Agave potatorum

Del Agave potatorum, de la familia de las agaváceas,  se han descrito muchas variedades, por color, tamaño, forma y que rondan entre los 10 y 90 cm, ya desarrolladas.

Sus nombres populares son, Maguey de mezcla, Maguey mezcalero, Tobalá, Maguey del monte o Maguey mariposa.

Hábitat y distribución del potatorum.

Agave potatorum - Tobalá. Maguey mezcalero

Crece y se desarrolla en zonas planas o de poca pendiente, sobre suelos arenosos, con rocas calizas y en altura. Los climas son áridos o semiáridos.

Su origen y hábitat se encuntra en Méjico, más concretamente desde el estado de Puebla, hasta el centro de Oaxaca y Chiapas. Son tierras altas, entre 1.200 y 2.250 metros de altitud.

Son climas áridos o semiáridos, en zonas de poca pendiente o llanas y sobre suelos arenosos y con rocas calizas.

Para su crecimiento óptimo, deben estar a pleno sol, en suelos rocosos arcillosos y/o calizos, bien drenados y pobres en nutrientes. Tolera muy bien largos periodos de sequías.

Son capaces de resistir heladas de hasta -5 ºC, siempre que la tierra permanezca seca.

Crece muy bien en rocallas, maceteros grandes y zonas ajardinadas.

Como son los Agaves potatorum.

El Agave potatorum, Tobalá, es un Agave pequeño, que crece en solitario o que se agrupa lentamente, que forma una roseta suculenta compacta y abierta.

Es una especie muy polimórfica con muchas variedades cultivadas. Las rosetas pueden estar en cualquier lugar entre 10 y 90 cm de diámetro cuando están completamente crecidas.

Agave potatorum - Tobalá. Maguey mezcalero
Agave potatorum var. verschaffelti

El nombre específico de “potatorum”, no tiene nada que ver con las papas o patatas, sino que proviene del genitivo de la palabra latina “potator”, que significa “bebedores”, en referencia al uso de esta planta en la fabricación de bebidas alcohólicas.

Tallo, hojas y flores.

No tienen tallo o éste es muy pequeño.

Tiene de 30 a 80 hojas por roseta, carnosas, rígidas, engrosadas y entrechadas hacia la base. Ovadas y oblongas pero de muy variables en forma y de color.

Su tamaño es de unos 9 a 18 cm de ancho y de 20 a 40 cm de largo y de color verde o gris azulado a gris plateado claro.

Están ligeramente desviados hacia atrás, cerca de las puntas que terminan en una espina distintiva, a menudo torcida o ligeramente ondulada, rojiza, marrón oscuro de hasta 2,5 de largo.

Las espinas marginales cortas a menudo, tienen prominencias similares a tubérculos.

Los dientes suelen ser de color rojo oxidado o amarillento de 0,6 a 1,3 mm de largo, con una separación de 0,5 a 2,5 cm.

Agave potatorum - Tobalá. Maguey mezcalero

Las hojas también tienen huellas de yemas.

Las Flores, se presentan en espigas largas, pueden ser un racimo o una panícula y pueden elevarse hasta 3 a 6 m con flores de color verde claro, teñidas de rojo y subtendidas con brácteas rojas.

Producen pequeños bulbillos y puede llegar a 50 cm de diámetro.

Sustrato, riego, abonado.

El sustrato, en el caso de macetas, debe drenar muy bien y lo conseguiremos mezlando a tercios, mantillo de hojas, arena gruesa y tierra de jardín. El trasplante se hará en primavera.

El riego que debemos aportar al Agave potatorum o Maguey mezcalero, será quincenalmente en verano y con el sustrato bien seco. Durante el parón invernal, mejor no regar.

No es necesario abonar, salvo deterioro o envejecimiento del sustrato. Si se trasplanta, cambiar el sustrato. No es necesario ninguna poda.

Reproducción. Semillas.

La reproducción del potatorum, será por semillas que sembraremos en primavera o verano. Utilizaremos un sustrato rico en materia orgánica. Lo mantendremos en semisombra, o zona de semilleros al efecto.

En la polinización del Maguey de mezcal, intervienen entro otros, los murciélagos, colibríes, calandrias, mariposas nocturnas y demás fauna que libe del néctar de sus flores.

Las semillas propias de la fecundación de los óvulos, son de 1, 5 a 2 cm de largo y de color negro azulado.

Genera hijuelos o brotes basales a partir de las raíces o tallos subterráneos. Son plantas clones de la planta madre y se pueden retirar y plantar por separado, para aumentar la colección de ágaves.

Agave potatorum - Tobalá. Maguey mezcalero
Agave potatorum. Semillas germinadas.

Usos del Agave potatorum.

Su uso principal se centra en la fabricación de mezcal.

El mezcal es una bebida alcoholica, obtenida por la destilación de los jugos fermentados de estos ágaves.

Se utilizan las piñas o cabezas de estos magueyes, aunque existen más especies que se dedican al mezcal.

Agave potatorum - Tobalá. Maguey mezcalero
Agave potatorum. Piñas para fabricación de mezcal.

Para saber más sobre la fabricación del mezcal, os dejo a continuación un video explicativo de fabricación del mezcal, en el Valle de Oaxaca.

 

Agave isthmensis

El Agave isthmensis, de la familia de las Agaváceas, procedente de istmo de Tehuantepec, a lo largo de la costa sur de los estados de Oaxaca y Chiapas.

Agave isthmensis

Por su origen y habitat, esta planta se desarrolla entre los 20 y los 900 metros de altitud, sobre el nivel del mar.  Popularmente se le llama, Maguey istmeño y en inglés Agave de la mariposa  enana.

Se presenta en la zona costera al oeste de Salina Cruz, Oaxaca, también a poca distancia del Océano Pacífico. Existen plantas en la zona interior, orientadas a noreste de la población de Laollaga en Oaxaca.

Crecen entre pastos y rocas, evitando el sol de mediodia aún estando cerca del mar.

Como es el Agave istmensis.

El Agave isthmensis, es un ágave pequeño pero bastante variable, de menos de 30 cm de alto, por un ancho de 10 a 13 cm y de largo de 5 a 7,5 cm de ancho hojas. 

De color gris-azul o azul, que se estrechan hacia la base y su parte más ancha cerca de la punta.

Se ha considerado al Agave isthmensis, una especie problemática que a menudo se le considera simplemente, como una de las muchas formas de Agave potatorum, ya que se crían juntos en la naturaleza.

Sin embargo, en 1993, los botánicos Abisai García-Mendoza y Felipe Palma Cruz, reconocieron a el Agave isthmensis, como una especie distinta, separada del Agave potatorum, basada en las flores más pequeñas y el tamaño general.

Por tanto, A. García-Mendoza y F. Palma Cruz, dieron nombre a este Agave, isthmensis, procedente del istmo de Tehuantepec.

Agave isthmensis

Rosetones, Hojas y Tallo.

Los Rosetones son compactos, pequeños, con 84 a 132 hojas entrelazadas apretadas, solitarios o con pocos brotes rizomatosos en plantas jóvenes y brotes axilares en plantas adultas.

Las plantas vienen en dos formas. La más pequeña con las rosetas agrupadas individuales, no más altas que 12 a 13 cm, y 15 a 20 cm de ancho, mientras que la más grande (cerca de Salina Cruz), mide unos 17 a 32 cm de altura y 25 a 36 cm de ancho.

Las hojas tienen lóbulos redondeados, poco profundos con prominentes dientes de color marrón rojizo oscuro y una espina terminal.

De color gris azulado, azul helado, áspero al tacto hasta 10 a 13 cm de largo, por 5 a 7 cm de ancho, obovado a forma de cuchara , cóncavo, que se estrecha hacia la base y en su parte más ancha cerca de la punta. Apice casi truncado.

Las mejores formas tienen hojas azuladas, dientes negros y espinas negras.

La espina terminal es de color marrón oscuro a negro, lisa, afilada, de 3 a 4 cm de largo y de 6 a 10 mm en la hoja. Contrasta a la perfección con el color polvo azul de las hojas.

Agave isthmensis

Los dientes relativamente grandes, de 1 a 4 mm de largo.

El tallo de la flor puede alcanzar los 150 a 200 cm de altura, con ramas laterales cortas con flores amarillas.

Flor.

El tallo de la flor es delgada y puede alcanzar unos 1,5 a 2,2 m de altura con aproximadamente, con unas 15 a 25 ramas laterales cortas  de 9 a 16 cm de largo, ubicadas en los 3/4 superiores de la planta.

Las Flores son de unos 3,6 a 5 cm de largo, suculentas, amarillas, enrojecidas, de color rojo oxidado, agrupadas en la punta de las ramas laterales.

Los Frutos, en forma de cápsulas, de unos 1.6 a 2,2 cm de largo por 1,0 a 1,8 cm de ancho, ovoides y apiculados.

La Semillas, son de unos 1 a 2 mm de largo, aplanadas y de color negro.

El tallo floral comienza a aparecer en verano, las flores se abren hacia el final del verano y las cápsulas comienzan a madurar en el otoño.
Las Flores, de color amarillo y  de casi 5 cm de largo.

Como cultivar la isthmensis.

Esta es una especie pequeña. Se puede tener a pleno sol costero o mejor, filtrado en zonas de tierra adentro, pero si la planta está en maceta, se quemará fácilmente, dejando extrañas manchas necróticas si se expone excesivamente al sol.

No son difíciles de cultivar, pero son de crecimiento lento y pocas exigencias.

Es medio resistente y puede tolerar heladas leves, pero si se esperan heladas, cubra las plantas con una toalla o manta.

Este Agave crece mejor en un suelo con buen drenaje.

Usos, en rocallas o contenedor (maceteros) de cultivo se adaptará bien esta planta. Está bien adaptado para el cultivo en macetas.

Agave isthmensis

Propagación trasplante.

El Agave isthmensis, es una suculenta y los retoños pueden ser quitados y plantados.

También es reproducida por semilla.

No necesita ser replanteado cada año. La mayoría de las especies que se encuentran comúnmente en cultivo, crecen muy lentamente y tardarán mucho tiempo en necesitar una maceta mayor.

También, evite manipular la planta en exceso, ya que no les gusta que las molesten.

Cuando trasplante la itshmensis, cambie el sustrato por una nueva mezcla para macetas y asegúrese de que la planta esté firmemente anclada en su maceta.

Sin embargo, tenga cuidado de no colocar el Agave demasiado profundo en el sustrato, ya que esto fomentará la pudrición del tallo durante la temporada de crecimiento. Ojo al exceso de agua de riego.

Advertencia:

El Agave isthmensis, puede ser agresivo. Tienen una savia irritante y a veces, espinas muy afiladas que pueden causar lesiones a los niños pequeños e incluso a las mascotas.

Trabaje con ellas con seguridad, use guantes y evite el contacto de los niños pequeños, sin el control paterno.

Agave attenuata

Agave attenuata.

El Agave attenuata, de la familia de las Agaváceas, tiene más de 300 especies que son originarias del sur de Estados Unidos, de Méjico y de parte de centroamérica.

Es una planta muy decorativa, sin dientes, espinas ni púa terminal

Agave attenuata

Como es el Agave attenuata.

Por tanto, nativa de la meseta mejicana, desde Jalisco hasta el este de Méjico. En su habitat, crecen y se desarrollan entre los 1.200 y 2500 metros de altitud.

Se presentan en pequeñas colonias o grupos, en las laderas pedregosas, acantilados rosocos, etc. No es muy frecuente de ver en la naturaleza.

Entre los nombres más populares que recibe estan los de Maguey del dragón, Maguey de cuello de cisne y además, Agave de cola de león, cola de zorro, cuello de cisne, pita del dragón.

Agave attenuata

El Agave attenuata, es una suculenta que genera unos troncos suaves y curvados, a menudo ramificados. Las hojas viejas, se arrugan y caen.

Cuando se desarrollan en el suelo, jardines, llegan a crecer sobre 1 metro de altura o más y con muchas rosetas de hojas. La attenuata carece de espinas.

Tallo y hojas.

Los tallos, son liso y verdes grisáceos, curvados y a frecuentemente ramificados. Crecen hasta 1 metro de altura, dejándo caer las hojas viejas.

Las hojas son anchas, suaves, flexibles y quizá algo traslúcidas. Suelen crecer unos 50 a 70 cm de largo y unos 12 a 16 de ancho. Son de color verde o verde amarillento claro o verde-gris-azulado.

No presentan espinas terminales ni dientes. Surgen del dentro y se van arqueando elegantemente hacia atrás.

El Agave attenuata, es el único Agave que crea un tronco, de hasta un metro de altura y medio metro de ancho.

Flores.

Las flores del Agave attenuata, son de color amarillo verdoso pálido y se presentan en un racimo denso de 1,5 a 3,5 cm de largo.

Agave attenuata
Agave attenuata en flor

A lo largo de los meses, el tallo vertical de la flor se desarrolla inicialmente como un conjunto de cogollos verdes, que van abriendo de abajo hacia arriba con flores de color amarillo verdoso, luego se reflejan hacia el suelo antes de arquearse otra vez hacia arriba.

Todo ese desarrollo, es que le da el nombre de cuello de cisne, de hasta varios metros de longitud.

Las flores generan vainas de semillas y de las axilas de las flores, brotarán muchas plántulas, mientras que la roseta madre muere. No da bayas y no es tóxica.

Tras la floración, la base del tronco dará multitud de hijuelos que facilitarán el proceso de multiplicación. Bastará con trasplantarlos.

Agave attenuata
Agave attenuata en flor

A diferencia de otros Agaves, la atenuata NO muere después de la floración. Puede vivir de 30 a 100 años, es muy longeva.

Florece en la primavera y puede tardar hasta 10 años, en hacerlo.

Como cultivar el Agave attenuata.

La attenuata es una agavácea que funciona muy bien con otras suculentas o resto de plantas tropicales. Puede crecer en la naturaleza o en un contenedor o maceta apropiado.

Es sensible a las heladas, no tolera temperaturas inferiores a los -2ºC.

Tolera bien el sol directo, pero mejor mantenerlo a sombra parcial.

Sustrato y abono.

Es una planta austera en cuanto al sustrato. Puede vivir en suelos pobres, pero lo más indicado es un sustrato rico y bien drenado. Una mezla puede ser 2 partes de turba, una parte de arcilla y una parte de piedra pómez o gravilla media.

Mejor evitar el material orgánico y más parte mineral, calizo y arenoso.

Esta suculenta, la abonaremos cada 3 semanas, en función de la capacidad del contenedor o maceta.

Agave attenuata
Agave attenuata en flor

Abonar durante la floración, para aprovechar la fuerza de la planta, creando flores. Se puede añadir un humus para cactus o compost.

Añadir un fertilizante de liberación lenta, aplicado una o dos veces al año y esto suele ser suficiente.

Riego.

La attenuata es extremadamente tolerante a la sequía, pero mejorará con la humedad y crecerá más  rápidamente si se mantiene bien regada y nutrida.

Durante los meses de invierno, solo se debe regar lo suficiente como para evitar que las hojas se encogan. Las plantas cultivadas al aire libre son más tolerantes a la sequía y pueden tomar algo de calor y pleno sol.

Tolera los ambientes cercanos al mar.

No necesita poda ninguna, pero si se retiran hojas, estas segregarán una savia altamente irritante para los ojos y la piel. Actuar con guantes y evitar a los niños hacerlo.

Multiplicación.

La propagación será por semillas o mediante la eliminación de retoños, producidos en la base de plantas más viejas o utilizando los bulbillos pequeños producidos en toda la longitud del tallo de la flor.

Agave attenuata
Agave attenuata, brotes o hijuelos

Las semillas germinan fácilmente cuando están frescas. Los retoños basales se pueden eliminar en primavera o verano, dejando que los recortes se sequen durante unos días antes de introducirlos en el compost.

Para quitar los hijuelos, los cortaremos desde la base con un cuchillo de filo (bien afilado) y previamente desinfectado con alcohol.

Los dejaremos reposar un par de días para que se seque la herida y luego los plantaremos en macetas individuales con sustrato que sea arenoso, las regaremos de forma habitual y las pondremos a semisombra y al exterior si es posible.

Al ser una planta desarrollada, aunque pequeña, podremos actuar de igual forma que con la planta madre. Ojo al exceso de agua, por lo que comprobaremos el buen drenaje de la maceta.

Plagas y enfermedades.

Son plantas muy resistentes a plagas y enfermedades, pero lo más común es la aparición de hongos. Generalmente por exceso de riego, el tallo se pudre.

Ojo con las plagas de caracoles, que pueden morder y comer las hojas de la attenuata.

Agave attenuata variegata.

Traemos aquí una variante de la attenuata, el Agave attenuata variegata, ya que es muy similar.

EL Agave attenuata variegata, es una planta muy bella, ornamental y de la cual podemos encontrar diferentes coloraciones y diseños que la hacen todavía más vistosa. Aconsejable al 100%, por su empaque y belleza.

Agave attenuata variegata

Es una planta débil, pero llamativa y muy costosa, es básicamente la misma que el Agave attenuata normal, excepto las hojas anchas, suaves, azul-verde claro que están marcadas con rayas amarillas de cremosos contrastantes.

La variegata, tiende a ser más lenta y no parece crecer tan rápido ni crecer tanto. Puede tomar mucho sol directo, pero una toma de sol filtrado, es más seguro.

El grado de variación varía considerablemente de una planta a otra, algunas son casi completamente verdes, con solo algunas franjas finas de color crema, mientras que en el otro extremo, las podemos encontrar casi completamente blancas.

Las más blancas son las más admiradas y caras, pero también los más lentos y difíciles de cultivar, especialmente los muy blancos. Es una planta que en maceta es muy bella y ornamental.

Agave attenuata variegata

Si se planta en el jardín, es probable que alcance los 90 a 120 cm o más de altura, incluso más ancho con muchas rosetas de hojas.

La variegata,  no tiene espinas a diferencia de sus primas espinosas.

Tallo y hojas.

Los tallos son de color gris y son lisos, curvados, a menudo ramificados, que se elevan hasta 100 cm de altura (inusual entre los agaves) y finalmente, las hojas viejas se caen.

Las Hojas, son anchas, suaves, flexibles, algo translúcidas, de unos 50 a 70 cm de largo y de unos 12 a 16 cm de largo.

Las hojas son de color verde claro, de color verde amarillento claro o verde gris / azul.

No hay dientes ni espinas terminales, aunque las hojas se afilan a puntos que se desgastan con la edad.

Surgen de una lanza central apretada, para arquearse elegantemente hacia atrás, pareciéndose un poco a una gran flor verde abierta.

Agave attenuata variegata

Flores.

Las flores son de color amarillo verdoso pálido, en un racimo denso de unos 1,5 a 3,5 de largo.

A lo largo de muchos meses, el tallo vertical de la flor se desarrolla, primero como una masa de cogollos verdes que se abren de abajo hacia arriba, en flores de color amarillo verdoso, luego se inclina hacia el suelo, antes de arquearse nuevamente hacia arriba.

Las flores son seguidas por vainas de semillas y de las axilas de las flores brotarán muchas nuevas “plántulas”, mientras que la roseta madre muere lentamente.

A diferencia de otros miembros de su familia, esta planta no muere después de la floración.

Florece en la primavera, aunque puede tardar hasta 10 años.

Como cultivar la variegata.

La Attenuata variegata, se puede plantar con otras especies sin problema y es válida para tenerla en maceta o contenedor y también muy apta para rocallas en nuestros jardines.

Agave attenuata variegata

Sensible a las heladas y a -2ºC quedará muy dañana. Tolerante a suelos pobres y soporta bien la sequía.

No obstante, deberemos aportar un buen sustrato, como en el caso de su prima la attenuata.

Regar poco en invierno y en verano regar cada 20 dias o antes si es por necesidad ambiental.

La reproducción será por semillas o por esquejes o retirada de brotes nuevos. Las semillas germinan con facilidad y los brotes o retoños nuevos, se deben de retirar en primavera o incio del verano.

Yuca

Cómo es la Yuca.

La Yuca, es una planta suculenta del género Yucca, compuesto de 35 a 50 especies de la familia Agaváceas.

Nativas de Norte y Centroamérica, caracterizadas por sus rosetas de hojas con forma de espadas y por sus racimos de flores blancas.

No debe confundirse con la yuca o mandioca comestible.

La gran mayoría de las especies del género se localizan en las zonas áridas y semiáridas de los Estados Unidos y de Méjico.

Desde un punto de vista morfológico, se trata de plantas perennes, suculentas, acaulescentes, arbustivas o arborescentes.

Es una planta bastante pequeña, con rosetas de hasta 25 cm de diámetro. Miden entre unos 60 cm y 3 metros de altura y una envergadura de 60 a 100 cm.

Crece con lentitud, unos 15 a 30 cm anualmente.

De hojas ascendentes, en general, agrupadas hacia los extremos de los tallos, más o menos rígidas, planas o convexas, amarillo-verdosas, verdes o glaucas.

Algunas veces estriadas, con márgenes lisos, dentados o fibrosos y ápice agudo.

Yuca, cactus, suculentas

Flores.

Las Yucas florecen con dificutad y no desprenden olor alguno. Las flores o la inflorescencia en panícula, erecta o pendular.

Flores campanuladas o globosas, con seis tépalos curvados, libres o ligeramente unidos en su base.

De color blanco-cremoso, algunas veces con tintes rosáceos o morados.

El fruto puede, tanto carnoso, baya, como seco y esponjoso.

Yuca, cactus, suculentas

Iluminación y temperatura.

Las Yucas necesitan de una buena y abundante iluminación. Les va bien estar al aire libre en verano, en zonas bien soleadas.

En invierno, no les gusta la temperatura alta o exceso de calor, entre 7º y 12ºC. En verano, en zonas soleadas y ventiladas ala ire libre.

Riego, abonado y poda.

Regar abundantemente en verano, de dos a tres veces a la semana. En invierno regaremos cada 10 días.

En cuánto al abonado, que sea abono líquido diluido en el agua de riego en los meses de verano. Es aconsejable, aplicar la mitad de la dósis indicada por el fabricante del abono, manteniendo un buen sustrato.

La Yuca agradece que se le rocíen con agua las hojas, de forma semanal en verano, estando al aire libre. Tenga en cuenta el buen drenaje de la maceta.

El principal atractivo de la Yuca, es su aspecto y rusticidad, preparadas para la conservación del agua, requieren no demasiado riego.

Esto hace que las Yucas se cultiven ampliamente como plantas ornamentales.

Tanto los tallos, como los frutos de muchas especies, son comestibles, aunque es difícil observar este uso.

No es necesaria ninguna poda, tan solo quitar las hojas muertas que queden en la parte baja de la planta.

Cómo se reproduce la Yuca.

Particularmente interesante, es el sistema de polinización de la Yuca.

Existe una relación entre las Yucas y varias especies de lepidópteros, conocido como la “mariposa de la Yuca”.

Son estos insectos los encargados de transportar el polen desde los estambres de la flor masculina, hasta el estigma de la femenina.

A la vez y aprovechándose de la planta, deposita sus huevos en el ovario de la flor.

Al nacer la oruga de la mariposa, ésta se alimenta de las semillas de la planta, pero deja las suficientes para que ésta se pueda reproducir.

Las Yucas se reproducen tanto sexualmente o sea, por semilla, como vegetativamente o sea, por brotes o retoños.

En el medio natural, se conoce la asociación entre las especies de Yuca y su polinizador coevolutivo y parásito de sus semillas, la mariposa de la Yuca .

Frecuentemente los retoños se originan en plantas relativamente jóvenes.

Como los hijuelos crecen tan rápidamente como la planta madre, reproducen esos grupos de individuos, que parecen haber nacido casi juntos.

Otras veces los retoños se producen en el tronco principal de la planta madre, por rotura de sus ramas.

Algunas veces las ramas derribadas emiten raíces y brotes, formando así una nueva planta.

Hay que tener en cuenta el fenómeno de la hibridación de la Yuca, de la que se produjeron numerosas especies híbridas.

A continuación un vídeo sobre como reproducirla y trasplantarla.

Está en inglés, poned subtítulos y se entiende perfecto.

Trasplante.

Cuándo la Yuca es jóven, trasplantar de maceta una vez al año. Al cabo de tres o cuatro años, sustituir el sustrato o compost.

Cuándo cambie el sustrato, déje la Yuca a la sombra un par de días, para que se estimule el sistema radical y se generen nuevas raíces en el compost.

Plagas y enfermedades.

Un mal o enfermedad que suele afectar a las Yucas, es el amarilleado de las hojas, empezando por la hojas de la parte baja. Este problema es debido a la falta de iluminación o iluminación insuficiente.

Cambiela a un lugar más iluminado o soleado.

Moho gris. Botritis

La presencia de Moho gris o Botritis, es un ataque de hongos sobre las hojas, que debe ser tratado con azufre espolvoreado.

Debe poner la planta en zonas más aireadas.

Cochinilla.

La aparición de la plaga de cochinillas, se da en el envés de las hojas de la Yuca, principalmente.

Si puede, retirelas una a una con un paño o torunda de algodón, empapado de alcohol metílico. También puede aplicar un insecticida sistémico comercial al efecto, por ejemplo, Folithion.

Qué usos tiene la Yuca.

Se trata de un género que ha sido muy empleado desde tiempos prehispánicos.

“La Yuca fue para los indios, lo que el bambú es para los asiáticos”.

Entre otros su utiliza la Yuca para, cestería, cordelería, tejidos artesanales, relleno de muebles, fabricación de escobas y cepillos.

Hay quien lo utiliza como sustituto del jabón.

Además, tiene unos usos medicinales de las raíces, como laxantes, purgantes, etc.

También  se usan como forrajes de ganado, sus troncos en construcción, como combustible, como plantas ornamentales, etc.

En la actualidad, la utilización de las partes de la Yuca, es por ejemplo, el extracto de esta planta, que es utilizado como medicina naturista, como espumante y saborizante, en la industria de refrescos y alimentos.

Pero su uso más generalizado, es como ingrediente de los alimentos en la industria avícola, porcina, bovina y especies acuícolas.

También se usa, en la industria de los alimentos para mascotas.

Otro uso es para el tratamiento de aguas residuales y desechos orgánicos para la reducción de amoniaco, sulfuro de hidrógeno y malos olores.

Agave azul o Pita

La planta, Agave Americana, pertenece a la familia de las Agaváceas.

Comúnmente conocida como, Pita, Agave Azul, Maguey, Cabuya, Fique o Mezcal .

Es un género de plantas monocotiledoneas, generalmente suculentas.

Pertenece a la familia Agaváceas, a las que da nombre.

Los Agaves representan un grupo de plantas suculentas originadas en la América tropical y subtropical, incluyendo la zona del Caribe.

Su distribución abarca del sur de los Estados Unidos  hasta Colombia y Venezuela.

Las tierras altas de Mesoamérica parecen ser el núcleo original de los Agaves cultivados.

En España, Agave americana es citada en las cartas de Juan de Castañeda, siglo XVI, al igual.

En el siglo XIX eran conocidas numerosas especies del género.

Agave, Pita, cactus y suculentas

Se estima que generó una enorme diversidad de especies, superando las 300.

Cómo es el Agave

La Pita, morfológicamente,  posee en general hojas alargadas dispuestas en espiral, sobre un corto y a menudo invisible tallo, formando una roseta.

Esta morfología es una adaptación destinada a captar agua por las hojas, que es transportada a la zona radical.

Las hojas en general son duras, o al menos rígidas y muy fibrosas.

Numerosas especies poseen dientes marginales prominentes y en la mayoría, existe una espina terminal rígida.

El número de hojas por roseta puede variar de 20 a 200, dependiendo de la especie.

Las hojas son gruesas y suculentas y en ellas poseen células especializadas para el almacenamiento de agua.

La mayoría poseen una cutícula dura, una adaptación para prevenir la pérdida de agua en zonas desérticas.

La espina terminal puede ser alargada o corta, recta, curvada o cilíndrica, con o sin excavación basal, pero en la mayoría de los casos punzante.

El color varía de verde brillante a gris-azulado intenso.

Las hojas en general son glabras y cuentan con fibras alargadas en toda su longitud, siendo este carácter importante en algunas especies, utilizadas ambas para la producción de fibras.

Las hojas viven durante mucho tiempo, de 12 a 15 años, a menudo durante el ciclo completo del individuo.

Algunas especies forman numerosas rosetas, mientras otras solamente producen una o dos.

Las raíces son fibrosas, con crecimiento radial.

Las más viejas son gruesas, mientras las jóvenes son finas y muy ramificadas, lo que supone una adaptación para la captación de agua en zonas desérticas.

Como son las flores del Agave.

Las flores cuentas con 6 tépalos, en general de color amarillo o dorado, pero también blanco y rojo.

Las inflorescencias son, en general espectaculares, variando de 1,8 m hasta más de 12 m de longitud.

La mayoría de las especies desarrollan gran cantidad de hijuelos basales alrededor de la roseta original, formando espesas colonias que van desarrollándose y fructificando.

La roseta muere cuando se completa la floración . Las semillas son negras, aplanadas y numerosas.

Cómo es el hábitat de la Pita.

Los Agaves necesitan un clima semi seco y cálido, con temperaturas promedio de 22º C, generalmente a una altitud entre 1500m a 2000m.

Los suelos para un crecimiento óptimo serán, arcillosos y permeables y de origen preferentemente volcánico.

Es muy importante la exposición al sol, requieren mucha luz solar,  con 300 días de  insolación al año.

Le sirven incluso, los terrenos abandonados en los bordes de la carreteras, dónde se pueden ver con facilidad.

Usos del Agave Azul.

Esta planta tiene gran variedad de usos, aunque su uso actualmente es mayormente ornamental, en parques y jardines.

Ya para los aztecas, el Agave Azul o Pita era vital para su vida diaria, ya que la usaban para comer, beber, vestirse puesto que de ella extraían fibras para la confección de ropa y como material para escribir.

El Agave es una planta comestible siendo las hojas, las flores, los tallos y la savia las partes, aptas para consumo humano.

De esta planta se obtiene la bebida alcohólica,  el famoso “Tequila”, una de las bebidas más tradicionales de México.

La savia, es utilizada comúnmente como un extracto dulce, a la cual generalmente se le llama como jarabe de agave, néctar de agave, miel de agave o sirope de agave.

El Agave tiene además, propiedades medicinales, como desinfectante, antisépticas, laxantes, diuréticas y como depurativo.

Uno de los beneficios del Agave,  es ser un sustituto del azúcar, sobre todo en pacientes diabéticos, principalmente por su bajo índice glucémico.

Es decir no causa un aumento tan drástico de los índices de glucosa tal y como lo provoca el azúcar común, además de esto cabe destacar que es un producto 100% natural y orgánico.

También contiene altas cantidades de fructosa, la cual se potencia con los minerales que posee entre los que incluimos al hierro, calcio, potasio, magnesio.

El sirope de Agave se caracteriza por su potente poder endulzante, el doble que el azúcar común, gracias a su composición principalmente fructosa en un 70% y glucosa en un 25% poseyendo más calorías que el azúcar común.

Agave, Pita, cactus y suculentas

Cómo reproducir el Agave o Pita

Desde un punto de vista hortícola se reproducen por semillas, esquejes, esquejes foliares y división de plantas maduras.

El modo más común de reproducción es por rosetas o brotes rizomatosos naciendo de la planta parental.

Un segundo método, menos común de propagación es la producción vegetativa de bulbillos.

La edad óptima de reproducción es entre los 3 y los 5 años, anualmente puede producir entre uno y dos hijuelos, los cuales, una vez separados, se deben plantar, cubriendo un 75 % de su volumen con el sustrato.

Su crecimiento es muy lento y tarda de 8 a 10 años en alcanzar la madurez.

La floración se produce una sola vez, emite un largo tallo de casi 10 m de altura (puede ser ramificado) que nace del centro de la roseta, con numerosos grupos de pequeñas flores tubulares.

La planta muere tras desarrollar el fruto, pero por lo general produce retoños en su base.

Advertencia.

No obstante, el consumo en exceso de jarabe de Agave, puede ser perjudicial para nuestro organismo.

Con tanta cantidad de fructosa (un 85% de la miel de Agave), el hígado puede sobrecargarse, transformando la fructosa en grasa.

Puede por tanto aumentando la cantidad de triglicéridos en la sangre.

Además, corremos el riesgo de sufrir la enfermedad del hígado graso.