallo y las costillas del Gymnoclycium denudatum

Es una cactus solitario de tallo globular esférico,  de unos 3 a 5 cm de alto y de unos 6 a 10 cm de diámetro, de color verde grisáceo brillante, hasta verde oscuro.

Puede llegar  hasta los 15 cm de diámetro y hasta los 20 cm de altura.

Presenta entre 5 a 8 costillas, que son anchas con tubérculos poco desarrollados y suavizados. Los tubérculos son anchos y bajos.

Cómo son las espinas, flores y los frutos del Gymnoclycium denudatum

El denudatum, presenta pocas aréolas, redondeadas, lanosas ligeramente y separadas por unos 2 cm.

Las espinas son todas radiales y en forma como de araña. No son punzantes, de 1 a 1,5 cm de longitud, blanquecinas a rosa pálido.

No obstante tiene forma de punzón, delgadas y retorcidas y curvadas hacia arriba o lateralmente. Se presentan muy juntas al perímetro del cuerpo.

Las flores, son grandes de color blanco o crema brillante y a veces se presentan de color rosa pálido y en ocasiones con fondo de color rojo. Su tamaño, de 5 a 7 cm de anchura.

De las aréolas basales se forman los hijuelos, de los cuales podremos llevar a cabo la reproducción vegetativa o asexual de la planta, por medio de esquejes, hijuelos, brotes.

Presentan el tallo de la flor, desnudo sin escamas ni pelos.

De ahí viene su nombre Calicio, de cáliz, por su forma, esto es, tiene espinas aplanadas contra el cuerpo, que parecen un montón de arañas blancas arrastrándose sobre un cactus.

La época de floración, es en la primavera y verano.

Los frutos son de color verde y son más largos que anchos.

Cómo cultivar el Gymnocalycium denudatum.

El denudatum es un cactus fácil de cultivar y mantener. Es una especie de cactus de crecimiento relativamente rápido y de también de floración rápida.

Es un cactus resistente a las heladas ligeras, pero si se mantiene seco. Puede soportar hasta los -2ºC, pero poco tiempo. Evitaremos en lo posible las bajas temperaturas y heladas.

Qué sustrato utilizar para el Gymnoclycium denudatum y cómo transplantarlo

Al Gymnocalycium denudatum, le gustan los sustratos muy porosos, los sustratos estándar para cactus y suculentas. Le va mejor un pH bajo, ligeramente ácido (pH < 7) y evitaremos utilizar suelos ricos en caliza o alcalinos, ya que esto bloquearía el crecimiento del cactus.

Para trasplantarlo, hay que tener en cuenta que este cactus necesita bastante espacio para las raíces, por lo que cada dos años o cuándo el cactus llene la maceta, lo trasplantaremos.

Siempre utilizaremos macetas con buen drenaje.

Gymnocalycium denudatum
Gymnocalycium denudatum en flor

Riego y Fertilización del Gymnoclycium denudatum

En la temporada cálida, primavera/verano, necesitarán que se les riegue cada 10/15 días, en función de la temperatura ambiente.

Para el invierno, el riego será eliminado con temperaturas promedio, por debajo de los 10ºC. Con ello, prepararemos al cactus para la floración estival.

Para abonar el denudatum, utilizaremos un abono rico en potasio y lo haremos en el verano.

Plagas y enfermedades que más afectan al Gymnoclycium denudatum

Aunque es posible que pueda sufrir diversos ataques de insectos, una planta adulta bien cuidada y fuerte, no sufrirá demasiado. Para ello, el sustrato es importante y este será una mezcla de minerales para suculentas. También la iluminación y aireación, es primordial.

Aun así puede sufrir ataques de;

  • Araña roja
  • Cochinillas, escondidas entre la lana de la zona alta, aunque también pueden darse entre las raíces y son las peores.
  • Pulgón, no suelen atacar al denudatum

En cuanto a enfermedades, soporta bien las enfermedades fúngicas, si están bien ventiladas, con el riego correcto y con buen drenaje.

Como casi en todas los cactus, la putrefacción por exceso de riego y alta humedad, es el principal problema.

Cómo reproducir Gymnoclycium denudatum

El Gymnocalycium denudatum, se propaga por medio de semillas y por medio de la división de vástagos basales, brotes o hijuelos.

Las semillas se siembran después de la última helada invernal. Germinan en unos 7 a 14 días, estando a unos 20º/27ºC en invernadero y ya en la primavera.

En unos 15 días, enraizarán y las podremos tratar como plántulas jóvenes, evitando el pleno sol.

Gymnocalycium mihanovichii

Gymnocalycium mihanovichii.

EL cactus Gymnocalycium mihanovichii, es muy apreciado por se espectacularidad, siendo la principal característica,  su cuerpo colorido verde grisáceo, con reflejos blancos  y rojos.

Gymnocalycium mihanovichii

Es un cactus pequeño, por lo que es muy apreciado, tanto por su colorido, por su capacidad para formar conjunto de cactus enanos en terrarios.

Además, dispone de una gran facilidad para ser injertado, formando coloridos injertos.

Es una excelente planta para cultivo en macetas. Siempre se ve bien y se no crece demasiado, quedando como un cactus enano. Se desarrolla bien en un invernadero y también al exterior en rocalla.

De dónde procede y  el entorno ambiental del Gymnocalycium mihanovichii.

Su origen endémico está en las provincias de Formosa, Chaco Boreal, Santiago del Estero y Bahía Negra en Paraguay, lindando con el Brasil y también en Argentina.

Recibe su nombre del empresario naviero croata, Nicolás Mihanovic, que trabajó en Paraguay y Argentina en el transporte fluvial.

También se le llama, Echinocactus mihanovichii, Cactus Chin y Bola rubí.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii, desarrollando las flores

Cómo es el Gymnocalycium mihanovichii

Se trata de un cactus enano, ya que solo llega a medir unos 4 cm de altura y con un diámetro de 5/6 cm. Tiene un tallo solitario  y esférico y es de color verde grisáceo o de verde con tonos rojizos.

Disponen de 8 a 10 costillas obtusas con un saliente por encima de la aréola.. las aréolas son avales y generan una lana blanca.

Están cubiertos de espinas, son muy ornamentales, con pelos o cerdas que despuntan de pequeñas protuberancias de la superficie, las aréolas.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii injertados sobre pie de Hylocereus, de varios colores

La forma más habitual de encontrarnos este cactus es injertado, sobre un pie, generalmente de Hylocereus, que son cactus triangulares.

Estos injertos, se hacer debido a que son mutaciones incapaces de desarrollar la fotosíntesis, producción de clorofila, sin la cual no pueden vivir. Esta ausencia de clorofila, hace que presenten colores espectaculares en cactus como el amarillo, rojo o lila oscuro.

El pie del injerto les proporciona esa clorofila necesaria, pero con el inconveniente de que no suelen vivir los injertos, más de dos o tres años.

Estas variedades de colores se denominan como Hibotán o Japón, debido a que son variedades japonesas, con colores desde el amarillo, rojo y lila oscuro.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii, en flor

Cómo son las flores y los frutos del  Gymnocalycium mihanovichii

Desarrolla unas flores de 4 a 5 cm de longitud y forma de campanilla o embudo de varios colores, amarillo o verde oliva pálido.

Las flores de esta especie, que no se abren por completo, tienen una apariencia sedosa y varían de verde pálido a amarillo pardusco.

El fruto, con forma de huso o fusiforme (forma elipsoidal) y que en su interior contendrá numerosas semillas de color negro/parduzcas.

Las flores del mihanovichii, tienen una vida breve y se abren generalmente durante un día, son siempre vistosas y características por su forma y color.

Cómo cultivar el Gymnocalycium mihanovichii

Fue cultivado por primera vez en Japón y los faltos de clorofila, deben cultivar se injertados. Es un cactus fácil de cultivar, de fácil floración y de crecimiento realtivamente rápido.

Se cultivan en las regiones o zonas de clima templado, en jardines y parques. También en interiores, balcones, terrazas, etc., zonas bien soleadas donde muestran todas sus tonalidades de color.

Gymnocalycium mihanovichii
Detalle de Gymnocalycium mihanovichii injertado sobre pie de Hylocereus

Iluminación y Temperatura ambiente adecuada para el Gymnocalycium mihanovichii.

Son cactus que deben estar al sol directo y en el interior deben tener mucha iluminación, ya que de lo contrario, se deformarán buscando la luz solar.

Si el sol es muy intenso en verano, mejor tenerlas en semisombra.

Tiende a oscurecerse con luz intensa, lo que fomenta la floración y la producción de espinas pesadas, pero es probable que sufra quemaduras solares o retraso en el crecimiento, si se expone en exceso a la luz solar directa durante la parte más calurosa del día, en verano.

Aunque son resistentes  a las altas y bajas temperaturas, en función del clima local, soportarán mejor o peor el frío. Su rango óptimo de temperaturas, oscila entre los 10º y 30ºC.

Es bastante resistente a las heladas si se mantiene seco, hasta los -5 ° C,  pero para un cultivo seguro, es mejor evitar las temperaturas bajo cero.

En el caso de plantas injertadas, evitaremos temperaturas menores de 10/12º, ya que el injerto no las soporta.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii variegata

Cómo regar y qué sustrato utilizar para el cactus Gymnocalycium mihanovichii

Se deben de regar con cierta regularidad, moderados, sobre todo en las etapas de crecimiento y floración. Cuidado con la posible putrefacción por exceso de agua.

Dejar secar siempre entre riegos. Evitaremos mojar el cuerpo o tallo del cactus, al regar, porque puede provocar putrefacciones.

Más tarde en el otoño, se reducirán los riegos poco a poco, hasta llegar al invierno donde ya no regaremos.

Si se trata de una zona de clima cálido, podremos hacer riegos ligeros en invierno en el interior y en  ausencia de lluvias si está al exterior.

Lo mejor es regar con agua de lluvia, que es ligeramente ácida o en su defecto, con agua sin cal o embotellada. No tolera la cal, por lo que precisa  que tanto el agua de riego como el sustrato de base, tengan un pH bajo, entorno al 6/6.5.

Le gustan los suelos o sustratos de mezcla de cactus estándar, muy porosos. Prefiera un abono de pH bajo, evite sustratos ricos en piedra caliza, de lo contrario, el crecimiento se detendrá por completo.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii variegata

Un buen arreglo sería, macetas con pómice, akadama, sustrato mezclado con perlita y algo ácidos.

Los cactus del Género Gymnocalycium, requieren un suelo algo ácido, por tanto no debe dejarse que se alcalinicen por el uso de aguas calcáreas.

Cómo transplantar, fertilizar y cómo podar el cactus Gymnocalycium mihanovichii

Para trasplantarlo, como esta planta necesita mucho espacio para sus raíces, el trasplante debe hacerse cada dos años en primavera o cuando haya superado su maceta.

Utilizaremos siempre una maceta con un buen drenaje.

Abonaremos con un fertilizante rico en potasio y lo haremos en el verano. Aplicaremos abono líquido para cactus, una vez al mes.

No necesita poda como tal. No obstante, podremos quitarle las flores y frutos una vez se vayan secando.

Además, en el caso de que nazcan brotes laterales en un injerto, es necesario eliminarlos, ya que sino podría secarse la mihanovichii.

Qué Plagas y enfermedades afectan al Gymnocalycium mihanovichii

El Gymnocalycium mihanovichii, puede ser atractivo para una variedad de insectos, pero las plantas en buenas condiciones, generalmente estan casi libres de plagas.

Si se desarrollan en un medio adecuado, sustrato mineral para macetas, con buena exposición al sol y ventilación, poco han de temer.

No obstante, hay varias plagas a las que hay que prestar atención;

Arañas rojas, Cochinillas, que ocasionalmente se desarrollan de forma aérea en el nuevo crecimiento entre la lana, aunque las peores son las que se desarrollan bajo tierra, en las raíces y son invisibles excepto por sus efectos. Pulgón, rara vez es un problema.

Por otra parte, tan solo la podredumbre es particularmente fácil, rara vez padece enfermedades criptogámicas (hongos), salvo excesos de agua y peor aún, con frío y humedad alta.

La putrefacción es sólo un problema menor, si las plantas se riegan y mantienen bien ventiladas correctamente.

Si no es así, los fungicidas no ayudarán mucho.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii – Hibotan

Cómo reproducir el cactus Gymnocalycium mihanovichii

La Gymnocalycium mihanovichii, se reproduce bien por medio de semillas, por brotes o hijuelos y por las variedades injertadas.

Las semillas germinan en unos 7 a 14 días, entre los 21 a 27 ° C., en primavera.

Retiraremos gradualmente la cubierta de vidrio del semillero, tan pronto como las plantas estén bien enraizadas, en unos 10/15 días y las  mantendremos bien ventiladas, pero sin sol directo sobre las plantas jóvenes.

Los especies mutantes de color y las variedades raras, se propagan por injerto.

La enfermedad fúngica que las puede llegar a matar a la planta, se debe a la presencia del hongo Pythium debaryanum, de rápida difusión, que provoca la podredumbre basal, oscurecimiento y enmohecimiento con la consiguiente muerte de la planta.

El tallo de la plántula afectada se tumba. El último estadio de la infección es la pudrición de las semillas.

La presencia del Pythium, conocido como agente de la enfermedad o pudrición blanda de los semilleros, se deben siempre a exceso de la humedad.

Para evitar estas enfermedades, es aconsejable hacerles un tratamiento con base de cobre. También podemos utilizar en los primeros síntomas, remedios caseros antifúngicos.

Género Gymnocalycium

Género Gymnocalycium.

El Género Gymnocalycium, es un género con hasta 70 especies de cactus. Todos son originarios de Sudamérica, concretamente su distribución comprende los paises de, Brasil, Uruguay, Paraguay, sur de Bolivia y Argentina principalmente.

Gymnocalycium baldianum
Gymnocalycium baldianum

El nombre de Gymnocalycium, deriva del griego “gymnos”, que significa desnudo y “kalix”, que significa, cáliz. Luego la traducción será, “cáliz desnudo”, pero refiriéndose a que los brotes florales, no tienen ni espinas, ni pelos.

Son procedentes de regiones subtropicales, aunque la mayor parte de las especies, son endémicas de los cordones montañosos del centro y norte de Argentina.

Tipos de cactus del Género Gymnocalycium.

Cómo son los cactus del Género Gymnocalycium.

Son cactus de pequeño porte, son pequeños, esféricos, globulosos y con unas dimensiones de entre los 5 cm y los 15 cm de diámetro, aunque algunas especies pueden crecer hasta los 30 cm de diámetro.

Suelen mostrar unas costillas muy visibles, prominentes, con fuertes y largas espinas, a veces retorcidas y coloreadas.

Son cactus muy apreciados por los amantes de los cactus, por su facilidad para florecer, su belleza y el colorido de las flores.

Gymnocalycium horstii
Gymnocalycium horstii

Cómo son las flores, espinas y requerimientos de luz en el Género Gymnocalycium

Las flores surgen de los largos tubos terminales y son de buen tamaño. Son de fácil y generosa floración y cultivo fácil.

Son cactus que van bien en zonas de semisombra  y con temperaturas NO inferiores a los 17ºC en invierno. Las flores son de color muy vistosas y de buen tamaño.

Las flores, están situadas en el centro de la planta,  con la corola de color blanco, rosa pálido o blanco rosado.

Necesitan las flores de una luz intensa, para mostrarse en todo su esplendor.

Las espinas, muchas veces retorcidas o encorvadas. Son espinas largas y coloreadas que surgen de las costillas.

Se desarrollan bien en lugares bien iluminados, pero evitaremos la exposición directa  al sol. Las mantendremos en semisombra, ya que en su hábitat original, viven bajo el cobijo otras plantas.

Gymnocalycium mihanovichii
Gymnocalycium mihanovichii

Cómo regar, qué sustrato y fertilización utilizar en un cactus del Género Gymnocalycium

Deberemos regar desde la primavera hasta el otoño. El riego se hará con normalidad, pero dejando que se seque el sustrato antes de volver a regar. Evitar los encharcamientos de agua.

Las raíces de los Gymnocalycium, soportan mejor la humedad que otros cactus y se pueden regar más generosamente  en la época de crecimiento.

Durante el invierno, no regar y dejar que se el sustrato esté seco. Se deben mantener a temperatura entre los 5 y 10ºC.

La época de descanso será clave, para que florezca, de lo contrario si no detiene se crecimiento, no florecerá.

Necesitaremos sustratos moderadamente ricos en y con un pH ligeramente ácido. Se adaptan bien a cualquier compost comercial, para cactus y suculentas.

Mezclar 2/3 de compost o sustrato comercial y 1/3 de arena gruesa o gravilla, que sin duda mejorará el drenaje.

Los trasplantes a su lugar definitivo o trasplante a maceta más grande, los haremos en primavera. Estos se harán cada dos o tres años, si procede.

Las especies de este género, necesitarán un abonado con fertilizante líquido diluido al 50%, que aplicaremos una vez al mes, de primavera  a verano.

Son cactus resistentes, que se pueden habituar a sustratos ricos y zonas cálidas, tanto como a rocallas en zonas más frías.

Gymnocalycium denudatum
Gymnocalycium denudatum

Cómo reproducir cactus del Género Gymnocalycium

Se multiplican por medio de semillas, que plantaremos en  la primavera. Las semillas germinan al menos a unos 21ºC.

También podemos reproducirla por medio de brotes o hijuelos, durante el verano.

Este Género de Gymnocalycium, suele hibridizar con facilidad dando unos especímenes muy variables.

Cuáles son las plagas que más afectan al Género Gymnocalycium

Puden ser atacado, generalmente por cochinilla algodonosa.

Mammillaria candida

Mammillaria candida.

La Mammillaria candida, es otra especie del Género Mammillaria de pequeño porte, muy hermosa y que recibe el nombre común de Cactus bola de nieve o Biznaga bola de nieve y en inglés el de Snowball.

Mammillaria candida
Mammillaria candida o Cactus Bola de nieve

Se puede encontar con el nombre de Mammilloydia candida, como si otro género fuese, aunque se habla simpre de la misma planta.

Es una excelente planta para tener en maceta o terrario de cactus.

Origen y entorno mediambiental de procedencia de la Mammillaria candida

Este cactus, es originario de Méjico, más concretamente del Noreste de Méjico en Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, San Luis Potosí y Tamaulipas. Se da en altitudes de entre los 500 y los 2500 m, sobre el nivel del mar.

Su hábitat de desarrollo natural, son las áreas planas y bien drenadas en grietas sobre rocas calizas, colinas, laderas rocosas y paredes de cañones.

Esta especie se encuentra a menudo debajo de arbustos xerófitos, esto es especies de plantas que se han adaptado a lo largo de la vida, a un tipo de ambiente carentes de agua o con muy poca, como los desiertos, picos nevados, tierras áridas, zonas secas o rocosas y en asociación con otras especies de plantas.

Es una especie que se cultiva mucho por su valor ornamental.

No es una especie especialmente amenazada de extinción, aunque se recolecta mucho en su localización. Su peor enemigo es el pastoreo y la acción de la cabras, que se alimentan de ellas.

Es una especie protegida por el NOM-059-SEMARNAT-2001.

Es una cactus globoso, usualmente solitaria, pero que puede formar macollos (conjunto de tallos, flores o espigas que nacen del mismo pie de una planta), hasta de 10 individuos cuando es adulta, pudiendo alcanzar cada uno hasta 20 cm de diámetro.

Mammillaria candida
Mammillaria candida adulta con dos hijuelos o brotes

Cómo es la Mammillaria candida.

La Mammillaria candida, es un cactus globoso, con forma de bola, llamada Cactus  Bola de nieve, debido a que el desarrollo de sus espinas blancas, la cubren densamente y su cuerpo verdoso azulado queda oculto tras ellas.

Su cuerpo de color verdoso/azulado es redondo, globoso, esférico, muy espesa con sus espinas y que suelen llegar a los 10/12 cm de altura.

Es de crecimiento solitario, hasta que desarrolla nuevos brotes o hijuelosEs un cactus perenne simple o eventualmente agrupado.

Las plantas adultas pueden presentarse, como una especie de racimo de cabezas o bolas blancas.

La Mammillaria candida, necesita una exposición al sol directo y también altas temperaturas, para su óptimo desarrollo. La temperatura en invierno, no debería bajar de los 5 ºC.

Cómo son su tallo, tubérculos aréolas y espinas.

Presenta tallo esférico, quizá cilíndrico en su edad adulta y de color pálido verde azulado. Puede desarrollar desde los 12 cm hasta los 30 cm de altura, en el mejor de los casos y entre 6 y 20 cm de diámetro. La cabeza se presenta plana en la parte superior o ligeramente hundida.

En las axilas, se presentan los tubérculos con pelos o cerdas blancas. Los tubérculos son cilíndricos, de 5  6 cm de largo y las axilas tienen entre 4 y 7 pelos o cerdas blancas.

La aréolas, tienen unas 30 a 120 espinas radiales y blancas y de punta oscura, de unos 15 mm de largo. Hay de 6 a 12 espinas centrales, blancas o rosadas, duras y rígidas, de 5  10 mm de largo.

Flores, frutos y semillas de la Mammillaria candida

Desarrolla unas flores de color blanco o rosado, que se presentan formando corona en la parte superior del cuerpo del cactus. Las flores, de unos 2 cm de longitud y 1,5 cm de anchura, están dispersas y florecen cerca del ápice, generalmente en forma de corona.

Mammillaria candida
Mammillaria candida en flor

Cuando dan fruto, éste es con forma de baya larga, de color rosado a rojizo. Florecen en la primavera.

Los frutos, son pues más largos que anchos, rojos o rosáceos, jugosos, indehiscentes o que se abren espontáneamente y de unos 7 a 14 mm de tamaño.

Las semillas de la Mammillaria candida, son de color negro, brillantes, de aproximadamente 1 mm de diámetro, con la cabeza plana o algo abovedada.

Como cultivar la Mammillaria candida.

El cactus Bola de nieve, es sencillo de cultivar y fácil para su desempeño por principiantes. Es de crecimiento lento.

Sustrato adecuado y cómo regar una Mammillaria candida

Para que se dasarrolle correctamente, el sustrato debe ser de mezcla de tierras para cactus normales, siendo muy poroso y con poca materia orgánica. Será un sustrato mineral y con un buen drenaje de maceta.

Evitaremos la turba, que retiene mucha agua y proponer un suelo con un tercio de arena gruesa. Por ejemplo, mantillo, arena gruesa y tierra de jardín a partes iguales.

Para el riego correcto de la candida, regaremos regularmente en verano, pero no en exceso, ya que es muy sensible a la humedad, especialmente por su suculento sistema radical.

Sus raíces se pierden y estropean fácilmente en macetas, que permanecen húmedas durante bastante tiempo.

Se debe dejar sin riego, en seco, con buena ventilación de aire en invierno. En este período de descanso,  no suele haber demasiada humedad atmosférica, aunque se debe controlar.

OJO!! Se debe tener cuidado con no excederse en el riego, ya que tienden a hincharse y desordenarse en crecimiento, si se les da demasiada agua y sombra.

El sustrato, debe secarse completamente entre cada riego. A partir de finales de septiembre, el riego se interrumpe completamente.

Mammillaria candida

Temperaturas. Abono. Trasplante.

Este cactus, se debe mantener preferiblemente alrededor de los 10ºC y con buena iluminación. El descanso invernal, protegido de los extremos de frío y humedad, le proporcionarán la base para una buena floración.

Es bastante resistente a las heladas si se mantiene seco, resistente a temperaturas tan bajas como los -5 ° C.

No obstante, algo de calor durante todo el año aumentará el éxito, manteniéndolos a un mínimo de 5 ° a  8 ° C, durante la temporada de descanso.

Una buena exposición al sol directo en el exterior, luz solar filtrada o sombra de la tarde y en el interior necesita luz brillante y algo de sol directo.

Esta sujeto a quemaduras solares, si se expone al sol directo durante demasiado tiempo. Tiende a broncearse con una luz intensa, lo que favorece la floración y la producción de lana y espinas pesadas.

Para mantener en buen estado nuestro cactus, aunque no imprescindible, podemos abonar con un ferilizante adecuado a cactus y suculentas, un par de veces al año, entre primavera y verano.

Un exceso de fertilizante, puede provocar ataques de hongos y pudrir la planta.

Para el trasplante, lo haremos cada 2 o 3 años. Utilizaremos compost muy poroso. Utilice una maceta con buen drenaje.

Plagas y enfermedades que sufren la Mammillaria candida

La Mammillaria candida, es apetecible para un montón de insectos, aunque esto está en función de su buen estado de salud y condiciones de cultivo, temperaturas, ventilación, sol, riegos, etc.

Mammillaria candida

No obstante puede ser atacado por Araña roja, que actúan por la zona superior, sobre la cabeza del cactus.

También las cochinillas ocasionalmente, ya que encuentran entre las cerdas o lanas un buen escondite. Las peores son las cochinillas de las raíces.

Pulgón, rara vez se presenta.

Por último, lo peor, la podredumbre o putrefacción, que será un problema menor si las plantas estan controladas en cuanto al riego, la humedad y la ventilación.

Cómo reproducir la Mammillaria candida

La reproducción por semillas, que germinan en un plazo de 7 a 15 días y a unos 20 a 27ºC de temperatura ambiente.

Por esquejes, cuándo podamos retirar los hijuelos que aparecen, de al menos unos 2 cm de largo, en la base de las plantas adultas, luego separelos, déjelos secar una semana y plántelos.

No produce muchos hijuelos o brotes y puede tardar muchos años en crecer los suficiente, para dar brotes.

Los esquejes echarán raíces a una temperatura mínima de 20 ° C, aunque mejor con temperaturas más cálidas. Los esquejes deben enraizar entre 2 a 6 semanas.

Se pueden tomar esquejes de brotes sanos, durante la primavera y verano.

Mammillaria vetula

Mammillaria vetula.

El cactus Mammillaria vetula, es un pequeño cactus muy ornamental, muy hermoso y muy decorativo. Perfecto por su tamaño para macetas, maceteros y terrarios de cactus.

Es una especie del Género Mammillaria, para tener en colección, es muy prolífica y de rápido crecimiento, lo que la hace perfecta para poder reproducirla sin problemas. Desde pequeñas, generan un montón de hijuelos.

Mammilaria vetula
Mammilaria vetula en flor

Dada esa facilidad reproductora, se han obtenido muchas variedades que presentan diferencias evidentes en el número de espinas, la densidad de la lana, la longitud de los tallos, etc.

El nombre de Mammillaria, derivado del latín, mammilla, que siginifica tubérculo, en alusión a los tubérculos que son una de las características del género.

Se dan dos subespecies que son, la Mammillaria vetula s.vetula y la Mammillaria vetula s.gracilis. Se diferencian, por que esta última no tiene la espina central, menos espinas radiales, sobre 16 máximo y sus flores son más pequeñas.

Así mismo, hay dos variedades muy repartidas y cultivadas, que son muy bellas y reconocidas que son, La Mammillaria vetula s.gracilis v. Arizona y la Mammillaria vetula s.gracilis v. Clone. Muy similares y espectaculares.

Procedencia y entorno ambiental de la Mammillaria vetula.

Su procedencia es centroamericana de donde es endémico, concretamente de los Estados mejicanos de Hidalgo, Guanajuato y Querétaro. Es normalmente abundante y se presenta en la naruraleza, formando colonias.

Su entorno está en zonas muy altas, entre los 1.600 a 3.500 m de altitud sobre el nivel del mar. Se desarrolla en áreas boscosas y grandes pinadas a gran altura.

No está en peligro de extinción, aunque está muy buscado para uso ornamental. Existen muchos cultivos de Mammillaria vetula, lo que asegura su continuidad.

Mammilaria vetula

Podemos encontar este cactus con diferentes nombres como, Cactus vetulus, Chilita vetula, Escobariopsis vetula o Neomammillaria vetula.

También se la denomina con otros nombres que son sinónimos científicos tales como, Mammillaria gracilis y también como Mammillaria magneticola.

Cómo es la Mammillaria vetula.

La Mammillaria vetula, es un cactus  globoso y de tamaño pequeño. Generalmente su tamaño oscila entre los 10/13 cm de altura y los 4 cm de diámetro, lo que lo hace objetivo claro, para terrarios de cactus.

Este pequeño cactus, se agrupa libremente formando como montículos de cactus. Genera muchos hijuelos con facilidad, a cualquier altura del tallo, fácilmente trasplantables.

Cómo es el tallo y las espinas de la Mammillaria vetula.

Lso tallos son de color verdoso brillante y con numerosas mammilas de color verde oscuro.  Presenta tubérculos  del tallo principal de hasta 8 mm, de forma cónica y algo fláccidos. No exuda látex y las axilas lanudas o incluso también desnudas.

En las mamilas, en su ápice se presentan numerosas espinas blanquecinas, que aumentan el contraste de color de la planta.

Las aréolas tienen de 1 a 2 normalmente y hasta 7 espinas centrales, que son más gruesas, rectas, robustas, con forma de aguja, de hasta 10 mm de largo y de tonalidad rojiza.

Presenta también, espinas radiales en número de 25 al inicio, para llegar a las 50. Son de color blanco, delgadas, rectas, con forma de aguja y de 3 a 10 mm de largo.

Tanto el número de espinas, su grosor, el tamaño de los tallos y la lanosidad en la base de las espinas,  varía según la variedad de que se trate.

Mammilaria vetula
Flor de Mammillaria vetula

Cómo son las flores y los frutos de la Mammillaria vetula.

Las flores de la Mammillaria vetula, son pequeñas y de color amarillo pálido o amarillo limón, de hasta 17 mm de longitud y nacen en las axilas de los tubérculos.

La temporada de floración, se produce en el otoño.

Los frutos son como una pequeña baya alargada, de color blanquecino a verdoso y presentan semillas en su interior de color negro y de muy pequeño tamaño.

Cómo cultivar la Mammillaria vetula.

La Mammillaria vetula, agradece el sol directo y la exposición incluso a altas temperaturas, para garantizar su buen crecimiento.

Si se trata de ejemplares cultivados en invernaderos, quizá deneremos tener más cuidados con las temperaturas extremas.

En ese caso, que será el normal de la mayoría, quizá el sol directo sea muy agresivo en las horas centrales del día, por lo que será conveniente resguardarlo.

OJO¡¡, si la tenemos en el interior, cuidado al exponerlo al sol directo sin aclimatación, ya que se podría quemar severamente.

En invierno, deberemos protegerlos de temperaturas inferiores a los 5ºC y evitar heladas, a ser posible (como mínimo soporta los -4º). Mantendremos el reposo invernal entorno a los 10ºC.

El ambiente ideal será mantener la planta entre los 15 y 35ºC.

Riego. Sustrato. Fertilización. Trasplante.

Regar con moderación durante los meses de verano y mantenerlo seco en invierno. Regar solo cuándo el sustrato esté bien seco y evitar el exceso de agua y los encharcamientos.

Mammilaria vetula v.Arizona Snowcap

Generalmente riegos parcos, cada 3/4 días en verano y semanalmente en primavera y otoño. En invierno, se pueden casi eliminar por completo en interior, quizá un riego de mantenimiento cada 30 días. Al exterior, si acaso, una vez al mes.

Para nuestro cactus, lo mejor será disponer de un sustrato para catus y suculentas, pero que tenga a partes iguales, arena gruesa, mantillo y tierra de jardín.  Lo mejor es un suelo mineral, con un buen drenaje.

Es una planta de crecimiento lento y una vez establecida y aclimatada, vivirá feliz en su posición y con su sustrato, durante años.

Para fertilizar nuestra Mammillaria vetula, deberemos esperar hasta el inicio de la primavera y podremos hacerlo hasta el final del otoño.

Lo ideal será hacerlo con un abono líquido para cactus y suculentas, que nos garantize un buen desarrollo de la planta y una buena etapa de floración. No obstante, no es impescindible el abonado, si la planta goza de un buen sustrato.

Aun a pesar de ser un cactus de pequeño porte, cada dos o tres años, necesitará ser trasplantado. Básicamente cambiaremos el sustrato por uno nuevo, al que añadiremos, si no lo lleva ya, un tercio de perlita.

Mammilaria vetula
Mammilaria vetula v. gracilis

Plagas y enfermedades de la Mammillaria vetula.

La Mammillaria vetula, puede ser objeto de ataques de cochinillas, caracoles, babosas y por nemátodos. Si se da una temporada mucha sequía y calor, puede ser atacada por araña roja.

Igualmente, en función del exceso de humedad o riego, las pudriciones por hongos, son su peor enemigo.

Mammilaria vetula

Reproducción. Esqueje e Injerto.

Para multiplicar la vetula el método más propicio, es el de separar los hijuelos laterales, de los muchos que va generando la planta madre.

También, por semillas obtenidas de los frutos y sembradas en la primavera en un sustrato que sea de tipo arenoso y con la humedad justa, propia de un semillero de cactus.

Este cactus se da bien para ser objeto de operaciones de injerto, de forma que se potencia su crecimiento al contar con una planta pie porta injertos o base, con mayor capacidad de crecimiento.

Un pie de injerto muy socorrido, es el cactus triangular,  Hylocereus.